La historia de la primera novela lésbica de Inglaterra

En 1928 la escritora Marguerite Radclyffe Hall publicó la primera novela lésbica de Inglaterra. La moral de la época no dudó en enjuiciarla: esta es la historia.

Literatura.- Era 1926 y la escritora Marguerite Radclyffe Hall acababa de publicar su novela Adam’s Breed, que se convertiría en un éxito de ventas y le reportaría multitud de premios. La escritora estaba en lo más alto de su carrera literaria.

Fue en ese contexto cuando la escritora comenzó a escribir un libro que llevaba ratos dándole vuelta en la cabeza. Hall quería escribir una novela sobre lo que en ese momento se le conocía como “inversión sexual”: el lesbianismo.

Radclyffe Hall era consciente de que un escándalo de ese tipo podría echar a perder todo lo que había conseguido hasta la fecha. Pero también sabía que podría poner fin al silencio que había en torno al tema de la homosexualidad, tratándolo como algo natural. El riesgo parecía valer la pena.

El pozo de la soledad

Durante los dos siguientes años, Hall estuvo trabajando en lo que se convertiría en El pozo de la soledad. La novela trata sobre una mujer de la alta sociedad inglesa, cuya homosexualidad es evidente desde su juventud más temprana. La protagonista se enamora de otra mujer, a quien conoce mientras trabaja como conductora de ambulancias durante la Primera Guerra Mundial. La felicidad de la pareja, sin embargo, se ve afectada por el rechazo social y el aislamiento que producen en aquellos que las rodean.

Después de varios rechazos editoriales, Hall envió el manuscrito de la novela a Jonathan Cape, quien, receloso, aceptó publicarlo convencido del potencial comercial que tenía el libro.

Marguerite Radclyffe Hall vestida como hombre.

La primera tirada, de 1,500 ejemplares, fue discreta para evitar sensacionalismos y se vendió a un precio elevado, para que solo la compraran aquellos que estaban verdaderamente interesados en el libro. Las primeras opiniones no se hicieron esperar y fueron bastante variadas, sin que ninguna de ellas llegara a poner el grito en el cielo.

Para Leonard Woolf, marido de Virginia Woolf, estaba mal estructurada y muy descuidada en cuanto a su estilo.

El génesis del escándalo

El escándalo estalló cuando el libro cayó en manos de uno de los editores del diario Sunday Express, James Douglas, férreo cristiano y moralista. Orquestó una campaña de desprestigio del libro, aduciendo cosas como que “la inversión sexual y la perversión” eran ya demasiado visibles, que una novela como esa hacía que la sociedad necesitara “limpiarse a sí misma de la lepra de esos leprosos”. A él se le atribuye esta hermosa frase de tolerancia y respeto: “Preferiría darle a un niño o a una niña saludable una botella de ácido prúsico antes que esta novela. El veneno mata el cuerpo, pero el veneno moral mata el alma” (bastantes similares a algunas opiniones que leemos ahora en Facebook).

El editor también pidió que el Ministerio del Interior tomara cartas en el asunto.

Cape, en un ataque de pánico, envió una copia de la novela al Ministerio del Interior pidiéndole su opinión y ofreciéndose a retirarla, en caso de que lo consideraran oportuno. La respuesta del Ministro del Interior, el conservador William Joynson-Hicks, no se hizo esperar: El pozo de la soledad se consideraba “gravemente perjudicial para el interés público”, y si no se retiraba de forma voluntaria se iniciarían acciones legales.

Cape interrumpió la publicación, pero vendió los derechos de la novela a Pegasus Press, una editorial de lengua inglesa en Francia que imprimió el libro en París y lo mandó de vuelta a Londres. Está de más decir que todo este embrollo no hizo más que aumentar las expectativas del público. Cuando reapareció se vendió todavía con más rapidez.

Los intelectuales y escritores comenzaron a movilizarse

H. G. Wells y George Bernard Shaw publicaron un artículo en el que se criticaba la actuación del Ministerio del Interior. Leonard Woolf y E. M. Forster planearon hacer una carta de protesta que iría firmada por autores como Shaw, T. S. Eliot, Arnold Bennet o Virginia Woolf. Hall se opuso a la redacción inicial, porque únicamente se hacía referencia a la polémica y a la libertad de expresión, y no se hablaba por ninguna parte del mérito artístico y de la genialidad del libro.

Muchos de los testigos que la defensa llamó para testificar se negaron. El novelista Evelyn Waugh alegó que no se había leído el libro y Bernad Shaw dijo que él era demasiado inmoral como para ser un buen testigo.

El día del juicio se presentaron cuarenta testigos, incluyendo a Virginia Woolf, Forster y algunas otras personalidades. De todos modos, no se les escuchó, ni a ellos ni a nadie, porque el tribunal consideró que debía tomar la decisión sin oír ninguna opinión.

La sentencia final alegaba que el mérito literario era irrelevante y que la novela era obscena e inmoral, así que se dio la orden de que fuera destruida.

La apelación, que incluía un testimonio de Rudyard Kipling, quien tampoco fue escuchado, fue inútil.

Poco después Cape vendió los derechos a una editorial estadounidense y se produjo un proceso similar al que tuvo la novela en Inglaterra. En un juicio en el que declararon autores como Hemingway, Upton Sinclair o John Dos Passos, la defensa argumentó el antecedente de Mademoiselle de Maupin de Théophile Gautier, que describía una relación lésbica de forma más explícita que El pozo de la soledad y que fue absuelta en 1922.

Lo curioso es que en el mismo año en que fue publicado El pozo de la soledad se publicaron otras cuatro novelas de temática lésbica en Inglaterra: El hotelde Elizabeth Bowen; Orlando, de Virginia Woolf; Mujeres extraordinarias, de Compton Mackenzie; y El almanaque de las mujeres de la norteamericana,de Djuna Barnes. Ninguno tuvo problemas legales.

¿Sirvió de algo?

Más allá del valor literario de la novela de Hall, lo interesante de este episodio es que estas pequeñas acciones abrieron una brecha para que en algunos países, en especial europeos, la censura contra este tipo de formas de vida se redujera considerablemente.

Esperemos que nunca dejen de existir escritores con ganas de romper los moldes.

VoxBox.-

“Piel de lobo”: la importancia de enseñar sexualidad a los niños

Piel de lobo. VoxBox.

Debo admitir que la principal razón por la que recomiendo Piel de lobo es por la forma seca, e incluso desapercibida de cómo cuenta el abuso de una niña.

Literatura.- Piel de lobo es la segunda novela de la autora Lara Moreno. La historia puede parecer un tanto común al inicio, si no fuera por el preámbulo que nos presenta la contraportada, en donde nos deja entrever un secreto o un recuerdo perturbador en el pasado de una de las protagonistas.

El libro aparentemente prometía una historia que, aunque sencilla, iba a cautivar a cualquier tipo de lector, pero al menos conmigo no lo logró, o no del todo. No es que se trate de un mal libro, eso lo debo aclarar. Está muy bien escrito, los personajes son directos y la simpleza de los diálogos creo que es lo más rescatable de la novela. Sin embargo, considero que la autora tenía un tema muy interesante por explorar, por mostrar su punto de vista y no solo eso, sino también por ser la voz de quienes temen contar situaciones semejantes.

El libro habla sobre (perdón por el spoiler) la naturalización de la violencia, de la violencia sexual y psicológica que viven las mujeres en España, en El Salvador y en el resto del mundo. Con esa base, considero que Moreno podía entregar un diamante pulido a sus lectores, y mostrarnos de forma más sesgada la realidad de las personas que sufren de abusos, sobre todo cuando son niños y cómo la violencia trasciende en el tiempo.

Y aunque reconozco que la autora posiblemente consideró importante contar con una historia principal, un poco menos controvertida, creo que se le olvidó desarrollar a fondo el tema que para mí, y puedo jurar que para muchos, era más el central.

Dejando de lado lo anterior, debo admitir que la principal razón por la que recomiendo su lectura es porque la forma seca, e incluso desapercibida de cómo cuenta el abuso de una niña, el cual se continúa hasta que esta llega a la adolescencia, es sumamente honesto. En la vida real pasa así, el abusador se esconde tras las sombras y nadie se da cuenta hasta que las cosas pasan. En parte porque creemos que nunca nos pasarán a nosotros, y cuando llegan, como un golpe contundente e imprevisto, vemos con horror la susceptibilidad a la que estamos expuestos.

Y es que sin ánimo de criticar las decisiones de los demás, nuestras sociedades están llenas de padres pasivos o incrédulos ante la realidad de sus hijos, y por favor, no crean que los estoy culpando, yo sé que los responsables no son ellos, pero si en nuestras sociedades “modernas” lográramos ser más conscientes de los riesgos a los que los niños se ven sometidos día a día, y tratáramos de prevenirlos, quizás la realidad sería otra.

Requerimos educar a los niños, enseñarles que la sexualidad es algo que existe, y que nadie tiene derecho de decidir sobre el cuerpo de otro, ni de tocarlo sin permiso, que eso es violentar, es acosar. El impacto que el libro genera es este, ver cómo el abuso se refleja siempre de forma críptica, por temor, por vergüenza o incluso por desconocimiento. Pero que por más velos que se traten de poner sobre la violencia sexual, el daño es profundo, siendo que el cuerpo y el alma de quien lo ha sufrido quedan en estados críticos, lo que deviene en situaciones depresivas en el mayor de los casos.

Puntuación: 3/5

Autora: Vanessa Ramos. Abogada y lectora asidua.

Otros textos de la autora:

¿Sant Jordi en lugar de navidad?

Las chicas de Russell y el fehaciente dolor de la adolescencia

Mamá, yo también quiero ser feminista

Mi segundo viaje al Macondo de “Cien años de soledad”

VoxBox.-

Un legado de 20 años con magia: Harry Potter

Harry Potter- VoxBox

J. K. Rowling ha llenado la vida de muchos con la magia, desde la publicación del primer libro de la saga Harry Potter, en 1997. 

Literatura.- J. K. Rowling ha llenado la vida de muchos con la magia, desde la publicación del primer libro de la saga Harry Potter, en 1997.

Y hoy es una ocasión para celebrarlo, empezando porque hoy cumple 20 años desde que esta historia del joven Harry Potter comenzó, y además, su autora cumple 52 años. Una coincidencia bastante agradable para muchos potterheads.

Joanne Rowling nació el 31 de julio de 1965, en Yate. Desde pequeña disfrutaba escribir historias de fantasía, aunque no imaginaba que se convertiría en una de las escritoras más famosas del mundo.

La idea de Harry Potter llegó en junio de 1990, durante un viaje en tren desde Manchester a Londres. Cinco años más tarde finalizó el manuscrito de Harry Potter y la piedra filosofal.

Harry Potter VoxBox
Harry Potter – VoxBox

Hemos tenido la dicha desde entonces de disfrutar las 7 novelas de la saga del joven mago Harry Potter.

Pero no todos están disfrutando de esta celebración. La saga de Harry Potter ha sido severamente criticada y rechazada por la religión. Esto ha sido controversial por el tema que resalta en estas películas: la hechicería y la magia. Muchas personas tomaron la iniciativa de quemar los libros, o prohibirlos en algunas escuelas de Latinoamérica y Estados Unidos.

Sin embargo, ha sido seguida y aclamada por muchos. Una saga que gira en torno a la Escuela Hogwarts de Magia y Hechicería, junto a sus mejores amigos Ron Weasley y Hermione Granger. Harry tiene una cicatriz con forma de relámpago en su frente, la cual obtuvo cuando el Mago Oscuro Lord Voldemort intentó asesinarlo cuando solo era un bebé. Voldemort asesinó a los padres de Harry el 31 de Octubre de 1981. Harry es famoso dentro del mundo mágico, por ser la única persona que ha sobrevivido al Avada Kedavra, causando la caída de Lord Voldemort.

Harry Potter VoxBox
Harry Potter -VoxBox

Estos libros y películas crearon un vínculo especial con el público, que hasta llegó a ser un grupo de fans denominado potterheads. J. K. Rowling tuvo el placer de ver su historia hecha realidad y amada por muchos, nos adentró al mundo de Harry desde que era pequeño y lo vimos crecer con Hermione y Ron, a través de las aventuras y dificultades que pasaron juntos. Más que una historia de magia, es una historia de aprendizajes.

Gracias, J. K. Rowling, por enseñarnos que nuestros sueños se pueden realizar, y que a veces a la vida le hace falta un poco de magia que nos haga salir de nuestra zona de confort y tener una visión más amplia de la vida.

¡Feliz cumpleaños, Harry Potter y J. K. Rowling!

Los dejamos con las 20 mejores frases de Harry Potter:

1. “La felicidad se puede hallar hasta en los más oscuros momentos, si somos capaces de usar bien la luz”.

2. “Son nuestras elecciones las que muestran lo que somos, mucho más que nuestras habilidades”.

3. “No es bueno dejarse arrastrar por los sueños y olvidarse de vivir”.

4. “No sientas pena de los muertos, sino de los vivos, y sobre todo de aquellos que viven sin amor”.

5. “Hay muchos tipos de valentía. Hay que tener un gran coraje para oponerse a nuestros enemigos, pero hace falta el mismo valor para hacerlo con los amigos”.

6. “Para una mente bien preparada, la muerte es solo la siguiente gran aventura”.

7. “Es hora de elegir entre lo que es fácil y lo que es correcto”.

8. “Las palabras son, en mi no tan humilde opinión, nuestra más inagotable fuente de magia, capaces de infringir daño y de remediarlo…”.

9. “El amor es una fuerza que es más hermosa y más terrible que la muerte”.

10. “¡No te das cuenta de que no importa lo que uno es por nacimiento, sino lo que uno es por sí mismo!”.

11. “Lo único que nos da miedo cuando nos asomamos a la muerte o a la oscuridad es lo desconocido”.

12. “Los jóvenes no pueden saber cómo piensan ni cómo se sienten los ancianos, pero los ancianos somos culpables si olvidamos qué significa ser joven”.

13. “La verdad es una cosa terrible y hermosa, y por lo tanto debe ser tratada con gran cuidado”.

14. “Tu incapacidad de comprender que hay cosas mucho peores que la muerte siempre ha sido tu mayor debilidad”.

15. “La gente encuentra más fácil perdonar a los demás por equivocarse, que por acertar”.

16. “La comprensión es el primer paso para la aceptación, y solo aceptando puede recuperarse”.

17. “¿Piensas que los muertos a los que hemos querido nos abandonan del todo? ¿No crees que los recordamos especialmente en los mayores apuros? Tu padre vive en ti, Harry, y se manifiesta más claramente cuando lo necesitas”.

18. “Ser el Maestro de la Muerte no es conseguir la inmortalidad. Es aceptar la muerte, esto es conquistarla”.

19. “Seremos fuertes a medida que estemos unidos, débiles a medida que estemos divididos… el don de esparcir discordia y enemistad es muy grande… podemos combatirlo demostrando un lazo de amistad y confianza igualmente fuertes”.

20. “Y ahora, Harry, adentrémonos en la oscuridad y vayamos en busca de la aventura, aquella caprichosa seductora”.

VoxBox.-

Los 10 escritores más ricos del planeta

Escritores más ricos. VoxBox.

Decir “los escritores más ricos del planeta” puede sonar extraño para algunos, que todavía imaginan a los escritores como seres solitarios.

Literatura.- Decir “los escritores más ricos del planeta” puede sonar extraño para algunos, que todavía imaginan a los escritores como seres solitarios, escribiendo sin cesar en un cuartucho oscuro y miserable, mientras se beben la última gota de licor.

Pero nada más lejos de la realidad.

Estos escritores crearon un imperio a través de su imaginación y de mundos fantásticos e imaginarios que nos han trasmitido ilusiones, alegrías, tristezas, rabias y hasta logran enamorarnos: ¡qué sería del ser humano sin un buen texto!

La escritura, al igual que otras artes, despierta una serie de sentimientos únicos y diferentes en las personas, y nos permiten crear un olimpo y hasta el surgimiento de las mejores ideas.

La clave del éxito ha sido ser únicos e innovadores en cada historia desarrollada. Dejar volar su imaginación sin tabúes ni paradigmas, logrando atrapar a cada lector.

Aquí están los escritores cuyas inmensas fortunas se crearon a base de sacrificios, derrotas y poco o mucho genio.

1- J. K. Rowling

USD 1,000 millones

Nacida en Gran Bretaña, hizo su fortuna gracias a la saga de Harry Potter. En todo el mundo se han vendido más de 450 millones de los libros, que narran las aventuras del joven mago. Esta semana se dio a conocer que para octubre se publicarán dos nuevos libros de la saga, aunque la participación de Rowling todavía no es segura.

2- Stephen King

USD 400 millones

Nació en Portland, Estados Unidos, en 1947. Es conocido por sus libros de terror, de los cuales ha vendido 350 millones de copias. Entre sus obras más destacadas están Carrie, The Shining, It, The Dark Tower y 11/22/63, siendo esta última sobre el asesinato de J. F. Kennedy.

3- Danielle Steel

USD 350 millones

Esta neoyorquina de 65 años ha vendido más de 530 millones de libros. Se destacan sus novelas para adultos, poesías y textos de no ficción, entre ellos Having a Baby y His Bright Light.

4- Tom Clancy

USD 300 millones

Las historias de tinte militar y político han sido la clave de su éxito. Sus libros más vendidos son En la mira, Contra todo enemigo y La caza del octubre rojo.

5- James Patterson

USD 250 millones

Se ha hecho famoso por las 65 obras que ha escrito sobre el psicólogo del exmiembro del FBI Alex Cross. En 2012 ganó USD 94 millones.

6- John Grisham

USD 200 millones

Las novelas de suspenso han hecho millonario a este abogado. Su libro El informe Pelícano fue el más vendido en la década de los noventa (cerca de 15 millones de ejemplares).

7- Jackie Collins

USD 180 millones

Todos los 28 libros que ha escrito sobre tórridos romances, sexo y poder se han convertido en best-sellers y ha vendido 400 millones de copias en 40 países. Se destacan los títulos Todo lo que puedas desear, El mundo está lleno de hombres casados, Mujeres de Hollywood y El semental.

8- Nora Roberts

USD 150 millones

Tiene en su lista más de 200 novelas románticas y de suspenso. Solo el año pasado facturó USD 23 millones. Desde que redactó su primera obra en 1979, adoptó la rutina de escribir ochos horas al día.

9- Dean Koontz

USD 125 millones

En 1968 dejó de trabajar como profesor de literatura en una escuela secundaria, para dedicarse a escribir historias en las que mezcla el suspenso, el terror, la ciencia ficción y la sátira. Fantasmas y Relámpagos son sus títulos más populares.

10- Stephenie Meyer

USD 125 millones

Se hizo famosa y millonaria con Crepúsculo. Empezó a escribir la saga de vampiros en 2005, cuando se sentía presionada por su trabajo de recepcionista y la crianza de sus hijos. Jamás imaginó que iba a vender 100 millones de copias.

VoxBox.-

Se vienen dos nuevos libros de la saga de Harry Potter

Harry Potter. VoxBox.

La saga continúa y en octubre se pondrán a la venta dos nuevas entregas de Harry Potter, pero todavía no queda claro la participación de Rowling en estos libros.

Literatura.- En 2017 se celebran 20 años de la publicación del primer libro de la saga, Harry Potter y la piedra filosofal, que supuso el inicio de un fenómeno casi sin precedentes. Han sido varias las generaciones que han seguido las historias de los niños magos que, poco a poco, se convirtieron en adultos y fueron desencadenando numerosas tramas a su alrededor.

Un libro que desembocó en casi una decena de películas y millones de personas aficionadas a lo que hace ya 20 años comenzó en la escuela de Hogwarts.

Ahora, para celebrar esas dos décadas de magia, la editorial Bloomsbury ha anunciado el lanzamiento de dos nuevos libros de Harry Potter, que tendrá lugar el próximo mes de octubre. El título que acompañará estas nuevas publicaciones es Harry Potter: una historia de la magia y Harry Potter, un viaje a través de la historia de la magia.

El primero de ellos se centrará en las asignaturas que los aspirantes a mago cursan en Hogwarts, mientras que el segundo transportará al lector al pasado del universo Harry Potter, poblado por brujas, magos, criaturas y sus fascinantes hechizos.

Eso sí, todavía hace falta conocer las fechas exactas de las publicaciones.

De todas formas, uno de los parámetros estará marcado en el calendario en el 20 de octubre, día en el que comienza la Exhibición de Harry Potter, Una Historia de Magia, en la biblioteca nacional del Reino Unido, ubicada en Londres, cita en la que se enmarca el lanzamiento.

Otra de las dudas es que no se tiene absoluta claridad sobre la influencia o participación que tendrá Rowling en la realización de los libros.

VoxBox.-

El lector supersticioso

el lector supersticioso

Fue de Jorge Luis Borges de quien tomé la definición de lector supersticioso. Solo en una entrevista lo mencionó, pero a lo largo de su obra hay más pistas.

Literatura.- En mi opinión, no hay nada más frustrante que no tener a nadie con quien compartir el placer de mis lecturas, y sin embargo, al mismo tiempo y de modo paradójico, una de las aficiones más íntimas y personales que cualquier ser humano puede tener son, precisamente, sus lecturas.

La definición de Borges

Borges, lector empedernido por excelencia y a quien le escuché por primera vez la expresión lector supersticioso, escribió alguna vez: “La lectura debe ser una de las formas de la felicidad y no se puede obligar a nadie a ser feliz”. También escribió estos versos, que son un tributo al acto mismo de la lectura:

Que otros se jacten de las páginas que han escrito;
a mí me enorgullecen las que he leído.
No habré sido un filólogo,
no habré inquirido las declinaciones, los modos, la laboriosa mutación de las letras,
la de que se endurece en te,
la equivalencia de la ge y de la ka,
pero a lo largo de mis años he profesado
la pasión del lenguaje.
Mis noches están llenas de Virgilio;
haber sabido y haber olvidado el latín
es una posesión, porque el olvido
es una de las formas de la memoria, su vago sótano,
la otra cara secreta de la moneda.
Cuando en mis ojos se borraron
las vanas apariencias queridas,
los rostros y la página,
me di al estudio del lenguaje de hierro
que usaron mis mayores para cantar
espadas y soledades,
y ahora, a través de siete siglos,
desde la Última Thule,
tu voz me llega, Snorri Sturluson.
El joven, ante el libro, se impone una disciplina precisa
y lo hace en pos de un conocimiento preciso;
a mis años, toda empresa es una aventura
que linda con la noche.
No acabaré de descifrar las antiguas lenguas del Norte,
no hundiré las manos ansiosas en el oro de Sigurd;
la tarea que emprendo es ilimitada
y ha de acompañarme hasta el fin,
no menos misteriosa que el universo
y que yo, el aprendiz.

Y no olvidemos que escribió esto otro, que en definitiva es memorable: “Si Shakespeare les interesa, está bien. Si les resulta tedioso, déjenlo. Shakespeare no ha escrito aún para ustedes. Llegará un día que Shakespeare será digno de ustedes y ustedes serán dignos de Shakespeare, pero mientras tanto no hay que apresurar las cosas”. Y no puede faltar esta otra cita, que será necesaria para continuar con el post:

Yo no quisiera que la moralidad de esta comprobación fuera entendida como de desesperación o nihilismo. Ni quiero fomentar negligencias ni creo en una mística virtud de la frase torpe y del epíteto chabacano. Afirmo que la voluntaria emisión de esos dos o tres agrados menores (distracciones oculares de la metáfora, auditivas del ritmo y sorpresivas de la interjección o el hipérbaton) suele probarnos que la pasión del tema tratado manda en el escritor, y eso es todo. La asperidad de una frase le es tan indiferente a la genuina literatura como su suavidad. La economía prosódica no es menos forastera del arte que la caligrafía o la ortografía o la puntuación: certeza que los orígenes judiciales de la retórica y los musicales del canto nos escondieron siempre. La preferida equivocación de la literatura de hoy es el énfasis.

Pero fue en la entrevista A fondo con Joaquín Soler Serrano, en 1976, cuando Borges dijo: “Yo no soy lector supersticioso. Yo sé que debería de decir que el Fausto es una obra maestra, pero realmente me parece un error de Goethe. Pero en cambio pienso en las Elegías romanas pienso en Goethe mismo, en el hombre Goethe, y siento afecto por él y… puedo entender sus errores. La cultura alemana me gusta mucho”.

Más no podría añadir. No olvidemos que cuando los grandes hablan los pequeños debemos callar, porque si no es así se deja de aprender. De todos modos añadiré un par de cosas, porque no quisiera dejar un solo atisbo de duda en lo que quise exponer en esta ocasión.

Reflexión personal

¿Quién es el lector supersticioso? Para Borges es aquel lector que hace distinción entre lecturas trascendentes e intrascendentes, escritores grandes y pequeños, titanes de la literatura universal y escritores menores. Es el lector que es capaz de someter el placer (de la lectura) a la disciplina (leer solo el canon local, universal, etc.). Y a veces renuncia en absoluto a esa bella ingenuidad de cuando somos niños y tomamos un libro con todo el gusto del mundo.

No quisiera meterme en ese embrollo de justificar una postura que indique que hay buenas o malas lecturas. Y antes de que llegue la malinterpretación quiero resumir mi vida de lector: de los 8 a los 15 leí por placer; de los 15 a los 17 leí con placer y a veces por obligación; de los 17 a los 23 leí por disciplina; y de los 23 hasta la fecha he vuelto a leer por placer. ¿Soy disciplinado para leer? Ya no lo sé y no me importa. Prefiero el placer del texto. He tenido grandes e inolvidables lecturas. Muchos de los libros que forman parte de mi vida son como un mantra y de entre ellos hay algunos que los veo como maestros o como un talismán.

Reconozco que también tengo mucho de lector supersticioso, porque hay autores que considero grandes de verdad y mi intuición me dice que muchos deberían de estar leyéndolos para avanzar como personas. Pero también creo que la lectura por placer es el mejor camino para llegar a lecturas más sofisticadas, ya sea en su lenguaje o propuesta estilística. Así que no puedo invalidar el placer que le genere a quien lea motivacionales, los superventas juveniles del momento o autores que solo destacan por sus frases clichés.

Cada uno elige con qué alimentarse y en eso estoy de acuerdo con los detractores de la idea de leer cualquier cosa. Claro, si decido alimentarme con golosinas es natural que tendré una mala nutrición. Lo mismo ocurre con las lecturas. Pero haría mal si quiero obligar a alguien a leer La Divina Comedia, de Dante Alighieri, o El ruido y la furia, de William Faulkner, y tal vez solo provoque aversión literaria. ¿Qué tiene de malo leer por entretenimiento? Por supuesto, me encantaría convencer a todo mundo que el Fausto de Goethe es una de las experiencias más grandes de mi vida, que es un libro denso y brutal, o que cada vez que leo Las mil y una noches vuelvo a sentirme como un niño.

Y he escuchado miles de veces: “¡¿Que no has leído a Fulano de Tal?! No te creo. Y yo que te hacía un gran lector. Fulano es uno de los escritores más fundamentales de la literatura tal”. No culpo ni implico a nadie. Yo también fui así. Y también me emocionaba al infinito hablando de mis lecturas y todo, y a veces hasta muy tarde reparaba en que a mi receptor lo tenía harto. ¿Y qué si prefiero a Stephen King por sobre Fulanito de Tal? Prefiero recordar con una sonrisa y con asombro una lectura personal y de disfrute, que poner un rostro adusto e impertérrito afirmando que he leído a los más grandes de la literatura universal, solo por demostrar que los he leído y ya.

El año pasado, por ejemplo, comencé leyendo ficción detectivesca, pero en el camino aparecieron innumerables recomendaciones. Me gusta que me recomienden, porque soy de una curiosidad infinita. Pero al ser lector hedonista termino abandonando, si un libro no me gusta o me trabo en alguna parte. Pasó en mis manos de todo un poco. Interrumpí las sesudas cavilaciones detectivescas porque cayó en mis manos la saga Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin. Hace 10 años habría desdeñado dicha saga solo por saber que era superventas. No sé en qué diablos estaba pensando, pero desde hace años me pude haber dado la oportunidad de leer autores que me autocensuraba, solo porque creía con esnobismo en la gran literatura.

He leído muchos clásicos, sobre todo del siglo XIX… pasé años de mi vida embelesado con ellos y algunos los sigo leyendo, porque me siguen atrapando como la primera vez, pero también por leer solo eso me he perdido de las novelas más contemporáneas. Y claro, no se puede tenerlo todo, pero hay mucha novela reciente que me ha dado un placer que desconocía. A partir de eso he decidido leer, única y en exclusiva, por placer. Sin agenda. He decidido dejar de recomendar lecturas, a menos que las personas me pregunten de forma explícita mi opinión personal. He decidido dejar de invalidar o satanizar los gustos literarios de los demás, así como desde hace años dejé de invalidar sobre los gustos musicales y cinematográficos.

Dicen que los millenials conciben la vida como una inmensa experiencia. ¿No le parece que podríamos aprender un poco de eso? ¿Para qué quiero que lea las obras completas de Shakespeare, si me transmitirá un sentimiento del deber en lugar de un sentimiento de placer? Prefiero que llegue a amar la lectura desde su propio camino. Y si ya es amante de la lectura y no tiene con quién conversar, tal vez un día quedamos en un café y podemos dialogar. Ya me hace falta hablar con alguien sobre el placer de la lectura.

__________________

Referencias: El fragmento pertenece al artículo “La supersticiosa ética del lector” y aparece en el libro Discusión (1932). El poema citado se titula El lector y pertenece a Elogio de la sombra (1969). Sin embargo, ambos textos los extraje del tomo 1 de las obras completas editadas por Emecé en 1984. El artículo aparece en las páginas 202-205 y el poema aparece en la página 1016.

VoxBox.-

Grandes libros que se pueden leer en un día

Grandes Libros. VoxBox.

Puede sonar paradójico: grandes libros que en realidad se leen en una sentada, pero en la literatura lo “grande” muy pocas se refiere al tamaño.

Literatura.- Puede sonar paradójico: grandes libros que en realidad se leen en una sentada. Pero en la literatura, como en el arte en general, es bueno aclarar que lo “grande” muy pocas veces se refiere al tamaño.

De todas formas es bueno recordar que leer sigue siendo un lujo, en muchas formas. Leer literatura, ficción: historias que nunca ocurrieron más que en la mente a veces retorcida de sus autores.

El problema reside en que leer requiere tiempo —a veces mucho tiempo—, y cada vez es más complicado encontrar huecos en nuestras vidas para hacerlo. Eso sin contar con que nuestra capacidad de atención se ha visto cada vez más reducida, en la medida que la tecnología penetra más en la vida cotidiana.

Por eso te dejamos algunos libros que pueden ser leídos en un día, con un café, un cigarro y tal vez un disco de poca duración.

La lista no es estricta ni está hecha de mayor a menor, pero te puede servir como una guía para comenzar a abrirle paso en tu vida a tan plácida tarea:

El caballero inexistente (Italo Calvino)

En esta novela de aventuras, teñida de un delicioso sentido del humor, que es a la vez una poética fábula sobre la identidad, sobre la diferencia entre ser y creer que se es, Calvino se pregunta la razón por la que un hombre es amado, por la que otro desea vengarse, por la que un tercero se considera hijo, amante, amigo o caballero. La respuesta se encuentra tal vez en la pregunta misma, en su melancolía y su extrañeza.

La historia de mis dientes (Valeria Luiselli)

La historia de mis dientes, segunda novela de Valeria Luiselli, revela una fascinante dimensión en su escritura, y confirma su capacidad para generar atmósferas llenas de enigmas y de sutiles guiños, en los que cada gesto está cargado de sentido. Con una destreza que combina el dominio del lenguaje con una estructura atrevida y desfachatada, Luiselli retrata —a veces con humor, otras con ternura y unas más de manera despiadada— eso que llamamos condición humana, al hacer confluir en sus personajes el peso de la historia personal con ese motor cotidiano que es el anhelo.

El congreso de literatura (César Aira)

César es un traductor que ha caído en tiempos difíciles debido a la crisis económica mundial. Es también escritor y un científico loco que cree en la dominación del mundo. En una visita a la playa, de manera intuitiva resuelve un enigma antiguo, encuentra el tesoro de un pirata y se convierte en un hombre muy rico. Aún así, la apuesta de César por la dominación del mundo es lo primero, por lo que asiste a una conferencia literaria para estar cerca del hombre cuyo clon quiere que conduzca a un ejército a la victoria: el mundialmente conocido autor mexicano Carlos Fuentes. Una fantasía cómica de ciencia ficción de primer orden. La conferencia literaria es el vehículo perfecto para la apropiación de César Aira de la literatura en el siglo XXI.

Seda (Alessandro Baricco)

Alessandro Baricco presentó la edición italiana de Seda, que tuvo un éxito extraordinario en su país, con estas palabras: “Esta no es una novela. Ni siquiera es un cuento. Esta es una historia. Empieza con hombre que atraviesa el mundo y acaba con un lago que permanece inmóvil, en una jornada de viento. El hombre se llama Hervé Joncour. El lago, no se sabe. Se podría decir que es una historia de amor. Pero si solamente fuera eso, no habría valido la pena contarla. En ella están entremezclados deseos y dolores, que se sabe muy bien lo que son, pero que no tienen un nombre exacto que los designe. Y, en todo caso, es nombre no es amor”.

Extrañando a Kissinger (Etgar Keret)

Entre los 49 cuentos que componen este volumen se encuentran algunos que ya se han convertido en referentes keretianos, como Romper el cerdito, Listo para disparar o, el que da nombre al libro, Extrañando a Kissinger. Producto de la inagotable imaginación de Keret, el lector se topará con unas gotas para aliviar la soledad, con un ángel demasiado perezoso como para volar o con una hermosa mujer que a fuerza de pedir a sus novios en turno que se vayan adecuando a lo que ella desea, termina convirtiéndolos en cómodos y blandos poufs que disfrutan inmensamente cuando se sienta sobre ellos y sonríe. Estos son solo unos cuantos elementos retratados por Keret, que harán reír, horrorizarse y dejarán perplejos a los lectores que decidan adentrarse en su universo.

La guía del autoestopista galáctico (Douglas Adams)

Un jueves a la hora de comer, la Tierra es inesperadamente demolida para poder construir una nueva autopista hiperespacial. Arthur Dent, un tipo de lo más corriente que esa misma mañana ha visto cómo echaban abajo su propia casa, considera que eso supera lo que una persona puede soportar. Pero, desgraciadamente, el fin de semana no ha hecho más que empezar, y la galaxia es un lugar extraño y sorprendente. Tras el rotundo éxito de la radionovela, el autor la convirtió en libro y más adelante participó en las adaptaciones de la misma a series televisivas y teatrales, un videojuego, cómics y hasta toallas de baño.

La invención de Morel (Adolfo Bioy Casares)

Jorge Luis Borges declaró La invención de Morel una obra maestra comparable a Una vuelta de tuerca y a Viaje al centro de la Tierra. Ubicada en una misteriosa isla, la novela de Bioy es una historia de suspenso y exploración, así como un romance maravillosamente improbable, en el que cada detalle es a la vez cristalino y profundamente misterioso.

La Biblia de neón (John Kennedy Toole)

David, el protagonista de La Biblia de neón, es un adolescente que vive en una población miserable del profundo Sur. Una Biblia de neón ilumina el cielo por las noches y durante el día el fanatismo religioso y la malevolencia hacen estragos en la vida de los ciudadanos. El padre de David pierde su trabajo, no puede seguir pagando su contribución a la Iglesia, y esto marca el inicio de una decadencia que les convertirá en parias dentro de la pequeña comunidad. No hay muchas alegrías en la vida de David, excepto las que llegan de la mano de tía Mae, una hermana de su madre que tras una fantasmal carrera como cantante, y ya con sesenta años, escandaliza a los bienpensantes con su pelo teñido de rubio, sus vestidos de colores chillones y sus decrépitos novios. Tras una decepción amorosa y un sangriento y escalofriante episodio, el joven David se apresta a una nueva vida en otros horizontes.

Un mundo feliz (Aldous Huxley)

En el futuro, los controladores mundiales han creado la sociedad ideal. A través del uso inteligente de la ingeniería genética, el lavado de cerebro, el sexo recreativo y las drogas, todos sus miembros son felices consumidores. Bernard Marx parece estar solo, albergando un anhelo mal definido de liberarse. Una visita a una de las pocas reservaciones salvajes restantes, donde la vida vieja e imperfecta todavía continúa, puede ser la cura para su congoja.

De Perfil (José Agustín)

Rodolfo Valembrando está a punto de entrar en la preparatoria, pertenece a una clase media, hijo de profesionistas, vive en la Narvarte, ocupa el tiempo en salir con sus amigos y las cosas se le dan muy fáciles sin preocupaciones. Como buen adolescente, no tiene claro qué es lo que quiere de la vida, ni le interesa. Solo contemplar su mundo desde la roca del jardín, su refugio. Su mayor drama es no tener cigarros que fumar, soportar a su hermano menor o a su amigo Ricardo, o el hecho de que se note el haberse orinado en los pantalones.

¿Conoces algún otro libro que se pueda leer en un solo día? (Que no sea El Principito).

VoxBox.-

¿Sant Jordi en lugar de Navidad?

Sant Jordi en lugar de navidad. VoxBox.

Yo propongo celebrar Sant Jordi (o el día de San Jorge), aun y cuando sea una celebración arraigada como tal solo en algunas ciudades de España.

Literatura.- No me malinterpreten: reconozco que muchas personas celebran la Navidad con base en una creencia cristiana o religiosa. Pero siendo honestos la mayoría lo ve como un evento comercial, en el cual lo que se observa en abundancia es la fiesta y los regalos.

Siendo así las cosas, yo propongo celebrar Sant Jordi (o el día de San Jorge), aun y cuando sea una celebración arraigada como tal solo en algunas ciudades de España. Veámoslo como una superferia del libro, en donde muchos autores hacen firmas y exposiciones sobre su obra: un evento cultural para ser felices, incluso si no eres un gran lector.

En el Sant Jordi del cual hablo es tradición regalar libros y rosas, salir a recorrer las plazas llenas de libros, nuevos o usados, de autores clásicos o del autor juvenil de moda. Me lo imagino como un tipo de paraíso terrenal. En algunos países como El Salvador, el 23 de abril algunas universidades, casas de la cultura o clubes de lectura se toman la tarea de liberar libros por la ciudad. En lo personal solo he participado una vez, en la cual me di cuenta que a pesar de ser una actividad hasta cierto punto educativa o cultural, muchas personas lo ven extraño o no le toman importancia.

Celebremos el Día Internacional del Libro, esperemos su llegada como esperamos el primero de enero o las vacaciones de verano. Seamos felices entre estantes de libros, y sobre todo ¡leamos!, porque tanta falta que nos hace.

Pero bien, dejando de lado la tradición de la que les hablo, este año he visto cómo la mayoría de librerías de mi país (El Salvador) se han encargado de llenar las redes sociales de publicidad relacionada con el tema. Sus propuestas se centran en retos y una serie de descuentos al estilo Black Friday, pero por algo hay que empezar, ¿no creen?

        Así que les deseo un ¡feliz Sant Jordi!, y felices lecturas.

Por cierto, si deciden hacer alguna compra para conmemorar este día, les dejo un par de recomendaciones.

La Carne, de Rosa Montero

Se trata del más reciente libro de la autora española y es una lectura bastante amena y atrayente. Las personas a las que conozco y que la han leído concuerdan conmigo en que sin duda es una lectura necesaria.

Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll

Me declaro fiel seguidora de Alicia. Es ya un clásico de la literatura y no solo eso, sino que además es disfrutable tanto para chicos como para adultos.

Emily the Strange, de Rob Reger

Es una serie de libros que se asemejan a una historieta. En lo personal me parecen historias bastante entretenidas, aunque creo que están dirigidas a un público adolescente. Los libros se centran en Emily, una chica de trece años, bastante inquieta e irreverente, que junto a su pandilla de gatos negros se sumergen en distintas aventuras.

El desencanto, de Jacinta Escudos

Jacinta Escudos es mi autora salvadoreña favorita. Considero que este libro es el que menos se parece entre sí con la demás obra de la autora; sin embargo, eso no le quita el mérito de ser muy bueno, por lo que lo recomiendo mucho.

El gran Gatsby, de Scott Fitzgerald

Un clásico de la literatura (al menos para mí). No es una historia feliz pero sí mágica. Creo que me tardé demasiado tiempo en atreverme a leerlo, pero desde la primera página el lector se da cuenta del buen libro que tiene entre sus manos.

Te puede interesar de la misma autora: Las Chicas de Russell y el fehaciente dolor de la adolescencia.

Autora: Vanessa Ramos. Abogada y lectora asidua.

VoxBox.-

 

 

Las chicas de Russell y el fehaciente dolor de la adolescencia

Las chicas es una novela de Emma Clein. VoxBox.

Las chicas es un libro necesario que nos muestra la vulnerabilidad del ser humano, sobre todo cuando se está solo y se ha perdido la esperanza en el futuro.

Literatura.- “Volví la mirada por las risas y seguí mirando por las chicas… Las examiné con una mirada boquiabierta, flagrante y descarada…”, así es como da inicio esta historia, Las chicas, escrita por la novel Emma Cline, quien a su corta edad y con una licenciatura en Bellas Artes bajo el brazo nos muestra con elegancia y delicadeza la historia cruel de un grupo de chicas que se niegan a crecer o que quizás crecieron demasiado pronto.

El libro se desarrolla en el terrible verano de 1969, y se desenvuelve con el trasfondo de una historia real, que en la actualidad ha sido estudiada con vastedad. Cline se basa en la familia Manson y el crimen que cometieron en ese verano triste. Pero por supuesto que la historia no es una más sobre la noche de la masacre orquestada por el hasta ahora icónico Charles Manson y ejecutada por sus chicas, no: esta es una historia sobre amistad, sobre el descubrimiento de uno mismo y sobre la soledad. Pero no me malinterpreten, en ningún momento cae en el diálogo simple de un libro para adolescentes. La forma de escribir de la autora, y como bien lo ha planteado la crítica a nivel mundial, es asombrosamente fuerte, directa y que trata de forma sutil temas tan brutales como la venganza desmedida, el abuso sexual y la pérdida definitiva de la inocencia.

Es un libro sin duda alguna necesario, que nos muestra la vulnerabilidad del ser humano, sobre todo cuando se está solo y se ha perdido la esperanza en el futuro. Nos muestra la lucha interna que puede vivir una joven, entre quedarse y soportar la monotonía de una familia que se desmorona, o volverse seguidora de alguien en apariencia genial, que en un primer momento brinda seguridad y compañía, pero que a la larga representa un callejón sin salida hacia el abuso y la violencia.

Llega un punto en la lectura en que te das cuenta de lo que en realidad Emma Cline te está contando, y es una historia de abusos, una historia tristísima que ocurre a diario en casi todo el mundo. Es inquietante ver cómo un grupo de jóvenes, en su mayoría mujeres que no sobrepasaban los veinte años, estaban decididas a matar por su ídolo, por Russell o Charles, o el nombre de X persona, el que tú quieras colocar. Es la muestra fehaciente del dolor que nos causa crecer y de los riesgos que se corre en el proceso. Todos deberíamos leerlo y tratar de comprender que el sufrimiento de la adolescencia y la mezcla de soledad y abusos solo creará a seres humanos rotos, y que mientras los ciclos de violencia consentida sigan produciéndose, las sociedades modernas continuarán siendo aterradoras.

Puedes leer también: Mamá, yo también quiero ser feminista.

Puntuación: 5/5

Autora: Vanessa Ramos. Abogada y lectora asidua.

VoxBox.-

 

El realismo mágico de Gabriel García Márquez llega a China

El realismo mágico de Gabriel García Márquez llega hasta China. VoxBox.

El realismo mágico de Gabriel García Márquez llega hasta China. Diversas actividades se desarrollan hoy en esta vasta nación, que acoge a millones de seguidores del escritor.

Literatura.- El realismo mágico de Gabriel García Márquez llega hasta China. Diversas actividades se desarrollan hoy en esta vasta nación, que acoge a millones de seguidores del escritor, periodista y uno de los grandes maestros de la literatura universal, en el tercer aniversario de su fallecimiento.

Reunidos en el museo Jintai, del capitalino parque de Chaoyang, diplomáticos, colombianos asentados en Beijing, prensa local y extranjera y fanáticos se dieron cita este lunes frente al busto del Gabo, creado por el artista Yuan Xikun en 2013, para conmemorar el tercer aniversario de la partida física del premio Nobel de Literatura 1982.

El autor de Cien años de soledad es uno de los escritores más conocidos entre los lectores chinos, obra que llegó a este territorio en los años ochenta del siglo pasado, y desde aquel entonces generó una oleada de investigaciones y críticas literarias que se mantienen en la actualidad, rememoró Yuan.

Repasó el artista chino que el autor colombiano, con su forma de escribir que mira al pasado y al mismo tiempo predice el futuro, que es real y mágico a la vez, logra construir una metáfora de América Latina y enfatiza en su obra un llamado a la independencia, para establecer una nueva sociedad civilizada.

De acuerdo con el curador de 23 esculturas de héroes, científicos y artistas de todo el mundo, que se exponen en el referido parque, el contenido y pensamiento de la obra de Gabriel García Márquez ha influenciado a varias generaciones de lectores y escritores chinos.

Por su parte, el embajador de Colombia en este país, Óscar Rueda, subrayó la perpetuidad de la obra del premio Nobel allí, así como su alcance en el pueblo chino.

“Las obras cumbres nacen para la inmortalidad cuando se editan y vuelven a nacer cuando se traducen”, dijo.

Al respecto, mencionó los libros ya traducidos al mandarín de García Márquez, como Cien años de soledad, La hojarasca, El otoño del patriarca, Crónica de una muerte anunciada, Yo no he venido a decir un discurso, La mala hora, El coronel no tiene quien le escriba y El amor en los tiempos del cólera, y próximamente Relatos de un náufrago.

“Son nueve de sus obras que tienen potencialmente cientos de millones de nuevos lectores”, enfatizó Rueda.

De igual modo, el diplomático evocó al querido periodista y cronista, de quien dijo: “Pintó su literatura de amarillo, el color de la felicidad… él le daba especial significado en su obra y vida, como acá en China, ese color simboliza la riqueza, la tierra, la cosecha, calor de la primavera, el río Amarillo, el dragón amarillo, el Emperador Amarillo”, comparó.

Nacido en Aracataca en 1927, García Márquez, con insuperables dotes de narrador, falleció el 17 de abril de 2014, en la ciudad de México.

También en esta jornada se presenta, en el Instituto de Cervantes de Beijing, una exposición fotográfica en homenaje de García Márquez y se proyecta la película El amor en los tiempos del cólera.

En tanto, en otras ciudades del país como Shanghái funcionan debates sobre la obra del autor con muestras fotográficas.

VoxBox.-