Derechos Humanos, Política

Educación sexual para la niñez: lo bueno, lo malo y lo feo

Educación sexual. VoxBox.

Derechos Humanos.- La campaña electoral presidencial y los intentos de privatizaciones son temas importantísimos para la sociedad, y está muy bien que estén en agenda casi permanente en los medios, pero la niñez y la adolescencia también son temas vitales: crear mecanismos para procurarles una vida digna debe ser, ahora y siempre, una prioridad.

Esta semana, un grupo de ciudadanos pertenecientes a la sociedad civil presentaron un anteproyecto de ley (acompañados por diputados de derecha), llamado Ley de Educación en Afectividad y Sexualidad Responsable.

La idea es que esta ley contribuya a reducir embarazos en niñas y adolescentes. Con esta ley se estaría obligando a los centros educativos a impartir la asignatura de Afectividad y sexualidad responsable. Sí, educación sexual para la niñez y adolescencia, justo lo que El Salvador y toda Centroamérica necesitaba desde hace muchos años. Así que, sí, es una buenísima noticia.

Vamos a hacer un pequeño análisis de lo que esta ley podría significar. Para simplificar la lectura, vamos a hacerlo así:

Lo bueno

Son tres ejes principales en los que se sostiene la iniciativa: la prevención de embarazos en niños y adolescentes, las enfermedades de transmisión sexual y el desarrollo integral de los jóvenes. Para cumplir con esto, además, se busca que las familias se comprometan y colaboren con este proceso.

Todo esto está perfecto: una de las grandes deudas que tiene el Estado con la niñez y adolescencia es la falta de comunicación sobre temas que son vitales. Es una deuda (ahora sí cabe utilizar el término) histórica que debe saldarse lo antes posible. No podemos seguir considerando que satanizar el sexo para que no lo practiquen, o pidiéndoles a las niñas que “cierren las piernas”, sea nuestra educación sexual. Además de machista y misógina, es una visión anticuada de la realidad.

Así que, en resumen, esto es lo bueno: con esta propuesta de ley se está removiendo el tabú ilógico de hablar de sexo abiertamente en las escuelas.

Lo malo

La iniciativa consta de 11 artículos y, entre otras cosas, contempla la creación de una Comisión Interdisciplinaria, presidida por el Ministerio de Educación, que será el encargado de desarrollar el Programa Nacional de Educación Afectiva y Sexualidad.

Esto no es malo per se, y es incluso lógico que sea el ministerio el encargado de esto, pero para llevarlo a buen puerto debe existir toda una estructura organizativa y de capacitación intensa… y pues, todos sabemos del mal que adolecen nuestras instituciones.

Para no ir más lejos con los ejemplos, tomemos el caso de la Ley De Protección Integral De La Niñez Y Adolescencia (LEPINA): ¿cuál es el esfuerzo que ha hecho el Estado por acercarla al conocimiento de todos? ¿Cuántas veces no se ha pasado por alto esta ley para favorecer a ciertas personas o grupos de poder? No estamos siendo pesimistas porque sí, solo estamos haciendo hincapié en una realidad muy salvadoreña: las leyes no se respetan.

Lo feo

Los que acompañaron la iniciativa fueron diputados de diversos partidos, entre los que se encontraron miembros de ARENA. Sí, el mismo partido que gobernó durante tantos años y que nunca antes procuró este tipo de iniciativas, el mismo partido que se empeña sistemáticamente en negar derechos fundamentales a las mujeres y a otras minorías.

Y no es que tengamos mala intención con este partido (que sí la tenemos un poco): qué bien que ahora estén apoyando una iniciativa como esta. Pero debido a los tiempos en los que se presenta, todo se reduce a las presidenciales que se avecinan y a cómo una acción puede o no afectar el triunfo.

Pero entre lo feo, hay que reconocer otra cosa buena: la discusión que se desató entre dos diputadas de este partido nos da una luz de que las cosas quizás están cambiando… Poco a poco, pero están cambiando. Esperamos que para bien.

Pero ojalá nos estemos equivocando. Ojalá este tipo de iniciativas no se perviertan y puedan contribuir al nacimiento de un mejor El Salvador: la educación sexual debe ser un tema esencial, libre de partidismos y aspiraciones electoreras.

Pero no podemos dejar de tener nuestras dudas.

VoxBox.-

Artículo previoSiguiente artículo
Antisistematizar es una forma de vida, es ir en contra del sistema, rompiendo moldes y atreviéndonos a hablar de temas que nos importan, como la política, la sexualidad, la cultura, la música y todo aquello que nos libera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *