Now Reading
Bebés que vuelan: Guía para sobrevivir un viaje con un bebé

Bebés que vuelan: Guía para sobrevivir un viaje con un bebé

View Gallery

Opinión.- Cuando mi hija cumplió 4 meses hizo su primer viaje en avión. Acompañamos a su papá a un entrenamiento en San José, Costa Rica. Desde nuestra ciudad, San Salvador, salen vuelos directos que duran una hora aproximadamente: nada mal para padres primerizos que se entrenan en el arte de viajar con bebés.

Habrá gente que te diga que viajar con bebés es complicado, que no vale la pena hacerlo si están pequeños, bla, bla, bla. No hay razón para dejar de hacer lo que te gusta por haberte convertido en padre o madre, ya que tu bebé puede encajar perfectamente en tu estilo de vida. Simplemente tienes que decidirlo. Desde mi punto de vista, ser mamá, mantener vivo tu espíritu joven y ofrecerle a tu bebé la oportunidad de viajar es una de las experiencias más cool del mundo.

Con solo 14 meses, Alazne ya ha viajado en avión muchas más veces que algunos de mis amigos más cercanos. La experiencia de viajar con bebés hace que el proceso se vuelva cada vez más fácil, y aun así es natural experimentar un poco de ansiedad. Tener a la mano una lista de las cosas indispensables que debes llevar en la maleta cuando viajas con un bebé, te ayudará a estar tranquila y disfrutar del trip.

Aunque son tan pequeños, puede resultar sorprendente la cantidad de cosas que hay que empacar cuando se viaja con un bebé. El viaje inicia desde que sales de casa y, para estar bien preparado, tienes que tomar en cuenta la hora de salida de casa, la hora de llegada a tu destino, el cambio de horario (en el caso de distancias largas), comida, medicinas, ropa de verano o invierno, suficiente leche, entre otras cosas.

Escribo esta entrada para compartirles la lista de cosas indispensables para viajar con bebés. La diseñamos Alazne y yo desde nuestra experiencia. Espero que les sirva:

TOP 10 de cosas indispensables para viajar en avión con un bebé

En la maleta de mano…

La maleta de mano tiene que cumplir dos objetivos: el primero es que contenga lo necesario para abastecer a tu bebé, al menos dos días (en el caso de que tu equipaje documentado se extraviara o se atrasara en llegar); y el segundo, que sea lo más liviano y práctico posible:

1. Suficiente leche

leche
Si viajas con bebés, está permitido portar líquidos dentro de la cabina.

Esta es la palabra clave: suficiente. Aunque portar líquidos dentro de cabina no está permitido, cuando viajas con bebés hay una excepción. Puedes viajar con los biberones llenos de agua a la medida de lo que corresponde a tu bebé, según su edad. Para vuelos cortos que duran entre 1 a 3 horas, yo te recomiendo llevar entre 3 y 5 cargas de leche, ya que es importante considerar la duración del traslado de tu casa al aeropuerto, las horas de espera, las horas de vuelo, el traslado hacia tu destino final y cualquier otro imprevisto. Para vuelos largos, puedes llevar el contenido de una lata de leche en una bolsa Ziploc, para que te quite menos espacio y además del agua de los biberones, en el vuelo te pueden abastecer de agua embotellada o hervida.

En uno de nuestros viajes a la Ciudad de México, nuestro vuelo fue cancelado dos veces seguidas. Cuando un bebé tiene hambre no entiende de razones, de atrasos ni de problemas con el clima. Estar bien preparado con suficientes biberones hará una diferencia significativa entre la calma y la peor de las experiencias. Créeme.

2. Kit para cambio de pañal

Puedes encontrar travel baby wipes, que son paquetes de toallas húmedas más pequeños ideales para la maleta.
Puedes encontrar travel baby wipes, que son paquetes de toallas húmedas más pequeños e ideales para la maleta.

Los baños de los aviones son pequeños. Cambiar a un bebé con una mano y sostener la pañalera con la otra es complicado, y aun cuando realizaran la tarea entre dos personas resultaría complicado por el poco espacio. Una de las soluciones que yo recomiendo es crear “kits de cambio de pañal”, ya que dentro de una bolsa Ziploc puedes meter un pañal, toallas húmedas, algodones y crema, de manera que no tengas que llevar toda la maleta hasta el baño: eso te ayudará a manejar mejor la falta de espacio.

3. Manta o frazada

Las mantita favorita de tu bebé, así tú estará segura de que es cómoda y está limpia.
Las mantitas favoritas de tu bebé: así tú estarás segura de que son cómodas y están limpias.

Aunque en la mayoría de aerolíneas te ofrecen almohada y frazadas, me he encontrado con algunas que no tienen ni cinturón de seguridad para infantes (aunque te cueste creerlo, es verdad). Puedes llevar contigo una manta liviana para no dejar que tu bebé pase frío, y así también te aseguras de que sea suave y esté limpia.

4. Chupete

Si no quieres darle un chupete, también puedes darle el biberón o ponerle tu pecho.
Si no quieres darle un chupete, también puedes darle el biberón o ponerle tu pecho.

El chupete ayuda a que no se le tapen los oídos a tu bebé en el momento del despegue y del aterrizaje. Si tu bebé no usa chupete, también puedes sustituirlo por un biberón o por darle pecho (leche materna). Lo importante es que el bebé esté succionando durante el despegue y aterrizaje. Si se le tapan los oídos puede resultar doloroso para el bebé y seguro también para ti.

5. Coche o carreola

xarrito

El coche también es parte de la maleta de mano. No importa si es grande o pequeño. Podrás pasear a tu bebé en cualquier aeropuerto, tendrás que entregarlo a la aerolínea justo antes de abordar y te lo devolverán según salgas del avión. Llevar el coche te será sumamente útil para que tu bebé pueda dormir si le apetece y tú descansar o comer tranquila.

En el equipaje que vas a documentar…

Hay muchas cosas que puedes llevar en la maleta. Lo más importante es que pienses en si lo que llevas es útil o no. Los bebés suelen ensuciarse con facilidad, por lo que deberías llevar aproximadamente dos cambios de ropa por día.

Una vez establecidos en su destino, lo más probable es que puedas conseguir cualquier cosa que se te haya olvidado. Sin embargo, yo quiero sugerirte 5 cosas que son indispensables:

6. Pañales

Los pañales quitan mucho espacio en la maleta, puedes llevar lo que consideres necesario mientras los compras en tu lugar de destino.
Los pañales quitan mucho espacio en la maleta. Puedes llevar lo que consideres necesario, mientras los compras en tu lugar de destino.

Aunque los pañales los puedes conseguir casi en cualquier lugar (incluso en las farmacias de los aeropuertos), yo te recomiendo que lleves los necesarios para no tener que comprar durante un mínimo de tres días. Los pañales quitan un montón de espacio en la maleta, por lo que una solución es que los compres una vez te establezcas en tu destino.

7. Bolsa para esterilizar biberones

bolsabiberon

Avent tiene unas bolsas para esterilizar biberones que son fantásticas. Se pone dentro del microondas durante 1 a 3 minutos y listo. Cada bolsa la puedes utilizar un máximo de 10 veces. Son superútiles y prácticas. En El Salvador las venden en Simán y Bebé Mundo.

See Also
Afiche de Parásitos.

8. Pijamas

Las pijamas son cómodas, prácticas y ahorran muchísimo espacio en la maleta.
Las pijamas son cómodas, prácticas y ahorran muchísimo espacio en la maleta.

Las pijamas son lo más práctico para vestir a un bebé pequeño, son cómodas y no te quitan tanto espacio en la maleta. Aunque parece algo obvio llevar pijamas, a veces nos concentramos más en otras cosas y estas se nos pasan por alto.

9. Solución salina y aspirador nasal

Las pijamas son cómodas, prácticas y ahorran muchísimo espacio en la maleta.
Aspirador nasal en forma de perilla. Son los más efectivos.

Esta claro que si tu bebé usa algún tipo de medicamento especial, este debe ir siempre en tu cartera o maleta. Sin embargo, un problema común para los bebés son los catarros que pueden llegar con el cambio de temperatura. Nos pasó en México: mi hija se despertó en la madrugada con la nariz tapada y yo no había llevado ni solución salina ni aspirador nasal 🙁  . No te quiero contar la noche que pasamos. Al día siguiente fue lo primero que salí a comprar. Desde entonces no viajamos sin ellos. Solución salina para bebés y un buen aspirador nasal (los de perilla, como en la foto, son los más efectivos) lo puedes encontrar en cualquier farmacia y no necesita receta médica.

10. Mosquitero y repelente

repelente

El mosquitero y el repelente me recuerdan a los seguros contra accidentes automovilísticos. A lo mejor no los uses frecuentemente, pero si un día los necesitas te arrepentirás de no tener uno a la mano. Si tu bebé está durmiendo o jugando tranquilo, protegido de los insectos, tú también estarás tranquila. Existen mosquiteros para coche y para corral, y los repelentes suelen ser permitidos para mayores de 6 meses.

Viajar con tu bebé es una excelente decisión, no lo pienses tanto. Es una experiencia maravillosa conocer nuevos lugares, personas, culturas, colores, olores y para ti, ver a tu hijo o hija descubrir el mundo será todo un espectáculo. Exponerlo a diferentes estímulos reforzarán la construcción de su identidad y cuando crezca verá sus fotos y sabrá que el mundo es más grande que un salón de clases o el escritorio de una oficina.

Nosotros ya estamos preparando nuestro siguiente viaje. Próximo destino: Bilbao. Un viaje para conocer a la familia, pasar tiempo con los abuelos y para que Alazne conozca sus raíces vascas.

Será un vuelo largo (10 horas aproximadamente, sin contar el tiempo de espera en los aeropuertos) y estoy segura de que esta experiencia será sumamente útil para escribir otra entrada 🙂 .

¡Bide ona! (euskera: “¡Feliz viaje!”).

(Autora: Elsy Montenegro / CEO de ADN Branding. Cofundadora del International Brand Coaching Institute, en la Ciudad de México. Especialista en construcción de Marca Personal y orgullosa madre de familia).

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comment (1)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 VoxBox, Todos los derechos reservados.   Contáctanos: info@voxboxmag.com
Scroll To Top