Política, Violencia de Género

Teodora Vásquez: un precedente para las ridículas leyes contra el aborto

Teodora Vásquez. VoxBox.

Detalles.- Una cosa sorprendente y casi histórica acaba de suceder en el Tribunal Supremo de El Salvador: la pena de Teodora Vásquez ha sido conmutada (conmutar tiene varios significados en la página de la RAE, y el que más se le apega a este caso es el de “sustituir penas o castigos impuestos por otros menos graves”).

Teodora Vásquez, para los que no lo sepan todavía, había sido condenada a 30 años de prisión por las estrictas y ridículas leyes contra el aborto vigentes en su país. De estos 30 años, Vásquez ya había cumplido 10 años en prisión por asesinato agravado.

El caso de Teodora Vásquez

Vásquez siempre sostuvo que había sufrido un aborto espontáneo cuando estaba trabajando como limpiadora en un colegio. Un empleado del centro encontró el feto en los baños y la denunció, asegurando que había sido intencionado. Así, Vásquez, con todo y la hemorragia, fue detenida por la policía.

Tenía 24 años cuando fue condenada a 30 años de prisión, por el homicidio agravado de su hija. El Salvador es uno de los poquísimos países en el mundo que todavía prohíben la interrupción del embarazo en cualquier situación.

La lucha detrás de la liberación de Teodora ha sido larga y extenuante: son muchos años ya, en los que diferentes organizaciones y activistas salvadoreñas y de todo el mundo se han manifestado en contra de las leyes tan drásticas, que no hacen sino vulnerar la vida de las mujeres. La ONU también ha hecho hincapié, en varias ocasiones, de la necesidad de reevaluar estas medidas, más propias de siglos pasados.

Justin Trudeau ofrece 650 millones de dólares para el aborto en el mundo

El precedente

El caso de Teodora no ha sido el único. Aún permanecen más de una veintena de mujeres en el país centroamericano, con una de las legislaciones más restrictivas del mundo.

La decisión ha sido extraña, ya que hace apenas dos meses un tribunal de San Salvador ratificó la pena de 30 años de prisión que había dictado en 2008.

“Les pido a los jueces que me concedan mi libertad, porque soy inocente y tengo familia por la que luchar”, había dicho aquella vez Vásquez, que tiene un hijo que ha cumplido 14 años y al que apenas ha podido ver durante sus años en prisión.

La Corte Suprema de Justicia y del Ministerio de Justicia y Seguridad del país centroamericano no ha precisado en qué fecha ni por qué decidió la excarcelación de Vásquez. ¿Será que tendrá que ver con el periodo electoral que se cierne sobre El Salvador? Esos análisis son, quizás, para otro momento.

Por ahora es momento de celebrar: Teodora Vásquez está libre y su liberación ha sentado un precedente.

VoxBox.-

Artículo previoSiguiente artículo
Antisistematizar es una forma de vida, es ir en contra del sistema, rompiendo moldes y atreviéndonos a hablar de temas que nos importan, como la política, la sexualidad, la cultura, la música y todo aquello que nos libera.

2 Comments

  1. Pingback: VoxBox
  2. Pingback: VoxBox

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *