Todos los días debería ser Día de la Mujer

Día de la mujer. VoxBox.

Para nosotras, hay muchos hechos que a nivel social no están vistos con buenos ojos y que a pesar del tiempo siguen pareciendo una herida que escuece en el costado.

Opinión.-  Para nosotras, hay muchos hechos que a nivel social no están vistos con buenos ojos y que a pesar del tiempo, aunque hayan existido avances importantes como el voto femenino y otros no tan significativos a nivel histórico, como es la depilación desde las cejas hasta la punta de los deditos de los pies, siguen pareciendo una herida que escuece en el costado.

¿Qué pasa si una mujer va sola al cine? Están quienes pensarán: “Pobrecita, no tiene a nadie que la acompañe”; otros dirán: “Qué raro, tan bonita y que no tenga a nadie con quien ir”; y otros pocos, que dirán: “La verdad es que no necesita que nadie la acompañe para ir al cine”. Y así con ir a comer, a hacer diligencias, hacer ejercicio… Incluso aplica para cuando tienes 30 años y descubres que la verdad no quieres tener hijos, o no te quieres casar, o quieres obtener otro título universitario.

Pero ¿qué pasa si una mujer admite en público que se masturba? No lo hace debido a que es considerado un tema tabú por la sociedad y por eso se dan los casos de señoras que se reúnen con sus amigas de toda la vida,  cincuentonas, hechas y derechas, que entre tema y tema les sale comentar que nunca han experimentado un orgasmo.

En conmemoración al pasado Día Internacional de la Mujer, y tomando en cuenta que dicho día debería celebrarse a diario, a continuación les presentamos un libro que puede llegar a ser la cereza del pastel en la vida de una mujer.

Sexo para uno, de Betty Dodson.

Invita a las lectoras a cultivar la sexualidad femenina desde la hermosa comodidad de su mismo cuerpo, aprovechando la oportunidad para alejarse de tabús, aprender a querer su anatomía femenina tal y como es, coger algunos tips de cómo, cuándo y dónde, todo esto desde el punto de vista de la autora, que se desnuda ante nosotros para contarnos sus experiencias, que se enfrenta al mundo y a la crítica social hablando del tema “del que nadie habla”.

Sin embargo, a pesar de que parece un libro netamente femenino, no lo es. Se presenta la ocasión en algunos capítulos de conocer el punto de vista de los hombres y cómo la autora fue espectadora durante sus talleres de sexualidad, de la epifanía que tuvieron algunos hombres sobre sí mismos y sobre las mujeres, aquellas a las que tanto creían conocer, partiendo de que por probar una uva o cinco ya podían predecir cómo estaba el resto de racimo.

Un libro completo, de lectura ligera y agradable, que permite indagar en tu interior preguntándote: ¿Realmente me conozco? ¿Realmente conozco mi cuerpo? ¿Me quiero tal cual soy?

VoxBox.-

La poesía es un mundo y el mundo es poesía

Poesía. VoxBox.

La única prueba concreta de nuestra existencia, la risa, el llanto, todo el amor y el odio, las dudas y la lucidez: la poesía.

Opinión.- El equinoccio de primavera suele ocurrir el 20 o 21 de marzo. Así que para asegurarse que siempre sea en fecha reciente de equinoccio es que se declaró Día Mundial de la Poesía.

En cierto modo es inevitable entonces asociar a la poesía con un mundo de color, vida, naturaleza y todo lo bienamado que nos ofrezca la existencia. Una concepción lírica y armónica donde nos llega la calma de las cargas de la vida. Con todo y eso, tendrá que reconocer que vivimos tiempos en los que se nos están acabando los lectores de poesía. ¿Cuántos poetas ha leído en lo que va del año? ¿Y de sus amigos, conocidos? ¿Cuántos poetas tiene usted noticia de que ellos hayan leído?

Con visión de profeta, Borges imaginaba un declive invisible de la poesía:

Ver en la muerte el sueño, en el ocaso
Un triste oro, tal es la poesía
Que es inmortal y pobre. La poesía
Vuelve como la aurora y el ocaso.

La poesía es para siempre. Siempre ha estado y siempre estará. Aunque fuera a un lado, en un lugar pequeño para el amplio público lector, que suele preferir cualquier otra manifestación del arte. Y suele ser lo primero que conocemos cuando nos acercamos a la literatura. Y suele acompañarnos cuando comienza a asolarnos la sombra de la muerte.

Octavio Paz afirmó en una entrevista que la poesía es la única manifestación del arte que puede encontrarse en todas las culturas del mundo. Es decir, aunque caiga en la explicación obvia, que en aquellas culturas donde no desarrollaron pintura, relatos, música o cualquier otra expresión: al menos tuvieron poesía, de alguna u otra manera. Siempre estuvo ahí.

Es así que la poesía no puede ser solo luz, equilibrio, conexión con lo maravilloso del mundo. En la poesía hay también dolor, hambre, sombra, deseos sórdidos, miedos, creencias y supercherías, y todo el cariz humano que a veces nos negamos a ver.

Tenemos entonces figuras que por años fueron esquivas, aunque ahora tan naturales para los lectores de este tiempo, como Charles Baudelaire (“Oh tú, que de la Muerte, tu vieja y firme amante, engendras la Esperanza – ¡esa adorable loca!”) y Arthur Rimbaud (“Antaño, si mal no recuerdo, mi vida era un festín donde corrían todos los vinos, donde se abrían todos los corazones”). También otras con su visión un poco oscura y pesimista, pero que también nos ofrecen reflexiones peculiares sobre la existencia: Edgar Allan Poe (“Tu alma, en la tumba de piedra gris estará a solas con sus tristes pensamientos. Ningún ser humano te espiará a la hora de tu secreto.”), William Blake (“tu lecho descubrió de alegría escarlata, y su amor sombrío y secreto consume tu vida.”).

Pero también hay personajes un poco más controvertidos, poetas a quienes los programas escolares suelen hacer a un lado, porque resulta demasiado embarazoso interpretar sus propuestas sin hacer caer en la tentación a los estudiantes de buscar más por su cuenta acerca de esas vidas decadentes, siempre al límite. Poetas que lo último que escribieron fue el texto previo a suicidarse.

Entonces tenemos a un José Asunción Silva, quien a los treinta años visita a un médico para que le dibuje sobre el pecho el lugar exacto del corazón. La siguiente noche reúne invitados en casa y al final de la velada se dispara con un revólver sobre el dibujo.

Alfonsina Storni dejó una nota con tinta roja las palabras “Me arrojo al mar”. Gérard de Nerval se ahorcó. Paul Celan se arrojó al Sena. Anne Sexton se encerró en su garaje, encendió su vehículo y respiró hasta morir intoxicada. George Trakl muere, pero por inhalar toda la cocaína que su cuerpo pudiera resistir. Hay muchísimos otros casos, cada uno con tremendas fatalidades.

Y por cuestiones personales, el caso que me resulta más conmovedor es el Cesare Pavese, cuyo poema sigue siendo evocado por la sencillez de sus palabras, pero contundencia en el mensaje: “Oh, amada esperanza, aquel día sabremos, también, que eres la vida y eres la nada. Para todos tiene la muerte una mirada. Vendrá la muerte y tendrá tus ojos. Será como dejar un vicio, como ver en el espejo asomar un rostro muerto, como escuchar un labio ya cerrado. Mudos, descenderemos al abismo”.

Pero este no es un día negro. También hay poesía en las rimas y jitanjáforas que suelen aprender los niños. A veces las causas sociales se expresan (no siempre con la mayor fortuna) con palabras poéticas. Lo que nos conmueve hasta las lágrimas, lo que nos llama y atrae, la simple sensación de extrañamiento. La poesía está en todas partes.

Gabriel García Márquez brindó por ella en la cena de gala de los premios Nobel, y citó a Luis Cardoza y Aragón, atribuyéndole una idea que muchos intuyen, aunque no todos están de acuerdo: la única prueba concreta de nuestra existencia, la risa, el llanto, todo el amor y el odio, las dudas y la lucidez: la poesía.

VoxBox.-

Carácter ¿Una realidad transgresora?

Transgresora. Cáracter, Federico Vite. VoxBox.

Lo primero que he de expresar es que estoy sumamente molesto, ¿cómo es que estas joyas transgresoras no se encuentren en cada librería del país?

Previo: ¿Realidad transgresora?

Opinión.- ¿Por qué a la mayoría de las personas no les fascina leer ficción transgresora? Claro, porque tienen suficiente basura en sus vidas diarias como para querer leer los problemas de alguien más, muchas personas prefieren leer cosas rosas para aminorar el impacto de la vida marchitándose cada día. Yo no soy igual, me gusta leer la transgresión de la vida, porque así puedo compararla y sentirme menos infeliz. Recordemos que siempre habrá alguien más jodido que tú, y no es que me haga sentirme bien, sino que me hace sentir vivo, al menos me recuerda que lo estoy. En palabras del autor, él no escribe ficción transgresora, no, el escribe realidad, una realidad jodida que se amolda a su literatura. Así que la próxima vez que duden leer un libro oscuro y perturbador, pregúntense: ¿qué es peor: esto o la realidad?

Reseña

El singular protagonista de esta obra se llama Federico, él se encuentra realizando una travesía desde su natal puerto de Acapulco, hasta la Ciudad de México. ¿Cuál será el motivo?

Mientras comienza a adentrarse en cantinas, beber hasta la inconsciencia y enrolarse con señoritas de la vida nocturna, también va recordando el huracán que azotó el puerto, sus anteriores trabajos, a su familia y a todas esas mujeres que le jodieron/alegraron la vida. Pero ¿qué o a quién busca?

A través del retrato de un tipo solo, ebrio y devastado; se presenta “Carácter” una de las tantas joyas de Federico Vite. Donde el alcoholismo, la soledad, el amor y la necesidad se amalgaman en un mismo sentimiento. ¿Podrá encontrar lo que busca?

Opinión

Lo primero que he de expresar es que estoy sumamente molesto, ¿cómo es que estas joyas transgresoras no se encuentren en cada librería del país? No concibo entender cómo somos capaces de reproducir, leer y comprar tantísima porquería que hay en las librerías y no darle una oportunidad a estos libros ni a estos autores.

Si usted cree que no hay buenos escritores mexicanos, si usted cree que en este país no hay talento, o si usted cree que nos hace falta calidad, entonces usted se puede joder, lo que no existe son oportunidades, espacios o incentivos para la creación de tales obras.

Me exacerba que seamos un país que le da prioridad a otras cosas absurdas y no al talento nacional ni a su reproducción. Aunque al menos esto parece que va desapareciendo paulatinamente… muy paulatinamente.

Es demasiado sucio, transgresor y sórdido. De hecho creo que es incluso demasiado sucio para el estilo en general, el autor narra tan bien todo que pude sentir el trago refrescante de la cerveza bajando por mi garganta, el dolor de cabeza después de una cruda, y el vaho que expide el vomite mezclado con orines. Todas estas maravillas encontradas en alguna cantina del centro.

En toda la obra fui subjetivo, y no porque me lo regalara el autor, sino porque todo el libro lo leí con su voz y con esa particular dicción que tiene. Eso de conocer un poco de la vida de quien lo escribe, aunque sea por cinco minutos te da un panorama mucho más profundo de lo que está por suceder, además que le vi mucho parecido con la pelicula “Leaving Las Vegas”, algo me recordó…

Y aunque quería que el final fuese más destructivo, me gustó, fue bastante pertinente. La parte que más rescato fue en la que habla de la mujer de su vida, y de otras tantas. Pude llegar a comprender un par de sentimientos, o al menos intentar hacerlo. Creo que ahora quiero leer todo del autor.

¿Existe alguna definición particular para el sentimiento de estar anestesiado?

 

Título: Carácter

Autor: Federico Vite

Editorial: Ediciones Monte Carmelo

Género: Ficción transgresora

País donde sucede: México

País de origen del autor: México

Año de publicación: 2011

Páginas: 139

Días para acabarlo: 3

Calificación personal: 5/5

 

VoxBox.-

 

Los reyes de lo cool

Los Reyes de lo Cool, VoxBox.

Los reyes de lo cool es una precuela que funciona, no da muchísimo más, pero sí es entretenida y bien trabajada.

Previo: El karma de las drogas

Opinión.- Supongamos que vendo drogas, pero que la mitad de mis ganancias son destinadas para actos altruistas, tales como: alimentar a los pobres, reparar/construir edificios que hagan falta en una comunidad o simplemente donarlo a instituciones benéficas. ¿Esto resarcir el daño que haya hecho? Vale, seamos todavía más limpios: en el proceso de mi venta de droga creo reglas para que no haya violencia, no daño al medio ambiente y mi droga es la menos procesada.

¿Qué pasa ahora? ¿Soy una mejor o peor persona? Exacto. El daño sigue estando ahí, el daño está hecho. No nos quejemos de la guerra de la droga cuando la consumimos, aunque sus consecuencias sean menos “significativas” sigue siendo un problema social. ¿Cuál es su postura de las drogas? ¿Están a favor o en contra de su consumo?

Reseña

2005, tenemos a los viejos conocidos. Ben y Chon, y por supuesto Ophelia. Ellos siguen sin muchas ideas acerca de qué hacer con su vida… hasta que Chon es mandado a Afganistán y a su regreso trae una mítica semilla de marihuana súper poderosa, esto les dará una idea de qué hacer con esta maravilla.

Por otra parte, nos remontamos a los años sesentas, al comunismo hippie, a los viajes y a la libertad. Se dará el trasfondo por el cual las drogas comenzaron a fluir de una manera tan abundante, y las relaciones con los carteles mexicanos. Pronto Winslow conectará todas las piezas para poner en la mesa “Salvajes”.

A través de la radiografía en el presente de tres jóvenes que quieren adentrarse en el mundo de las drogas, pero no participar en una guerra, y de la radiografía del pasado de las mismas drogas; se presenta “Los reyes de lo cool” una precuela bastante impactante que sigue la misma línea que el sucesor.

Opinión

Lo primero que debo decir es que me quedo con “Salvajes” tal vez porque en su momento me impresionó más o porque fue más brutal, a ciencia cierta no lo sé. Pero tampoco es que “Los reyes de lo cool” sea algo malo, no, cumple totalmente con su cometido, y coloca unas excelentes bases para lo que se viene

Sigue la misma fórmula de salvajes, acrónimos, palabras guay y un humor bastante ácido, aunque repito, le falta más salvajismo y agresividad. Sacarles los intestinos a las personas y hacer palabras con estos no es tan transgresor, esperaba un poco más, al menos después de “Salvajes”.

Los reyes de lo cool es una precuela que funciona, no da muchísimo más, pero sí es entretenida y bien trabajada. Esos giros de Winslow al final me gustaron bastante. Es algo recomendado para sus fanáticos y… ¿ya dije que me gustó más Salvajes?

¿Puedo ser un rey de lo cool?

 

Título: Los reyes de lo cool

Autor: Don Winslow

Editorial: Roja y Negra

Género: Misterio, Ficción/Narcos

País donde sucede: Estados Unidos/México

País de origen del autor: Estados Unidos

Año de publicación: 2012

Páginas: 336

Días para acabarlo: 3

Calificación personal: 4.5/5

VoxBox.-

 

Así será la serie que narra la vida de Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez. VoxBox.

“De Aracataca a Estocolmo” es el nombre tentativo del programa televisivo que narra la vida del Gabriel García Márquez, que podría estar en HBO o Netflix.

Noticias.- El cineasta Sergio Cabrera, en colaboración con el productor de contenidos Hugo León Ferrer y el escritor Plinio Apuleyo llevan un buen tiempo trabajando en una serie de tres temporadas sobre la vida del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

Cada temporada tendrá 12 capítulos de 45 minutos, en los cuales se narrarán aspectos desconocidos del escritor y periodista colombiano. “La serie se va a llamar De Aracataca a Estocolmo – dijo Apuleyo- queremos mostrar muchos aspectos de la vida íntima de Gabo. La gente conoce al que se ganó el Nobel, pero no saben por las que pasó. Por ejemplo, que en París, mientras escribía El Coronel no tiene quién le escriba pasó hambre. O el Gabo que nació en un pueblo en el que o habían oportunidades…”

Tanto Cabrera como Apuleyo han trabajado por casi dos años investigando y recolectando información para escribir la serie. La primera temporada, según cuenta Apuleyo, ya está escrita, pero hace falta escribir los guiones y empezar la producción.

Para la serie contaron con los recuerdos de Apuleyo que están en su libro Gabo: cartas y recuerdos, entrevistas y otros documentos. Pero para los futuros capítulos será necesario ver también ver las biografías de Gerald Martin y Dasso Saldivar.

“Como es una historia cronológica se podrán ver varias facetas de la vida de García Márquez. Desde su niñez cerca del río Madalena, hasta cuando llega a Bogotá. Después también mostraremos su paso por Zipaquirá, Cartagena, Barranquilla, París, Caracas, La Habana, el DF y Estocolmo”, afirmó Cabrera.

Los creadores esperan retratar a Gabo periodista, al escritor, al viajero, al aventurero, al hombre de parranda que amaba el vallenato, a aquel que también le gustaba estar cerca del poder y al hombre de familia.

“Al narrar su vida mostramos también el proceso de creación. Muchas de las cosas que le pasaban se reflejan en sus obras, por ejemplo el hecho de quedarse sin trabajo en El Espectador. Queremos que tenga una mirada humana y muy íntima”, agregó Cabrales.

Según dijo el cineasta colombiano, la grabación podría iniciar en a finales de septiembre o principios de octubre de este año, ya que a finales de agosto termina de rodar la vida del periodista Jaime Garzón.

La serie podría aparecerá en Netflix o HBO, dos plataformas que estarían interesadas en contar la vida del colombiano.

VoxBox.-

Cujo: o cómo Stephen King vacila entre la pesadez y la genialidad

Cujo. VoxBox.

Una vez más, King toma de pretexto al “monstruo” de la historia para darnos un trasfondo de las relaciones humanas, y cuán endebles pueden ser.

Opinión.- Castle Rock es un pueblo tranquilo en Maine, la gente no es asombrosamente inteligente, pero al menos es pacífica. El neoyorkino Vic Trenton ha llegado a la ciudad, después de una larga estadía en su ciudad natal, ahora ha venido a estos parajes para disfrutar un poco más a su familia y un ritmo menos ahogado. Su esposa Donna y su hijo Tadder parecen sobrellevarlo bien… parecen…

Para Donna nada funciona, el ritmo de un pueblo tranquilo no le funciona, y cuando Tadder no está en casa ella se ve aburrida y sin nada que hacer, así que tendrá que buscar algunas actividades extra maritales para pasar el tiempo.

Vic necesita viajar a Boston para un asunto primordial de trabajo, pero el auto de Donna tiene un pequeño problema mecánico. Vic le recomienda que lo lleve con el mecánico del pueblo, Joe Camber propietario de un San Bernardo llamado Cujo de más de cien kilos, pero que es manso y alegre… hasta que un ataque de rabia lo hará una gigantesca máquina de matar.

Según yo esperaba algo ligero de King, que pudiera concluir en dos días, me sentía capaz de devorar el libro entero, pero la verdad fue muy diferente. En lo personal aquellos libros que no se separan por capítulos o algo definido me cuestan más trabajo que los demás, supongo que es una manía lectora que tengo. Y de por sí la narrativa de King es abultada.

Una vez más, King toma de pretexto al “monstruo” de la historia para darnos un trasfondo de las relaciones humanas, y cuán endebles pueden ser. Además se enfoca en lo que las familias tienen que sacrificar para llevar el día a día. El punto fuerte de la historia es que se abordan dos perspectivas diferentes: por un lado, la familia rica y con problemas de comunicación en su matrimonio; y por el otro, la familia pueblerina con carencias económicas y aún más problemas de comunicación. Lo interesante es ver cómo King mezclará ambas.

Sí, la historia es abultada y cansada. Las primeras cuarenta páginas me causaron pesadillas, pero las restantes trescientas me causaron sopor, de hecho todo el inter del libro es para tres estrellas, pero… las ultimas treinta o cuarenta lo salvan del precipicio. Es un final al estilo King.

A mi parecer es un libro fuerte y directo que toca temas difíciles, el cuidado animal, la familia, el matrimonio, la violencia y el adulterio, pero una vez más King nos hace ver los puntos negativos y positivos para que no fallemos nosotros. Por supuesto que me causó un ataque de estrés y de paranoia, creo que no querré ver a un San Bernardo en unos días… meses.

Los comentarios están divididos, a muchas personas no les encantó porque es pesada y no tan fácil de digerir, y a otras sencillamente les fascinó el hecho de que King hiciera un esfuerzo y se metiera a la mente de Cujo antes y después. En mi caso diré que es un buen libro, cansado, pero bueno al final y con una conclusión abrumadora.

Cujo… ¿soy al único al que le recuerda un nombre indio?

 

Título: Cujo

Autor: Stephen King

Editorial: Debolsillo/Proceso

Género: Terror, Suspenso

País donde sucede: Estados Unidos

País de origen del autor: Estados Unidos

Año de publicación: 1981

Páginas: 393

Días para acabarlo: 5

Calificación personal: 4.61/5

 

 

VoxBox.-

Mi segundo viaje al Macondo de “Cien años de soledad”

Cien años de soledad. VoxBox.

A pesar de que Cien años de soledad es considerada como la novela más conocida y mejor llevada del Gabo, me he tardado aproximadamente trece años en poder leerla.

Opinión.- Gabriel García Márquez fue un escritor y periodista colombiano. Premio Nobel de Literatura y héroe literario de muchos. Dentro de su legado se encuentra una extensa lista de libros que van desde crónica, pasando por cuentos y llegando hasta la novela, donde popularmente destaca Cien años de soledad, la obra cumbre del mítico escritor.

Sin embargo, y a pesar de que Cien años de soledad es considerada como la novela más conocida y mejor llevada del Gabo, me he tardado aproximadamente trece años en poder leerla, sorteando cualquier encuentro furtivo con la historia, evitando spoilers e incluso evitando al propio libro. ¡Pero no me malinterpreten!, García Márquez es un referente especial para mí, lo considero uno de mis autores favoritos. No obstante, a los 12 años tuve un acercamiento pasajero con su obra, para ser específica con su máxima obra (o eso dicen).

Debo ser honesta, creo que a los 12 años no tenía la madurez para tomar una historia como Cien años de Soledad y leerla de un tirón. O bueno, ni siquiera para leerla. La leyenda cuenta que no solo dejé el libro apenas lo inicié, sino que además lo perdí. Pero es a raíz de las recomendaciones de amigos y colegas, que este año lo tomé como resolución y el resultado ha sido positivo. ¡Por fin!

Ahora bien, ¿qué es lo más importante sobre esta historia y por qué yo, que me tardé tantísimo en leerla, te la estoy recomendando?

La respuesta es fácil: “Es una historia mágica, pero llena de simplezas”. Los que hemos leído el libro, o incluso aquellos que conocen la trama a grandes rasgos, sabemos que durante su desarrollo García Márquez creó la famosa genealogía de la familia Buendía, a través de la cual llevará al lector a descubrir un mundo mítico que va desde el asentamiento en Macondo, descubriendo cómo transcurren diversas historias, hasta que al final convergen en una sola.

Y es aquí donde entra el personaje más emblemático de la lectura, el pilar de la familia, y quizás el menos reconocido popularmente: Úrsula Iguarán.  Para mí, la matriarca de los Buendía. Sin tratar de hablar más de lo debido sobre esta historia, es mi deber agradecer a Úrsula —sí, agradecerle— por haber resistido tanto, por haber amado tanto, por haber roto sus propios paradigmas y seguir luchando, por ser ella a pesar de tanta oscuridad.

Y es que a pesar de tantos nombres —es una familia grande—, y a pesar de tantas historias, es ella la que capta mi entera atención. Y es esa cotidianidad que le aplica a las cosas lo que me hace incluso recordar a mi abuela materna, a las mujeres que luchan y vencen el tedio de sus propias familias tristes. Porque sí, para mí los Buendía son una familia triste, ya me entenderá el lector cuando los conozca.

En cuanto a la lectura misma, la considero fácil en relación con la sencillez del lenguaje, pero compleja por sus personajes y el desarrollo de cada una de las historias. Es un libro que debe leerse a conciencia, disfrutable, pero no de aquellos que se leen de una sentada, o en un fin de semana aburrido. Considero a Cien años de soledad un libro para alguien que en serio quiera meterse entre sus páginas y encontrarle un sentido a la historia, porque de lo contrario les pasará igual que a mi hace trece años.

A pesar de haber disfrutado mucho las semanas que pasé entre sus páginas, Cien años de soledad, para mí, no logra meterse al top de mejores libros del Gabo. Creo que la razón fundamental es que no sentí empatía por la historia en sí: me duele admitirlo, pero no me la creí. García Márquez fue un exponente maravilloso de la literatura latinoamericana; sin embargo, me vi dentro de historias de personajes planos, o con historias que pudieron ser mejores, pero se les dio un término fatal. No obstante, recomiendo su lectura, ya que considero que gran parte del mundo literario de García Márquez gira en torno a Macondo y a ciertos personajes: por ende, es una lectura necesaria.

Puntuación: 3/5

Autora: Vanessa Ramos. Abogada y lectora asidua.

VoxBox.-

La actriz de “Jessica Jones” presenta su primera novela

La conocemos como Jessica Jones, pero su verdadero nombre es Krysten Ritter y ahora nos sorprende con su nueva faceta de escritora.

Literatura.- La vimos meterse drogas hasta morir en Breaking Bad —nos regaló una de las escenas más conmovedoras de toda la serie— y conquistó nuestros corazones en unos cuantos capítulos. Después, Netflix la convirtió en Jessica Jones y fue entonces que la actriz Krysten Ritter desarrolló una fuerza que le llevaría a convertirse en una de las heroínas más raras del mundo de los superhéores.

Apática, alcohólica, rabiosa, brutal: quizá precisamente por haber tenido que representar papeles de esas características, Ritter sintió que había llegado el momento de construir su propia historia. Y así es precisamente como nació la idea de Bonfire, el debut literario de la actriz cuyo lanzamiento está previsto presentarse para el próximo noviembre.

Según su sinopsis, Bonfire es un thriller psicológico ambientado en el Estados Unidos rural y con una investigación periodística de fondo, que llevará a su protagonista a descubrir el lado más oscuro de su ciudad.

En palabras de Ritter, y como gran fan del suspense psicológico: “Tenía ganas de abordar el reto de escribir mi primer libro”, algo que en cierto modo le resultaría fácil, porque para ella crear un personaje de la nada tiene mucho en común con “estudiar para prepararse un papel”.

¿Podrá conquistarnos en su nueva faceta de escritora? Tendremos que esperar para saberlo, pero desde ya nos morimos de ganas por leerla.

VoxBox.-

Con el tiempo que pasas en redes sociales al año podrías leer 200 libros

Literatura.- A pesar de las supertecnologías que rodean este tiempo, los libros todavía son capaces de almacenar y condensar experiencias de vida que solo son accesibles bajo ese formato, y que solo al leer podemos aprovecharlas. En los libros encontramos una posibilidad de desarrollo que no se encuentra en ningún otro lugar. Desde esa perspectiva, todas las recomendaciones que se hacen para leer más tienen sentido, si bien en muchas ocasiones se olvida hacer explícita dicha ventaja.

Con todo, no menos cierto es que en la forma de vida contemporánea parece que cada vez hay menos tiempo para leer libros. Y no porque no leamos, pues en realidad leemos continuamente (mensajes, artículos web, etc.), sino simplemente porque la lectura de libros requiere de otras prácticas: cierto grado de paciencia, una forma más pausada y paciente de experimentar el tiempo, cierta sensibilidad y otros rasgos que no tenemos del todo cultivados en nuestra época.

Tomando en cuenta esto, recuperamos un sencillo cálculo realizado recientemente en el sitio Quartz, a propósito del tiempo que se dedica en promedio a las redes sociales y si este mismo podría ser empleado en leer.

Como promedio, una persona lee entre 200 y 400 palabras por minuto y, por otro lado, un libro de lo que en el mercado anglosajón se conoce como de “no ficción” (ensayos, estudios, biografías, etc.), tiene aproximadamente 50,000 palabras. A partir de esto se tiene que:

200 libros × 50,000 palabras = 10 millones de palabras

10 millones de palabras / 400 palabras por minuto = 25,000 minutos

25,000 minutos / 60 = 417 horas (un poco más de 17 días al año)

417 horas en un año para leer 200 libros

Ahora bien, como dice Charles Chu, este número parece no decir mucho. Unas 417 horas en un año parece un período corto, nada extraordinario, pero al mismo tiempo un tanto vacío o insignificante.

Por otro lado, el estadounidense promedio pasa 608 horas al año (25 días al año) en redes sociales y 1,642 horas por año (más o menos 68 días) viendo televisión. Esto es 2,250 horas (casi 3 meses) o, dicho de otro modo, aproximadamente el mismo tiempo que se podría emplear en leer más de mil libros.

Aunque puede ser un poco un tanto neurótico, tú puedes hacer tu cálculo personal: haz un cálculo aproximado de cuánto de tu día empleas en Facebook, Instagram, Twitter, YouTube e incluso WhatsApp.

Recuerda que obras como Crimen y Castigo, los cuentos de Borges, la poesía de Wisława Szymborska o El Banquete no se encuentran en un post de Facebook.

VoxBox.-

Los libros que vas a amar si odias San Valentín

San Valentín. VoxBox.

San Valentín es un día cansado para aquellos que no romantizamos la idea del amor. Algunos insisten en que se trata de una celebración inventada para hacernos consumir más.

Literatura.- Febrero. Mes del amor. Mes de los corazones. de los regalos y de las frases más tontas y básicas que se puedan encontrar en Internet.

San Valentín es un día cansado para aquellos que no romantizamos la idea del amor. Algunos insisten en que se trata de una celebración inventada para hacernos consumir más. Tendrán razón o no, pero lo cierto es que muchas personas no odiamos el amor, odiamos la idea tonta que nos han querido enseñar.

Y la literatura está plagada de escritores que también odiaron esas ideas, y que escribieron novelas no con el corazón, sino con el hígado.

Así que sí, febrero será un buen momento para encerrarse en la habitación y degustar de esos libros que nos hacen replantearnos las ideas más intrincadas del amor. Libros que no tienen finales felices y en los que los personajes no terminan amándose sin condición. Libros que nos recordarán que pocas cosas hay mejores que NO estar enamorado.

Las alas de la paloma, Henry James

En el siglo XIX había una multitud de problemas amorosos que hoy nos parecen totalmente innecesarios. Pero estar a punto de morir y que un desalmado te engañe para llevarse su herencia, y después poder casarse con la que realmente ama, no tiene perdón de Dios.

Hablando del asunto, Julian Barnes

El clásico triángulo amoroso. Tú estás felizmente casado y llega un amigo, más guapo, más bohemio y más inteligente que tú, y se enamora de ella. Y lo que es peor, ella también se enamora de él. Cuando estás soltero la única opción es ser ese amigo, que según el libro es también dolorosísimo, pero todos sabemos que no tanto.

El mundo en que vivimos, Anthony Trollope

Eres guapo, amable, listo y estás enamorado. Lo tienes todo para conseguir la mano de la chica que te gusta. A ella también le agradas y piensa que eres una persona fantástica. Pero va y se enamora de tu mejor amigo y no de ti. Conclusión: el amor da problemas, pero los mejores amigos también. Mejor prescindir de ambos.

Cyrano de Bergerac, Edmond Rostand

Otra vez tenemos un amor no correspondido. En este caso, eso sí, ni siquiera eres guapo. Para compensar, el destino te ha dotado de ingenio y talento, que utilizas para mandar fantásticas cartas de amor en nombre de una persona que es más guapa que tú y a la que ella sí corresponde. Eso sí, aquí ninguno acaba bien…

Grandes esperanzas, Charles Dickens

El amor es ilógico, y puede hacer que te encapriches absurda pero profundamente de alguien que en el mejor de los casos no te hace mucho caso, y en el peor se ríe de ti. Mientras tanto, hay otra persona que sí está enamorada de ti, pero es más práctica que tú y sabe cuándo tiene que dejarte ir.

Anna Karenina, León Tolstoi

Si algo nos deja claro Karenina es que los amores no correspondidos dan menos problemas, en especial cuando estás casada y tu amor no es tu marido (y vives en el siglo XIX, claro, ahora probablemente el final fuese más dramático, pero en todo caso, seguro que mucha gente sufriría).

Cumbres borrascosas, Emily Brönte

El amor de Cumbres borrascosas es como deberían serlo todos en teoría: intenso, salvaje, incondicional. Pero eso solo sería bueno si ese amor fuera entre dos personas sanas y equilibradas, y en condiciones que permitieran dar rienda suelta al amor. No es el caso aquí, y no suele serlo en ningún libro. Las pasiones devastadoras son de lo más destructivo.

Tokio Blues, Haruki Murakami

Te pasas años, años y más años deprimido por una historia de amor que ya acabó y que nunca más podrá ser. Pierdes tiempo, energía y vida real lamentándote. Todo alérgico a San Valentín, tendrás claro que para eso más valía no haberse enamorado en su momento.

El túnel, Ernesto Sábato

Enamorarse obsesivamente es terrible: te vuelves una persona horrible, te das a la bebida, y pierdes el rumbo de tu vida. Aunque mil veces peor es que se obsesionen contigo: te persiguen, te hacen chantaje psicológico y hasta te matan. Aunque la desgracia abarca a muchos más personajes. Y todo por algo que al principio podría haber parecido una historia de amor.

Romeo y Julieta, William Shakespeare

Que esta sea considerada la historia de amor por excelencia es un ejemplo de lo malo que tiene que ser el amor (o de lo estúpido que han sido los lectores). Te gusta quien no debe, enfadas a tu familia, provocas una avalancha de muertes y por si fuera poco acabas suicidándote. Una obra maestra del desamor.

VoxBox.-