Detalles

El día que un enfermo mental intentó matar al presidente de Estados Unidos

Presidente de los Estados Unidos. VoxBox.

John Hinckley Jr., un enfermo mental que quería impresionar a la actriz Jodie Foster, le disparó al presidente de Estados Unidos Ronald Reagan y lo hirió en un pulmón.

Detalles.- El 30 de marzo de 1981, cuando apenas llevaba 69 días de presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan fue víctima de un intento de asesinato, a la salida del hotel Washington Hilton, donde había pronunciado un discurso.

John Hinckley Jr., un enfermo mental que quería impresionar a la actriz Jodie Foster, le disparó a Reagan y lo hirió en un pulmón. Otras tres personas resultaron heridas.

Reagan pensó que no había resultado herido, pero empezó a escupir sangre y uno de sus guardaespaldas decidió llevarlo al hospital. Al llegar, el presidente salió sin ayuda del auto, pero después se desmayó.

Algunos observadores señalan que las reacciones de Reagan mientras estaba herido lo ayudaron a incrementar enormemente su popularidad y contribuyeron a su reelección en 1984, con una victoria arrolladora para el Partido Republicano.

La primera frase memorable fue cuando le dijo a su esposa, Nancy Reagan: “Querida, se me olvidó agacharme”.

La segunda, cuando bromeó con los cirujanos que lo iban a operar: “Espero que todos ustedes sean republicanos”.

Reagan concluyó su segundo mandato en 1989, con uno de los más altos niveles de popularidad en la historia de Estados Unidos. Murió en 2004, a los 93 años de edad.

Reagan fue el primer presidente de Estados Unidos en servicio que recibió un disparo y sobrevivió a un intento de asesinato. No se produjo una invocación formal de sucesión presidencial, aunque el secretario de Estado Alexander Haig hizo unas declaraciones que resultaron controvertidas, afirmando que “él tenía el control aquí”, lo que se explicaba por el corto período en que el vicepresidente George H. W. Bush estuvo físicamente ausente, volando de regreso a Washington, D. C. en el Air Force Two después de un discurso en Fort Worth, Texas. Hinckley, el tirador, fue declarado inocente por motivos de demencia y ha permanecido confinado en una institución psiquiátrica.

En 2016 John W. Hinckley Jr., el hombre que trató de matar a Reagan, salió por orden de un tribunal del hospital psiquiátrico, en el que llevaba ingresado 35 años. El juez esgrime que ya no supone un peligro ni para él ni para los demás.

VoxBox.-

Artículo previoSiguiente artículo
Antisistematizar es una forma de vida, es ir en contra del sistema, rompiendo moldes y atreviéndonos a hablar de temas que nos importan, como la política, la sexualidad, la cultura, la música y todo aquello que nos libera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *