Corrupción, Política

Elecciones internas y primarias: ¿Sirven para algo?

Elecciones internas. VoxBox.

Política.- Como muchos de ustedes sabrán, en febrero de 2017 fue aprobada en la Asamblea Legislativa la Ley de Partidos Políticos que, entre otras cosas, establece que los partidos deben realizar elecciones internas para la selección de candidatos a cargos de elección popular.

La idea era democratizar la elección de candidatos “con voto libre, directo, igualitario y secreto de sus miembros o afiliados inscritos en el padrón correspondiente a su circunscripción territorial y de conformidad a las normas establecidas”.

Antes de seguir, tenemos que hacer una distinción importante: las elecciones internas y las primarias no son las mismas, aunque el espíritu democrático en ambas sí es igual.

Diferencia entre elecciones internas y primarias

Una elección primaria es una elección en la cual los votantes bajo una jurisdicción seleccionan al candidato o candidata que un partido presentará a una elección pública posterior. O sea, al igual que las internas, se trata de una forma democrática de preseleccionar el candidato que un partido presentará a un proceso electoral determinado.

Sin embargo, y aquí es donde radica la diferencia, en las primarias participan todos los ciudadanos, estén o no inscritos como miembros de un partido.

Así funciona, por ejemplo, en Estados Unidos: todos los ciudadanos gringos pueden votar en las primarias, no solo los que son militantes o registrados en alguno de los partidos. Lo único que tienen que hacer es inscribirse para las primarias y establecer en cuál de las internas quieren participar, si en la de los demócratas, republicanos o en cualquier otro partido. Pueden elegir libremente cualquiera, pero solo pueden escoger uno.

Una vez hecho esto, tienen la posibilidad de ir a votar por el precandidato que crean conveniente, en el partido por el que se hayan inscrito.

En cambio, en las internas solo pueden votar los militantes del partido. Es decir, solo los que estén ya inscritos como miembros de alguno de los partidos.

En Estados Unidos se utilizan las dos. En países como El Salvador, en los que las leyes son todavía muy precarias, hasta hace apenas dos años (como te mencionamos al inicio) se comenzó a hacer uso efectivo de las internas.

¿Cuál de las dos formas es más democrática?

Pues ya poniéndonos muy mal pensados, ninguna. En ambos casos de los institutos políticos se puede hacer fraude, se puede manipular y, al final del día, es posible que el candidato o candidata sea el que la cúpula quiere y no el que la gente decida. Algo como lo que está pasando con los dos grandes partidos en El Salvador.

Nada menos ayer publicábamos este audio filtrado de Javier Simán, en el que hablaba de un fraude territorial para beneficiar a Carlos Calleja.

Lo mismo sucede con el caso del FMLN: durante varios meses barajaron la posibilidad de solo llevar un precandidato, ungido por la cúpula, para postularse como candidato. Sin embargo, a raíz de la derrota sufrida el 4 de marzo, tuvieron que replantearse su estrategia. Aunque por todos es sabido que el candidato será Gerson Martínez.

Lo peor de este tipo de cosas no es el hecho de que los partidos pongan como candidato a personajes oscuros, que responden a intereses mezquinos, sino es el que con este tipo de acciones se debilita cada vez más la ya de por sí frágil democracia.

El espíritu o la intención de este tipo de leyes, como lo mencionamos antes, es el de mejorar las estructuras democráticas del país. Pero mientras los partidos sigan apostando por prácticas rancias y escogiendo a los candidatos de dedo, la ley queda como muchas otras: degradadas a simple letra muerta.

La izquierda no está en peligro: el caso del FMLN

VoxBox.-

Artículo previoSiguiente artículo
Antisistematizar es una forma de vida, es ir en contra del sistema, rompiendo moldes y atreviéndonos a hablar de temas que nos importan, como la política, la sexualidad, la cultura, la música y todo aquello que nos libera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *