Edwin González

Dedicado a oficios y emprendimientos inútiles. Síndrome de Fausto. Escribo porque sí, por las dudas y por compulsión.

Voces italianas que conquistaron Latinoamérica

Voces Italianas. VoxBox.

Italia le ha ofrecido al mundo voces privilegiadas y América Latina durante muchos años ha disfrutado de grandes éxitos que nos deleitan y seguirán deleitando.

Opinión.- Siempre es un buen día para recordar la buena música que ha marcado nuestras generaciones. En esta ocasión, traigo una breve recopilación de éxitos que vinieron a Latinoamérica de la mano de talentosos artistas italianos. Como suele ocurrir en estos casos, puse las más populares para que usted se pueda identificar, o al menos recordar, porque todos de alguna manera nos enteramos de qué es lo que vino a nuestros países.

Y si usted recuerda a otros no mencionados aquí será ganancia, pues se habrán cumplido los propósitos de esta lista. No olvidemos que hay para todos los gustos, así que no hay por qué ofender en cuanto a gustos musicales ¿Qué opina? ¿Me acompaña?

Lorenzo Jovanotti Cherubini

Penso positivo

Serenata rap

Gianluca Grignani

Mi historia entre tus dedos

Eros Ramazzotti

La cosa más bella

Otra como tú (Un’Altra Te)

Laura Pausini

Entre tú y mil mares

Volveré junto A ti

Nek

Laura no está

Tu nombre

Tiziano Ferro

Alucinado

Tardes negras

Raffaella Carrá

Caliente caliente

Fiesta

Nicola Di Bari

El corazón es un gitano

Primera cosa bella

Domenico Modugno

La distancia es como el viento

Volare

Andrea Bocelli

En esta versión canta con Marta Sanchez: Vivo por ella

Bonus Track

¿Quién se acuerda en qué videojuego se escuchaba esta canción?

Nina Zilli ft. Giuliano Palma: 50mila

En cambio esta la conocimos por la adaptación que se popularizó en 2010, con Yolanda Be Cool Vrs DCup – We No Speak Americano.

Renato Carosone: Tu Vuò Fa’ L’Americano

VoxBox.-

¿Cómo está nuestro concepto de familia?

La ONU reconoce este día como el Día Internacional de la Familia. Es un momento para reconocer la diversidad cultural, además de los lazos más fuertes que nos construyen como sociedad.

Detalles.- Durante décadas hemos mantenido en Latinoamérica en términos morales —ya que en la práctica jurídica se reconocen variantes— un concepto de familia que se basa en lo principal en los lazos de sangre y que se divide en dos tipos: la familia nuclear y la extendida.

La nuclear es la compuesta por mamá, papá y hermanos, y la extendida va desde primos, tíos, abuelos, alcanzando el cuarto grado de consanguinidad hasta todos los lazos políticos.

Con la familia extendida uno se imagina la casona, donde las figuras son la abuela y el abuelo, y que en una fecha especial como Navidad se reúnen todos. Y con esto no intento ser irónico ni nada, pero me gustaría que se imagine el cuadro, porque del otro lado de la moneda la cosa se complica: ¿qué hay de esos grupos que socialmente nadie reconoce como familia?

La familia del siglo XXI tiene más variantes de las que quisiéramos reconocer, al menos en cuanto al grueso de la sociedad. Familias de solo uno de los padres con los hijos. Familias con hijos adoptados. Incluso tenemos familias de hecho, que están unidas por un lazo en particular, pero no necesariamente por lazo directo. Y esto último ha sido más común a medida que se agudiza el fenómeno de la migración: el papel de papá o mamá termina ejerciéndolo la abuela, algún tío y a veces hasta los parientes políticos.

¿Y qué de las familias sin hijos? ¿Lo son menos por carecer de descendencia? ¿Qué de las familias con parejas de mismo sexo? ¿Qué opina usted de sus derechos? ¿Y qué de las familias con poliginia o poliandría? En nuestro lado del charco lo vemos mal, pero ¿y en esos lugares del mundo donde ha sido práctica milenaria?

Para cada cultura y grupo de costumbre debe ser difícil reconocer la diversidad, pero se llama Día Internacional de la Familia, porque la ONU reconoce que un grupo social existe, triunfa, se desarrolla y medra al tener un vínculo social y afectivo iniciático, el cual cumple la familia, con todas las variantes posibles que podamos imaginar, aunque a veces esto no nos agraden del todo debido a factores culturales, religiosos o de tabú.

Con esto no quiero decir que a la fuerza acepte las variantes de familia que existen a nivel mundial, pero es un momento importante para reflexionar y ponerse a pensar por todo lo que han tenido que pasar aquellos que crecieron en una familia, y que no se apega a las constantes sociales y culturales del lugar de pertenencia.

Piense en el guion clásico de la persona que sufre discriminación en el internado estricto, donde los demás lo ven mal por haber crecido con uno solo de sus padres. ¿No es indignante? ¿No será que el público termina identificándose más de lo que creemos? Pues bien, imagine las circunstancias adversas por las que alguien tuvo que pasar porque para el resto su familia no es normal. ¿Por cuánto tendrá que pasar esta persona? ¿Tiene que ser su vida una montaña cuesta arriba?

Quiero que reflexione también por un momento en las familias compuestas por personas que ni siquiera tienen lazos de sangre. ¿Cómo asegurar que eso no es familia? Bueno, bueno, hasta donde sabemos la familia no es un estricto lazo de sangre y jurídicamente se puede comprobar.

Si un grupo de amigos decide vivir juntos y después de 10 años o más viven en coexistencia pacífica y solidaria, siendo un grupo familia de hecho, ¿son menos familia que quienes poseen lazos de sangre o jurídicos?

No olvide que si no conoce un caso o un tipo de familia, no quiere decir que no exista. Y no me venga con eso de las familias estables o inestables, que eso es harina de otro costal: hasta en las familias con mejor estado económico y con todos los estándares sociales ocurren también tragedias e injusticias. Ahí tiene demasiadas variables en juego.

Lo importante es que usted tenga, ya sea que lo haya vivido o que lo pueda ofrecer si un día piensa en tener su propia familia, un espacio adecuado lleno de amor y todo lo que se necesita para vivir, si bien no en una perfecta plenitud, sí un espacio donde la vida y la existencia misma sea un poco más llevadera, ya que el recuerdo de haber tenido una familia, sea de sangre o no, es uno de los acontecimientos personales que nos llevamos hasta el último día de nuestra estancia en este mundo.

¿Y qué de los intelectuales abolicionistas del concepto de familia a través de la historia? Bueno, eso será un tema para otra ocasión. Por el momento nos queda el espacio para levantar la vista a nuestro alrededor y sentirnos agradecidos por si somos afortunados de tener a nuestro lado a alguien a quien amar.

VoxBox.-

Cómics y novelas gráficas que deberías estar leyendo

Estos son algunos de los cómics que debería estar leyendo, ya sea que le hayan gustado alguna vez o no. ¿No le gustan los cómics ni las novelas gráficas? Bueno, dele una oportunidad a estas recomendaciones y luego me cuenta.

Tips.- Si usted disfrutó desde niño las lecturas de los cómics que se encontró en la barbería, en el mercadito local o en el periódico dominical, tal vez quiera conocer un par de recomendaciones que no están de más mencionarlas.

Leer cómics es como otras costumbres particulares: hay gente a quien no le gusta ni le llama la atención, y hay quienes incluso prefieren la lectura de los pequeños bocadillos en lugar de libros sin ilustraciones.

Corto Maltés, de Hugo Pratt; Las aventuras de Tintín, de Hergé; Astérix el galo, de René Goscinny; y los trabajos más conocidos de Marvel, DC y Disney están fuera de esta lista por esa razón evidente: son ya demasiado conocidos y es necesario mencionar otras propuestas.

Por otro lado, esta no es una lista definitiva ni nada por el estilo, pero sí es un recopilatorio de recomendaciones que espero pueda disfrutar.

¿No le gustan los cómics ni las novelas gráficas? Bueno, dele una oportunidad a estas recomendaciones y luego me cuenta. ¿Qué dice? ¿Me acompaña?

Agujero negro

Una extraña enfermedad de transmisión sexual provoca extrañas mutaciones haciendo que sus víctimas se conviertan en parias de la sociedad. Una historia bizarra y bastante polémica.

Crossed

¿Qué sería peor que un apocalipsis zombi? Que ocurra una pandemia que al infectar a sus víctimas los convierta en asesinos maniáticos, sádicos, con fuerza física y tolerantes al dolor, y con aterradores signos de inteligencia. Sobrevivir suena a casi un imposible, ¿no le parece?

Maus

Un testimonio bastante conmovedor de alguien que vivió una de las etapas más negras de la historia de la humanidad. Contado con gatos, ratones y otros animalitos, para hacerlo menos crudo.

300

De seguro ya conoce la adaptación cinematográfica. Pero el cómic tiene su propia mística y le aseguro que no tiene desperdicio, ya que los detalles son un poco más explícitos.

Palestina

Ni es apología ni condenación: de hecho, es un retrato bastante documentado de un acontecimiento que no admite medias tintas en la opinión pública. Desde mi punto de vista, todo un mérito.

El garaje hermético

Una historia fantástica que se desarrolla en un asteroide donde coexisten mundos superpuestos. Para los amantes de la ciencia ficción será todo un viaje de imaginación.

From Hell

Hay muchas versiones sobre lo que aconteció en Whitechapel y las víctima de Jack el Destripador. Pero esta versión —y aquí me permito ser subjetivo— es una de las propuestas más asombrosas en la historia del cómic. Poética, densa, pero al mismo tiempo una historia razonada y entretenida.

Persépolis

Una chica nos cuenta la historia desde su punto de vista y nos presenta un país herido, en una transición histórica que tomó a todos por sorpresa. Amar y vivir en un país que jamás será el mismo provoca sentimientos encontrados.

Hellblazer

La historia de John Constantine no dejará indiferente a nadie. Eventos sobrenaturales, de vez en cuando un poco de acción y misterio hacen que uno se prenda de una historia con personajes de lo más sorprendente.

La liga de los hombres extraordinarios

Si Sherlock Holmes ya no está, ¿quién detendrá ahora a los enemigos de Europa? Tendrán que reunir a un grupo de personajes extraordinarios: Wilhelmina Harker, capitán Nemo, Allan Quatermain, Hawley Griffin (el hombre invisible), Dr. Jekyll (que por ende es Mr. Hyde), y la aparición de célebres villanos de la literatura clásica.

Parker

La venganza siempre es de los grandes motivos del arte y nunca falla en las grandes historias. Esta historia no será la excepción. Con la reciente muerte de su autor (hace casi un año) quedó un vacío terrible en el mundo del cómic.

Camino oculto

Una joven cree ser el personaje de cada pintura que ve y Giuseppe Bergman tendrá que salvarla de las situaciones más inverosímiles, donde la realidad por momentos parece un cuadro surrealista. Profundamente melancólica y todo un tributo a las grandes obras de arte.

Neonomicon

Un tributo a la obra de Lovecraft, con una historia bastante lograda. Eventos sobrenaturales, seres aterradores y extrañas sectas. Para los amantes del género no tendrá desperdicio.

Pyongyang

Parece una sencilla historia en primera persona, pero en realidad es un testimonio donde se plantea con asombro todas las dudas y convicciones de uno de los regímenes más complejos del mundo.

Scalped

Un nativo americano regresa a su tierra, que se ha convertido en territorio sin ley. Tendrá que hacer uso de todo lo que esté a su alcance para salir de los problemas.

Preacher

¿Qué haría si tuviera la habilidad de anular el libre albedrío en otras personas? Interesante premisa para una historia que tiene además eventos sobrenaturales y que dejará escozor en las personas más susceptibles.

The Sandman

El señor del Sueño, uno de los Eternos, en una serie de aventuras maravillosas que rozan lo poético, además de observaciones muy particulares sobre la condición humana. Gaiman resumió el argumento de la serie así: “El rey de los sueños aprende que uno debe cambiar o morir y toma su decisión”.

Sin City

En mundo violento donde prevalece la impunidad, la ley del más fuerte e incluso las autoridades se prostituyen al mejor postor, aparecerá un antihéroe que resolverá las cosas a su manera: y nadie saldrá ileso.

V de Vendetta

Considerado por algunos como una historia que hace apología de la anarquía, en realidad plantea una distopía en la que la búsqueda de la libertad es un imperativo. Una reflexión extraordinaria.

La feria de los inmortales

Un viajero intergaláctico vuelve a la Tierra después de muchos años y se encuentra con un mundo corrupto y autodestructivo más allá de su imaginación. Conocerá a Horus, quien evidentemente se parece a un dios egipcio.

God is Dead

Un día Zeus se presenta en Ciudad Vaticano y reclama la Tierra como suya. De repente, en diferentes regiones del mundo comienzan a emerger diferentes dioses que reclaman también lo suyo. Es así como comenzará una gran batalla entre dioses.

Watchmen

Un superhéroe retirado, conocido como El Comediante, ha sido asesinado. Rorscharch, otro superhéroe que ahora debe ocultarse, porque ser enmascarado es ilegal, decide investigar el asunto por su cuenta. La verdad que descubrirá le cambiará la vida para siempre.

Habibi

Bastante polémico porque por momentos resulta ser bastante explícito, nos cuenta la historia de una una pareja de esclavos refugiados unidos por el amor que surge entre ellos, junto a todas las adversidades.

Sleeper

Una historia que aprovecha muy bien los recursos del género negro, además del plus de tener en la trama a seres con habilidades singulares.

Supergod

Si las naciones crearan seres superpoderosos para protegerse, ¿cuál es el desastre que podríamos vaticinar? Abuso de tecnología y conocimientos prohibidos, en esta historia veremos el enfrentamiento palpable de nuestros valores espirituales.

100 balas

Digamos que su vida está arruinada que su entorno personal ha sido destruido. Si entonces le dan 100 balas irrastreables para que pueda asesinar a quien quiera, ¿qué es lo que haría? Una excelente mezcla entre novela negra y thriller.

* * *

Hay miles de cómics y novelas gráficas buenísimas. Sé que dejé fuera muchas propuestas excelentes, así que le pido de favor que me ayude a ampliar la lista y las recomendaciones. Cuénteme, ¿cuáles agregaría?

VoxBox.-

¿Cómo anda de nostalgia? Opening y ending de anime

Anime. VoxBox.

Nuestra niñez en Latinoamérica tuvo sus altibajos, pero creo que estamos de acuerdo con lo que nos ofreció la televisión local con su franja infantil: tantas caricaturas y anime del recuerdo que ahora nos dan un ataque de nostalgia.

Tips.- Nuestra niñez en Latinoamérica tuvo sus altibajos, pero creo que estamos de acuerdo con lo que nos ofreció la televisión local con su franja infantil: tantas caricaturas y anime del recuerdo que ahora nos dan un ataque de nostalgia.

Recuerdo que con un dejo de reproche en la mirada, mi mamá nos decía a mis hermanos y a mí cuando nos encontraba emocionados viendo la tele: “Qué feos esos muñecos chinos que les gusta ver”. Y en cierto modo entiendo sus motivos para preocuparse, ya que antes los animes eran más explícitos y con historias más densas y polémicas. Si todavía existen e incluso hay más fuertes es porque ya están clasificados por edades. Pero en aquel tiempo se pasaban por la franja infantil, así nada más.

Pero nuestra generación está muy agradecida por eso, porque no nos privaron de grandes historias que marcaron nuestra infancia. Quienes no tuvimos cable y en un tiempo donde ni soñábamos con ver el internet, esas caricaturas fueron de lo mejor que nos pudo pasar a la hora de decidirnos por un rato de entretenimiento visual.

De casualidad escuché la intro de Ulises 31 y me acordé de tantas caricaturas que disfruté en mi infancia. Usted estará de acuerdo conmigo en que bien sale como mínimo un top 50, si contamos tanto anime como caricaturas norteamericanas de diferentes décadas. Dejemos esa materia pendiente. Por el momento recordemos un poquito de lo que nos regaló Japón.

Estas no son ni las mejores ni las peores, ni tampoco este breve recordatorio es un top: es solo las que encontré más a la mano, además que no todos los animes llegaron a programarse en nuestros países. Y como las vimos con doblaje, suele ser lo que más nos da nostalgia en lugar de las piezas originales, que por cierto muchísimas de ellas son de gran excelencia.

¿Quiere acompañarme en este recorrido?

DIGIMON

Reconozco que ya estaba mayorcito de edad cuando pasaron esta serie. Y debo añadir que fue accidental la primera vez que supe de su existencia. Pero nada como quedar atrapado de un anime por su intro y su ending, ¿no lo cree?

Opening:

Ending:

INUYASHA

Esta serie habla por sí sola. Es casi como los clásicos relatos de viajes, pero con un argumento más profundo.

Opening:

Ending:

RANMA 1/2

Para el tiempo en el que salió era una serie bastante polémica. Pero quienes crecimos con ella solo disfrutábamos de los momentos graciosos y las sencillas batallas, sin más pretensiones que entretenerse.

Opening:

Ending:

SAILOR MOON

Conozco a muchos que se avergüenzan de admitir que les gustaba esta serie. ¿Qué tiene de malo? ¿Que fue hecha para niñas? Eso no le quita que es una serie excelente.

Opening:

Ending:

SAKURA CARD CAPTORS

No le voy a mentir: esta serie nunca la vi, porque sencillamente la pasaban en un horario que me imposibilitó hacerlo. Aun así considero que se le debe mencionar, porque influyó en la infancia de muchos, además que tengo una amiga que me reclamará si no la pongo.

Opening:

Ending:

CABALLEROS DEL ZODIACO

Creo pertenecer a esa generación que esperaba ver cada pedacito de la serie: opening, narrador, episodio y ending: “La batalla del Santuario ha comenzado. ¡De prisa, caballeros atenienses, ábranse camino entre las Doce Casas donde se encuentran los Caballeros de Oro y salven a Athena, quien ha caído por la flecha maligna”.

Opening:

Para que no me regañe le pondré las dos intro.

Ending:

SHAMAN KING

Muchos ya no la recuerdan, pero esta serie merece una oportunidad. Si es fan del anime en general y este en particular no lo ha visto, se dará cuenta que influenció mucho de lo que se produce ahora en Japón.

Opening:

Ending:

ESCAFLOWNE

Ahora que la recuerdo, cuando la vi la entendí muy poco. En cierto modo es bastante densa. Pero incluso así recuerdo que la disfruté.

Opening:

Ending:

ZOIDS

Esta es de las series que me gustaron porque no podía evitar el opening, y poco a poco quedé enganchado con la historia. Tengo un par de amigos a quienes con esta les da un terrible ataque de nostalgia. Por cierto, no coloqué ending porque no encontré uno oficial para Latinoamérica.

Opening:

KENICHI

Una serie que para muchos pasó desapercibida y no faltará quien diga que ni siquiera merece ser mencionada. Oh, pero sí: tiene una historia bastante buena. Nada del otro mundo si hablamos de series de artes marciales, pero eso no le resta mérito.

Opening:

Ending:

DRAGON BALL

Me imagino que se lo preguntó: “¿Cómo te atreves a poner a otros y no algo de Dragon Ball?”. Bueno, bueno, gracias por la paciencia. Como la lista con Dragon Ball se habría hecho demasiado larga, tuve que conseguir un video especial con los soundtrack legendarios, para que las disfrute. ¿Qué le parece?

CANDY CANDY

Este anime creo que es patrimonio para los latinoamericanos. La hemos visto varias generaciones. ¿Cómo no mencionarla? Le envío un especial guiño a mi mamá, a quien cuando le enseñé la ending en una ocasión le dio hasta escalofríos, porque de golpe volvieron miles de recuerdos a su mente.

Opening:

Ending:

Bonus track

A Latinoamérica nos vinieron algunos animes con los que no tradujeron ni los opening ni las ending. Y los encargados de eso debieron tener una excelente intuición, porque así en japonés y todo se convirtieron en canciones del recuerdo para quienes sentimos nostalgia por esa infancia perdida. Solo por mencionar un par de muestras, aquí le va una breve selección.

YU YU HAKUSHO

Ahora bastante olvidada, en lo personal considero que es una de las mejores propuestas que nos vinieron a Latinoamérica. Una historia bastante decente y que trató de no dejar ningún cabo suelto, algo que ya no ocurre con muchos animes de la actualidad.

Opening:

Ending:

LA LIGA DEL DRAGÓN

Es el primer anime que recuerdo haber visto en mi vida. Fantasiosa a más no poder, pero ¿qué niño piensa en eso? Cada día esperaba un nuevo episodio y me emocionaba en gran manera, como si algo mío estuviera en juego.

Opening:

Ending:

SAMURAI X

Se llama Rurouni Kenshin, pero en Latinoamérica la conocimos con el nombre de Samurai X. Si usted fue fan, creo que concordará conmigo en que todas las opening y ending eran buenísimas. Es por eso que para cerrar este recordatorio pongo un compilado, al igual que con Dragon Ball.

Es obvio que no están todos y esta brevísima lista no ha pretendido semejante empresa. Pero vamos, con su ayuda podemos seguir ampliando y recordar. ¿De cuáles otros se recuerda usted?

VoxBox.-

Elogio de la pobreza y la fealdad

Ser pobre, en casi cualquier parte del mundo, no es ninguna ganga. Lo sé y muy bien. Quizá usted lo sabe también o tal vez ha sido un poco más afortunado.

Opinión.- Ser pobre, en casi cualquier parte del mundo, no es ninguna ganga. Lo sé y muy bien. Quizá usted lo sabe también o tal vez ha sido un poco más afortunado… de todos modos, sin importar la historia que yo tenga habrá una peor, ya sea en este mismo país o en alguna parte del mundo. Esta vida no es un lecho de rosas y hay personas que nacieron con un libreto mucho más macabro que el de Justine o los infortunios de la virtud. Pero no escribo por algún tipo de solvencia moral o intento de justificación de nada. No pretendo reducir algo al absurdo o invalidar algún tipo de supuesto moral. Tampoco quiero demostrar nada. Solo me parece sano el ejercicio de esta reflexión e intentaré llevarla a buen puerto.

Cuando me atacaban por tener mi apariencia descuidada —y con descuidado debo aclarar que es una expresión secular para referirme al uso cotidiano que tenemos los pobres de la ropa vieja o usada, y no como muchos pensarían, a estar sucio o algo así—, solía defenderme con esta idea (que ya me ha tocado volver a usarla, con tal de cortar por lo sano cualquier discusión al respecto, aunque ahora ya no se ha vuelto a dar, quizá porque finalmente ya no estoy tan joven y me he vuelto invisible): Elogio la pobreza y la fealdad: la pobreza, porque permite mantener alejados de mí a todos aquellos que son interesados; y la fealdad, porque las personas que me aprecian decidieron conocerme más allá de la apariencia. Por supuesto, una idea así tiene sus bemoles. No existe idea perfecta y esta quizá tiene más vacíos que los lugares comunes de algunos libros de superación. Por momentos me suena como el argumento de un novato para la vida, pero por otro lado debo confersarle que me baso en una serie de supuestos semióticos y de observación humana que preferiría no ampliar… daría para un libro.

En algunos círculos esto me atrajo discusiones que daban para toda la noche (si el espacio lo permitía) y en otros casos me miraban con una extraña mezcla de condescendencia, compasión y quizá lástima (siendo ya demasiado alcanzativo). A mí me causa gracia, porque en realidad mi apariencia nunca la consideré importante. Y entonces no falta alguien que me diga: “Es imposible que no te importe tu apariencia… si aparecieras desnudo en algún lugar no caminarías con normalidad”. Ese y otros ejemplos, como usted sabe, se llama reducción al absurdo y es un recurso que se utiliza con tal de tener la razón en algún punto. Y es que el punto es ese: ¿cómo convencerle de algo que para mí es una verdad? Ni modo: es parte de la carga de vida que me toca llevar. Le resto importancia a mi apariencia exterior y ni modo… resulta casi imposible hacérselo saber a los demás. Así que he dejado de intentarlo y permito que crean lo que quieran, que atribuyan mi descuido a la comodidad o tacañería, y que consideren por mí lo que crean más conveniente. Yo sigo elogiando la pobreza y la fealdad, porque aún me siento bien con esa idea.

El dinero es un problema. Si uno no lo tiene, con toda probabilidad la vida sea un caminar cuesta arriba. Para siempre. Pero en un país como el mío (El Salvador), no tener dinero también puede resultar una especie de bendición, porque aquí lo matan por dinero. Da igual la clase social de la que hablemos o de los problemas políticos, económicos o culturales del país. No importa la idea que se le ocurra para darme la contra: en todo el mundo, donde haya civilización, pero en especial en El Salvador, el dinero es un problema. Si no tiene para garantizarse unos buenos guardaespaldas y que no haya alguien intentando difamarlo, ponerle trampas, hundirlo, accidentarlo, desaparecerlo o suicidarlo, o si es de estratos más bajos robarle, extorsionarle, amenazarle constantemente, etc., la verdad es que no tener dinero resulta una bendición. Es cierto que no tendrá garantizado el acceso a la salud (por no mencionar todas las cosas de las que uno queda fuera por el maldito dinero), pero por otro lado tendrá una vida más simple, y si se sabe cuidar y llevar las cosas bien tendrá una vida casi tan buena y duradera como quien se preocupa por lo material.

He olvidado otros detalles, pero esto es más o menos lo que trato de decir —el párrafo anterior— cuando alguien me dice: “Y cómo se te ocurre elogiar la pobreza, si a nadie le gusta estar abajo, todos tenemos ambición de llegar arriba”. A veces prefiero no responder, les doy la razón solo porque sí y bueno… ¿cómo hacerle entender a una persona con ambiciones que existimos otros que tenemos ambiciones no relacionadas necesariamente con lo material? Es como querer convencer a alguien pragmático, superficial y utilitarista que las obras de arte no son inútiles. Y podría hacer otras analogías, pero no vale la pena.

Lo más gracioso es cuando alguien quiere discutir acerca de mi elogio a la fealdad. Los más suspicaces suelen decir: “Eso es tu consuelo para no aceptar que no te sale nada”, o: “Eso te lo has inventado porque estás solo, sin nadie”. Los más ingeniosos suelen decir algo más o menos así: “Es que esa es tu zona de confort, porque así no buscás ir a un gimnasio, aprender otro idioma, hacerte una persona más interesante, que no necesariamente destaquen sus cualidades físicas, pero que sí sea alguien que se estima a sí mismo, que trata de verse bien y sentirse bien”. Con opiniones así suelo sonreír y darles la razón, porque ¿cómo convencerle de que todas esas cosas se pueden hacer para uno, sin necesidad de buscar la finalidad de atraer al sexo opuesto? Porque en el fondo, la discusión es que creen que elogiando la fealdad hago referencia a que busco un consuelo ante mis problemas para flirtear. Así que, ¿todo debe reducirse a eso?

Con fealdad suelo hacer referencia a que no busco la belleza, tal cual. Sé que la frase no es autoexplicativa, y que vivimos en tiempos en que todo debe ser de forma minuciosa detallado y contextualizado. Tardaría una eternidad haciendo matices de cada cosa. Lo único que sé es que elogio la fealdad, porque la fealdad no tiene que preocuparse por seguir los cánones de belleza… no necesariamente debe hacer referencia a que elogiar la fealdad es amar lo horrible, mórbido y monstruoso. Lo malo es irse a los extremos.

Hace años que dejé de preocuparme de si le gusto a alguien o no. No soy asexual, pero no me preocupo si alguien no muestra interés en mí. Porque mi forma de pensar me ha llevado a comprender que si alguien se interesa en mí, no tengo que rogarle por meses o buscarle de manera incansable hasta que me encuentre como una persona interesante. Tengo mi propia frase de cajón: No hay que interrumpir el flujo infinito de las matemáticas humanas. Las personas vienen y van.

Mis amigos, mis familiares cercanos, las personas a las que puedo disfrutar y que nos respetamos de forma mutua nuestras distintas filosofías y formas de pensar, no me miran de pies a cabeza por calzar sandalias o andar las mismas camisas de hace diez años: me aman y están conmigo por lo que soy aquí y ahora. Siguen siendo los mismos seres honestos por quienes meto las manos al fuego. Y si alguien formará parte de mi vida, tendrá que trascender las nimiedades superficiales. ¿Cómo no elogiar la pobreza y la fealdad, si ambos filtros me permitieron eliminar todos los escombros y me dejó únicamente lo que necesito? La fealdad y la pobreza son mis mejores armas, porque lo que tengo para dar trasciende las apariencias. Si es mucho o es poco, que lo decidan quienes me aman, que es a quienes me debo. Pero eso poco o mucho que tengo para dar está ahí y lo ofrezco también con honestidad. Es todo lo que importa.

VoxBox.-

América necesita una Casa donde podamos encontrarnos

Casa de las Américas. VoxBox.

La Casa de las Américas nunca estuvo del todo exenta de polémica y crítica, pero sobre todo jamás se le dejó de politizar.

Opinión.- Desde su fundación y por circunstancias históricas, Casa de las Américas nunca estuvo del todo exenta de polémica y crítica, pero sobre todo jamás se le dejó de politizar. Incluso hasta el día de hoy sigue generando escozor en algunos grupos o intelectuales en particular. Sin embargo, su legado para el continente es innegable.

Pensar en Casa de las Américas para la mayoría es pensar en la vinculación directa con el Partido Comunista de Cuba. No obstante, su labor cultural es heterogénea y su aporte al mundo ha sido desde los ámbitos más variados. Fernández Retamar, Mario Benedetti, Julio Cortázar, René Depestre, Mario Vargas Llosa, Ambrosio Fornet, Edmundo Desnoes, Manuel Galich, Mario Benedetti, José María Gutiérrez, Roque Dalton, Ernesto Cardenal, entre otros, son solo los nombres más inmediatos que a uno se le ocurren para asociarlos, ya sea con pequeñas participaciones o con una labor amplia en la gran casa cultural cubana.

Sobre si una institución cultural debe o no politizarse es un tema con una amplitud que da el resultado de más enemigos que amigos. Para algunos toda institución humana es en cierto modo política, y para otros, por cuestión práctica, consideran que hay niveles de politización, por lo que no deben echarse a todas las instituciones al mismo saco.

Pero no solo la izquierda cubana creó una institución cultural de talla internacional. Colocando la moneda del otro lado tenemos el Congreso por la Libertad de la Cultura, institución que publicaba los Cuadernos del mismo nombre y que tenía una clara línea ultraconservadora y anticomunista. Durante años se dedicó a defender la pax americana y todas las bondades del laissez faire, laissez passer, que es una de las formas más radicales del capitalismo.

Ojo, que con esto no defiendo ni una postura ni la otra. Menciono ambas para que pueda colocar sobre la balanza un hecho innegable: la Guerra Fría no fue solo un frente político-ideológico, sino también un frente de lucha cultural. En el Congreso también desfilaron las respectivas figuras y tuvo sus abanderados y sus frutos. Sobre si la CIA financiaba o no al Congreso es una discusión estéril como si el Partido Comunista Cubano colaboraba directamente o no con la Casa.

El Congreso es menos conocido porque apenas duró unos años su labor, además de una revista bimensual que vino poco por estos lares de América. En cambio la Casa ha resistido el paso del tiempo, lo cual nos guste o no es un mérito.

Quiero que se entienda que no se trata de una apología de la institución cubana, pero habrá que darle el mérito en algo que tanto le sigue haciendo falta a nuestra América: contar con una institución cultural que trate de unirnos, en la que podamos crear relaciones con nuestros pares en los ámbitos que usted se imagine.

A medida que pasan los años las redes de comunicación nos van facilitando que las brechas culturales se vayan reduciendo, pero para bien o para mal debe y tiene que existir una institución que nos una en físico, una donde podamos vernos, reunirnos y sacar balances globales, como ciudadanos simples, por el simple derecho que tenemos de hacerlo.

Ya que vivimos tiempos en que las instituciones suelen darnos desconfianza, no es malo comenzar a pensar en alternativas para crear una nueva casa para toda América. Digo, por si la que hay no le gusta y por si cree en esa idea tan en boga, de que sería mejor empezar muchas cosas de cero.

VoxBox.-

Sobre el Día Mundial del Diseño: la felicidad de la creación

Día Mundial del Diseño. VoxBox.

A mí se me dio por recordar a los diseñadores, a propósito del Día Mundial del Diseño. Es bueno que al menos por un día recordemos todo lo que hacen para nosotros.

Opinión.- ¿Qué sería de nuestro mundo moderno sin toda la gente que nos está pensando en cuanto a formas y colores? ¿Qué ocurriría sin todo eso visualmente amigable que nos facilita el día a día? ¿Nunca le ha pasado que intentó diseñar algo atractivo y no le salió nada? Unos tienen el ojo más refinado que otros. Es por eso que tengo una admiración grande por la gente que trabaja en todas las áreas y formas del Diseño.

Tengo amigos que se dedican a eso y sé por todos los escollos que tienen que pasar con frecuencia. Sé que usted también lo sabe. Y no me venga con que todas las profesiones pasan por problemas o que en todas las áreas laborales del mundo hay injusticias en lo salarial y todo eso. Si nos vamos a eso, ya sabemos que todos queremos estar mejor. Siempre. Y algunos pasan por peores injusticias que otros.

Con eso tampoco pongo en un lugar especial a quienes trabajan en Diseño: pero no me negará que entra en la lista de profesiones y oficios donde la gente tiene que sacar callo, porque si alguien no está listo para eso solo le espera derrumbarse.

Es una de esas profesiones donde se trabaja sobre la base del error. El 99 % de las veces el cliente suele ver lo que sale mal. ¿Cómo librarla en el día a día? Estoy seguro que la mayoría de diseñadores tendrán miles de respuestas a esa pregunta.

¡Y cómo se les da crear! Hay quienes no tienen libertad de maniobra y deben ceñirse a lo que les pidan, pero quienes tienen el privilegio de la libertad creativa suelen convidarnos al mejor espectáculo visual y funcional que muchos agradecemos.

¿Qué hace que nos atraiga la tipografía, la disposición del texto, una buena portada o incluso una caja? ¿Por qué hay afiches que pueden resultar cautivantes? ¿Y qué me dice cuando aparece una nueva marca y de ella surge todo un mundo? ¿Y qué de los interiores, del equilibrio del color y las formas? Vivimos con el diseño en el día a día. Nos encontramos algo pensado por alguien en todas partes.

Y no se trata solo de lo que otro pensó para que nos fuera útil: detrás de eso, la mayor parte de las veces, alguien pensó en que también debería de gustarnos a nivel visual. Y eso se agradece. La portada de su disco preferido, el carácter serio o desenfadado de una publicación que disfrutó momentáneamente en una red social. Podríamos señalar detalles de manera ilimitada. Y es gracias a quienes trabajan en el Diseño.

Cada área tiene su mérito, yo lo sé. A mí se me dio por recordar a los diseñadores, a propósito de su día. Es bueno que al menos por un día recordemos con gratitud todo lo que hacen para nosotros. Y si tiene en su casa un diseñador en potencia, no olvide animarlo en lugar de asustarlo con un futuro que todavía no ha ocurrido, donde como ave de mal agüero le dirá que se morirá de hambre o sufrirá en el ámbito laboral. Eso de ganar dinero o de las dificultades laborales es harina de otro costal. Pero la felicidad de la libertad creativa es algo que a nadie se le debe negar.

Envío a título personal un abrazo fraterno a todos mis amigos diseñadores. Ya saben que soy un fiel admirador de lo que hacen y solo espero que sigan así, como siempre, refinando el ojo y el gusto cada día más.

La felicidad de ver una creación completada es algo que no tiene precio.

VoxBox.-

El lector supersticioso

el lector supersticioso

Fue de Jorge Luis Borges de quien tomé la definición de lector supersticioso. Solo en una entrevista lo mencionó, pero a lo largo de su obra hay más pistas.

Literatura.- En mi opinión, no hay nada más frustrante que no tener a nadie con quien compartir el placer de mis lecturas, y sin embargo, al mismo tiempo y de modo paradójico, una de las aficiones más íntimas y personales que cualquier ser humano puede tener son, precisamente, sus lecturas.

La definición de Borges

Borges, lector empedernido por excelencia y a quien le escuché por primera vez la expresión lector supersticioso, escribió alguna vez: “La lectura debe ser una de las formas de la felicidad y no se puede obligar a nadie a ser feliz”. También escribió estos versos, que son un tributo al acto mismo de la lectura:

Que otros se jacten de las páginas que han escrito;
a mí me enorgullecen las que he leído.
No habré sido un filólogo,
no habré inquirido las declinaciones, los modos, la laboriosa mutación de las letras,
la de que se endurece en te,
la equivalencia de la ge y de la ka,
pero a lo largo de mis años he profesado
la pasión del lenguaje.
Mis noches están llenas de Virgilio;
haber sabido y haber olvidado el latín
es una posesión, porque el olvido
es una de las formas de la memoria, su vago sótano,
la otra cara secreta de la moneda.
Cuando en mis ojos se borraron
las vanas apariencias queridas,
los rostros y la página,
me di al estudio del lenguaje de hierro
que usaron mis mayores para cantar
espadas y soledades,
y ahora, a través de siete siglos,
desde la Última Thule,
tu voz me llega, Snorri Sturluson.
El joven, ante el libro, se impone una disciplina precisa
y lo hace en pos de un conocimiento preciso;
a mis años, toda empresa es una aventura
que linda con la noche.
No acabaré de descifrar las antiguas lenguas del Norte,
no hundiré las manos ansiosas en el oro de Sigurd;
la tarea que emprendo es ilimitada
y ha de acompañarme hasta el fin,
no menos misteriosa que el universo
y que yo, el aprendiz.

Y no olvidemos que escribió esto otro, que en definitiva es memorable: “Si Shakespeare les interesa, está bien. Si les resulta tedioso, déjenlo. Shakespeare no ha escrito aún para ustedes. Llegará un día que Shakespeare será digno de ustedes y ustedes serán dignos de Shakespeare, pero mientras tanto no hay que apresurar las cosas”. Y no puede faltar esta otra cita, que será necesaria para continuar con el post:

Yo no quisiera que la moralidad de esta comprobación fuera entendida como de desesperación o nihilismo. Ni quiero fomentar negligencias ni creo en una mística virtud de la frase torpe y del epíteto chabacano. Afirmo que la voluntaria emisión de esos dos o tres agrados menores (distracciones oculares de la metáfora, auditivas del ritmo y sorpresivas de la interjección o el hipérbaton) suele probarnos que la pasión del tema tratado manda en el escritor, y eso es todo. La asperidad de una frase le es tan indiferente a la genuina literatura como su suavidad. La economía prosódica no es menos forastera del arte que la caligrafía o la ortografía o la puntuación: certeza que los orígenes judiciales de la retórica y los musicales del canto nos escondieron siempre. La preferida equivocación de la literatura de hoy es el énfasis.

Pero fue en la entrevista A fondo con Joaquín Soler Serrano, en 1976, cuando Borges dijo: “Yo no soy lector supersticioso. Yo sé que debería de decir que el Fausto es una obra maestra, pero realmente me parece un error de Goethe. Pero en cambio pienso en las Elegías romanas pienso en Goethe mismo, en el hombre Goethe, y siento afecto por él y… puedo entender sus errores. La cultura alemana me gusta mucho”.

Más no podría añadir. No olvidemos que cuando los grandes hablan los pequeños debemos callar, porque si no es así se deja de aprender. De todos modos añadiré un par de cosas, porque no quisiera dejar un solo atisbo de duda en lo que quise exponer en esta ocasión.

Reflexión personal

¿Quién es el lector supersticioso? Para Borges es aquel lector que hace distinción entre lecturas trascendentes e intrascendentes, escritores grandes y pequeños, titanes de la literatura universal y escritores menores. Es el lector que es capaz de someter el placer (de la lectura) a la disciplina (leer solo el canon local, universal, etc.). Y a veces renuncia en absoluto a esa bella ingenuidad de cuando somos niños y tomamos un libro con todo el gusto del mundo.

No quisiera meterme en ese embrollo de justificar una postura que indique que hay buenas o malas lecturas. Y antes de que llegue la malinterpretación quiero resumir mi vida de lector: de los 8 a los 15 leí por placer; de los 15 a los 17 leí con placer y a veces por obligación; de los 17 a los 23 leí por disciplina; y de los 23 hasta la fecha he vuelto a leer por placer. ¿Soy disciplinado para leer? Ya no lo sé y no me importa. Prefiero el placer del texto. He tenido grandes e inolvidables lecturas. Muchos de los libros que forman parte de mi vida son como un mantra y de entre ellos hay algunos que los veo como maestros o como un talismán.

Reconozco que también tengo mucho de lector supersticioso, porque hay autores que considero grandes de verdad y mi intuición me dice que muchos deberían de estar leyéndolos para avanzar como personas. Pero también creo que la lectura por placer es el mejor camino para llegar a lecturas más sofisticadas, ya sea en su lenguaje o propuesta estilística. Así que no puedo invalidar el placer que le genere a quien lea motivacionales, los superventas juveniles del momento o autores que solo destacan por sus frases clichés.

Cada uno elige con qué alimentarse y en eso estoy de acuerdo con los detractores de la idea de leer cualquier cosa. Claro, si decido alimentarme con golosinas es natural que tendré una mala nutrición. Lo mismo ocurre con las lecturas. Pero haría mal si quiero obligar a alguien a leer La Divina Comedia, de Dante Alighieri, o El ruido y la furia, de William Faulkner, y tal vez solo provoque aversión literaria. ¿Qué tiene de malo leer por entretenimiento? Por supuesto, me encantaría convencer a todo mundo que el Fausto de Goethe es una de las experiencias más grandes de mi vida, que es un libro denso y brutal, o que cada vez que leo Las mil y una noches vuelvo a sentirme como un niño.

Y he escuchado miles de veces: “¡¿Que no has leído a Fulano de Tal?! No te creo. Y yo que te hacía un gran lector. Fulano es uno de los escritores más fundamentales de la literatura tal”. No culpo ni implico a nadie. Yo también fui así. Y también me emocionaba al infinito hablando de mis lecturas y todo, y a veces hasta muy tarde reparaba en que a mi receptor lo tenía harto. ¿Y qué si prefiero a Stephen King por sobre Fulanito de Tal? Prefiero recordar con una sonrisa y con asombro una lectura personal y de disfrute, que poner un rostro adusto e impertérrito afirmando que he leído a los más grandes de la literatura universal, solo por demostrar que los he leído y ya.

El año pasado, por ejemplo, comencé leyendo ficción detectivesca, pero en el camino aparecieron innumerables recomendaciones. Me gusta que me recomienden, porque soy de una curiosidad infinita. Pero al ser lector hedonista termino abandonando, si un libro no me gusta o me trabo en alguna parte. Pasó en mis manos de todo un poco. Interrumpí las sesudas cavilaciones detectivescas porque cayó en mis manos la saga Canción de hielo y fuego de George R. R. Martin. Hace 10 años habría desdeñado dicha saga solo por saber que era superventas. No sé en qué diablos estaba pensando, pero desde hace años me pude haber dado la oportunidad de leer autores que me autocensuraba, solo porque creía con esnobismo en la gran literatura.

He leído muchos clásicos, sobre todo del siglo XIX… pasé años de mi vida embelesado con ellos y algunos los sigo leyendo, porque me siguen atrapando como la primera vez, pero también por leer solo eso me he perdido de las novelas más contemporáneas. Y claro, no se puede tenerlo todo, pero hay mucha novela reciente que me ha dado un placer que desconocía. A partir de eso he decidido leer, única y en exclusiva, por placer. Sin agenda. He decidido dejar de recomendar lecturas, a menos que las personas me pregunten de forma explícita mi opinión personal. He decidido dejar de invalidar o satanizar los gustos literarios de los demás, así como desde hace años dejé de invalidar sobre los gustos musicales y cinematográficos.

Dicen que los millenials conciben la vida como una inmensa experiencia. ¿No le parece que podríamos aprender un poco de eso? ¿Para qué quiero que lea las obras completas de Shakespeare, si me transmitirá un sentimiento del deber en lugar de un sentimiento de placer? Prefiero que llegue a amar la lectura desde su propio camino. Y si ya es amante de la lectura y no tiene con quién conversar, tal vez un día quedamos en un café y podemos dialogar. Ya me hace falta hablar con alguien sobre el placer de la lectura.

__________________

Referencias: El fragmento pertenece al artículo “La supersticiosa ética del lector” y aparece en el libro Discusión (1932). El poema citado se titula El lector y pertenece a Elogio de la sombra (1969). Sin embargo, ambos textos los extraje del tomo 1 de las obras completas editadas por Emecé en 1984. El artículo aparece en las páginas 202-205 y el poema aparece en la página 1016.

Top 10: Cuando los covers son igual de buenos…

Covers. VoxBox.

Música.- Estimado lector: antes que se enoje conmigo por el top que leerá, mejor bríndeme un poco de su ayuda mencionando cualquier cover que se me haya escapado. Se lo agradeceré, porque estoy seguro que dejé fuera muchos éxitos y soy un amante de la música que quiere conocer más y más.

Además que es importante advertir dos cosas: la primera, que esta publicación quizá sea más del gusto de los melómanos; y la segunda, que al existir millones de canciones en este mundo mi única intención al poner “las de siempre” —o las que suelen pertenecer a la industria musical de habla inglesa, pues— es poder llegar a un público amplio, para que se entienda el concepto del top y así la comunicación sea efectiva.

Hay covers de covers y lo más difícil es escoger aquellos que de verdad fueron populares y llegaron al corazón de la gente. En otras palabras, podría hacer un top 100, pero en esta parte es donde me tocó caminar en la cuerda floja entre lo que mi intuición indica que es bueno y mi propia subjetividad. Mi memoria es imperfecta y si lo pienso demasiado jamás escribiré nada. Así que es la oportunidad perfecta para quedar bien con unos cuantos y mal con la inmensa mayoría. Pero ¿qué se puede hacer? Para eso son las listas: para crear polémica y para que usted, estimado lector, ofrezca su opinión y alumbre donde yo apenas vi una pequeña luz. Es imposible conocerlo todo.

Y en cuanto al tema, me imagino que le ha pasado muchas veces: buscar una canción que le gustó y darse cuenta que en realidad es un cover. Escuchar entonces la original y darse cuenta que también es bastante buena. Y entonces resulta que hay ganancia para el placer musical, ya que conocemos a una gloria pasada y presente.

Es por eso que en este top veremos algunos covers que fueron igual de buenos que sus respectivos temas originales. Espero que lo disfruten.

10. Uptown Girl

Westlife sacó una versión que pegó en su año:

Y tenemos la de Billy Joel, que todavía permanece en el gusto de muchos:

9. Behind Blue Eyes

Limp Bizkit sacó una versión que podemos considerar bastante decente. Recuerdo que en su tiempo, quienes no sabían que se trataba de un cover aseguraban que era de lo mejor de esta banda.

Y está la versión original de The Who, que está cantada en un tono casi solemne y espiritual.

8. Handbag and Gladrags

Ya lo sé, tiene más derecho de piso la versión que popularizó Rod Stewart. Pero aquí fui bastante subjetivo: considero que Stereophonics hizo una versión de respeto.

Y tiene la versión Chris Farlowe, que tiene un toque tan diferente pero al mismo tiempo cautivador.

7. Go West

Pet Shop Boys mantuvo intacta la letra, pero solo con el video musical parece que todo cambia de significado. Juzgue usted.

En cambio la versión de Village People se comprende en el contexto de la época, en relación con las luchas de ese momento.

6. I Love Rock ‘n Roll

Una canción tan enérgica solo pudo venir y ayudar a Britney Spears a darle un gran empujón a su carrera.

Pero la versión original de Joan Jett & The Blackhearts, junto a esa estética y estilo incendiario, ha permitido que permanezca en la memoria de varias generaciones.

5. Games People Play

Tiene su mérito convertir una canción de un género musical a otro, además de transmitirle buena vibra. Inner Circlelo logró y casi siempre todo mundo asocia más la canción a esta agrupación.

Aunque la versión original de Joe South, a pesar del tono prácticamente melancólico, también da para una sentada, un momento de reflexión. Creo que merece que las nuevas generaciones conozcan esta versión.

4. You Don’t Own Me

Está bien, está bien… acúseme de esnob por preferir la versión de Joan Jett por sobre la de Grace. Lo importante es que es una canción extraordinaria. Le recomiendo este post que amplía el tema de forma interesante.

Y el innegable podio en el que merece estar la versión original de Lesley Gore. Estoy seguro que para muchas mujeres en este mundo esta canción es un himno.

3. Hurt

Johnny Cash tiene una voz espectacular, así que esta versión sin duda alguna sería dinamita pura. Disfrute.

Por otra parte, la versión original de Nine Inch Nails tiene su propio mérito. ¿Qué opina?

2. Since I Don’t Have You

Con esta sé que se me nota que vengo de los noventa. Pero es que Guns N’ Roses logró darle un toque relajado y al mismo tiempo con suficiente intensidad, de modo que resulta un cover inolvidable.

Con eso, por supuesto, no se le quita el mérito a The Skyliners. Es una canción hermosa que estoy seguro que sobrevivirá a través del tiempo.

1. The Man Who Sold The World

Bueno, bueno, ya sé que quizá no es lo que esperaba. Pero es que Nirvana logró imprimirle un estilo particular, además que escucharla en versión unpluged es todo un lujo para el buen oído musical. Es un ícono que permanece con vida, incluso aunque no pertenezca originalmente a la banda.

Pero la versión de David Bowie tiene su propia mística, además que también es un éxito que sigue siendo buscado. Aunque se trata de un género ligeramente distinto, eso no le resta méritos, sino al contrario: demuestra que como buena obra maestra es posible transformala y que siga siendo efectiva.

Bonus Track

One Way or Another

One Direction logró su cuota de éxito con esta canción:

Y Blondie, por supuesto, que con su versión original nos sigue encantando a muchos.

Can’t Help Falling In Love

UB40 terminó por titularla (I Can’t Help) Falling In Love With You. Pero la canción, aunque en un género musical diferente, no pierde su esencia. Tiene su mérito.

Y está la muy romántica, inolvidable e inmortal versión original de Elvis Presley:

Smooth Criminal

Alien Ant Farm encontró una excelente oportunidad en convertir en género rock una canción pop.

Pero la de Michael Jackson tiene un sentido musical movido, que nos invita a tratar de imitar su estilo único.

Will You Still Love Me Tomorrow

Tenemos esta versión bastante relajante de Amy Winehouse:

Y esta que también es muy dulce y que es más conocida de The Shirelles

Rareza musical extra:

Only Live Twice

La canción original fue banda sonora de la película homónima de James Bond. Cuando Robbie Williams la versionó solo ocupó el arreglo musical, pero le puso diferente letra. La llamó Millenium.

Y está la pieza de Nancy Sinatra, que es una exquisitez. No olvide que tiene una letra diferente. Disfrútela.

VoxBox.-

Actualización importante:

Por un error de investigación de mi parte atribuí de forma equivocada la canción I Love Rock ‘n Roll a Joan Jett, cuando en realidad la canción original pertenece a The Arrows. Decidí mantener el top intacto, porque uno debe admitir sus errores: lamento mucho la equivocación y muchas gracias a quienes me corrigieron la plana. Aquí el video, por si lo quieren disfrutar:

VoxBox.-

Una anécdota sobre libros

Una anécdota sobre libros. VoxBox.

En una ocasión tuve la imperiosa necesidad de vender 200 libros. Los escogí de mi biblioteca personal y partí de varios criterios que por el momento no vienen al caso.

Opinión.- En una ocasión tuve la imperiosa necesidad de vender 200 libros. Los escogí de mi biblioteca personal y partí de varios criterios que por el momento no vienen al caso. Pero si usted tiene su pequeño patrimonio, sé que me comprenderá. Hay libros que me fueron y siguen siendo irrenunciables. Hay otros de los que disponía de una segunda traducción o ejemplar extra. Y algunos no valen mucho, pero poseen el valor subjetivo que les he asignado por circunstancias personales.

Y bueno… a regañadientes y con el dolor de mi alma reuní 200 libros y los vendí. Pagamos deudas, comimos, reunimos para unos trámites que ella necesitaba, y lo más importante, compramos la comida para el niño. De mi familia hubo reacciones de toda clase y la más sorprendente fue que “hice bien”, porque “los libros acumulan espacio y no sirven para nada”. Dejé que todos opinaran sin renegar, porque ¿de qué servía argumentar sobre percepciones superficiales?

Tardé meses en superar la mutilación de mi biblioteca personal y mucho tiempo después, ya recuperados en lo económico y con la capacidad de pagar internet, lo primero que hice fue descargar en versiones digitales todos los títulos a los que tuve que renunciar. Y como mejoré algunos trucos para encontrar lo que quería, además de que aparecieron muchos sitios que se convirtieron en paraísos virtuales, comencé a descargar a diestra y siniestra, respaldando información, creando carpetas según área de conocimiento, buscando incluso las fuentes de los folletos que recibí en todos mis años de la universidad. Hasta me puse a aprender un poco de bibliotecología, pues, para que vea que a veces exagero con este rollo de los libros.

El resultado es indescriptible. Mi biblioteca virtual llegó a ser cientos de veces más grande que mi pequeña biblioteca personal. Y claro, si ya creció la duda no se preocupe, que la pregunta es pertinente: ¿para qué quiero tanta información si no me alcanzará la vida para leer millones de páginas?

La respuesta tendría que dársela a título personal, mientras nos tomamos un cafecito. Por el momento le dejaré una provisional.

Para mí la verdadera utopía del conocimiento es y será cuando todos los libros del mundo estén al alcance de un buscador interno, que nos permita hurgar en yottabytes de información de primer orden, consultar variables de lo que necesitamos y poder acceder al menos a diferentes niveles de búsqueda y consulta académica y personal. ¿Se imagina un motor de búsqueda superpotente que pueda guiarlo a fuentes primarias de conocimiento que jamás imaginó? Es imposible leer todos los libros del mundo. Yo sé que no leeré todos los libros que tengo físicos y digitales. Pero ¿para qué quiero leer el 100 % de mis libros? Eso es imposible. Pero me conformo con poder consultarlos y hacer búsquedas concretas. Eso también alimenta. No lo dude.

Para algunos eso de las bibliotecas digitales equivale a la muerte del libro, pero no estoy de acuerdo. El libro, como producto cultural, es la expresión más completa y contundente que tenemos como seres humanos para transmitir el conocimiento de generación en generación. No es un medio 100 % seguro, porque es vulnerable al fuego, al agua o a lo que se le ocurra para destruirlo. Pero también una bomba de pulso electromagnético puede aniquilar los mejores soportes informáticos. Si usted pierde su respaldo en disco duro externo podría perder años de investigación. En otras palabras, no existe en el mundo un soporte 100 % seguro. Hasta el internet puede vulnerarse.

El libro no puede morir porque ha pasado por un proceso de validación, en el que tiene que pasar por varias manos para finalmente ver la luz en las librerías y que usted tal vez se dé el gusto de comprarlo. Sé que hay libros malos, así como editoriales malas. Pero eso es como todo y todos: en todas las profesiones, áreas de conocimiento y trabajo encontrará buenos, malos, esforzados, charlatanes, soñadores, etc.

Imagine que llevo mi novela a una editorial, la revisa un consejo con expertos y todo —ya sé, en la realidad no funciona así, pero déjeme ejemplificar—, me hacen observaciones pertinentes que ni yo había notado después de meses de escritura y revisión. La corrijo, pasa a las manos de un equipo de corrección de estilo y finalmente le da todo mundo el visto bueno para publicarla.

Suena simple, ¿no? Pero si lo medita hay meses y a veces años —dependiendo del rigor, prestigio, responsabilidad y otros factores de la editorial en cuestión— para que el libro llegue a las estanterías de su librería preferida. Y al menos idealmente tendría que llegar con la mayor calidad posible.

Y al comprender eso en toda su dimensión, más todas las cosas que he vivido, más todo lo que tuve que hacer a veces para fotocopiar un libro, comprarlo usado y en mal estado, prestar y molestar a alguien para que al menos lo escaneara, hacer muchas cosas para comprar esa edición que necesitaba para mis estudios y un largo etcétera. Y sumemos a eso las limitaciones contra las que tuve una lucha sin descanso —provengo de una familia de comerciantes informales—, me resulta incomprensible cuando alguien compra un libro (a veces caro) y no lo lee.

Más sorprendente me resulta cuando regalo un libro o consigo una edición que una persona me pidió y no lo lee. No haré apología de la piratería, pero si no hubiera sido por las ediciones digitales, me habría privado de leer a todos los clásicos que conozco. Así que no me cabe en la cabeza cuando, después de una larga búsqueda y esfuerzo, entrego un libro y que la persona no lo lea.

Quizá sea cierto eso que cuando a la persona no le ha costado y se lo dan en la boca no sabe apreciar. No lo sé y no me interesa comprobarlo. En mi caso, que crecí como una persona con limitantes y hambre de conocimiento (combinación letal para quienes se frustran con facilidad), cada libro que me han regalado lo conservo y cada recomendación la leo, porque pienso que me recomiendan una lectura por alguna razón importante que al menos necesito comprobar.

La fila de lecturas nunca se acaba y hay libros con los que no logro identificarme, pero tengo la honestidad para decirlo y solo en ese caso abandono la lectura. Leo fundamentalmente por placer y solo en contadas ocasiones por rigor y disciplina, porque cuando una lectura me parece farragosa pero sé que será recompensante, entonces me atrevo a ir hasta el final.

Y bueno… llámeme caprichoso o lo que sea, pero por todo lo anterior explicado tomé la política personal de no recomendar libros ni conseguir para nadie, a menos que me lo pidan, o por lo menos que sepa que tiene los mismos intereses, la misma pasión. A lo mejor mis motivos son infantiles, pero no evito pensar en todas las personas que he conocido a lo largo de mi vida y no han tenido un par de dólares para obtener el libro que desean. Y entonces me molesto innecesariamente con quienes no valoran.

Mientras esa injusticia ocurre, hay personas que ni aunque les regalen un buen ejemplar o les consigan esa edición difícil de localizar y que incluso así no se tomen la molestia de revisar… bueno… la palabra indignación me resulta insuficiente. Así que ¿para qué complicarse? El libro se celebra con los amantes de los libros. Las lecturas se comparten por simple afinidad. Y si usted es otro amante de los libros, le envío un abrazo fraternal, que aunque ya pasó la fecha puede ser también todos los días del año: Feliz Día Internacional del Libro.

VoxBox.-