Edwin González

Dedicado a oficios y emprendimientos inútiles. Síndrome de Fausto. Escribo porque sí, por las dudas y por compulsión.

TOP 10: Personajes masculinos extraordinarios de “Canción de hielo y fuego”

Canción de hielo y fuego, saga de novelas que inspiró la serie Juego de Tronos, nos ofrece personajes memorables que representan todo un reto a lo hora de hacer un top. Veamos qué tal me va.

Opinión.- Este top es complemento del anterior. No sé si lograré mi cometido, el de ser lo suficientemente justo. He dejado fuera a los Clegane (Gregor y Sandor), a Rorge y Mordedor, a Lim Capa de Limón y a todos esos que son grandes guerreros, muy fuertes, pero que consideré que necesitan algo más para considerarse extraordinarios.

Por otro lado, con mucho pesar dejé fuera a Caramanchada, ser Duncan El Alto, ser Barristan Selmy, Belwas el Fuerte, Khal Drogo y Daario Naharis. Además que a Brandon y Benjen Stark (hermanos de Ned), Jon Snow y Rob Stark, todos grandes guerreros, pero que gozaron demasiado del favoritismo del autor de la saga, por lo que consideré necesario darle oportunidad a otros personajes.

Bran Stark (hijo de Ned), Morroqo, Thoros de Myr y cualquier otro ser mágico los dejé fuera, porque ganarían un lugar alto solo por esas habilidades superhumanas.

Lo mismo hice en el post anterior, pero el lector no fue tan benevolente.

Así que, como notará, esto también pudo haber sido un top 20, pero mejor me quedo con 10. Huelga añadir de nuevo una advertencia, para quienes no han visto la serie ni leído la saga de Martin. Esta vez con un meme en boca de Jon Snow:

Al ser esta una saga de fantasía oscura es natural que aparezcan un sinfín de situaciones imposibles. El autor maneja bien la verosimilitud dentro de su propio universo, por lo que no resulta relativamente complicado elegir a unos que destacan por sobre los demás, a través de características muy concretas. Algo espero poder comunicar, según lo que entiendo por extraordinario. Comencemos…

10. Varys

Si he dejado a otros hombres grandes fuera, ¿por qué la Araña está aquí? Bueno, porque a su manera es un sobreviviente. Pero no solo eso: logró llegar a lo alto, tal vez con métodos cuestionables, por supuesto, pero logró granjearse la amistad y el temor de grandes reyes y señores.

Todo lo que diga Varys puede cuestionarse, pero si hacemos caso de su relato fue esclavo en Lys, miembro de una compañía de comediantes, sobrevivió a un ritual de sangre y vivió en la calle mendingando y robando, llegando a convertirse en alguien temido. No sabemos si sabe pelear o blandir la espada, pero es un absoluto maestro del disfraz, una prueba real de que las apariencias engañan. Un día con polvos y perfume, otro día vestido de negro, con botas y olor a vino agrio. Además que su experiencia le enseñó algo importante: vale más la información que el oro y las gemas. Así que Varys siempre pudo anticiparse a lo que fuera, tanto así que incide en todos los acontecimientos principales de la saga de Martin, que es por decir poco.

9. Donal Noye

Donal Noye era el herrero de la Guardia de la Noche. Además de eso es un hombre demasiado humilde, que prefiere pasar desapercibido. Así que por él mismo poco sabemos, pero los hechos y las historias de los demás alimentan su leyenda.

Sirvió a la casa Baratheon y forjó la famosa maza de Robert y la primera espada de Stannis. Como herrero, un habilidoso sin igual. Herido en batalla se infectó su herida y tuvieron que amputar su brazo. Decidió unirse a la Guardia y demostró desde el principio su valía.

Noye fue mentor de Snow y le enseñó a ganarse a sus compañeros. Cuando curaron las heridas de Jon, a Noye le bastó un solo brazo para inmovilizarlo y permitirle maniobrar al maestre Aemon. Mató con su único brazo a Mag el Poderoso, el rey de los gigantes y uno de los seres más temidos por la Guardia y el Pueblo Libre. Murió en el intento, pero ¿qué hombre en solitario sobreviviría al ataque de un gigante? Cuando el Pueblo Libre intentó entrar por la puerta que defendió Noye, simplemente resultó imposible. Un hombre que con un solo brazo valía por diez.

8. Mance Rayder

Aunque no quisiera, Mance Rayder tenía que estar aquí. La serie ni siquiera sacó una mínima parte de todos los logros de Mance. Solo unir al Pueblo Libre, ¿tiene idea de lo que a este hombre le costó? Cuando le dijo a Jon que solo por la fuerza se somete al Pueblo Libre, Mance lo decía literalmente. A algunos jefes de clanes tuvo que matarlos en combate singular, y a veces a sus hijos o segundos, a veces peleando con cuatro o cinco hombres al mismo tiempo, y en ocasiones tuvo que dejar en agonía a algunos hasta obligarlos a rendirse. Se convirtió en rey-más-allá-del-muro porque se ganó el respeto de todos. Los thennitas, las mujeres de la lanzas, los señores de los huesos, Tormund Matagigantes, hasta los gigantes con sus mamuts y los domadores de bestias (cambiapieles o wargs) reconocieron la valía de Mance.

Dentro de la Guardia de la Noche, en una ocasión, Jon Snow entrenaba con tres de los mejores muchachos, combatiendo con espadas romas. Venció a los tres de una vez, lo cual dice mucho de las habilidades de Jon (hay quienes afirman que podría estar entre las mejores espadas de los Siete Reinos). Pero cuando peleó contra Mance Rayder por práctica no tuvo ni una sola oportunidad. Ni una sola. Hasta Jon recibió una lección de humildad con tremenda paliza. Espero que un día se anime a leer esa pelea, que aparece en Danza de dragones.

7. Jaime Lannister

A lo largo de todas las novelas de la saga tuve mis dudas con Jaime. Pero a estas alturas ya no sé si es un hombre bueno o malo. Es fiel a la casa Lannister y haría lo que fuera por su hermana, pero en el fondo Jaime es un verdadero caballero, como lo demostró con Brienne de Tarth, con los asedios que logró finalizar en treguas y sin ninguna muerte, y con sus hazañas de juventud, donde el mismísimo Arthur Dayne lo armó caballero.

Grandes leyendas de la Guardia Real reconocían la valía de Jaime, incluso el Rey Loco. Brienne de Tarth, cuando llevaba a Jaime de prisionero, tuvo demasiadas dificultades para mantenerlo a raya, y eso que estaba famélico y encadenado. La serie no le hace justicia a esa pelea, pero en las novelas ella misma lo piensa sin darle el gusto de saberlo, donde reconoce que en otras circunstancias él la habría vencido (y no olvidemos que Brienne casi no pierde ni una pelea a lo largo de la saga).

6. Victarion Greyjoy

Si acaso hay algún tipo de cadena alimenticia o niveles de poder, George R. R. Martin creo que debe tener en alto a este hijo del hierro. Cuando un hombre lo ofendió fue capaz de matarlo usando una sola mano, estrangulándolo sin que pudiera hacer nada. Sabe pelear usando las dos manos y sin importar si es tierra firme o alta mar, en medio de una tormenta. A pesar de estar en el océano usa armadura, pero jamás alguien ha logrado derrotarlo.

Y es que a pesar de tener la fortaleza de un monstruo, jamás ha subestimado a un enemigo y no deja que su orgullo lo nuble. Es inmensamente religioso, se encomienda a su dios Ahogado, y ha demostrado tener don de liderazgo, por lo que su actual expedición a Essos ha sido todo un éxito. Quedará pendiente para las siguientes entregas de Martin si logra domar a los dragones (tiene en su poder el Cuerno del Dragón de la antigua Valyria) o si tal vez logra una alianza con Daenerys Targaryen.

5. Jaqen H’ghar

Si el anterior era un monstruo, a este sujeto no sé cómo considerarlo. Pero mágico no es: solo se trata de uno de los miembros más habilidosos de los Hombres sin Rostro. Actualmente su paradero es desconocido, aunque podría estar en la Ciudadela, dada la descripción de un personaje que se encuentra allí. Este hombre es un arma letal ambulante. Incluso Rorge y Mordedor, considerados dos de los peores criminales de Desembarco del Rey (y uno de ellos fue el único que venció a Brienne de Tarth), le tenían un respeto que roza en el temor. Veamos este fragmento con Arya Stark:

—Estoy buscando a Jaqen —dijo—. Tengo un mensaje para él.

Rorge se detuvo. Algo brilló en sus ojos… ¿sería posible que tuviera miedo de Jaqen H’ghar?

—En los baños. Fuera de mi camino.

Arya se dio media vuelta y salió corriendo veloz como un ciervo, volando sobre los guijarros hasta que estuvo al lado de los baños. Jaqen estaba sumergido en una bañera, rodeado de vapor, mientras una criada le echaba agua caliente por encima de la cabeza. La larga cabellera, roja por un lado y blanca por el otro, le caía sobre los hombros húmeda y pesada.

Se acercó silenciosa como una sombra, pero él abrió los ojos.

—La chica camina con pasitos de ratón —dijo—, pero uno oye.

«¿Cómo me ha podido oír?», se preguntó, y pareció como si también eso lo oyera.

—El sonido del cuero contra la piedra canta más alto que un cuerno de guerra para uno con los oídos atentos. La niña lista va descalza.

Los Hombres sin Rostro son la combinación letal de religión, sabiduría y el arte de asesinar en todas las formas posibles. Así que imagínese… era imposible no mencionarlo…

4. Arthur Dayne, la Espada del Amanecer

Eddard Stark, Barristan Selmy y Jaime Lannister, en distintos momentos de la saga, reconocen cada uno por su lado que Dayne era el mejor guerrero que hubieran conocido. Solo eso ya debería bastar para justificar situarlo entre los mejores. Pero agreguemos un poco más. Era un hombre sabio, justo, inteligente, caballero y líder. Incluso el pueblo alrededor de los Siete Reinos lo amaba, ya que cualquier cosa que uno de sus hombres hiciera él respondía y pagaba cualquier deuda o daño. Llevaba las peticiones del pueblo llano al rey Aerys II y siempre estuvo de parte de los más necesitados. Omitiendo el suceso de su muerte, prácticamente nadie pudo derrotarlo jamás en combate singular.

¿Cómo se supone entonces que participó en el secuestro de Lyanna Stark? Bueno, de eso da para hablar en otro post. No sé si me pondré a escribirlo, porque creo que ya no hay mucho que añadir. Pero en relación con su figura, Arthur Dayne era llamado la Espada del Amanecer porque llevaba consigo a Albor, un mandoble que solo puede blandir el mejor guerrero de los Siete Reinos y forjado con el corazón de una estrella caída del cielo. Y nadie volverá a blandirlo hasta que aparezca otro guerrero digno, lo cual se ve muy lejano.

3. Tyrion Lannister

Si este fuera un top de los 10 más astutos, o bueno, de los 10 más inteligentes, no dude que estaría en el número uno. Sin embargo, a pesar de lo extraordinario que resultan todos los demás, ¿cómo pudo escalar hasta aquí? No solo el campo de batalla lo es todo para convertirse en alguien extraordinario. Tyrion ha demostrado su valía en cada cosa que ha emprendido y se ha ganado la simpatía y el odio (más por envidia de su ingenio que por otra cosa) de cuanta persona haya conocido. Y gracias a su inteligencia ha sabido burlar la muerte en demasiadas ocasiones.

Cualquier tarea que se le ha encomendado, incluso en situaciones adversas, ha sabido llevarlas a buen puerto, porque su capacidad de análisis y de resolución de problemas es superhumana. Se ha llevado la peor parte en muchas ocasiones y en todas nadie lo ha reconocido (como todo lo que vivió en Desembarco del Rey), pero uno como lector lo capta de inmediato: sin Tyrion todo habría estado perdido en la mayoría de situaciones donde intervino. Le doy mis palmas a Martin por este personaje, porque con una habilidad de escritor que merece respeto ubicó a la inteligencia por encima de la fuerza.

2. Oberyn Martell

Oberyn es un hombre amoral. ¿Cómo podría estar aquí? Creo que varios de los mencionados arriba podrían matarlo, aunque tal vez Oberyn sea capaz de llevárselos consigo, porque sus armas las mantenía envenenadas y el más leve roce podía ser letal.

Pero Oberyn era un hombre de otro mundo. Mientras todos siguen una mentalidad lineal y acorde a una sola moral, Oberyn representa en la saga a un hombre sin tiempo, a alguien que está más allá de los convencionalismos. Antes prefirió vivir que cumplir con su deber de miembro de la casa Martell. Viajó por todo el mundo, peleó contra los guerreros más fuertes adondequiera que llegó, incluso arriesgó su vida sirviendo en los Segundos Hijos, donde pudo haber muerto como simple mercenario, pero incluso así formó su propia banda. Conoció a mujeres y hombres de todas las lenguas, nacionalidades y clases sociales, viajó a la Ciudadela solo porque le dio la gana de estudiar, pero al final no hizo los votos de maestre y siguió con su vida.

Y no solo eso. Cuando se quedó con Ellaria Arena la reconoció ante todo el mundo, con mucho orgullo, sin importarle el qué dirán sobre su condición de bastarda y además amante. También reconoció a todas sus hijas bastardas, engendradas en las más variopintas circunstancias. Les enseñó el arte de la guerra (ganándose el apodo de Serpientes de Arena), les quitó de la cabeza todo convencionalismo y las preparó para ser mujeres diferentes a lo que suelen ser todas en los Siete Reinos. Me encanta recordar esa frase que le dice a sus hijas, cuando les explica los vaivenes del amor:

Si queréis casaros, casaos. Si no, tomad el placer allí donde lo encontréis. Demasiado escasea ya en el mundo. Pero elegid bien: si os cargáis con un imbécil o con un bestia, no me pidáis luego que os libre de él. Ya os he dado instrumentos para que lo hagáis vosotras solas.

Ingenioso, divertido y mordaz. ¿Qué más añadir? Todo el que lo conocía se sorprendía por su extraordinaria visión de mundo. Incluso logró aturdir a Tyrion el día que lo conoció. Ah, sí: la pelea recreada en la serie no es nada. En la novela se evidencia que la Montaña jamás tuvo la menor oportunidad… eso sí… en combate singular gana quien mata al oponente, y eso, ni modo, lo logró la Montaña, porque así lo quiso el autor.

1. Rhaegar Targaryen

Ni modo… los Targaryen dentro de la saga son demasiado especiales. Así como Dany es una mujer extraordinaria, Rhaegar es un hombre fuera de serie, merecidamente reconocido como un ser peculiar.

Desde que aprendió a leer, es decir, desde que era solo un niño, comenzó a hacerlo con una voracidad, disciplina y dedicación, que todos pensaban que Baelor el Santo había reencarnado. Llegó a tener una inteligencia y sabiduría impropia de su edad. Pero un día, como si nada, siendo jovencito decidió que quería convertirse en caballero, y a los 17 años lo logró como nadie. Parecía ser que los libros le habían dado algún tipo de iluminación, ya que de repente Rhaegar emprendía cualquier cosa y la coronaba con éxito. Así que se convirtió en un caballero destacado en las artes de la guerra, al mismo tiempo que en un gran músico y compositor, con capacidad para conmover a quien lo escuchara.

Cuando menos se dio cuenta, Rhaegar era un showman. Cersei Lannister mencionó en alguna ocasión que si el pueblo ovacionaba a Aerys II, el doble de multitud ovacionaba a Tywin… pero ninguno de los dos llegaba a la mitad de las ovaciones que alcanzaba Rhaegar. Ser Barristan Selmy sirvió a tres reyes y él estaba seguro que Rhaegar habría sido mejor que los tres. Otros personajes a lo largo de la saga opinaban lo mismo.

Rhaegar despertaba admiración y envidia a partes iguales. Perdió en combate singular contra Robert Baratheon, pero además de esa circunstancia de la guerra nadie pudo derrotarlo en ningún torneo o combate singular, e incluso derrotó a Arthur Dayne, su mejor amigo. Por otra parte, Rhaegar parece el clásico personaje demasiado perfecto y sin embargo era un hombre melancólico, que sentía una tristeza no expresada, una desesperanza oculta. Lo casaron con Elia Martell y parecía que se amaban. De esa unión nacieron dos hijos.

No fue hasta que conoció a Lyanna Stark que todo su mundo dio vuelta. Pero esa es otra historia.

* * *

Creo que lo mencioné en el post anterior: Martin posee una habilidad para decir desde lo no dicho. En otras palabras, administra con sabiduría la información que nos transmitirá a través de la narración y espera que nosotros nos tomemos la molestia de deducir. ¿A quién le gusta la lectura que lo dé todo en la boca? A mí no.

Hay muchos personajes de Canción de hielo y fuego que no inciden directamente en la trama, pero sabemos que por ellos todo está ocurriendo. Es decir, la historia contada en la saga es la consecuencia de la historia no contada, que solo ella, de por sí, es una maravillosa épica. Estoy seguro que Martin no es el primero en intentar esto como una técnica literaria. Pero en definitiva lo logra con un gran mérito.

VoxBox.-

Ni monógamos ni polígamos: simplemente sexuales

Sexuales. VoxBox.

Sexuales por naturaleza, tanto para reproducirnos como para entretenernos, la naturaleza humana sigue empantanada en el debate de las preferencias sexuales, la monogamia o la poligamia. Pero primero lo primero: somos simplemente sexuales.

Opinión.- Nuestra ética humana y nuestra identidad cultural nos ha obligado a elegir durante miles de años entre un par de opciones para convivir como sociedad y para estabilizarnos como comunidad humana: monogamia, bigamia, poligamia, poliandria, poliginia, y las cientos de variantes por región.

Los miles de testimonios anónimos que alberga el informe Kinsey o cualquier informe serio relacionado con el estudio de la sexualidad, o los testimonios mismos que usted conoce, ya sea de forma directa, indirecta, por chisme o de primera mano, acerca de la sexualidad descubierta desde la infancia, la posterior satanización de la curiosidad (fundamentalmente para que no nos hagamos daño tan temprano, si lo vemos desde el punto de vista de la infinita sabiduría popular) y la vigilancia de nuestros impulsos físicos hasta que somos capaces de controlarlos por nuestra cuenta.

Las leyes para controlar nuestra sexualidad, con la finalidad de tener un estándar, algo socialmente aceptable. La penalización de lo extraño y de lo que consideramos que hace daño a otros (que dicho sea de paso, no quiero implicar que acepte o rechace una cosa y otra, ya que no es el tema en sí), ya sea porque no estamos listos para asumirlo o no tenemos la madurez para afrontarlo. El cuido de nuestros menores, que hasta la fecha es lo único en lo que casi todas las comunidades humanas estamos de acuerdo: lanzar todo el peso de la ley a quien se meta con la sexualidad de los menores, ya sea con o sin consentimiento.

¿Por qué es tan difícil manejar la sexualidad humana? Hay muchas aristas y puntos de vista, y es evidente que el tema nos interesa a todos, ya sea de forma abierta o solapada. A propósito, quiero citar un fragmento de una novela de Laura Restrepo (recomendable, dicho sea de paso), titulada Delirio y que ganó el prestigioso premio Alfaguara de novela en el año 2004:

…Aminta esperaba un hijo la despidió, los niños lloraron, yo traté de interceder pero Eugenia fue implacable, tal vez también en esa ocasión le salió de adentro esa especie de horror por la sexualidad de los demás que siempre ha marcado su vida, que a lo mejor también es horror por la sexualidad propia, no sería de extrañar, pero lo primero, esa compulsión a censurar y reglamentar la vida sexual de los otros fue una actitud que compartió con Carlos Vicente, en esa inclinación sombría se encontraban los dos, ahí coincidían, ahí eran cómplices y ése era el pilar de la autoridad tanto del uno como del otro, algo así como la columna vertebral de la dignidad de la familia, como si por aprendizaje hereditario supieran que adquiere el mando quien logra controlar la sexualidad del resto de la tribu, no sé si entiendas a qué me refiero, Aguilar, Claro que entiendo, dijo Aguilar, si no entendiera eso no podría descifrar este país, pero la tía Sofi seguía abundando en explicaciones como si se las estuviera dando más bien a sí misma, Es una especie de fuerza más poderosa que todo y que viene en la sangre, una censura inclemente y rencorosa hacia la sexualidad en cualquiera de sus expresiones como si fuera algo repugnante, a Eugenia le parecen un insulto las parejas que se besan en el parque o que se abrazan entre el mar, hasta el punto de protestar porque la policía no impide que hagan eso en público, siendo Eso todo lo que tiene que ver con la sexualidad, con la sensualidad, dos cosas que para ella nunca han tenido nombre, las reduce apenas a un Eso que pronuncia con un gesto torcido como si solo mencionarlo le ensuciara la boca…

¿Por qué esa tendencia de la inmensa mayoría a ser ultraconservadores en el sexo, pero no en otras cosas como la violencia o el consumo de sustancias recreativas? No mentiré al admitir que la respuesta se escapa de mis manos, además que una opinión breve como esta no podría dar para tanto. Pero considero importante traer a colación lo siguiente.

Independiente de nuestras preferencias sexuales, de nuestros tabúes, de las convenciones sociales que nos autoimponemos para sobrevivir como especie y como seres biopsicosociales y valorativos, lo cierto es, aunque nos moleste y tengamos que lidiar con eso, que la realidad es que solo somos seres sexuales. Y con esto no estoy implicando nada, sino solo sacando algo muy básico, que decidimos ignorar todo el tiempo: no importa qué tan civilizados creamos ser, pero lo cierto es que los impulso los vencemos todos los días, los combatimos encarnizadamente, tratando de someter los sentimientos a la razón.

Antes que considere que esta es una reflexión inútil, se lo comento porque escuché a dos personas discutiendo sobre la naturaleza humana: Los seres humanos ¿somos monógamos o polígamos por naturaleza? Escuché uno tras otro planteamiento y hubiera querido tener una grabadora para poder rescatar algo. Cuando escuché que la conversación de ambos comenzaba a empantanarse, me di cuenta que la pregunta está mal planteada.

Es como de repente verse al espejo y mirarse a la cara. Nos guste o no lo que vemos, no quiere decir que podamos negarlo. Para explicarlo mejor le daré un ejemplo bastante extremo:

Suponga que usted se fue a dormir en un día cualquiera, en su casa, en su cama. Cuando despierta no puede moverse, está atado y tiene una venda en sus ojos. Se asusta. Siente un terror de muerte. Siente el frío de su cuerpo desnudo. Intenta moverse y no hay nada por hacer, está totalmente sometido. ¿Qué haría si siente que alguien está intentando estimular su cuerpo? Se asusta, por supuesto. Trata de escapar aunque no lo logra. Luego siente que alguien intenta darle placer y después de tanta persistencia, a pesar de negárselo y de sentirse humillado, usted sin querer tiene un orgasmo. Luego de su orgasmo le quitan la venda y descubre que es una persona de su mismo sexo. ¿Qué haría? ¿Gritar de la pura indignación? ¿Llorar? ¿Sentir que la tierra se lo tragará? A pesar de la negación, ¿podrá borrar el orgasmo que acaba de sentir?

Es un ejemplo muy, muy delicado y bastante extremo, lo reconozco, pero hay un punto al que quiero llegar. Para que se entienda por qué es algo delicado, no olvide que cuando alguien ha sido víctima de violación y ha tenido un orgasmo, por ejemplo, la secuela psicológica suele ser muy fuerte y difícil de superar: a eso y a otros fenómenos relacionados le llaman el orgasmo de la culpabilidad.

Pero el punto es que somos seres sexuales. Y no solo los seres humanos, sino casi todos los mamíferos. Son tan contados los mamíferos monógamos, que precisamente son excepciones que confirman la regla de nuestra naturaleza. Tanto el perro que se frota a su humano cuando está descubriendo su sexualidad, como las especies salvajes que de repente hacen algo que no tiene que ver nada con la reproducción. Y lo negamos, y nos molesta, y hay quien me insultará solo por recordarle algo tan simple.

Es por eso que la pregunta no es si somos monógamos o polígamos por naturaleza, porque es una pregunta mal planteada: somos seres sexuales, llenos de instintos físicos, que a través de miles de años de domesticación de nuestra naturaleza salvaje hemos sometido nuestros impulsos a la razón. Así como de repente reaccionamos con violencia en el momento más inesperado, también somos tremendamente sexuales cuando las millones de variables y circunstancias lo permiten y coinciden en nuestro actuar.

Y mientras sigamos negando la discusión de ese mundo desconocido del que apenas hablamos superficialidades, la sexualidad seguirá siendo siempre condenada.

Todavía, mi estimado lector, hay miles de preguntas que deberíamos intentar respondernos para comprender mejor nuestra naturaleza.

VoxBox.-

“Castlevania” y su tributo a la nostalgia

Opinión.- Tal y como los creadores de la producción lo prometieron, el guion de la serie animada Castlevania bebió mucho de la historia que se nos presenta en aquel memorable videojuego que tanto disfrutamos en nuestra infancia: Castlevania III: Dracula’s Curse.

La premisa inicial en Castlevania es que un mundo intolerante, cerrado y radical suele empujarnos a la venganza, y que si el amor y la venganza se fusionan nos creará una voluntad férrea para hacer lo que sea, lo cual nos hace recordar aquella —ahora tan gastada por nuestra generación— frase de Nietzsche: “Todo lo que se hace por amor está más allá del bien y del mal”.

Es decir, de entrada tenemos a un personaje (¿antihéroe o villano?) que siente la necesidad de redimirse, que al conocer el amor comprendió el tamaño de su soledad, pero que la fatalidad del sino le impide seguir el camino del bien. Su momento de ser radical es ahora y la intolerancia del mundo no será nada en comparación con su odio y sed de venganza. Su maldad está justificada, pero será el espectador quien decidirá en torno al dilema moral.

Ni ordinaria ni extraordinaria, esta serie al menos promete saldar una deuda con la fantasía de quienes en las últimas dos décadas del siglo pasado hubieran querido ver una adaptación de esta clase. No sé si es experimento social de la compañía Netflix, pero retomar historias de aquellas consolas de videojuegos podría ser un mercado nuevo, algo que millones de adultos de este tiempo agradeceríamos. Habrá que esperar qué es lo que ocurrirá.

Con libreto de Warren Ellis y la dirección de Sam Deats, lograron una animación decente, con ciertos aires de steampunk, un buen trabajo expresivo en la animación de algunos personajes, pero nos quedó debiendo un poco más de acción, dada su prolongación de algunas escenas que supongo pretendían imprimirle dramatismo. Eso no es negativo, por supuesto, pero estoy seguro que más de alguno esperará que la animación lo haga brincar del asiento.

La franquicia completa de Castlevania es dueña de una extraordinaria banda sonora, por lo cual sorprende que en esta producción no hubieran aprovechado nada de ella. Sin embargo, aunque podría haber sido mejor, la ambientación musical tiene sus propios méritos, al menos en cuanto a coherencia de lo que nos presenta. Eso hay que destacarlo.

El manejo de intriga en episodio tras episodio hace que uno desee ver más. El famoso efecto cliffhanger siempre funciona. Lo malo de una serie como esta, que tiene toda una exitosa franquicia tras de sí, es que tendrá una larga sombra que hará que no a todos les pueda cubrir sus expectativas. Esa clase de opiniones se dejarán ver en los próximos días y no es una modesta opinión: es casi evidente.

Por otra parte, por momentos sentí que los personajes eran demasiado arquetípicos, cuando ya se sabe (después de 41 entregas de Castlevania) que existe un universo de posibilidades con los que podían dar para más. Trevor Belmont, por ejemplo, es cínico y desenfadado, con lo que le da un toque de humor a una trama con toques góticos y oscuros, pero nos hace sentir que metieron a un personaje posmoderno en una serie llena de gente radical de la Edad Media.

Y sin embargo, Belmont también despertará al llamado del héroe, con esta memorable frase dicha por el oráculo anciano: “Morir no es lo que nos asusta, sino vivir sin haber hecho lo mejor posible”. El viaje del héroe ha comenzado. Esperamos que la siguiente temporada tenga algo más por ofrecer.

VoxBox.-

“Okja”, la apuesta de Netflix para cambiar el mundo

Okja, la película de Netflix que se presentó en el Festival de Cannes y causó polémica porque es la apuesta que podría cambiar las reglas del buró cinematográfico, se estrenó hoy y nos trae muchas sorpresas.

Cine.- Si Okja hubiera ganado la Palma de Oro quizá no habría cambiado nuestra manera de percibir el cine de forma inmediata, pero sí hubiera puesto en el centro del debate todo eso del proceso que conocemos: ¿qué va primero: la pantalla chica o la pantalla grande? No olvidemos que los primeros minutos de fama de este largometraje ocurrieron gracias a una polémica en el famoso festival francés.

Pero antes de continuar quiero advertirle que este post no tiene spoilers (bueno sí, solo uno demasiado pequeño y que casi no cuenta, además que lo pondré hasta el final), por lo que puede leer esta breve reflexión con tranquilidad.

En fin…

La premisa es que la nueva directora de una vieja fábrica quiere ofrecer por fin la solución al problema de la inevitable crisis alimentaria, por lo que propone que la mejor solución es la crianza de supercerdos, los cuales comen poco, generan poco impacto en el medio ambiente, e incluso generan poquísimas excreciones, si reparamos en su tamaño. Es decir, en términos utópicos representan algo así como la fórmula perfecta que las empresas multimillonarias de alimentos quisieran encontrar para solucionar de una vez por todas un problema latente en la humanidad.

Okja es una supercerda que se ha criado con Mija y su abuelo, una niña surcoreana que ha crecido en una preciosa campiña, en un entorno totalmente rural y prácticamente alejado del resto de la sociedad. A nivel de paisaje podríamos incluso considerarlo paradisíaco.

Un dilema interesante está planteado, ya que la película nos pone en perspectiva la cuestión ética y moral de solucionar un problema de nuestra especie (la crisis alimentaria que está matando a miles de seres humanos cada día) versus el maltrato animal. ¿Debemos seguir perpetuando la especie a costa de la aniquilación del resto? ¿No será que de todos modos nos estamos llevando el planeta de paso y solo estamos prolongando lo inevitable? Estas preguntas, por supuesto, dan para miles de palabras. Usted, estimado lector, tendrá la opinión más pertinente al respecto.

Por otra parte, la película tiene un excelente ritmo visual, aunque atípico en el cine acostumbrado de la década pasada. En los momentos de tranquilidad hay una lentitud dramática que dan ganas de estar allí y respirar, mientras se escuchan los sonidos naturales con una verosimilitud extraordinaria, gracias a los efectos que provoca un bien trabajado sonido envolvente. Si llega a las salas de cine, eso será un plus en sí mismo.

Asimismo, cuando requiere de acción lo hace con la intensidad suficiente, que hace que uno no quiera perderse los detalles, porque la tensión trae pequeñas dosis mezcladas de vértigo, curiosidad, asombro e intriga. Todo lo anterior sin dejar de lado pequeñísimos tintes de humor, los cuales le dan gracia y naturalidad a la historia. Y además, están los momentos conmovedores, lo cual indica que es esa clase de películas que quieren ofrecer un poco para todos.

Okja es el clásico recurso del monstruo gigante amigable, al que de forma injusta arrancamos de su entorno, porque resulta que es un ser clave para satisfacer una necesidad humana, lo cual permite al espectador reflexionar sobre si podemos seguir siendo así de injustos. Los cerdos son reconocidos por ser animales muy inteligentes, por lo que no debe sorprenderse ni piense que la película exagera, cuando se dé la oportunidad de ver ciertas reacciones en momentos claves de la película.

Y bueno, visto así, los más radicales podrían acusar a Netflix de haber creado una película de izquierdas, o que hay una agenda para concientizar sobre nuestra cultura alimenticia. Pero en el espectro radical también es el espectador quien tendrá que escoger: usted, estimado lector, tiene la última palabra.

Pero lo que sí es evidente es que la película quiere que veamos eso que siempre estamos ignorando, porque suelen resultarnos más importante millones de otras cosas: ¿cuál es nuestra relación con los animales? Y no, no me diga que no es la única película que lo hace y que no hay gracia y novedad en eso, porque eso sería desviar el punto. La reflexión sigue ahí, esperando a que pongamos un poco más de voluntad para cambiar las cosas.

Es una película recomendable, con una clasificación para mayores de 16 años. ¿Y el spoiler? Bueno, no lo necesitará, pero por si usted es de las personas que se salta los créditos en Netflix, tenga un poco de paciencia: esta película tiene escena poscréditos.

VoxBox.-

Voces italianas que conquistaron Latinoamérica

Voces Italianas. VoxBox.

Italia le ha ofrecido al mundo voces privilegiadas y América Latina durante muchos años ha disfrutado de grandes éxitos que nos deleitan y seguirán deleitando.

Opinión.- Siempre es un buen día para recordar la buena música que ha marcado nuestras generaciones. En esta ocasión, traigo una breve recopilación de éxitos que vinieron a Latinoamérica de la mano de talentosos artistas italianos. Como suele ocurrir en estos casos, puse las más populares para que usted se pueda identificar, o al menos recordar, porque todos de alguna manera nos enteramos de qué es lo que vino a nuestros países.

Y si usted recuerda a otros no mencionados aquí será ganancia, pues se habrán cumplido los propósitos de esta lista. No olvidemos que hay para todos los gustos, así que no hay por qué ofender en cuanto a gustos musicales ¿Qué opina? ¿Me acompaña?

Lorenzo Jovanotti Cherubini

Penso positivo

Serenata rap

Gianluca Grignani

Mi historia entre tus dedos

Eros Ramazzotti

La cosa más bella

Otra como tú (Un’Altra Te)

Laura Pausini

Entre tú y mil mares

Volveré junto A ti

Nek

Laura no está

Tu nombre

Tiziano Ferro

Alucinado

Tardes negras

Raffaella Carrá

Caliente caliente

Fiesta

Nicola Di Bari

El corazón es un gitano

Primera cosa bella

Domenico Modugno

La distancia es como el viento

Volare

Andrea Bocelli

En esta versión canta con Marta Sanchez: Vivo por ella

Bonus Track

¿Quién se acuerda en qué videojuego se escuchaba esta canción?

Nina Zilli ft. Giuliano Palma: 50mila

En cambio esta la conocimos por la adaptación que se popularizó en 2010, con Yolanda Be Cool Vrs DCup – We No Speak Americano.

Renato Carosone: Tu Vuò Fa’ L’Americano

VoxBox.-

¿Cómo está nuestro concepto de familia?

La ONU reconoce este día como el Día Internacional de la Familia. Es un momento para reconocer la diversidad cultural, además de los lazos más fuertes que nos construyen como sociedad.

Detalles.- Durante décadas hemos mantenido en Latinoamérica en términos morales —ya que en la práctica jurídica se reconocen variantes— un concepto de familia que se basa en lo principal en los lazos de sangre y que se divide en dos tipos: la familia nuclear y la extendida.

La nuclear es la compuesta por mamá, papá y hermanos, y la extendida va desde primos, tíos, abuelos, alcanzando el cuarto grado de consanguinidad hasta todos los lazos políticos.

Con la familia extendida uno se imagina la casona, donde las figuras son la abuela y el abuelo, y que en una fecha especial como Navidad se reúnen todos. Y con esto no intento ser irónico ni nada, pero me gustaría que se imagine el cuadro, porque del otro lado de la moneda la cosa se complica: ¿qué hay de esos grupos que socialmente nadie reconoce como familia?

La familia del siglo XXI tiene más variantes de las que quisiéramos reconocer, al menos en cuanto al grueso de la sociedad. Familias de solo uno de los padres con los hijos. Familias con hijos adoptados. Incluso tenemos familias de hecho, que están unidas por un lazo en particular, pero no necesariamente por lazo directo. Y esto último ha sido más común a medida que se agudiza el fenómeno de la migración: el papel de papá o mamá termina ejerciéndolo la abuela, algún tío y a veces hasta los parientes políticos.

¿Y qué de las familias sin hijos? ¿Lo son menos por carecer de descendencia? ¿Qué de las familias con parejas de mismo sexo? ¿Qué opina usted de sus derechos? ¿Y qué de las familias con poliginia o poliandría? En nuestro lado del charco lo vemos mal, pero ¿y en esos lugares del mundo donde ha sido práctica milenaria?

Para cada cultura y grupo de costumbre debe ser difícil reconocer la diversidad, pero se llama Día Internacional de la Familia, porque la ONU reconoce que un grupo social existe, triunfa, se desarrolla y medra al tener un vínculo social y afectivo iniciático, el cual cumple la familia, con todas las variantes posibles que podamos imaginar, aunque a veces esto no nos agraden del todo debido a factores culturales, religiosos o de tabú.

Con esto no quiero decir que a la fuerza acepte las variantes de familia que existen a nivel mundial, pero es un momento importante para reflexionar y ponerse a pensar por todo lo que han tenido que pasar aquellos que crecieron en una familia, y que no se apega a las constantes sociales y culturales del lugar de pertenencia.

Piense en el guion clásico de la persona que sufre discriminación en el internado estricto, donde los demás lo ven mal por haber crecido con uno solo de sus padres. ¿No es indignante? ¿No será que el público termina identificándose más de lo que creemos? Pues bien, imagine las circunstancias adversas por las que alguien tuvo que pasar porque para el resto su familia no es normal. ¿Por cuánto tendrá que pasar esta persona? ¿Tiene que ser su vida una montaña cuesta arriba?

Quiero que reflexione también por un momento en las familias compuestas por personas que ni siquiera tienen lazos de sangre. ¿Cómo asegurar que eso no es familia? Bueno, bueno, hasta donde sabemos la familia no es un estricto lazo de sangre y jurídicamente se puede comprobar.

Si un grupo de amigos decide vivir juntos y después de 10 años o más viven en coexistencia pacífica y solidaria, siendo un grupo familia de hecho, ¿son menos familia que quienes poseen lazos de sangre o jurídicos?

No olvide que si no conoce un caso o un tipo de familia, no quiere decir que no exista. Y no me venga con eso de las familias estables o inestables, que eso es harina de otro costal: hasta en las familias con mejor estado económico y con todos los estándares sociales ocurren también tragedias e injusticias. Ahí tiene demasiadas variables en juego.

Lo importante es que usted tenga, ya sea que lo haya vivido o que lo pueda ofrecer si un día piensa en tener su propia familia, un espacio adecuado lleno de amor y todo lo que se necesita para vivir, si bien no en una perfecta plenitud, sí un espacio donde la vida y la existencia misma sea un poco más llevadera, ya que el recuerdo de haber tenido una familia, sea de sangre o no, es uno de los acontecimientos personales que nos llevamos hasta el último día de nuestra estancia en este mundo.

¿Y qué de los intelectuales abolicionistas del concepto de familia a través de la historia? Bueno, eso será un tema para otra ocasión. Por el momento nos queda el espacio para levantar la vista a nuestro alrededor y sentirnos agradecidos por si somos afortunados de tener a nuestro lado a alguien a quien amar.

VoxBox.-

Cómics y novelas gráficas que deberías estar leyendo

Estos son algunos de los cómics que debería estar leyendo, ya sea que le hayan gustado alguna vez o no. ¿No le gustan los cómics ni las novelas gráficas? Bueno, dele una oportunidad a estas recomendaciones y luego me cuenta.

Tips.- Si usted disfrutó desde niño las lecturas de los cómics que se encontró en la barbería, en el mercadito local o en el periódico dominical, tal vez quiera conocer un par de recomendaciones que no están de más mencionarlas.

Leer cómics es como otras costumbres particulares: hay gente a quien no le gusta ni le llama la atención, y hay quienes incluso prefieren la lectura de los pequeños bocadillos en lugar de libros sin ilustraciones.

Corto Maltés, de Hugo Pratt; Las aventuras de Tintín, de Hergé; Astérix el galo, de René Goscinny; y los trabajos más conocidos de Marvel, DC y Disney están fuera de esta lista por esa razón evidente: son ya demasiado conocidos y es necesario mencionar otras propuestas.

Por otro lado, esta no es una lista definitiva ni nada por el estilo, pero sí es un recopilatorio de recomendaciones que espero pueda disfrutar.

¿No le gustan los cómics ni las novelas gráficas? Bueno, dele una oportunidad a estas recomendaciones y luego me cuenta. ¿Qué dice? ¿Me acompaña?

Agujero negro

Una extraña enfermedad de transmisión sexual provoca extrañas mutaciones haciendo que sus víctimas se conviertan en parias de la sociedad. Una historia bizarra y bastante polémica.

Crossed

¿Qué sería peor que un apocalipsis zombi? Que ocurra una pandemia que al infectar a sus víctimas los convierta en asesinos maniáticos, sádicos, con fuerza física y tolerantes al dolor, y con aterradores signos de inteligencia. Sobrevivir suena a casi un imposible, ¿no le parece?

Maus

Un testimonio bastante conmovedor de alguien que vivió una de las etapas más negras de la historia de la humanidad. Contado con gatos, ratones y otros animalitos, para hacerlo menos crudo.

300

De seguro ya conoce la adaptación cinematográfica. Pero el cómic tiene su propia mística y le aseguro que no tiene desperdicio, ya que los detalles son un poco más explícitos.

Palestina

Ni es apología ni condenación: de hecho, es un retrato bastante documentado de un acontecimiento que no admite medias tintas en la opinión pública. Desde mi punto de vista, todo un mérito.

El garaje hermético

Una historia fantástica que se desarrolla en un asteroide donde coexisten mundos superpuestos. Para los amantes de la ciencia ficción será todo un viaje de imaginación.

From Hell

Hay muchas versiones sobre lo que aconteció en Whitechapel y las víctima de Jack el Destripador. Pero esta versión —y aquí me permito ser subjetivo— es una de las propuestas más asombrosas en la historia del cómic. Poética, densa, pero al mismo tiempo una historia razonada y entretenida.

Persépolis

Una chica nos cuenta la historia desde su punto de vista y nos presenta un país herido, en una transición histórica que tomó a todos por sorpresa. Amar y vivir en un país que jamás será el mismo provoca sentimientos encontrados.

Hellblazer

La historia de John Constantine no dejará indiferente a nadie. Eventos sobrenaturales, de vez en cuando un poco de acción y misterio hacen que uno se prenda de una historia con personajes de lo más sorprendente.

La liga de los hombres extraordinarios

Si Sherlock Holmes ya no está, ¿quién detendrá ahora a los enemigos de Europa? Tendrán que reunir a un grupo de personajes extraordinarios: Wilhelmina Harker, capitán Nemo, Allan Quatermain, Hawley Griffin (el hombre invisible), Dr. Jekyll (que por ende es Mr. Hyde), y la aparición de célebres villanos de la literatura clásica.

Parker

La venganza siempre es de los grandes motivos del arte y nunca falla en las grandes historias. Esta historia no será la excepción. Con la reciente muerte de su autor (hace casi un año) quedó un vacío terrible en el mundo del cómic.

Camino oculto

Una joven cree ser el personaje de cada pintura que ve y Giuseppe Bergman tendrá que salvarla de las situaciones más inverosímiles, donde la realidad por momentos parece un cuadro surrealista. Profundamente melancólica y todo un tributo a las grandes obras de arte.

Neonomicon

Un tributo a la obra de Lovecraft, con una historia bastante lograda. Eventos sobrenaturales, seres aterradores y extrañas sectas. Para los amantes del género no tendrá desperdicio.

Pyongyang

Parece una sencilla historia en primera persona, pero en realidad es un testimonio donde se plantea con asombro todas las dudas y convicciones de uno de los regímenes más complejos del mundo.

Scalped

Un nativo americano regresa a su tierra, que se ha convertido en territorio sin ley. Tendrá que hacer uso de todo lo que esté a su alcance para salir de los problemas.

Preacher

¿Qué haría si tuviera la habilidad de anular el libre albedrío en otras personas? Interesante premisa para una historia que tiene además eventos sobrenaturales y que dejará escozor en las personas más susceptibles.

The Sandman

El señor del Sueño, uno de los Eternos, en una serie de aventuras maravillosas que rozan lo poético, además de observaciones muy particulares sobre la condición humana. Gaiman resumió el argumento de la serie así: “El rey de los sueños aprende que uno debe cambiar o morir y toma su decisión”.

Sin City

En mundo violento donde prevalece la impunidad, la ley del más fuerte e incluso las autoridades se prostituyen al mejor postor, aparecerá un antihéroe que resolverá las cosas a su manera: y nadie saldrá ileso.

V de Vendetta

Considerado por algunos como una historia que hace apología de la anarquía, en realidad plantea una distopía en la que la búsqueda de la libertad es un imperativo. Una reflexión extraordinaria.

La feria de los inmortales

Un viajero intergaláctico vuelve a la Tierra después de muchos años y se encuentra con un mundo corrupto y autodestructivo más allá de su imaginación. Conocerá a Horus, quien evidentemente se parece a un dios egipcio.

God is Dead

Un día Zeus se presenta en Ciudad Vaticano y reclama la Tierra como suya. De repente, en diferentes regiones del mundo comienzan a emerger diferentes dioses que reclaman también lo suyo. Es así como comenzará una gran batalla entre dioses.

Watchmen

Un superhéroe retirado, conocido como El Comediante, ha sido asesinado. Rorscharch, otro superhéroe que ahora debe ocultarse, porque ser enmascarado es ilegal, decide investigar el asunto por su cuenta. La verdad que descubrirá le cambiará la vida para siempre.

Habibi

Bastante polémico porque por momentos resulta ser bastante explícito, nos cuenta la historia de una una pareja de esclavos refugiados unidos por el amor que surge entre ellos, junto a todas las adversidades.

Sleeper

Una historia que aprovecha muy bien los recursos del género negro, además del plus de tener en la trama a seres con habilidades singulares.

Supergod

Si las naciones crearan seres superpoderosos para protegerse, ¿cuál es el desastre que podríamos vaticinar? Abuso de tecnología y conocimientos prohibidos, en esta historia veremos el enfrentamiento palpable de nuestros valores espirituales.

100 balas

Digamos que su vida está arruinada que su entorno personal ha sido destruido. Si entonces le dan 100 balas irrastreables para que pueda asesinar a quien quiera, ¿qué es lo que haría? Una excelente mezcla entre novela negra y thriller.

* * *

Hay miles de cómics y novelas gráficas buenísimas. Sé que dejé fuera muchas propuestas excelentes, así que le pido de favor que me ayude a ampliar la lista y las recomendaciones. Cuénteme, ¿cuáles agregaría?

VoxBox.-

¿Cómo anda de nostalgia? Opening y ending de anime

Anime. VoxBox.

Nuestra niñez en Latinoamérica tuvo sus altibajos, pero creo que estamos de acuerdo con lo que nos ofreció la televisión local con su franja infantil: tantas caricaturas y anime del recuerdo que ahora nos dan un ataque de nostalgia.

Tips.- Nuestra niñez en Latinoamérica tuvo sus altibajos, pero creo que estamos de acuerdo con lo que nos ofreció la televisión local con su franja infantil: tantas caricaturas y anime del recuerdo que ahora nos dan un ataque de nostalgia.

Recuerdo que con un dejo de reproche en la mirada, mi mamá nos decía a mis hermanos y a mí cuando nos encontraba emocionados viendo la tele: “Qué feos esos muñecos chinos que les gusta ver”. Y en cierto modo entiendo sus motivos para preocuparse, ya que antes los animes eran más explícitos y con historias más densas y polémicas. Si todavía existen e incluso hay más fuertes es porque ya están clasificados por edades. Pero en aquel tiempo se pasaban por la franja infantil, así nada más.

Pero nuestra generación está muy agradecida por eso, porque no nos privaron de grandes historias que marcaron nuestra infancia. Quienes no tuvimos cable y en un tiempo donde ni soñábamos con ver el internet, esas caricaturas fueron de lo mejor que nos pudo pasar a la hora de decidirnos por un rato de entretenimiento visual.

De casualidad escuché la intro de Ulises 31 y me acordé de tantas caricaturas que disfruté en mi infancia. Usted estará de acuerdo conmigo en que bien sale como mínimo un top 50, si contamos tanto anime como caricaturas norteamericanas de diferentes décadas. Dejemos esa materia pendiente. Por el momento recordemos un poquito de lo que nos regaló Japón.

Estas no son ni las mejores ni las peores, ni tampoco este breve recordatorio es un top: es solo las que encontré más a la mano, además que no todos los animes llegaron a programarse en nuestros países. Y como las vimos con doblaje, suele ser lo que más nos da nostalgia en lugar de las piezas originales, que por cierto muchísimas de ellas son de gran excelencia.

¿Quiere acompañarme en este recorrido?

DIGIMON

Reconozco que ya estaba mayorcito de edad cuando pasaron esta serie. Y debo añadir que fue accidental la primera vez que supe de su existencia. Pero nada como quedar atrapado de un anime por su intro y su ending, ¿no lo cree?

Opening:

Ending:

INUYASHA

Esta serie habla por sí sola. Es casi como los clásicos relatos de viajes, pero con un argumento más profundo.

Opening:

Ending:

RANMA 1/2

Para el tiempo en el que salió era una serie bastante polémica. Pero quienes crecimos con ella solo disfrutábamos de los momentos graciosos y las sencillas batallas, sin más pretensiones que entretenerse.

Opening:

Ending:

SAILOR MOON

Conozco a muchos que se avergüenzan de admitir que les gustaba esta serie. ¿Qué tiene de malo? ¿Que fue hecha para niñas? Eso no le quita que es una serie excelente.

Opening:

Ending:

SAKURA CARD CAPTORS

No le voy a mentir: esta serie nunca la vi, porque sencillamente la pasaban en un horario que me imposibilitó hacerlo. Aun así considero que se le debe mencionar, porque influyó en la infancia de muchos, además que tengo una amiga que me reclamará si no la pongo.

Opening:

Ending:

CABALLEROS DEL ZODIACO

Creo pertenecer a esa generación que esperaba ver cada pedacito de la serie: opening, narrador, episodio y ending: “La batalla del Santuario ha comenzado. ¡De prisa, caballeros atenienses, ábranse camino entre las Doce Casas donde se encuentran los Caballeros de Oro y salven a Athena, quien ha caído por la flecha maligna”.

Opening:

Para que no me regañe le pondré las dos intro.

Ending:

SHAMAN KING

Muchos ya no la recuerdan, pero esta serie merece una oportunidad. Si es fan del anime en general y este en particular no lo ha visto, se dará cuenta que influenció mucho de lo que se produce ahora en Japón.

Opening:

Ending:

ESCAFLOWNE

Ahora que la recuerdo, cuando la vi la entendí muy poco. En cierto modo es bastante densa. Pero incluso así recuerdo que la disfruté.

Opening:

Ending:

ZOIDS

Esta es de las series que me gustaron porque no podía evitar el opening, y poco a poco quedé enganchado con la historia. Tengo un par de amigos a quienes con esta les da un terrible ataque de nostalgia. Por cierto, no coloqué ending porque no encontré uno oficial para Latinoamérica.

Opening:

KENICHI

Una serie que para muchos pasó desapercibida y no faltará quien diga que ni siquiera merece ser mencionada. Oh, pero sí: tiene una historia bastante buena. Nada del otro mundo si hablamos de series de artes marciales, pero eso no le resta mérito.

Opening:

Ending:

DRAGON BALL

Me imagino que se lo preguntó: “¿Cómo te atreves a poner a otros y no algo de Dragon Ball?”. Bueno, bueno, gracias por la paciencia. Como la lista con Dragon Ball se habría hecho demasiado larga, tuve que conseguir un video especial con los soundtrack legendarios, para que las disfrute. ¿Qué le parece?

CANDY CANDY

Este anime creo que es patrimonio para los latinoamericanos. La hemos visto varias generaciones. ¿Cómo no mencionarla? Le envío un especial guiño a mi mamá, a quien cuando le enseñé la ending en una ocasión le dio hasta escalofríos, porque de golpe volvieron miles de recuerdos a su mente.

Opening:

Ending:

Bonus track

A Latinoamérica nos vinieron algunos animes con los que no tradujeron ni los opening ni las ending. Y los encargados de eso debieron tener una excelente intuición, porque así en japonés y todo se convirtieron en canciones del recuerdo para quienes sentimos nostalgia por esa infancia perdida. Solo por mencionar un par de muestras, aquí le va una breve selección.

YU YU HAKUSHO

Ahora bastante olvidada, en lo personal considero que es una de las mejores propuestas que nos vinieron a Latinoamérica. Una historia bastante decente y que trató de no dejar ningún cabo suelto, algo que ya no ocurre con muchos animes de la actualidad.

Opening:

Ending:

LA LIGA DEL DRAGÓN

Es el primer anime que recuerdo haber visto en mi vida. Fantasiosa a más no poder, pero ¿qué niño piensa en eso? Cada día esperaba un nuevo episodio y me emocionaba en gran manera, como si algo mío estuviera en juego.

Opening:

Ending:

SAMURAI X

Se llama Rurouni Kenshin, pero en Latinoamérica la conocimos con el nombre de Samurai X. Si usted fue fan, creo que concordará conmigo en que todas las opening y ending eran buenísimas. Es por eso que para cerrar este recordatorio pongo un compilado, al igual que con Dragon Ball.

Es obvio que no están todos y esta brevísima lista no ha pretendido semejante empresa. Pero vamos, con su ayuda podemos seguir ampliando y recordar. ¿De cuáles otros se recuerda usted?

VoxBox.-

Elogio de la pobreza y la fealdad

Ser pobre, en casi cualquier parte del mundo, no es ninguna ganga. Lo sé y muy bien. Quizá usted lo sabe también o tal vez ha sido un poco más afortunado.

Opinión.- Ser pobre, en casi cualquier parte del mundo, no es ninguna ganga. Lo sé y muy bien. Quizá usted lo sabe también o tal vez ha sido un poco más afortunado… de todos modos, sin importar la historia que yo tenga habrá una peor, ya sea en este mismo país o en alguna parte del mundo. Esta vida no es un lecho de rosas y hay personas que nacieron con un libreto mucho más macabro que el de Justine o los infortunios de la virtud. Pero no escribo por algún tipo de solvencia moral o intento de justificación de nada. No pretendo reducir algo al absurdo o invalidar algún tipo de supuesto moral. Tampoco quiero demostrar nada. Solo me parece sano el ejercicio de esta reflexión e intentaré llevarla a buen puerto.

Cuando me atacaban por tener mi apariencia descuidada —y con descuidado debo aclarar que es una expresión secular para referirme al uso cotidiano que tenemos los pobres de la ropa vieja o usada, y no como muchos pensarían, a estar sucio o algo así—, solía defenderme con esta idea (que ya me ha tocado volver a usarla, con tal de cortar por lo sano cualquier discusión al respecto, aunque ahora ya no se ha vuelto a dar, quizá porque finalmente ya no estoy tan joven y me he vuelto invisible): Elogio la pobreza y la fealdad: la pobreza, porque permite mantener alejados de mí a todos aquellos que son interesados; y la fealdad, porque las personas que me aprecian decidieron conocerme más allá de la apariencia. Por supuesto, una idea así tiene sus bemoles. No existe idea perfecta y esta quizá tiene más vacíos que los lugares comunes de algunos libros de superación. Por momentos me suena como el argumento de un novato para la vida, pero por otro lado debo confersarle que me baso en una serie de supuestos semióticos y de observación humana que preferiría no ampliar… daría para un libro.

En algunos círculos esto me atrajo discusiones que daban para toda la noche (si el espacio lo permitía) y en otros casos me miraban con una extraña mezcla de condescendencia, compasión y quizá lástima (siendo ya demasiado alcanzativo). A mí me causa gracia, porque en realidad mi apariencia nunca la consideré importante. Y entonces no falta alguien que me diga: “Es imposible que no te importe tu apariencia… si aparecieras desnudo en algún lugar no caminarías con normalidad”. Ese y otros ejemplos, como usted sabe, se llama reducción al absurdo y es un recurso que se utiliza con tal de tener la razón en algún punto. Y es que el punto es ese: ¿cómo convencerle de algo que para mí es una verdad? Ni modo: es parte de la carga de vida que me toca llevar. Le resto importancia a mi apariencia exterior y ni modo… resulta casi imposible hacérselo saber a los demás. Así que he dejado de intentarlo y permito que crean lo que quieran, que atribuyan mi descuido a la comodidad o tacañería, y que consideren por mí lo que crean más conveniente. Yo sigo elogiando la pobreza y la fealdad, porque aún me siento bien con esa idea.

El dinero es un problema. Si uno no lo tiene, con toda probabilidad la vida sea un caminar cuesta arriba. Para siempre. Pero en un país como el mío (El Salvador), no tener dinero también puede resultar una especie de bendición, porque aquí lo matan por dinero. Da igual la clase social de la que hablemos o de los problemas políticos, económicos o culturales del país. No importa la idea que se le ocurra para darme la contra: en todo el mundo, donde haya civilización, pero en especial en El Salvador, el dinero es un problema. Si no tiene para garantizarse unos buenos guardaespaldas y que no haya alguien intentando difamarlo, ponerle trampas, hundirlo, accidentarlo, desaparecerlo o suicidarlo, o si es de estratos más bajos robarle, extorsionarle, amenazarle constantemente, etc., la verdad es que no tener dinero resulta una bendición. Es cierto que no tendrá garantizado el acceso a la salud (por no mencionar todas las cosas de las que uno queda fuera por el maldito dinero), pero por otro lado tendrá una vida más simple, y si se sabe cuidar y llevar las cosas bien tendrá una vida casi tan buena y duradera como quien se preocupa por lo material.

He olvidado otros detalles, pero esto es más o menos lo que trato de decir —el párrafo anterior— cuando alguien me dice: “Y cómo se te ocurre elogiar la pobreza, si a nadie le gusta estar abajo, todos tenemos ambición de llegar arriba”. A veces prefiero no responder, les doy la razón solo porque sí y bueno… ¿cómo hacerle entender a una persona con ambiciones que existimos otros que tenemos ambiciones no relacionadas necesariamente con lo material? Es como querer convencer a alguien pragmático, superficial y utilitarista que las obras de arte no son inútiles. Y podría hacer otras analogías, pero no vale la pena.

Lo más gracioso es cuando alguien quiere discutir acerca de mi elogio a la fealdad. Los más suspicaces suelen decir: “Eso es tu consuelo para no aceptar que no te sale nada”, o: “Eso te lo has inventado porque estás solo, sin nadie”. Los más ingeniosos suelen decir algo más o menos así: “Es que esa es tu zona de confort, porque así no buscás ir a un gimnasio, aprender otro idioma, hacerte una persona más interesante, que no necesariamente destaquen sus cualidades físicas, pero que sí sea alguien que se estima a sí mismo, que trata de verse bien y sentirse bien”. Con opiniones así suelo sonreír y darles la razón, porque ¿cómo convencerle de que todas esas cosas se pueden hacer para uno, sin necesidad de buscar la finalidad de atraer al sexo opuesto? Porque en el fondo, la discusión es que creen que elogiando la fealdad hago referencia a que busco un consuelo ante mis problemas para flirtear. Así que, ¿todo debe reducirse a eso?

Con fealdad suelo hacer referencia a que no busco la belleza, tal cual. Sé que la frase no es autoexplicativa, y que vivimos en tiempos en que todo debe ser de forma minuciosa detallado y contextualizado. Tardaría una eternidad haciendo matices de cada cosa. Lo único que sé es que elogio la fealdad, porque la fealdad no tiene que preocuparse por seguir los cánones de belleza… no necesariamente debe hacer referencia a que elogiar la fealdad es amar lo horrible, mórbido y monstruoso. Lo malo es irse a los extremos.

Hace años que dejé de preocuparme de si le gusto a alguien o no. No soy asexual, pero no me preocupo si alguien no muestra interés en mí. Porque mi forma de pensar me ha llevado a comprender que si alguien se interesa en mí, no tengo que rogarle por meses o buscarle de manera incansable hasta que me encuentre como una persona interesante. Tengo mi propia frase de cajón: No hay que interrumpir el flujo infinito de las matemáticas humanas. Las personas vienen y van.

Mis amigos, mis familiares cercanos, las personas a las que puedo disfrutar y que nos respetamos de forma mutua nuestras distintas filosofías y formas de pensar, no me miran de pies a cabeza por calzar sandalias o andar las mismas camisas de hace diez años: me aman y están conmigo por lo que soy aquí y ahora. Siguen siendo los mismos seres honestos por quienes meto las manos al fuego. Y si alguien formará parte de mi vida, tendrá que trascender las nimiedades superficiales. ¿Cómo no elogiar la pobreza y la fealdad, si ambos filtros me permitieron eliminar todos los escombros y me dejó únicamente lo que necesito? La fealdad y la pobreza son mis mejores armas, porque lo que tengo para dar trasciende las apariencias. Si es mucho o es poco, que lo decidan quienes me aman, que es a quienes me debo. Pero eso poco o mucho que tengo para dar está ahí y lo ofrezco también con honestidad. Es todo lo que importa.

VoxBox.-

América necesita una Casa donde podamos encontrarnos

Casa de las Américas. VoxBox.

La Casa de las Américas nunca estuvo del todo exenta de polémica y crítica, pero sobre todo jamás se le dejó de politizar.

Opinión.- Desde su fundación y por circunstancias históricas, Casa de las Américas nunca estuvo del todo exenta de polémica y crítica, pero sobre todo jamás se le dejó de politizar. Incluso hasta el día de hoy sigue generando escozor en algunos grupos o intelectuales en particular. Sin embargo, su legado para el continente es innegable.

Pensar en Casa de las Américas para la mayoría es pensar en la vinculación directa con el Partido Comunista de Cuba. No obstante, su labor cultural es heterogénea y su aporte al mundo ha sido desde los ámbitos más variados. Fernández Retamar, Mario Benedetti, Julio Cortázar, René Depestre, Mario Vargas Llosa, Ambrosio Fornet, Edmundo Desnoes, Manuel Galich, Mario Benedetti, José María Gutiérrez, Roque Dalton, Ernesto Cardenal, entre otros, son solo los nombres más inmediatos que a uno se le ocurren para asociarlos, ya sea con pequeñas participaciones o con una labor amplia en la gran casa cultural cubana.

Sobre si una institución cultural debe o no politizarse es un tema con una amplitud que da el resultado de más enemigos que amigos. Para algunos toda institución humana es en cierto modo política, y para otros, por cuestión práctica, consideran que hay niveles de politización, por lo que no deben echarse a todas las instituciones al mismo saco.

Pero no solo la izquierda cubana creó una institución cultural de talla internacional. Colocando la moneda del otro lado tenemos el Congreso por la Libertad de la Cultura, institución que publicaba los Cuadernos del mismo nombre y que tenía una clara línea ultraconservadora y anticomunista. Durante años se dedicó a defender la pax americana y todas las bondades del laissez faire, laissez passer, que es una de las formas más radicales del capitalismo.

Ojo, que con esto no defiendo ni una postura ni la otra. Menciono ambas para que pueda colocar sobre la balanza un hecho innegable: la Guerra Fría no fue solo un frente político-ideológico, sino también un frente de lucha cultural. En el Congreso también desfilaron las respectivas figuras y tuvo sus abanderados y sus frutos. Sobre si la CIA financiaba o no al Congreso es una discusión estéril como si el Partido Comunista Cubano colaboraba directamente o no con la Casa.

El Congreso es menos conocido porque apenas duró unos años su labor, además de una revista bimensual que vino poco por estos lares de América. En cambio la Casa ha resistido el paso del tiempo, lo cual nos guste o no es un mérito.

Quiero que se entienda que no se trata de una apología de la institución cubana, pero habrá que darle el mérito en algo que tanto le sigue haciendo falta a nuestra América: contar con una institución cultural que trate de unirnos, en la que podamos crear relaciones con nuestros pares en los ámbitos que usted se imagine.

A medida que pasan los años las redes de comunicación nos van facilitando que las brechas culturales se vayan reduciendo, pero para bien o para mal debe y tiene que existir una institución que nos una en físico, una donde podamos vernos, reunirnos y sacar balances globales, como ciudadanos simples, por el simple derecho que tenemos de hacerlo.

Ya que vivimos tiempos en que las instituciones suelen darnos desconfianza, no es malo comenzar a pensar en alternativas para crear una nueva casa para toda América. Digo, por si la que hay no le gusta y por si cree en esa idea tan en boga, de que sería mejor empezar muchas cosas de cero.

VoxBox.-