Música, Videos

Bolero latinoamericano: el género que nunca muere

Bolero. VoxBox.

Música.- Hablar de bolero es hablar de nuestra identidad, de nuestro gentilicio como ciudadanos de este amplísimo país llamado Latinoamérica. Y es que quizás no haya otro género tan profundamente latinoamericano como este.

El Bolero (con mayúscula incluida), a pesar de sus raíces europeas, es definitivamente algo latino. A veces se le puede reducir a Cuba o El Caribe, pero viéndolo detenidamente se descubre que es un patrimonio colectivo, que toca e involucra desde México a la Argentina, y llega inclusive al Brasil.

Aunque no hay claridad absoluta de cómo o dónde nació, en el sitio web Analítica se explica una de las teorías sobre el origen de este género:

“El bolero viene de España e inicialmente era una danza de movimiento ligero. Posiblemente el bolero es una manifestación musical gitana, pues su nombre puede venir de la expresión ‘volero’ de volar, y las danzas gitanas a veces implican movimientos agudos y rápidos que aparentan el vuelo de aves. Además, si nos fijamos de la instrumentación musical de las danzas gitanas, notamos guitarras y unas cajas de madera que hacen de percusión, además del aplauso y el uso de las palmas de las manos”.

Pero independientemente de su origen, en VoxBox hemos querido hacer este homenaje a esos compositores de boleros que nos han conmovido, que han estado ahí desde siempre y que, seguramente, nos sobrevivirán a todos.

Hemos incluido versiones de distintos intérpretes, de diferentes zonas del mundo y no solo latinoamericanos, porque queremos hacer hincapié en lo hermosamente universal de este género.

Dos gardenias, interpretada por Daniel Santos

Es un bolero escrito en 1945 por la compositora cubana Isolina Carrillo. Carrillo provenía de una familia muy relacionada con la música. Ella misma estudió en el Conservatorio Municipal de La Habana. Aunque quizás eso no sea suficiente para justificar su genio inaudito a la hora de componer:

Desesperanza, interpretada por Alfredo Sadel

Bolero compuesto por la venezolana María Luisa Escobar. Para entender mejor quién era esta mujer, habrá que decir que fue musicóloga, pianista y compositora. Pero además​ fue fundadora del Ateneo de Caracas. Nos regaló esta delicia de canción:

Aquellos ojos verdes, interpretada por Ibrahim Ferrer, de Buena Vista Social Club

Esta canción fue estrenada en el Teatro Nacional de Cuba, el 21 de junio de 1930. Algunos expertos la ubican como el primer bolero conocido a nivel mundial. Nat King Cole, Antonio Machín y el Trío Los Panchos han interpretado también esta canción.

Solamente una vez, interpretada por Agustín Lara

Compuesta e interpretada por el mexicano Agustín Lara, la estrenó en Argentina la también mexicana Ana María González, en 1941. Desde entonces la han interpretado varios artistas alrededor del mundo. Una joya imperdible:

Encadenados, interpretada por Luis Miguel

Es un bolero mexicano compuesto por Carlos Arturo Briz Bremauntz, dada a conocer en 1955 a través de los Hermanos Reyes, aunque popularizada por Lucho Gatica.

Perfidia, interpretada por Nat King Cole

Es un bolero del compositor mexicano Alberto Domínguez Borrás, compuesto en 1939. Domínguez hizo una notable carrera de pianista, dirección de orquesta y composición, en la Escuela Nacional de Música y en el Conservatorio Nacional de Música de su país.

Luna liberiana, interpretada por Manuel Chamorro

Estamos ante el primer bolero de origen centroamericano de esta lista, y fue escrito por el compositor costarricense Jesús Bonilla Chavarría, estrenado el 14 de febrero de 1936. Popularizada recientemente por Plácido Domingo, pero disfrutada desde antaño en la voz del costarricense Manuel Chamorro. Esta canción es reconocida en Costa Rica como una de las obras musicales más representativas del país.

Contigo en la distancia, interpretada por Christina Aguilera

Lo compuso el cantautor cubano César Portillo de la Luz, en 1946, cuando tenía tan solo 24 años.

Bésame mucho, interpretada por Pedro Infante

Consuelito Velásquez compuso este bolero en 1940, cuando apenas tenía 16 años. Escribió esta canción cuando todavía no había dado su primer beso de amor… eso explica muchas cosas ¿no? Te dejamos dos de las versiones más bellas.

Consuelito Velásquez

Pedro Infante

El reloj, compuesta e interpretada por Roberto Cantoral

Compuesta y escrita en 1956 por el mexicano Roberto Cantoral, entonces integrante del trío Los Tres Caballeros. Como dato inútil y absolutamente banal habríamos de agregar: ¿Recuerdan la escena de la “maldita lisiada” de María, la del barrio? Fue interpretada por Itatí Cantoral, hija de este compositor.

Sabor a mí, interpretada por José José y Francisco Céspedes

Compuesto por el intérprete mexicano Álvaro Carrillo, en 1959. Fue popularizada por el trío Los Panchos, en un primer lugar, y luego por otros gigantes de la música como José José o Luis Miguel.

Cómo fue, interpretada por Benny Moré

El bolero fue escrito por el cubano Ernesto Duarte Brito, en 1953. Al igual que otros muchos que están en esta lista, Brito fue un hombre de música con todas las de la ley: compositor, arreglista, director de orquesta e, incluso, ejecutivo.

Historia de un amor, interpretada por Il Volo

El compositor de este tema, Carlos Eleta Almarán, goza de una hoja de vida bastante distinta al del resto: empresario, ingeniero, ministro de Hacienda y Tesoro, y canciller.​ Junto a su hermano fundaron la primera televisión en Panamá, fue fundador y presidente de empresas panameñas como la Corporación Panameña de Radiodifusión (RPC Radio y Televisión). Además (lo que nos interesa acá), escribió en 1955 este bolero, a raíz de la muerte de la esposa de su hermano.

Quizás, quizás, quizás, interpretada por Andrea Bocelli

Compuesta por el cubano Osvaldo Farrés, en 1947. Farrés es célebre por sus más de 300 canciones compuestas (sí, 300), y es considerado uno de los artistas cubanos más interpretado fuera de la isla.

Derrumbes, interpretada por Memo Neyra

Original del compositor nicaragüense José Octavio Latino Acuña y popularizada por el costarricense Memo Neyra, en 1976. Una pieza magistral, nacida y popularizada, como ya decíamos, por compatriotas centroamericanos.

Perdón, interpretada por trío Los Panchos

Bolero compuesto por el puertorriqueño Pedro Flores, probablemente en los años cuarenta. Flores trabajó en Nueva York, en el corazón del mundo artístico de aquellos años, y posteriormente su música fue interpretada por artistas tan dispares como Shakira, Rubén Blades o Ednita Nazario.

BONUS TRACK: bolero-son

Lágrimas negras, interpretada por Celia Cruz

La composición y el arreglo fueron del cubano Miguel Matamoros, a partir de un poema recibido de manos de la dominicana Aurora Golivar, quien fuera novia del músico cubano cuando este hizo su paso por Santo Domingo. Por definición, esta grandísima canción es considerada un bolero-son:

¿Disfrutaron de esta lista tanto como nosotros? Esperamos que sí.

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *