“Solo: Una historia de Star Wars” será el nombre del spin-off de Han Solo

Han Solo. VoxBox.

Cine.- La película sin título de Han Solo por fin tiene nombre.

Hoy, el director Ron Howard anunció que la película finalmente había envuelto la producción, y que simplemente se llamaría Solo: Una historia de Star Wars.

La película sobrevive a la polémica que ocurrió este verano, cuando los directores originales, Chris Miller y Phil Lord, fueron despedidos por Lucasfilm por choques creativos con la productora Kathleen Kennedy y los guionistas Lawrence y Jon Kasdan.

El título de trabajo de la producción fue Red Cup, que ahora tiene sentido dado que la compañía Solo del mundo real produce, bueno, copas rojas.

Se dice que la película sigue los primeros días de Han Solo, mucho antes de encontrarse con Luke Skywalker, Obi-Wan Kenobi y un par de droides en A New Hope.

No sabemos mucho sobre lo que implicará esa historia, aunque Howard ha aludido a lugares como Corellia (el planeta de origen de Solo) y Kessel (donde hizo la famosa carrera de Kessel).

La película también incluirá Tag and Bink, un par de personajes familiares para fanáticos incondicionales de los cómics de Star Wars.

VoxBox.-

“Baby Driver”: Un gran killer track en pantalla.

Baby Driver. VoxBox.

Baby Driver no solo es una de las películas más entretenidas en lo que va de año, sino una de las bandas sonoras más esperadas. Es un paseo con un innegable potencial de ser clásico instantáneo.

Cine.- Podría parecer mentira que a estas alturas todavía exista alguien que no haya visto Baby Driver, pero en ciertas partes del mundo (como en mi caso en particular, Venezuela), todavía existen estrenos que llegan con un cierto retraso, casi exagerado en comparación con el resto de países del continente.

No hace falta decir que este retraso no hizo otra cosa que incrementar mi curiosidad (y casi fijación) por la cinta, debido a la gran cantidad de elogios que ha venido recibiendo desde su estreno en Estado Unidos y, al mismo tiempo, hacía cada vez más tortuosa la tarea de evitar enterarme prematuramente de algún giro importante de la trama antes de verla.

Pero finalmente, tras haber cumplido religiosamente con una primera visualización, me di cuenta que quizás necesitaría una segunda… luego una tercera, y solo por si las dudas, una cuarta. No porque necesite desmenuzar todos aquellos elementos escondidos y sutilezas dentro de su puesta en escena (que sí las tiene), sino porque simplemente fue un paseo endemoniadamente divertido.

Lo mejor logrado de Wright

Edgar Wright es un director con una trayectoria fascinante, aunque francamente todavía se siente un tanto reducida. Pero en cada uno de sus proyectos logra conservar un estilo peculiar que desborda de originalidad e impresiona en cuanto ingenio, tanto por sus historias como por su forma de planear visualmente algún gag, o revelar información en el fondo. Así como su montaje tan característico, sumamente rápido y yuxtaposición dinámica.

En lo que concierne a este filme, podría fácilmente posicionarse como su trabajo mejor logrado como director, sin querer menospreciar sus trabajos anteriores, que siguen siendo obras maestras por sus propios méritos. Aquí es palpable el reto de precisión y sincronización musical, casi sobrehumano, por el que tuvo que pasar dentro del apartado técnico tanto dentro del rodaje como en la sala de postproducción.

La música ochentera

No creo ser paranoico ante el hecho de que tras Guardianas de la galaxia y quizás un poco antes exista una obsesión hollywoodense por hacer películas con bandas sonoras llenas de éxitos pop-rock ochenteros, cuyas escenas de acción energizantes emulen la experiencia de videos musicales de diseño estilizado.

Pero en el caso particular de Baby Driver son más que simples imágenes bonitas con música genial: aquí la música es en todo momento diegética, sin excepción, por razones de la trama, que busca mantenerse justificada con el paso de cada nuevo track: Funciona como un engranaje dentro de la historia, más que como un complemento de la misma. Las letras de las canciones van en sincronía con lo que vemos en pantalla y narran acciones e ideas de forma paralela.

Cada efecto sonoro, golpe o disparo se encuentra perfectamente realizados al ritmo de la música, haciéndonos creer que la vida de nuestro protagonista y el mundo al que hemos sido absorbidos forma parte de un interminable video musical. Sonará cursi, pero ¿quién no ha deseado que la vida real funcionara así? ¿Quién no ha querido caminar o conducir por la calle al ritmo de una canción en completa sintonía con nuestro estado de ánimo?

Vemos y escuchamos el mundo tal como lo hace Baby (Ansel Elgort). Aprendemos todo lo que necesitamos saber acerca de sus obsesiones y su carácter en tan solo unas pocas escenas, casi sin necesidad de ningún diálogo en los minutos iniciales. Con la simple secuencia inicial de Baby esperando en el auto al ritmo de los Bellbottoms, mientras ocurre el atraco, sabemos que por su cuenta es un personaje carismático e infantil, pero serio cuando el momento lo requiere, preparado para pisar el acelerador y hacer lo que se le da mejor: escapar con un killer track de fondo.

Y la acción con persecución

Dejando de lado un poco la música, pasamos a hablar de las escenas. Sencillamente las secuencias de acción y persecución son una experiencia sin igual, comparables a la experiencia de alguna de las atracciones de un parque de diversiones, y son todas merecedoras de un puesto honorífico junto a otras películas clásicas del género, ya sea Heat, The Driver o incluso The Blues Brother (todas obvias fuentes de inspiración).

Además de una espectacular química entre sus protagonistas, Elgort y Lily James sobre todo, cada vez que están juntos pueden sentirse chispas salir de la pantalla, su relación cautivadora y casi imposible de imitar.

Aparte, todo el elenco es memorable con sus pequeñas excentricidades: Kevin Spacey, Jammie Fox, John Hamm y Eliza González, aun siendo peligrosos para la vida del protagonista, son entrañables a su manera. Juntos forman el crew ficticio más entretenido en la historia de los atracos del cine.

Ver esta película es entrar de lleno a un mundo de fantasía, en todo el buen sentido de la palabra, como lo expresa el propio realizador. Busca transmitir una cierta cualidad mágica que solo puede ser posible en el mundo de las películas.

Wright ha logrado entrar a un estatus de notoriedad que nadie se hubiera imaginado jamás. Además, es un director con un trabajo sumamente honesto que habla por él a la perfección: no duda en luchar por lo que desea hacer, no niega ni huye en rendir homenaje a los maestros que le sirvieron de antesala, e incluso llega al punto de autodenominarse como un director de cine comercial.

Eso no niega, sin embargo, la posibilidad de superarse a sí mismo y, al mismo tiempo, hacer contenido de calidad, con un estilo visual propio y temas obsesivos subyacentes que lo vuelven un auteur cinematográfico, pero sin la pretensión de querer obligarse ser visto como tal.

Un paseo a lo clásico instantáneo

No solo es una de las películas más entretenidas en lo que va de año, sino una de las bandas sonoras más esperadas. Es todo un paseo con un innegable potencial de ser clásico instantáneo. Películas como esta lamentablemente no son tan comunes y deben ser aprovechadas en su momento.

VoxBox.-

“BoJack Horseman”: La temporada más individualista

BoJack. VoxBox.

BoJack Horseman siempre ha tenido sus “arcos principales” escondidos en cada una de sus temporadas, un cierto aire temático que se distingue por los cambios en la intro.

Opinión.- Una de las razones que hacen de BoJack Horseman una serie tan cautivadora es el hecho de que tenga ese compromiso de respetar cada uno de los hilos narrativos de sus respectivos personajes, darse el tiempo de explorar cada una de sus vidas de forma individual y dar justificaciones concretas para sus acciones, junto con el rumbo estos que toman, aun si están separados de la vida del protagonista.

Incluso sin querer considerar esta la mejor temporada, viendo todos sus episodios de manera global, conserva aquellos elementos propios de la serie que ha conservado desde sus inicios; en particular, aquel humor absurdo y tan marcado en lo satírico-social, pero al mismo tiempo existen nuevos elementos adicionales que la hacen distinguible de muchos episodios previos.

En primer lugar, la serie siempre ha tenido sus “arcos principales” escondidos en cada una de sus temporadas, un cierto aire temático que se distingue por los cambios en la intro y distinguen cada una de las aventuras que ha vivido BoJack desde que lo vimos al inicio de la serie, como el proceso de descubrimiento por el que pasó cuando Diane comenzó su biografía, el rol más importante de su carrera al interpretar al ídolo de su infancia y una nueva crisis existencial tras el estreno de su película.

Pero esta temporada, al retomar desde el momento exacto en que terminó la anterior, no le queda de otra que lidiar con un Bojack completamente solo, prácticamente aislado del mundo tras casi haber arruinado por completo todas las relaciones con sus amigos cercanos, casi al borde de la autodestrucción, aun cuestionando su lugar en el mundo y sumiéndose en su propia infelicidad tras la muerte de Sarah Lynn.

Este aspecto se mantiene casi vigente a lo largo de toda la temporada, donde vemos cómo el protagonista se ve obligado a intercambiar a los miembros de su círculo cercano de amigos por el de su familia biológica. Cada vez vemos más y más episodios enfocados individualmente a retratar la vida de los otros secundarios que hacen vida en la serie, cada uno tiene su propio viaje que no necesariamente está ligado de forma inherente a la vida de BoJack, algo bastante innovador, porque finalmente hemos llegado al punto en que nos hemos acostumbrado a sus vidas de la manera en que ellos la ven, o mejor dicho: lo que antes se escapaba de la superficie.

Hollyhock y el oscuro pasado

Sin embargo, aun cuando cada uno de estos episodios son entretenidos, enternecedores y hasta amargos por sus propios méritos, el mayor foco de atención y expectativa a lo largo de toda la temporada ha sido el de revelar el oscuro pasado del clan familiar materno de BoJack, que de una u otra forma no son más que pistas dejadas a lo largo de toda la serie y una anticipación para descifrar la misteriosa identidad de la madre de esta ahora supuesta hija biológica de BoJack, Hollyhock.

Aunque considero que la adición de Hollyhock no termina de cuajar del todo, se entiende cómo su relación con BoJack termina siendo necesaria. Vemos cómo su existencia se convierte en un nuevo motor que levanta un vez más del suelo a nuestro protagonista, lo obliga a reencontrarse con el pasado, con el fin de convertirse en una mejor persona, y le da nuevas razones para vivir, aunque al principio existe una ambigüedad en su dinámica, y esta termina por ser justificada tras la revelación final de su origen.

La revelación de Beatrice

Pero sin duda el mayor interés durante toda la temporada fue Beatrice, la madre de Bojack que habíamos visto previamente en flashbacks, y ahora se ha decidido a aventurar ahondando en su pasado con mayor profundidad. Aunque eso no la convierte en una mejor persona, la convierte en un personaje más complejo, víctima también de los errores de generaciones pasadas. Estos episodios donde el pasado y el presente se reencuentran resultan ser hasta ahora algunos de los mejores de toda la serie (el segundo y onceavo respectivamente), junto con algunas de sus imágenes más perturbadoras.

En fin, a veces cuesta creer cómo una serie de animación resulte ser tan deprimente y al mismo tiempo sea capaz de abordar tramas con temas tan complejos así como atrapantes. Es una serie que definitivamente hasta el momento no ha decaído en cuanto calidad, y aunque todavía no existe una visualización concreta de cierre, no extrañaría que poco a poco este podría estar comenzando a gestarse. De cualquier forma aquí estaremos esperándolo impacientemente para seguir las aventuras de nuestra estrella de televisión y equino antropomórfico favorito.

VoxBox.-

J. J. Abrams dirigirá “Star Wars: Episode IX”

J. J. Abrams. VoxBox.

Luego de que Star Wars: Episode IX perdió a su director, hoy se anunció que J. J. Abrams es el nuevo elegido para llevar a cabo el proyecto. Que la fuerza lo acompañe.

Cine.- Lucasfilm anunció hoy que J. J. Abrams asumirá el cargo de director de Star Wars: Episode IX, después de que el director de Jurassic World, Colin Trevorrow, abandonó el proyecto.

Después de la salida de Trevorrow del proyecto, el pasado 5 de septiembre, el reportero de THR Borys Kit tuiteó que Abrams estaba en la lista corta para hacerse cargo del episodio IX.

El último director de la saga, Rian Johnson, también estaba en la lista, pero descartó dirigirlo el pasado fin de semana.

Lucasfilm dice que Abrams también será guionista de la película junto a Chris Terrio, quien ha trabajado en producciones como Argo, Justice League, y Batman v Superman: Dawn of Justice.

El regreso de Abrams a Star Wars probablemente ayudará a traer alguna estabilidad a la franquicia. Sobre todo, tomando en cuenta que no es ajeno a las secuelas, ya que dirigió Star Trek Into Darkness (2013), después de relanzar esa franquicia con Star Trek de 2009. También es uno de los productores ejecutivos de The Last Jedi, lo que probablemente significaría que sería más fácil para él unirse al proyecto que un nuevo director.

A principios de este mes, Lucasfilm anunció que Trevorrow estaba dejando Star Wars: Episode IX, citando diferentes visiones creativas para el proyecto. The Hollywood Reporter señaló que los problemas con el guion “continuaron siendo un punto doloroso durante el desarrollo del Episodio IX”, lo que llevó al estudio a llevar a Harry Potter y al guionista del Niño Maldito Jack Throne para una reescritura.

VoxBox.-

“It” es eso: el guiño y el tributo a nuestros mayores miedos

It es un homenaje a décadas de películas de terror (su ascenso, auge y quizá el inicio de su decadencia), además que nos muestra que un tributo puede mostrarnos guiños para hacernos reír, enternecernos, estar serios, y por qué no, también tener miedo.

Opinión.- Lo primero es lo primero: ninguna película tiene la obligación de parecerse al libro de origen, y mucho menos ser la adaptación más fiel o perfecta, no solo porque sus lenguajes y motivaciones son diferentes, sino porque tienen el deber de suscitar distintas clases de emociones en quienes disfrutamos una y otra cosa.

It, Eso, La Cosa, o como quiera llamarlo, —dato friki del día: tanto en el libro como en cualquiera de sus adaptaciones en película no tendríamos cómo nombrarlo, porque en realidad nadie puede asegurar cuál es su verdadera forma, sexo humanamente predeterminado, edad o tamaño—, es un símbolo que representa el miedo más insondable, aquel del que nadie puede escapar: el horror de lo que no conocemos, la certeza de lo que nos espera en un universo infinito de posibilidades.

Al mismo tiempo, en el caso particular de la película (no, todavía no le haré spoilers), es un tributo a la amistad. Eso, La Cosa, o simplemente It (por purismo del idioma de origen) es ese miedo que todos llevamos dentro, que en la más de las veces es capaz de autodestruirnos y que tarde o temprano nos alcanzará, porque somos seres perecederos, pero que podemos aprender a sobrellevar ese destino, con todo y nuestros demonios cotidianos, porque tenemos a personas que nos pueden acompañar en este viaje (al menos si conocemos el inmenso valor de la amistad):

Tal vez —pensó— no existen los buenos y los malos amigos; tal vez sólo hay amigos, gente que nos apoya cuando sufrimos y que nos ayuda a no sentirnos tan solos. Tal vez siempre vale la pena sentir miedo por ellos, y esperanzas, y vivir por ellos. Tal vez también valga la pena morir por ellos, si así debe ser. No hay buenos amigos, no hay malos amigos, Sólo hay personas con las que uno quiere estar, necesita estar; gente que ha construido su casa en nuestro corazón. (cita de la novela de King).

La denuncia del bullying, la presentación de esas sutilezas de la cultura norteamericana, el humor peculiar —a veces infantil, a veces ingenuo, las más de las veces irónico y en otras tierno—, ese no sé qué, que nos hace extrañar el pasado: It es un viaje al pasado, y por eso tenía que ser adaptado en los ochenta, y no apegarse a los cincuenta que nos presenta la novela.

¿Fue mucho spoiler? ¡Vamos! No fue para tanto. La nueva adaptación nos lo avisa desde el tráiler. Eso tenía adaptarse a los nuevos tiempos, y para crear un sentimiento de nostalgia tenía que ser desde los ochenta, para que el prometedor Capítulo 2 nos hable desde nuestra actualidad. ¿Será un guiño para los más jóvenes de la generación X? Eso todavía está por saberse.

Debo hacerle una advertencia: si busca una película que sea la mejor de su género en 2017, entonces se equivocó de cartelera. It tiene sus fallos, como cualquier película, y tuvo que sacrificar información de su fuente de origen (¿cómo resume en un guion de película una novela de más de 1,500 páginas?), tratando de complacer con sendos guiños y referencias tanto a los lectores como a quienes solo verán la nueva adaptación.

EN ESTE PUNTO COMIENZAN LOS SPOILERS

NO ESTOY BROMEANDO

¡ESTÁ ADVERTIDO!

Si la crítica en este momento afirma que esta película es una mejor adaptación, es porque los guiños procuran complacernos con escenas concretas de la novela. Fuera de eso, hay que ser honestos: la película busca tener su propia voz y ser una adaptación libre. Cambia el carácter de algunos personajes, recrea escenas que jamás ocurrieron en la novela (ni en la vieja película) y procura crear su propia atmósfera, porque si fuera una adaptación 100 % perfecta todos sabríamos lo que pasará en el Capítulo 2 (¡oh!, sí… nadie sabrá con certeza cómo será la segunda parte).

Se han sacrificado personajes, escenas y situaciones concretas, para darle efectividad a la historia. En ese sentido, no pueden acusar a la vieja película de ser menos exhaustiva que la actual: cada una quiere que sintamos unas situaciones, en detrimento de otras cuestiones en las que quizá los cinéfilos de ahora se identificarían menos.

El amor, la locura, la amistad, las imprudencias (u osadías… usted sabrá) valen para todos los tiempos: nosotros sentimos en el fondo de nuestros corazones ese drama del día a día. Aunque no lo hayamos vivido directamente. Y en las más de las veces hemos dejado el pellejo por los seres que amamos.

En este caso, vemos a un Bill Denbrough incapaz de sobrellevar un duelo y totalmente obsesionado con la búsqueda de una verdad, a un Ben Hanscom demasiado inteligente para su edad (demasiada erudición y coleccionismo, incluso para un lector asiduo de biblioteca), a un Richie Tozier que nos caería bien a todos, a un Mike Hanlon más invisibilizado (pero más valiente), un Eddie Kaspbrak más despierto (tan despierto que se sintió casi inusual para un supuesto hipocondríaco), un Stan que sigue siendo tan Stan, y una Beverly Marsh más empoderada, más despierta, más dueña de la trama, de sí y de sus circunstancias: muchos me lo criticarán, pero en realidad la heroína de la película es ella.

Pero igual, It trata de un pueblo llamado Derry (perdonará la reseña básica) donde comienzan a ocurrir desapariciones sin resolver, violencia inusitada, niños que comienzan a ver cosas que los adultos son incapaces de ver, y por lo demás, todo ese drama, todo ese miedo latente de cuando la vida nos cambia cuando menos esperamos.

Y si luego la película cae en los males argumentales de nuestra época (el rescate de la princesa, el viaje del héroe, venir de menos a más, o la anagnórisis), eso ya es materia para otra discusión. Si quiere podemos dejarla para después.

VoxBox.-

Star Wars: Episodio IX acaba de perder a su director

Colin Trevorrow. VoxBox.

Colin Trevorrow fue anunciado como el director del proyecto en 2015, recién salido de su éxito en Jurassic World.

Cine.- Star Wars: The Last Jedi no llega a los cines hasta el 15 de diciembre, pero parece que la secuela de la película ya está teniendo problemas: El director Colin Trevorrow, quien dirigió el exitoso éxito Jurassic World, se retiró del proyecto.

Trevorrow fue anunciado como el director del proyecto en 2015, recién salido de su éxito en Jurassic World. Esa película terminó recaudando más de 1,600 millones de dólares en todo el mundo, pero su libro The Book of Henry fue un desastre comercial y crítico.

Esta es la declaración, que apareció publicada en Entertainment Weekly:

“Lucasfilm y Colin Trevorrow han decidido mutuamente separarse en Star Wars: Episode IX. Colin ha sido un colaborador maravilloso en todo el proceso de desarrollo, pero todos hemos llegado a la conclusión de que nuestras visiones para el proyecto difieren. Le deseamos a Colin lo mejor y estaremos compartiendo más información sobre la película pronto.”

Siempre según Entertainment Weekly, el dramaturgo Jack Thorne, más conocido por Harry Potter y el legado maldito, fue contratado recientemente para hacer una reescritura integral del guión del Episodio IX de Trevorrow y su coguionista Derek Connolly.

Aunque la naturaleza del desacuerdo con Lucasfilm no está clara, hubo rumores de descontento durante varios meses. Durante ese tiempo, Trevorrow también sufrió las pésimas críticas que recibió su nuevo filme, The Book of Henry, con Naomi Watts, que a la vez fue un desastre en la taquilla.

Según se informa, el episodio IX comenzará a rodar en enero del próximo año, pero no está claro si este cambio creativo empujará esa fecha más lejos.

VoxBox.-

“Dunkerque”: El inicio de otro legado para Nolan

Dunkerque. VoxBox.

Cuando has llegado a ese nivel de reconocimiento con estándares de calidad, tanto a nivel comercial como crítico, está claro que Dunkerque viene a ser obviamente su primer paso para iniciar otro tipo de legado.

Cine.- Cualquier cinéfilo hoy es capaz de reconocer parte del estilo y algunos de los elementos mayormente presentes en la filmografía de Christopher Nolan. No hace falta más que decir que es el responsable de películas que hoy en día son clásicos de culto, como en el  caso de Memento o The Prestige, y además un monstruo en la taquilla gracias a Inception, Interstellar o la trilogía de Batman, todas alabadas también por la crítica.

Cuando has llegado a ese nivel de reconocimiento con estándares de calidad, tanto a nivel comercial como crítico, está claro que Dunkerque viene a ser obviamente su primer paso para iniciar otro tipo de legado, una nueva etapa en su carrera como director mucho más cercana a recibir el mayor reconocimiento que podría llegar a otorgarle la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, por dramas mucho más cercanos a la realidad.

La película claramente es del género bélico, centrada en recrear la desesperación y la lucha por la supervivencia de las tropas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial, tras el desastre de la Batalla de Dunkerque en 1940, en medio de una misión de rescate y de evacuación que sería recordada históricamente como la Operación Dinamo, también conocida como “el milagro de Dunkerque”.

El toque de Nolan está presente a lo largo de la cinta, como el haber escogido contar la historia desde tres perspectivas diferentes (Tierra, Mar y Aire), con un manejo de los tiempos mucho más libre a lo que se está acostumbrado dentro de este tipo de género. Nuevamente Nolan logra sorprender con su ingenio como narrador, solo que esta vez dentro de un contexto mucho más limitado, basado más en los hechos donde destaca el instinto de supervivencia dentro un campo de batalla.

Se puede decir que está muy alejado de los giros en la trama para espectáculos visuales a los que nos tiene acostumbrado. Nos encontramos ante una visión de él más madura como cineasta, donde las situaciones se puede decir que logran un mayor impacto emocional, con una gran preocupación por los detalles más mínimos, y por supuesto, anteponiendo las acciones sobre los diálogos para hacer avanzar la historia, algo muy interesante al contar con trabajos previos que recaen bastante al diálogo como herramienta.

No se siente que exista particularmente una glorificación de la guerra e irónicamente tampoco viene a ser una denuncia a esta. Existen tanto actos heroicos como otros moralmente ambiguos, se desmitifica el mito del soldado como una especie de arma para apelar por su lado más empático, una faceta humana mucho más vulnerable, al ser rechazado y juzgado por acciones tomadas en los momentos de mayor desesperación y desesperanza.

La banda sonora es otro protagonista vital dentro del relato. No solo vemos una faceta de crecimiento del director, sino una compenetración mucho mayor entre el desarrollo visual en conjunto con la composición musical realizada por Hans Zimmer, cuyas notas son inconfundibles y necesarias para el completo disfrute de la experiencia y atmósfera.

Es una película sumamente intensa y cruda con momentos verdaderamente gratos a nivel actoral. En todo momento el espectador se sentirá atrapado al borde de su asiento, angustiándose y ahogándose en la desesperación que viven estos soldados, pero sin duda admitirá que todo habrá valido la pena hasta ver el último crédito.

VoxBox.-

Habrá película del Joker y la producirá el mismísimo Martin Scorsese

Joker. VoxBox.

Todd Phillips dirigirá la película del Joker y Martin Scorsese figurará como productor, pero otros medios como The Hollywood Reporter cuestionaron esa información.

Cine.- El estudio Warner Bros. y DC Comics están preparando una película sobre los inicios del Joker, el famoso villano de las aventuras de Batman, tal y como ha informado el medio especializado Deadline.

Todd Phillips, el director de la trilogía de The Hangover, se encargará de escribir el guion de este largometraje junto a Scott Silver, que ha firmado cintas como 8 Mile (2002). Deadline aseguró que Phillips dirigirá también esta película y que Martin Scorsese figurará como productor, pero otros medios como The Hollywood Reporter cuestionaron esa información y afirmaron que los roles de Phillips y Scorsese en esta película están todavía por definir.

Aunque Warner Bros. tiene en marcha un universo cinematográfico sobre las historias de DC Comics, con un ambicioso proyecto narrativo en el que se entrelazan las tramas de filmes como Batman v Superman: Dawn of Justice (2016) o Wonder Woman (2017), esta cinta sobre los comienzos del Joker no formaría parte de ese conjunto de películas, sino que sería un proyecto independiente.

De esta manera, el actor Jared Leto, que dio vida al Joker en Suicide Squad (2016) y que repetirá en la secuela de esta película de antihéroes, no participaría en este nuevo largometraje. Anteriormente, Jack Nicholson en Batman (1989) y Heath Ledger en The Dark Night (2008) ofrecieron dos interpretaciones memorables del Joker.

Las primeras informaciones apuntan a que este proyecto sobre el origen del Joker se situaría en una cruda versión de la ciudad de Gotham, emplazada en los años 80.

VoxBox.-

Obi-Wan Kenobi tendrá su propia película

Obi-Wan Kenobi. VoxBox.

La película sobre Obi-Wan Kenobi sería una de las nuevas películas spin-off dentro del universo Star Wars.

Cine.- Disney ha confirmado que estrenará en 2020 una película de Star Wars centrada en Obi-Wan Kenobi, de acuerdo con una exclusiva de Hollywood Reporter. Probablemente dirigida por el nominado al Óscar Stephen Daldry (Billy Elliot, The Hours). Aún no es claro si Ewan McGregor será el actor elegido para el papel, quien actuó como el personaje en los Episodios I, II y III.

La película sobre Obi-Wan Kenobi sería una de las nuevas películas spin-off dentro del universo Star Wars, en la que también está Rogue One o el largometraje centrado en los orígenes de Han Solo, que se estrenará en 2018.

Debido a que George Lucas ya mostró la historia de un Obi-Wan Kenobi joven durante los Episodios I, II y III, es probable que las películas muestren lo que sucedió con el personaje antes de lo sucedido en el Episodio IV. Por el momento no hay guion, y por lo tanto no hay actores elegidos o confirmados para esta nueva película.

VoxBox.-

Wonder Woman: Gal Gadot es la nueva sensación mundial

Gal Gadot VoxBox

Gal Gadot es reconocida ahora como la nueva sensación mundial, desde su papel en Wonder Woman.

Cine.- Gal Gadot es reconocida ahora como la nueva sensación mundial, desde su papel en Wonder Woman y su belleza, que han sido grandes elementos para que miles de hombres y mujeres vean en ella como la mujer de ensueños.

Aunque ya había salido en películas como Rápido y furioso, su éxito ha sido definido por el papel que protagoniza en su más reciente película, Wonder Woman, siendo inspiración para muchas mujeres y jóvenes.

La actriz y modelo israelí ha dado muestras de que le sobra carisma y que ha conquistado a sus fans, no solo por su extraordinaria belleza, sino por ser una actriz espontáneamente genuina.

Recientemente enamoró a una pequeña fan mientras lloraba.

El bello encuentro pasó en el panel de Comic-Con en San Diego este fin de semana, cuando se le acercó una niña disfrazada de Wonder Woman y llorando de la emoción. La actriz la consoló y el video ha dado la vuelta al mundo.

Gal Gadot también ha conquistado las redes sociales con su fotografía sin maquillaje, que nos hace pensar que es la mujer perfecta. La madre de dos hijos contó a sus fans que su rostro cansado era por haber pasado una mala noche con los cólicos de su hija de tres meses, y el temprano despertar de su hijo de 5 años.

No hay duda de por qué es Wonder Woman. Gal Gadot ya se encuentra filmando Wonder Woman 2.

VoxBox.-