Literatura

Grandes libros que se pueden leer en un día

Grandes Libros. VoxBox.

Puede sonar paradójico: grandes libros que en realidad se leen en una sentada, pero en la literatura lo “grande” muy pocas se refiere al tamaño.

Literatura.- Puede sonar paradójico: grandes libros que en realidad se leen en una sentada. Pero en la literatura, como en el arte en general, es bueno aclarar que lo “grande” muy pocas veces se refiere al tamaño.

De todas formas es bueno recordar que leer sigue siendo un lujo, en muchas formas. Leer literatura, ficción: historias que nunca ocurrieron más que en la mente a veces retorcida de sus autores.

El problema reside en que leer requiere tiempo —a veces mucho tiempo—, y cada vez es más complicado encontrar huecos en nuestras vidas para hacerlo. Eso sin contar con que nuestra capacidad de atención se ha visto cada vez más reducida, en la medida que la tecnología penetra más en la vida cotidiana.

Por eso te dejamos algunos libros que pueden ser leídos en un día, con un café, un cigarro y tal vez un disco de poca duración.

La lista no es estricta ni está hecha de mayor a menor, pero te puede servir como una guía para comenzar a abrirle paso en tu vida a tan plácida tarea:

El caballero inexistente (Italo Calvino)

En esta novela de aventuras, teñida de un delicioso sentido del humor, que es a la vez una poética fábula sobre la identidad, sobre la diferencia entre ser y creer que se es, Calvino se pregunta la razón por la que un hombre es amado, por la que otro desea vengarse, por la que un tercero se considera hijo, amante, amigo o caballero. La respuesta se encuentra tal vez en la pregunta misma, en su melancolía y su extrañeza.

La historia de mis dientes (Valeria Luiselli)

La historia de mis dientes, segunda novela de Valeria Luiselli, revela una fascinante dimensión en su escritura, y confirma su capacidad para generar atmósferas llenas de enigmas y de sutiles guiños, en los que cada gesto está cargado de sentido. Con una destreza que combina el dominio del lenguaje con una estructura atrevida y desfachatada, Luiselli retrata —a veces con humor, otras con ternura y unas más de manera despiadada— eso que llamamos condición humana, al hacer confluir en sus personajes el peso de la historia personal con ese motor cotidiano que es el anhelo.

El congreso de literatura (César Aira)

César es un traductor que ha caído en tiempos difíciles debido a la crisis económica mundial. Es también escritor y un científico loco que cree en la dominación del mundo. En una visita a la playa, de manera intuitiva resuelve un enigma antiguo, encuentra el tesoro de un pirata y se convierte en un hombre muy rico. Aún así, la apuesta de César por la dominación del mundo es lo primero, por lo que asiste a una conferencia literaria para estar cerca del hombre cuyo clon quiere que conduzca a un ejército a la victoria: el mundialmente conocido autor mexicano Carlos Fuentes. Una fantasía cómica de ciencia ficción de primer orden. La conferencia literaria es el vehículo perfecto para la apropiación de César Aira de la literatura en el siglo XXI.

Seda (Alessandro Baricco)

Alessandro Baricco presentó la edición italiana de Seda, que tuvo un éxito extraordinario en su país, con estas palabras: “Esta no es una novela. Ni siquiera es un cuento. Esta es una historia. Empieza con hombre que atraviesa el mundo y acaba con un lago que permanece inmóvil, en una jornada de viento. El hombre se llama Hervé Joncour. El lago, no se sabe. Se podría decir que es una historia de amor. Pero si solamente fuera eso, no habría valido la pena contarla. En ella están entremezclados deseos y dolores, que se sabe muy bien lo que son, pero que no tienen un nombre exacto que los designe. Y, en todo caso, es nombre no es amor”.

Extrañando a Kissinger (Etgar Keret)

Entre los 49 cuentos que componen este volumen se encuentran algunos que ya se han convertido en referentes keretianos, como Romper el cerdito, Listo para disparar o, el que da nombre al libro, Extrañando a Kissinger. Producto de la inagotable imaginación de Keret, el lector se topará con unas gotas para aliviar la soledad, con un ángel demasiado perezoso como para volar o con una hermosa mujer que a fuerza de pedir a sus novios en turno que se vayan adecuando a lo que ella desea, termina convirtiéndolos en cómodos y blandos poufs que disfrutan inmensamente cuando se sienta sobre ellos y sonríe. Estos son solo unos cuantos elementos retratados por Keret, que harán reír, horrorizarse y dejarán perplejos a los lectores que decidan adentrarse en su universo.

La guía del autoestopista galáctico (Douglas Adams)

Un jueves a la hora de comer, la Tierra es inesperadamente demolida para poder construir una nueva autopista hiperespacial. Arthur Dent, un tipo de lo más corriente que esa misma mañana ha visto cómo echaban abajo su propia casa, considera que eso supera lo que una persona puede soportar. Pero, desgraciadamente, el fin de semana no ha hecho más que empezar, y la galaxia es un lugar extraño y sorprendente. Tras el rotundo éxito de la radionovela, el autor la convirtió en libro y más adelante participó en las adaptaciones de la misma a series televisivas y teatrales, un videojuego, cómics y hasta toallas de baño.

La invención de Morel (Adolfo Bioy Casares)

Jorge Luis Borges declaró La invención de Morel una obra maestra comparable a Una vuelta de tuerca y a Viaje al centro de la Tierra. Ubicada en una misteriosa isla, la novela de Bioy es una historia de suspenso y exploración, así como un romance maravillosamente improbable, en el que cada detalle es a la vez cristalino y profundamente misterioso.

La Biblia de neón (John Kennedy Toole)

David, el protagonista de La Biblia de neón, es un adolescente que vive en una población miserable del profundo Sur. Una Biblia de neón ilumina el cielo por las noches y durante el día el fanatismo religioso y la malevolencia hacen estragos en la vida de los ciudadanos. El padre de David pierde su trabajo, no puede seguir pagando su contribución a la Iglesia, y esto marca el inicio de una decadencia que les convertirá en parias dentro de la pequeña comunidad. No hay muchas alegrías en la vida de David, excepto las que llegan de la mano de tía Mae, una hermana de su madre que tras una fantasmal carrera como cantante, y ya con sesenta años, escandaliza a los bienpensantes con su pelo teñido de rubio, sus vestidos de colores chillones y sus decrépitos novios. Tras una decepción amorosa y un sangriento y escalofriante episodio, el joven David se apresta a una nueva vida en otros horizontes.

Un mundo feliz (Aldous Huxley)

En el futuro, los controladores mundiales han creado la sociedad ideal. A través del uso inteligente de la ingeniería genética, el lavado de cerebro, el sexo recreativo y las drogas, todos sus miembros son felices consumidores. Bernard Marx parece estar solo, albergando un anhelo mal definido de liberarse. Una visita a una de las pocas reservaciones salvajes restantes, donde la vida vieja e imperfecta todavía continúa, puede ser la cura para su congoja.

De Perfil (José Agustín)

Rodolfo Valembrando está a punto de entrar en la preparatoria, pertenece a una clase media, hijo de profesionistas, vive en la Narvarte, ocupa el tiempo en salir con sus amigos y las cosas se le dan muy fáciles sin preocupaciones. Como buen adolescente, no tiene claro qué es lo que quiere de la vida, ni le interesa. Solo contemplar su mundo desde la roca del jardín, su refugio. Su mayor drama es no tener cigarros que fumar, soportar a su hermano menor o a su amigo Ricardo, o el hecho de que se note el haberse orinado en los pantalones.

¿Conoces algún otro libro que se pueda leer en un solo día? (Que no sea El Principito).

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *