El realismo mágico de Gabriel García Márquez llega a China

El realismo mágico de Gabriel García Márquez llega hasta China. VoxBox.

El realismo mágico de Gabriel García Márquez llega hasta China. Diversas actividades se desarrollan hoy en esta vasta nación, que acoge a millones de seguidores del escritor.

Literatura.- El realismo mágico de Gabriel García Márquez llega hasta China. Diversas actividades se desarrollan hoy en esta vasta nación, que acoge a millones de seguidores del escritor, periodista y uno de los grandes maestros de la literatura universal, en el tercer aniversario de su fallecimiento.

Reunidos en el museo Jintai, del capitalino parque de Chaoyang, diplomáticos, colombianos asentados en Beijing, prensa local y extranjera y fanáticos se dieron cita este lunes frente al busto del Gabo, creado por el artista Yuan Xikun en 2013, para conmemorar el tercer aniversario de la partida física del premio Nobel de Literatura 1982.

El autor de Cien años de soledad es uno de los escritores más conocidos entre los lectores chinos, obra que llegó a este territorio en los años ochenta del siglo pasado, y desde aquel entonces generó una oleada de investigaciones y críticas literarias que se mantienen en la actualidad, rememoró Yuan.

Repasó el artista chino que el autor colombiano, con su forma de escribir que mira al pasado y al mismo tiempo predice el futuro, que es real y mágico a la vez, logra construir una metáfora de América Latina y enfatiza en su obra un llamado a la independencia, para establecer una nueva sociedad civilizada.

De acuerdo con el curador de 23 esculturas de héroes, científicos y artistas de todo el mundo, que se exponen en el referido parque, el contenido y pensamiento de la obra de Gabriel García Márquez ha influenciado a varias generaciones de lectores y escritores chinos.

Por su parte, el embajador de Colombia en este país, Óscar Rueda, subrayó la perpetuidad de la obra del premio Nobel allí, así como su alcance en el pueblo chino.

“Las obras cumbres nacen para la inmortalidad cuando se editan y vuelven a nacer cuando se traducen”, dijo.

Al respecto, mencionó los libros ya traducidos al mandarín de García Márquez, como Cien años de soledad, La hojarasca, El otoño del patriarca, Crónica de una muerte anunciada, Yo no he venido a decir un discurso, La mala hora, El coronel no tiene quien le escriba y El amor en los tiempos del cólera, y próximamente Relatos de un náufrago.

“Son nueve de sus obras que tienen potencialmente cientos de millones de nuevos lectores”, enfatizó Rueda.

De igual modo, el diplomático evocó al querido periodista y cronista, de quien dijo: “Pintó su literatura de amarillo, el color de la felicidad… él le daba especial significado en su obra y vida, como acá en China, ese color simboliza la riqueza, la tierra, la cosecha, calor de la primavera, el río Amarillo, el dragón amarillo, el Emperador Amarillo”, comparó.

Nacido en Aracataca en 1927, García Márquez, con insuperables dotes de narrador, falleció el 17 de abril de 2014, en la ciudad de México.

También en esta jornada se presenta, en el Instituto de Cervantes de Beijing, una exposición fotográfica en homenaje de García Márquez y se proyecta la película El amor en los tiempos del cólera.

En tanto, en otras ciudades del país como Shanghái funcionan debates sobre la obra del autor con muestras fotográficas.

VoxBox.-

La épica de bolsillo que todo clasemediero necesita

Épica de bolsillo que todo clasemediero necesita. VoxBox.

Los libros y sus jodidas casualidades

Hace algunos días, semanas o meses tuve una experiencia muy similar a la del protagonista del libro. Me encontraba en una librería de la ciudad, solo iba a mirar y este libro se me plantó enfrente. Leí el principio, y aunque no fue enteramente igual a lo que me sucedió, sí se acercaba al menos en el contexto, y esto me produjo bastante risa. Los diálogos no eran parecidos, pero sí semejantes, se asimilaban a aquello que yo pensaba o podría haber dicho. Y aunque no diré ninguno de los dos finales, los libros siempre aparecen en el momento que más los necesitas, en el mejor/peor/jodido momento… ¿Alguna vez creíste que leías el mejor libro para la situación actual en la que te encontrabas? No fue coincidencia, fueron los libros, los jodidos libros.

Reseña

Julio se encuentra apacible escribiendo algún texto cuando su novia Clara regresa a casa, justo como todos los días. Pero hoy es diferente, hoy le anuncia —de manera intempestiva— que se va, y que necesita dos semanas para aclarar el rumbo de su relación. ¿La reacción de Julio? Primero negación… después crisis.

Clara se ha ido realmente. La vida de Julio se comienza a desmoronar de forma paulatina, la revista que dirige se encuentra en las últimas y la situación con Clara no ha hecho más que empeorarlo todo. Pero Julio se pone los pantalones e intenta arreglar su vida, mientras todo se derrumba. Amigos, exnovias, una psicoanalista y el fantasma de Clara estarán ahí para ayudar… o no.

A través de la radiografía de un joven de clase media, que ve todos sus proyectos derrumbados, incluyendo sus sentimientos, se presenta Épica de bolsillo para un joven de clase media. Una novela que es una pequeña guía para pensar en dos semanas hacia dónde van nuestras relaciones… o si ya no van más.

Opinión

Disfruté a montones la primera parte, donde los amigos lo ayudan con charlas motivacionales, pide perdón a sus exnovias y hace remembranza de sus errores en la vida con la psicoanalista. Algo diferente es que la novela se cuenta en días, en las dos semanas que le toma a Clara decidir. Lo malo es la segunda mitad, parece que la jugosa premisa del autor se queda sin ideas.

Es un libro romántico a veces, cuando te das cuenta que el tipo la ama con todo su corazón, y melancólico por otras, cuando ves que tuvo errores absurdos y carentes de madurez. El personaje principal es un mamón, pero está bien diseñado, al grado que te genera la empatía: vamos, que te hace sentir su incertidumbre en cada página y en cada llamada no contestada por Clara (¡maldita Clara sin corazón!).

Hay personajes y situaciones muy mexicanos, esto me gustó. El libro se conforma, básicamente, de anécdotas o recuerdos de la pareja o de las exparejas del principal. Siento que Clara carece de protagonismo y creo que hubiera sido un libro perfecto si ella dijera sus puntos de vista.

Una épica de bolsillo que todo clasemediero necesita.

Título: Épica de bolsillo para un joven de clase media

Autor: César Tejeda

Editorial: Planeta

Género: Ficción/Romántico

País donde sucede: México

País de origen del autor: México

Año de publicación: 2012

Páginas: 206

Días para acabarlo: 3

Calificación personal: 4.3/5

VoxBox.-

De la autoayuda y sus verdades a medias

Literatura de autoayuda. VoxBox.

Los adversarios de la autoayuda afirman que es una charlatanería, que al único que ayuda es al autor del libro a hacerse rico, pero que de ahí no hay gente haciéndose feliz y millonaria por leer textos “mágicos”.

Opinión.- En la actualidad si usted va a cualquier feria del libro, lo que más pulula son libros de los youtubers de moda y de autoayuda. De los primeros, lamentablemente, solo los más populares se encuentran y de los segundos, una amplia pero a la vez reducida temática. Economía, amor, timidez, inseguridad son, por mencionar algunos, de los temas que las casas editoriales pasan a impresión.

Existen dos posturas muy marcadas y también muy diametrales. Por un lado quienes consumen todo ese material y por el otro quienes lo juzgan. Creo que, como en todo ámbito, debe de existir un punto más diplomático.

Los primeros, más que lectores parecen fans del producto motivacional. Frases, historias increíbles o trucos simples, parecen ser todo lo necesario para impulsarlos a comprar el último libro que se ha publicado. Y conforme se devoran el libro, su motivación se ha devorado. Y a más hambre, más consumo. Ni siquiera toman en cuenta que un libro —sí, un solo libro de los que leen— o una frase —una frase de las cientos de frases que comparten de no más de 10 palabras— puede contener una sabiduría o un trabajo que lleve todo el resto del año ponerlo en marcha.

Las grandes mentes suelen condensar su saber en breves palabras. El problema es creer que esa brevedad nos pertenece a nosotros, sin ser grandes mentes ni tener un gran trabajo de por medio.

Los adversarios de la autoayuda afirman que es una charlatanería, que al único que ayuda es al autor del libro a hacerse rico, pero que de ahí no hay gente haciéndose feliz y millonaria por leer textos “mágicos”. Decir que la charlatanería no existe en esto sería querer cegarse a propósito. Desde títulos que sugieren volverse rico en 5, 6, 7, u 8 pasos, hasta frases que inspiran a creerse “único y especial”. Lo que pasan por alto es que se suele juzgar al cliente y no al producto en sí. No se puede decir que un tratamiento para quitarse las manchas de la piel (que es muy extenso) no funcione porque el paciente no pudo llevar a cabo todo el proceso. Así sucede con esto. Que la gente no logre cambiar su vida no es forzosamente debido a que el libro no sirva.

Servirá la autoayuda de la forma en que se empiece a aplicar. Si usted quiere ser millonario, pero ni siquiera puede aplicar el consejo de ahorrar un 10 % de sus ingresos, ¡no pida milagros! “¿Y si no me alcanza?”, podría decir alguien. “¿Y si deja de poner peros?”, podría responder yo.

La diferencia entre la autoayuda y la literatura es que la literatura se disfruta y la autoayuda se aplica. Autoayuda, ayúdese usted mismo, o sea, mueva el culo. El problema es que la gente no está acostumbrada a actuar.

No se afane en leer y consumir alocadamente esto. Con un buen libro por año es más que suficiente. En él encontrará mucha información que le llevará tiempo poner en práctica. Solo cuando lo haga parte de su vida podrá decir que es autoayuda. De lo contrario es autodestrucción, al menos para su economía.

Elija con sabiduría, no todo lo que brilla es oro.

Esto no solo aplica en el amor, también va en la superación personal.

VoxBox.-

Mamá, yo también quiero ser feminista

Portada del libro "Mamá, quiero ser feminista". VoxBox.

 

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de leer el libro Mamá, quiero ser feminista. Su autora, Carmen G. de la Cueva, se encarga de brindarnos su percepción de la evolución del feminismo.

Opinión.- Hace un par de semanas tuve la oportunidad de leer el libro Mamá, quiero ser feminista. Su autora, Carmen G. de la Cueva, se encarga de brindarnos su percepción de la evolución del feminismo. Pero no desde el punto de vista de análisis en extremo académico, no, lo maravilloso del libro es que este análisis lo realiza a través de la vida y obra de muchas mujeres, algunas consideradas como iconos de la literatura universal, o de personajes entrañables de nuestra infancia, como la mismísima Pippi Calzaslargas.

Es de agregar que está además ilustrado por la artista Malota, quien se encarga de llenar de color las anécdotas que de modo tan vívido nos comparte Carmen.

El libro brinda un enfoque ameno de la idea de feminismo, pero ello no le resta seriedad a la temática. Carmen nos cuenta cómo en una de sus estancias como becaria en el extranjero estuvo a punto de ser violada por sus compañeros de apartamento, y de cómo en los días posteriores al suceso llegó a sentir remordimientos, culpa y desesperación. ¿Cómo era posible vivir con dos desconocidos, en un país lejano a casa? ¿Cómo?, se preguntaba Carmen, creyéndose una ilusa por considerarlo posible.

La autora desglosa una serie de libros e información, en donde se habla sobre lo que representa ser feminista, y, al igual que muchos de nosotros, llega a la conclusión de que a veces no podemos seguir por completo el parámetro establecido, o desde mi propia opinión, a veces tampoco podemos ser tan radicales en nuestra forma de actuar.

Y acá agregaré algo de mi propia cosecha: hace unos días hice una pregunta a través de mis redes sociales, sobre la idea que tenemos de feminismo. “¿Qué es feminismo para vos?”, y uno de mis contactos hizo una aportación con la que en efecto me sentí plenamente identificada. Gabriel (que así se llama mi amigo) me decía que no es que todas las mujeres, o personas en general, tengamos que salir a gritar por las calles las injusticias que la mujer contemporánea aún vive, sino que muchos podemos luchar desde nuestra propia trinchera, empoderándonos, siendo fuertes en nuestros lugares de trabajo, ayudando a la que es más débil o que sencillamente se encuentra en una situación más vulnerable que la nuestra. Y es cierto, yo nunca he salido a marchar un 8 de marzo, nunca he ido a una caminata en pro del aborto, pero desde mi posición como hermana, hija, sobrina, amiga, jefa y abogada, lucho porque hombres y mujeres entiendan que debemos vernos de una forma equitativa. Somos diferentes, eso es obvio, pero ninguno es inferior al otro por el hecho de haber nacido hombre o mujer, así de simple.

El feminismo es la búsqueda de equidad, es el conocimiento de que todos somos seres humanos. El hecho de ser hombre o mujer no nos vuelve superiores frente a los demás. Ante esta situación, Carmen considera que lo trascendental es luchar, sin importar que seamos tachados de “malos feministas”. Y es que lo acepto, soy una mala feminista, pero prefiero serlo a quedarme callada y no hablar de temas en los espacios en los que tengo ingenio y competencia para hacerlo.

Al igual que a la autora de Mamá, quiero ser feminista, me criaron tres mujeres, de generaciones distintas, emprendedoras, conscientes y fuertes, y quiero creer que si en algún momento decido traer al mundo a un niño, sin importar que sea chico o chica, lo educaré con los mismos ideales con los que fui educada yo, alguien que defienda derechos de personas, no de hombres, que no tenga miedo de denunciar agresiones, o que al menos sea un mal feminista, y luche con las armas que tenga a su alcance.

El tema de este libro es complejo, y todos creemos tener argumentos sólidos sobre los cuales basarnos, pero lo cierto es que la narrativa del mismo es maravillosa, nos educa sobre literatura, nos enseña un poco de las vidas de mujeres que creíamos simples espectros del mundo literario, y como a través de su trabajo sentaron bases para que ahora muchas de nosotras podamos escribir.

Puntuación: 5/5

Autora: Vanessa Ramos. Abogada y lectora asidua.

 

 

VoxBox.-

 

Milán Kundera y el concepto de identidad

Milán Kundera. VoxBox.

 

Milán Kundera tiene ese poder de filosofar con los detalles, que en cualquier otro autor podrían parecer nimios. Él los explota y les da un sentido diferente.

Previo: La identidad de uno en una pareja

Opinión.- Creo que es inevitable que en una relación amorosa duradera (me refiero a más de seis meses) alguna de las dos personas (o las dos) pierdan su identidad. Sucede que se amoldan tanto a la personalidad del otro que olvidan sus propios gustos o motivaciones, lo cual no creo que esté enteramente malo: si así eres feliz, amoldándote a otro ser y olvidando lo que en verdad te gusta, es tu decisión.

En las relaciones actuales hay ciertas metodologías para no perder la identidad. Algunas de estas pueden (y deberían) ser: salir con tus amigos por lo menos una vez a la semana, tener un pasatiempo exclusivo, oír música diferente (no del todo diferente) y tener tiempo de calidad contigo mismo, y lo que llamaríamos un comodín (ir al museo, al cine, por un libro, por un café, pero totalmente solos).

¿Qué les parecen estas medidas para no perder la identidad? ¿Les agradan? ¿Les disgustan? ¿Las aplican o las han aplicado?

Reseña

Jean Marc y Chantal son una pareja medianamente feliz que vive en París. Su vida transcurre con calma y en apariencia tranquila. Hasta que un día Chantal ya no se siente lo suficiente atractiva como para conseguir las miradas de los hombres. A partir de este momento, Jean Marc intentará hacer que se dé cuenta que él sí se desvive por ella.

Chantal recibe una misteriosa carta de un admirador secreto, que le dice que la observa constantemente. Ella no sabe muy bien cómo reaccionar, y se debate entre guardar la carta, mostrársela a Jean Marc o destruirla. Al final tomará la peor decisión posible.

A través de la radiografía de una pareja en decadencia y que ha perdido la parte del yo, se presenta La identidad, un libro que va del amor melancólico. Kundera escribe para el amor, el desamor, el desequilibrio y la falta de identidad, así que tómelo cuando usted más lo necesite.

Opinión

Me puse a leer varias contraportadas de los libros de Kundera y este fue el que más me convenció: una vez más, bien aplicada la regla de que los libros te encuentran a ti en el momento que más los necesitas. El primer día me leí más de la mitad del libro, pero quise darle un pequeño respiro.

Kundera tiene ese poder de filosofar con los detalles, que en cualquier otro autor podrían parecer nimios. Él los explota y les da un sentido diferente, les da un sabor. Más que en las situaciones, se enfoca en los detalles. Digamos que comprendiendo los detalles se desatan las situaciones.

No es el romanticismo que todo mundo lee, sino algo más melancólico y real. Cómo una pareja ha perdido su identidad, y cómo de un malentendido (carente de comunicación) todo se tergiversa y toma acciones drásticas (quién sabe dónde habrá sucedido eso).

Disfruté mucho la primera parte, en la cual surge la crisis, y es que la fémina cree que ya no atrae la mirada de los hombres, y su hombre quiere hacerle dar cuenta que él daría todo su mundo por mirarla todo el tiempo. El final y las últimas quince páginas son las que merecían cinco estrellas, y a diferencia de la gran mayoría, que no están complacidas por ese tipo de finales, yo sí. Al menos con este, sí.

Los personajes, aunque son mayores, me parecen bobos, nunca se dan cuenta de la necesidad de su pareja. ¿Por qué? Por el simple hecho de que han perdido su identidad y necesitan recuperarla… o hablar.

¿Puedo volver a recuperar mi identidad, si la he perdido?

Título: La identidad

Autor: Milán Kundera

Editorial: TusQuets

Género: Misterio, Ficción/Romántico

País donde sucede: Francia

País de origen del autor: República Checa

Año de publicación: 1997

Páginas: 178

Días para acabarlo: 3

Calificación personal: 4.6/5

VoxBox.-

¿Literatura y realidad virtual? ¡Claro que sí!

Realidad Virtual, Ulises de James Joyce. VoxBox.

Unos estudiantes del Boston College están desarrollando un juego de realidad virtual, basado en el Ulises de Joyce.

Detalles.- Unos estudiantes del Boston College están desarrollando un juego de realidad virtual, basado en el Ulises de Joyce.

JoyceStick, que es el nombre del videojuego, está siendo desarrollado por 22 estudiantes de distintas disciplinas —informáticos, biólogos, filósofos…— y un prototipo del mismo fue presentado en unas conferencias en Roma, el pasado febrero, generando grandes expectativas entre los presentes.

Enda Duffy, chairman del departamento de inglés de la Universidad de California, lo ha probado y ha señalado que JoyceStick rellena los huecos de la novela, dado que muchos de los lugares que Joyce describe en la novela han desaparecido.

Porque, en cierto modo, esa es la intención del juego: explorar entornos clave descritos en el libro, desde una torre militar, donde la novela empieza, hasta un café de París, que es significativo para el pasado del protagonista.

El coordinador del proyecto, Joseph Nugent, ha declarado que las intenciones a la hora de crear el videojuego son acercar a nuevos públicos los trabajos de James Joyce, y demostrar que la unión entre literatura y realidad virtual es posible.

Y Nugent sabe de lo que habla, porque no es la primera vez que digitaliza el Ulises, ya que desarrolló una app para Smartphone, con el fin de crear tours por Dublín que destacaran los lugares más importantes de la novela.

Tampoco es la primera vez que una novela se convierte en videojuego. En 2011 se hizo algo parecido con El gran Gatsby, de F. Scott Fitzgerald, aunque imitando la apariencia de un clásico de Nintendo.

No obstante, este caso es diferente. Es un proyecto único llamado a unir puentes entre fanáticos de la literatura y de la realidad virtual. Será interesante ver cómo se desarrolla el videojuego, que, no de casualidad, se presentará el 16 de junio en Dublín, durante el Bloomsday: la cita anual de celebración de la novela.

VoxBox.-

Todos los días debería ser Día de la Mujer

Día de la mujer. VoxBox.

Para nosotras, hay muchos hechos que a nivel social no están vistos con buenos ojos y que a pesar del tiempo siguen pareciendo una herida que escuece en el costado.

Opinión.-  Para nosotras, hay muchos hechos que a nivel social no están vistos con buenos ojos y que a pesar del tiempo, aunque hayan existido avances importantes como el voto femenino y otros no tan significativos a nivel histórico, como es la depilación desde las cejas hasta la punta de los deditos de los pies, siguen pareciendo una herida que escuece en el costado.

¿Qué pasa si una mujer va sola al cine? Están quienes pensarán: “Pobrecita, no tiene a nadie que la acompañe”; otros dirán: “Qué raro, tan bonita y que no tenga a nadie con quien ir”; y otros pocos, que dirán: “La verdad es que no necesita que nadie la acompañe para ir al cine”. Y así con ir a comer, a hacer diligencias, hacer ejercicio… Incluso aplica para cuando tienes 30 años y descubres que la verdad no quieres tener hijos, o no te quieres casar, o quieres obtener otro título universitario.

Pero ¿qué pasa si una mujer admite en público que se masturba? No lo hace debido a que es considerado un tema tabú por la sociedad y por eso se dan los casos de señoras que se reúnen con sus amigas de toda la vida,  cincuentonas, hechas y derechas, que entre tema y tema les sale comentar que nunca han experimentado un orgasmo.

En conmemoración al pasado Día Internacional de la Mujer, y tomando en cuenta que dicho día debería celebrarse a diario, a continuación les presentamos un libro que puede llegar a ser la cereza del pastel en la vida de una mujer.

Sexo para uno, de Betty Dodson.

Invita a las lectoras a cultivar la sexualidad femenina desde la hermosa comodidad de su mismo cuerpo, aprovechando la oportunidad para alejarse de tabús, aprender a querer su anatomía femenina tal y como es, coger algunos tips de cómo, cuándo y dónde, todo esto desde el punto de vista de la autora, que se desnuda ante nosotros para contarnos sus experiencias, que se enfrenta al mundo y a la crítica social hablando del tema “del que nadie habla”.

Sin embargo, a pesar de que parece un libro netamente femenino, no lo es. Se presenta la ocasión en algunos capítulos de conocer el punto de vista de los hombres y cómo la autora fue espectadora durante sus talleres de sexualidad, de la epifanía que tuvieron algunos hombres sobre sí mismos y sobre las mujeres, aquellas a las que tanto creían conocer, partiendo de que por probar una uva o cinco ya podían predecir cómo estaba el resto de racimo.

Un libro completo, de lectura ligera y agradable, que permite indagar en tu interior preguntándote: ¿Realmente me conozco? ¿Realmente conozco mi cuerpo? ¿Me quiero tal cual soy?

VoxBox.-

La poesía es un mundo y el mundo es poesía

Poesía. VoxBox.

La única prueba concreta de nuestra existencia, la risa, el llanto, todo el amor y el odio, las dudas y la lucidez: la poesía.

Opinión.- El equinoccio de primavera suele ocurrir el 20 o 21 de marzo. Así que para asegurarse que siempre sea en fecha reciente de equinoccio es que se declaró Día Mundial de la Poesía.

En cierto modo es inevitable entonces asociar a la poesía con un mundo de color, vida, naturaleza y todo lo bienamado que nos ofrezca la existencia. Una concepción lírica y armónica donde nos llega la calma de las cargas de la vida. Con todo y eso, tendrá que reconocer que vivimos tiempos en los que se nos están acabando los lectores de poesía. ¿Cuántos poetas ha leído en lo que va del año? ¿Y de sus amigos, conocidos? ¿Cuántos poetas tiene usted noticia de que ellos hayan leído?

Con visión de profeta, Borges imaginaba un declive invisible de la poesía:

Ver en la muerte el sueño, en el ocaso
Un triste oro, tal es la poesía
Que es inmortal y pobre. La poesía
Vuelve como la aurora y el ocaso.

La poesía es para siempre. Siempre ha estado y siempre estará. Aunque fuera a un lado, en un lugar pequeño para el amplio público lector, que suele preferir cualquier otra manifestación del arte. Y suele ser lo primero que conocemos cuando nos acercamos a la literatura. Y suele acompañarnos cuando comienza a asolarnos la sombra de la muerte.

Octavio Paz afirmó en una entrevista que la poesía es la única manifestación del arte que puede encontrarse en todas las culturas del mundo. Es decir, aunque caiga en la explicación obvia, que en aquellas culturas donde no desarrollaron pintura, relatos, música o cualquier otra expresión: al menos tuvieron poesía, de alguna u otra manera. Siempre estuvo ahí.

Es así que la poesía no puede ser solo luz, equilibrio, conexión con lo maravilloso del mundo. En la poesía hay también dolor, hambre, sombra, deseos sórdidos, miedos, creencias y supercherías, y todo el cariz humano que a veces nos negamos a ver.

Tenemos entonces figuras que por años fueron esquivas, aunque ahora tan naturales para los lectores de este tiempo, como Charles Baudelaire (“Oh tú, que de la Muerte, tu vieja y firme amante, engendras la Esperanza – ¡esa adorable loca!”) y Arthur Rimbaud (“Antaño, si mal no recuerdo, mi vida era un festín donde corrían todos los vinos, donde se abrían todos los corazones”). También otras con su visión un poco oscura y pesimista, pero que también nos ofrecen reflexiones peculiares sobre la existencia: Edgar Allan Poe (“Tu alma, en la tumba de piedra gris estará a solas con sus tristes pensamientos. Ningún ser humano te espiará a la hora de tu secreto.”), William Blake (“tu lecho descubrió de alegría escarlata, y su amor sombrío y secreto consume tu vida.”).

Pero también hay personajes un poco más controvertidos, poetas a quienes los programas escolares suelen hacer a un lado, porque resulta demasiado embarazoso interpretar sus propuestas sin hacer caer en la tentación a los estudiantes de buscar más por su cuenta acerca de esas vidas decadentes, siempre al límite. Poetas que lo último que escribieron fue el texto previo a suicidarse.

Entonces tenemos a un José Asunción Silva, quien a los treinta años visita a un médico para que le dibuje sobre el pecho el lugar exacto del corazón. La siguiente noche reúne invitados en casa y al final de la velada se dispara con un revólver sobre el dibujo.

Alfonsina Storni dejó una nota con tinta roja las palabras “Me arrojo al mar”. Gérard de Nerval se ahorcó. Paul Celan se arrojó al Sena. Anne Sexton se encerró en su garaje, encendió su vehículo y respiró hasta morir intoxicada. George Trakl muere, pero por inhalar toda la cocaína que su cuerpo pudiera resistir. Hay muchísimos otros casos, cada uno con tremendas fatalidades.

Y por cuestiones personales, el caso que me resulta más conmovedor es el Cesare Pavese, cuyo poema sigue siendo evocado por la sencillez de sus palabras, pero contundencia en el mensaje: “Oh, amada esperanza, aquel día sabremos, también, que eres la vida y eres la nada. Para todos tiene la muerte una mirada. Vendrá la muerte y tendrá tus ojos. Será como dejar un vicio, como ver en el espejo asomar un rostro muerto, como escuchar un labio ya cerrado. Mudos, descenderemos al abismo”.

Pero este no es un día negro. También hay poesía en las rimas y jitanjáforas que suelen aprender los niños. A veces las causas sociales se expresan (no siempre con la mayor fortuna) con palabras poéticas. Lo que nos conmueve hasta las lágrimas, lo que nos llama y atrae, la simple sensación de extrañamiento. La poesía está en todas partes.

Gabriel García Márquez brindó por ella en la cena de gala de los premios Nobel, y citó a Luis Cardoza y Aragón, atribuyéndole una idea que muchos intuyen, aunque no todos están de acuerdo: la única prueba concreta de nuestra existencia, la risa, el llanto, todo el amor y el odio, las dudas y la lucidez: la poesía.

VoxBox.-

Carácter ¿Una realidad transgresora?

Transgresora. Cáracter, Federico Vite. VoxBox.

Lo primero que he de expresar es que estoy sumamente molesto, ¿cómo es que estas joyas transgresoras no se encuentren en cada librería del país?

Previo: ¿Realidad transgresora?

Opinión.- ¿Por qué a la mayoría de las personas no les fascina leer ficción transgresora? Claro, porque tienen suficiente basura en sus vidas diarias como para querer leer los problemas de alguien más, muchas personas prefieren leer cosas rosas para aminorar el impacto de la vida marchitándose cada día. Yo no soy igual, me gusta leer la transgresión de la vida, porque así puedo compararla y sentirme menos infeliz. Recordemos que siempre habrá alguien más jodido que tú, y no es que me haga sentirme bien, sino que me hace sentir vivo, al menos me recuerda que lo estoy. En palabras del autor, él no escribe ficción transgresora, no, el escribe realidad, una realidad jodida que se amolda a su literatura. Así que la próxima vez que duden leer un libro oscuro y perturbador, pregúntense: ¿qué es peor: esto o la realidad?

Reseña

El singular protagonista de esta obra se llama Federico, él se encuentra realizando una travesía desde su natal puerto de Acapulco, hasta la Ciudad de México. ¿Cuál será el motivo?

Mientras comienza a adentrarse en cantinas, beber hasta la inconsciencia y enrolarse con señoritas de la vida nocturna, también va recordando el huracán que azotó el puerto, sus anteriores trabajos, a su familia y a todas esas mujeres que le jodieron/alegraron la vida. Pero ¿qué o a quién busca?

A través del retrato de un tipo solo, ebrio y devastado; se presenta “Carácter” una de las tantas joyas de Federico Vite. Donde el alcoholismo, la soledad, el amor y la necesidad se amalgaman en un mismo sentimiento. ¿Podrá encontrar lo que busca?

Opinión

Lo primero que he de expresar es que estoy sumamente molesto, ¿cómo es que estas joyas transgresoras no se encuentren en cada librería del país? No concibo entender cómo somos capaces de reproducir, leer y comprar tantísima porquería que hay en las librerías y no darle una oportunidad a estos libros ni a estos autores.

Si usted cree que no hay buenos escritores mexicanos, si usted cree que en este país no hay talento, o si usted cree que nos hace falta calidad, entonces usted se puede joder, lo que no existe son oportunidades, espacios o incentivos para la creación de tales obras.

Me exacerba que seamos un país que le da prioridad a otras cosas absurdas y no al talento nacional ni a su reproducción. Aunque al menos esto parece que va desapareciendo paulatinamente… muy paulatinamente.

Es demasiado sucio, transgresor y sórdido. De hecho creo que es incluso demasiado sucio para el estilo en general, el autor narra tan bien todo que pude sentir el trago refrescante de la cerveza bajando por mi garganta, el dolor de cabeza después de una cruda, y el vaho que expide el vomite mezclado con orines. Todas estas maravillas encontradas en alguna cantina del centro.

En toda la obra fui subjetivo, y no porque me lo regalara el autor, sino porque todo el libro lo leí con su voz y con esa particular dicción que tiene. Eso de conocer un poco de la vida de quien lo escribe, aunque sea por cinco minutos te da un panorama mucho más profundo de lo que está por suceder, además que le vi mucho parecido con la pelicula “Leaving Las Vegas”, algo me recordó…

Y aunque quería que el final fuese más destructivo, me gustó, fue bastante pertinente. La parte que más rescato fue en la que habla de la mujer de su vida, y de otras tantas. Pude llegar a comprender un par de sentimientos, o al menos intentar hacerlo. Creo que ahora quiero leer todo del autor.

¿Existe alguna definición particular para el sentimiento de estar anestesiado?

 

Título: Carácter

Autor: Federico Vite

Editorial: Ediciones Monte Carmelo

Género: Ficción transgresora

País donde sucede: México

País de origen del autor: México

Año de publicación: 2011

Páginas: 139

Días para acabarlo: 3

Calificación personal: 5/5

 

VoxBox.-

 

Los reyes de lo cool

Los Reyes de lo Cool, VoxBox.

Los reyes de lo cool es una precuela que funciona, no da muchísimo más, pero sí es entretenida y bien trabajada.

Previo: El karma de las drogas

Opinión.- Supongamos que vendo drogas, pero que la mitad de mis ganancias son destinadas para actos altruistas, tales como: alimentar a los pobres, reparar/construir edificios que hagan falta en una comunidad o simplemente donarlo a instituciones benéficas. ¿Esto resarcir el daño que haya hecho? Vale, seamos todavía más limpios: en el proceso de mi venta de droga creo reglas para que no haya violencia, no daño al medio ambiente y mi droga es la menos procesada.

¿Qué pasa ahora? ¿Soy una mejor o peor persona? Exacto. El daño sigue estando ahí, el daño está hecho. No nos quejemos de la guerra de la droga cuando la consumimos, aunque sus consecuencias sean menos “significativas” sigue siendo un problema social. ¿Cuál es su postura de las drogas? ¿Están a favor o en contra de su consumo?

Reseña

2005, tenemos a los viejos conocidos. Ben y Chon, y por supuesto Ophelia. Ellos siguen sin muchas ideas acerca de qué hacer con su vida… hasta que Chon es mandado a Afganistán y a su regreso trae una mítica semilla de marihuana súper poderosa, esto les dará una idea de qué hacer con esta maravilla.

Por otra parte, nos remontamos a los años sesentas, al comunismo hippie, a los viajes y a la libertad. Se dará el trasfondo por el cual las drogas comenzaron a fluir de una manera tan abundante, y las relaciones con los carteles mexicanos. Pronto Winslow conectará todas las piezas para poner en la mesa “Salvajes”.

A través de la radiografía en el presente de tres jóvenes que quieren adentrarse en el mundo de las drogas, pero no participar en una guerra, y de la radiografía del pasado de las mismas drogas; se presenta “Los reyes de lo cool” una precuela bastante impactante que sigue la misma línea que el sucesor.

Opinión

Lo primero que debo decir es que me quedo con “Salvajes” tal vez porque en su momento me impresionó más o porque fue más brutal, a ciencia cierta no lo sé. Pero tampoco es que “Los reyes de lo cool” sea algo malo, no, cumple totalmente con su cometido, y coloca unas excelentes bases para lo que se viene

Sigue la misma fórmula de salvajes, acrónimos, palabras guay y un humor bastante ácido, aunque repito, le falta más salvajismo y agresividad. Sacarles los intestinos a las personas y hacer palabras con estos no es tan transgresor, esperaba un poco más, al menos después de “Salvajes”.

Los reyes de lo cool es una precuela que funciona, no da muchísimo más, pero sí es entretenida y bien trabajada. Esos giros de Winslow al final me gustaron bastante. Es algo recomendado para sus fanáticos y… ¿ya dije que me gustó más Salvajes?

¿Puedo ser un rey de lo cool?

 

Título: Los reyes de lo cool

Autor: Don Winslow

Editorial: Roja y Negra

Género: Misterio, Ficción/Narcos

País donde sucede: Estados Unidos/México

País de origen del autor: Estados Unidos

Año de publicación: 2012

Páginas: 336

Días para acabarlo: 3

Calificación personal: 4.5/5

VoxBox.-