Ricardo Corea

Forma de vida basada en cafeína, series y películas. Escribir era lo mío hasta que me comenzaron a pagar por hacerlo. Un día adopté a un gato que resultó ser una galleta.

El Black Friday no es diabólico

Todos los viernes son días sumamente especiales para todos los que vivimos cotidianamente anulando nuestra identidad propia en pro de un trabajo decente y de un estilo de vida que sea lo menos patético posible.

Pero este viernes será distinto: se trata nada menos que del «Viernes Negro» (los mexicanos los conocen como el «Buen Fin»), una celebración sumamente especial que se originó —cómo no— en los Estados Unidos de Norteamérica como una treta más de los diabólicos supermercados para vender más productos reduciendo los precios hasta niveles francamente ridículos, o eso nos quieren decir los antisistémicos usuarios de las redes sociales.

El Viernes Negro tiene lugar —por si has vivido los últimos años debajo de una piedra y no lo sabías— un día después del día de «Acción de gracias», que se celebra el cuarto jueves del mes de noviembre.

Aclaremos algo: el consumismo exagerado es un problema muy serio, pero comprar cosas que de verdad se necesitan a un precio más barato no tiene por qué ser sinónimo de maldad o de estupidez.

Yo sí he visto, por ejemplo, verdaderas ofertas para estas fechas. Yo sí he conocido personas que han aprovechado para comprar artículos de trabajo —o de ocio— a 50 veces menos el valor real. Lo he visto yo y lo han visto ellos: probablemente en muchos casos el Viernes Negro no sea más que estafas disfrazadas, pero hay otros casos en los que sí se le puede sacar provecho.

¿Entonces por qué joder tanto con eso?

Tiendas de la talla de Amazon o Apple aprovechan para hacer descuentos reales sobre sus productos. Descuentos que se pueden constatar perfectamente en sus mismas páginas.

Ahora mismo, por ejemplo, los famosos Kindle de Amazon están casi a mitad de precio: si te gusta leer mucho y tienes la capacidad económica para comprarlo, te recomiendo que vayas y lo pidas ahorita.

Por supuesto que las tiendas y los supermercados quieren vender. Por supuesto que muchas veces recurren a trucos publicitarios que juegan con nuestra mente y nos terminan vendiendo como una súperoferta productos que a la larga terminan siendo más caros.

Por supuesto.

Por eso hay que usar un poquito el criterio y detenernos a pensar en qué nos están ofreciendo y si de verdad lo necesitamos: no es cuestión de suerte, es cuestión de sentido común.

Y dejen de joder tanto.

 

Tal vez te interesa: «Decálogo para no ser estafado en el «Black Friday»

 

 

Alerta de tsunami en Japón tras un fuerte terremoto en Fukushima

Un terremoto de magnitud 7,3 ha sacudido este lunes el noreste de Japón. El Servicio Geológico de Estados Unidos, que inicialmente informó de esta misma intensidad, ha rebajado la magnitud del seísmo a 6,9. La agencia meteorológica de Japón ha activado la alerta por tsunami para la prefectura de Fukushima. Las autoridades avisan de olas de hasta tres metros y han ordenado a la población que evacúe la costa de la región. Por el momento, se desconoce si el terremoto ha ocasionado víctimas o daños.

El sismo, cuyo hipocentro está localizado a 10 kilómetros de profundidad en la costa de Fukushima —a unos 200 kilómetros de Tokio— se ha producido a las 05.59 hora local —21.59 hora peninsular española—. El Servicio Geológico de EE UU ha detallado que se ha producido 67 kilómetros al noreste de la localidad de Iwaki. En ese lugar hubo un fenómeno similar que devastó parte de la zona y desató un desastre nuclear en 2011.

Justo después del terremoto, las autoridades japonesas han activado la alerta de evacuación ante la llegada de un tsunami de hasta tres metros en la costa de Fukushima y de un metro en el litoral de otras cuatro prefecturas: Miyagi, Ibaraki, Iwate y Chiba. Posteriormente, la agencia meteorológica ha ampliado la alerta de tsunami de hasta un metro a las islas de Izu, al sur de Tokio.

Los servicios de tren del este de Japón quedaron suspendidos tras el seísmo, sin que se hayan registrado mayores incidentes por el momento debido al temblor, informó la agencia Kyodo.

 

 

(Con información de El País)

Animales fantásticos y dónde encontrarlos: una mágica promesa

(Incluye Spoilers)

Animales fantásticos y dónde encontrarlos es una de las películas más esperadas de este año. El spin-off del mundo mágico de J.K. Rowling, es por sobre todas las cosas, creo yo, una promesa: una aventura que no busca parecerse a la saga original de Harry Potter porque tiene su propia dinámica y su propio ritmo, pero se está guardando sus mejores cartas para el futuro.

También creo que el reto que tiene por delante no es nada alentador. Ya de por sí hacer que un spin-off funcione —y venda— es una tarea monumental, pero hacerlo con una saga completa, y sobre todo tomando en cuenta que la original fue una saga sumamente taquillera, lo vuelve una tarea no apta para muggles.

Pero David Yates, el director de esta primera entrega (y de la última de Harry Potter), se las arregló bastante bien para encender la llama de esa promesa y presentar a los personajes que podrían convertirse en entrañables. El mundo de los magos sigue bastante vivo, parece que es el mensaje. Y lo transmitió bien.

Escrita por la misma Rowling —en su primera incursión como guionista—, la película presenta a Newt (interpretado por Eddie Redmayne) como el nuevo outsider incomprendido con varita que podría salvar a la comunidad mágica de fuerzas oscuras. Narra su llegada al Nueva York de los años 20, como parte de sus viajes de investigación para escribir su libro «Animales Fantásticos y dónde encontrarlos», que se convertirá eventualmente en el libro de texto usado por Harry y sus amigos en Hogwarts (es uno de los libros obligados para los alumnos del primer año de Hogwarts).

La inclusión de un no-mago (como se conoce a los muggles en Estados Unidos) fue uno de los elementos que más destacan y que, en un primer momento, significaría un distanciamiento con la lógica de la saga original: Jacob es un obrero de una fábrica de alimentos enlatados cuyo mayor realización en la vida es poner su propia panadería. Todo un muggle hecho y derecho que, sin embargo, sabrá asimilar con mucha gracia y cierta desenvoltura ese otro mundo extraordinario, donde las varitas mágicas y los animales más fantásticos imaginables tienen protagonismo.

Y precisamente otro de los puntos interesantes de la cinta es la relación de estos dos mundos: los hechiceros y los muggles viven al borde de la guerra. El recelo, el odio y la condescendencia forman parte del día a día.

La estética de la película —los colores y los tonos con los que fue grabada— deja un agradable sabor de boca desde la primera toma. La película hace gala de los escenarios pintorescos del New York de aquellos años.

En ese contexto, Newt, Porpentina, Jacob y Queenie protagonizan una búsqueda de peculiares bestias que explotan lo mejor de la cinta. El nombre de la película no está demás: la exquisita colección de animales de Newt —que siempre carga en su maleta— es realmente fantástica, no sólo por la magia del efectos especiales con la que fueron hechos, sino porque sus características vuelven a ser prueba de la imaginación Rowling. Además, nos abren esa parte del mundo mágico que sólo pudimos entrever un poco en esas infames clases de Hagrid, que mandaron a más de un alumno con la enfermera de Hogwarts.

El antagonista de esta película corrió a cargo de Colin Farrell en su papel como Percival Graves, el trabajo no es sencillo acá tampoco: parte del éxito de Harry Potter se lo debe a uno de los enemigos mejor logrados de las películas de fantasía, Aquel-que-no-debe-ser-nombrado también se ganó el corazón —o el repudio— de los fanáticos de la serie. Así que es lógico que al personaje de Farrell le haya faltado mucha oscuridad. En realidad, sus apariciones son bastante circunstanciales y tienen poca incidencia. Esperemos que Johnny Depp haga un mejor papel como villano en las secuelas.

En resumidas cuentas puedo decir: la película vale la pena. Probablemente a los fanáticos más asiduos de Harry Potter les habrá parecido una cinta torpe —sí, el fanatismo nunca es bueno— pero creo que va por un buen camino para rescatar lo mejor del universo mágico. Hace falta ver más, pero este es, sin duda, un satisfactorio comienzo.

Diez novelas eróticas que necesitas leer

Las personas que no estaban muy involucradas con la literatura y comenzaron a leer cuando «50 sombras de Grey» se puso de moda pueden creer que estaban frente a tremendo libro, ante una obra inmortal de las letras mundiales. Pero no. Todo ese contenido pseudoerótico es el equivalente al reguetón en la música. Los gustos de las mayorías siempre son mediocres y eso explica en parte lo que ocurre con nuestras democracias.

Pero si quieres leer literatura erótica de verdad —con calidad literaria indiscutible— te dejamos estas 10 recomendaciones:

  1. La Venus de las pieles, Leopold von Sacher-Masoch, Axial (1870)

Cuenta la esclavitud sexual que un hombre establece con Wanda, una mujer alucinantemente fría. La novela está inspirada en las historias verdaderas de sometimiento a las que se expuso el autor, a partir de cuyo apellido se formó la palabra “masoquismo”. Aparecen látigos, disfraces, humillaciones y castigos que disfrutan tanto la “diosa cruel” como su esclavo, feliz de ser maltratado por ella.

  1. Las edades de Lulú, Almudena Grandes, Tusquets (1989)

La protagonista, de 15 años, se enreda sexualmente con un amigo de su hermano mayor y se da cuenta de que le fascina el juego. A partir de ahí se convierte en la eterna niña (aunque tenga 30), insaciable, obsesionada por el sexo. Novela ganadora del Premio La sonrisa vertical, fue llevada al cine por Bigas Luna.

  1. La historia del ojo, Georges Bataille, Fontamara (1928)

Escabrosa y a ratos surrealista, narra un viaje a España de Simone y Georges, pareja inmoral que se regodea entre semen, sangre y orina. Escrita hace más de 80 años, todavía hoy levanta cejas de la gente decente con frases como: “Su culo representaba una plegaria todopoderosa, a causa de la extrema perfección de sus dos nalgas”.

  1. Luna caliente, Mempo Giardinelli, Planeta (2009)

Cuando el médico Ramiro regresa a casa luego de estudiar en el extranjero conoce a Araceli, una chica muy joven y muy sexual, que lo calienta “desmesuradamente”. Ella lo lleva a disfrutar un placer sin freno pero también aterrador, imparable, desaforado.

  1. Lolita, Vladimir Nabokov, Anagrama (1955)

Una adolescente que sin darse cuenta (o sí) es provocadora y un hombre maduro enamorado de ella protagonizan esta joya de novela, controversial y llena de humor. La pluma de Nabokov regala pasajes como: “Después se precipitó a mis brazos impacientes, radiante, abandonada, para acariciarme con sus ojos tiernos, misteriosos, impuros, indiferentes, umbríos… como la más barata de las bellezas baratas”.

  1. Las piadosas, Federico Andahazi, Plaza & Janés (1998)

Ubicada a fines del siglo XVIII, aborda las reuniones de escritores notables como Byron y Shelley, pero con un twist perversito: no digo de qué se trata por evitar un odioso spoiler, pero el semen tiene un papel importante en la trama.

  1. Historia de O, Pauline Réage, Tusquets (1954)

Una fotógrafa parisina es convertida por su amante en un objeto de placer sadomasoquista y compartida por él con varios hombres. Cadenas y azotes son algunos juguetes de ese intercambio arriesgado aceptado por ambos, en el que se alternan el dolor y el placer.

  1. Inmaculada o los placeres de la inocencia, Juan García Ponce, Fondo de Cultura Económica (1989)

Escrita por el genial autor mexicano, pone el foco en una joven intensa que muestra la vocación de obedecer. Cuando descubre su sexualidad desbordada, Inmaculada se dedica a perseguir el orgasmo como la única certeza de estar viva: “Eso era lo que ella había querido siempre, estar en un automóvil con alguien cuyo aspecto no le interesaba […] que le resultaba un desconocido, tener la blusa abierta y un pecho fuera”.

  1. Justine o Los infortunios de la virtud, Marqués de Sade, Valdemar (1791)

Escenas de violencia sexual, seducciones hábiles, libertinaje y excesos pueblan las páginas de esta novela francesa que cuenta cómo Justine, quien quiere conservar la virtud, sólo encuentra incitaciones al vicio y la perversión.

  1. Dorada, David Miklos, Tusquets (2014)

Por carta, una desconocida invita al protagonista a conocer sus “pechos exagerados”. Así viaja a la ciudad de La Dorada, cuyas mujeres se dejan hacer “cualquier cosa”. Ahí vive una experiencia de lujuria y alucinación, para luego visitar Aguafuerte, llena de chicas siempre listas y dispuestas a jugar.

 

Stephen Hawking estima cuándo se extinguirá la humanidad

Stephen Hawking lleva varios años teniendo esa visión apocalíptica del futuro, y ahora no es la excepción. El genio ha participado en un evento público en donde no tuvo reparo en calcular cuánto tiempo considera que le queda a la humanidad antes de que desaparezca totalmente del planeta.

«Debemos seguir en nuestro viaje hacia el espacio exterior por el futuro de la humanidad. No creo que vayamos a sobrevivir otros mil año aquí, sin escapar más allá de las fronteras de nuestro frágil planeta»

Durante esta conferencia en la Oxford Union, Hawking habló nuevamente sobre la situación relativamente frágil de la raza humana dentro de este planeta, donde su extinción sería inevitable en los próximos 1.000 años, por lo que considera urgente mudarse de aquí a la brevedad, si la intención es que la raza humana siga existiendo.

Esta no es la primera vez que Hawking manifiesta dicha postura. De hecho hace seis años dijo exactamente lo mismo, pero no se atrevió a ponerle fecha de expiración a la humanidad, lo que deja en claro que el científico no ha cambiado su opinión en todo este tiempo.

Hawking ve a la especie humana  como si fueran nómadas que agotan todos los recursos de un área determina, «contaminando y dañando el medio ambiente, y dejando luego ese lugar para buscar otro nuevo que explotar».

A juicio del famoso astrofísico, el planeta sólo se salvará si nosotros morimos condenados por nuestra propia avaricia. La raza humana camina sin remedio hacia la extinción. El afán destructor del hombre está acabando a pasos agigantados con los recursos del planeta, argumenta Hawking, y ello acabará volviéndose contra él como un boomerang letal

La charla de Stephen abordó muchos otros temas, sin embargo, terminó enfocado en motivar a los asistentes para continuar mirando a las estrellas, alimentando estos proyectos de exploración espacial.

Confirmado: Michell Williams interpretará a Janis Joplin

Una nueva biopic de la icónica cantante de rock se está gestando a cargo del director Sean Durkin. Desde hace un tiempo corrían rumores de que la actriz que haría el papel de Joplin podría ser Michelle Williams y ahora ella lo ha confirmado en una entrevista con E! News. La película está basada en la biografía que escribió Laura Joplin, hermana de la cantante, en 1992, bajo el título: Love, Janis.

En una entrevista con EW, Williams ha confirmado estar entusiasmada con formar parte del proyecto: «Creo que hay un día en la vida de cualquier actor, en la que sabes que has conseguido el mejor trabajo. Antes de conseguirlo, piensas: ‘¡Vamos! Estoy suplicando. Muero por interpretarla, ¡lo necesito! Por favor, haría cualquier cosa, ¡lo prometo!’». La actriz también ha afirmado que no podía creer que finalmente el papel fuese para ella y que está viviendo «la fase de preocupación del día después».

No hace falta mencionar lo importante que fue la líder de la banda Big Brother and the Holding Company quien sorprendió al público desde los años sesenta con la potencia de su voz que se apagó por una sobredosis accidental en 1970, cuando ella tenía apenas 27 años. Michelle Williams ya dio vida a una celebridad en Mi semana con Marilyn (2011) recibiendo buenas críticas. Queda esperar a ver su desempeño con una figura igual de importante pero totalmente distinta como lo es Janis Joplin. El proyecto está planeado para ser presentado en el 2018.

Mientras tanto te dejamos una de las muchas piezas exquisitas de la cantante:

Dylan no asistirá a la ceremonia para recibir el Nobel de Literatura

Después de mucho alboroto y especulaciones, Bob Dylan no acudirá a recibir el premio Nobel de Literatura a Suecia. El músico ha alegado que tiene «otros compromisos previos». La Academia Sueca ha informado que Dylan ha mandado una carta personal para comunicar su decisión.

De acuerdo a declaraciones hechas al periódico El País, Annika Pontikis, jefa de relaciones públicas de la Fundación Nobel, aseguró que Dylan siempre recibiría el dinero y que no acudir a la ceremonia no se debe entender como un rechazo al galardón.

La Academia también ha apuntado que, según la carta recibida, el músico deseaba acudir a recoger el premio personalmente y que se sentía honrado, pero que le resultaba «desafortunadamente imposible».

«Respetamos la decisión de Bob Dylan aunque es poco corriente», señala el comunicado. El músico se suma a otros ilustres nombres que no acudieron a recibir el galardón en el pasado como Doris Lessing (por cuestiones de edad), Harold Pinter (por estar hospitalizado) o Elfriede Jelinek (por sufrir fobia a los actos públicos).

Para sorpresa de muchos, el músico, ganador también del Pulitzer y Premio Príncipe de Asturias de las Artes, recibió el mayor galardón de las letras mundiales el pasado 13 de octubre «por haber creado una nueva expresión poética dentro de la gran tradición americana de la canción».

Dylan siempre se ha caracterizado por su alergia a los actos públicos y las relaciones sociales. La última ceremonia a la que asistió fue a la gala que en febrero del año pasado se organizó en su nombre por MusiCares, la organización benéfica que ayuda a los músicos necesitados. Ese día fue presentado por el expresidente estadounidense Jimmy Carter y mostró un perfil muy distinto al de ahora. Dio un largo discurso, repleto de recuerdos personales, homenajes artísticos a sus ídolos de juventud y mentores y reproches a los críticos musicales y detractores.

Las personas que creen en dios son más egocéntricas que las ateas

Existen dos posturas bien marcadas —aunque en medio de estas dos hayan infinidad de matices: los ateos no creen que los humanos estemos en este mundo por una razón o fuerza mayor y los religiosos que sostienen que la fe en su religión les permite ver el mundo de otra manera, encontrando así un propósito mayor en esa creencia.

Los científicos evolutivos y de comportamiento han estudiado el impacto de la religión en las personas y en la sociedad en general.

Un estudio publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences, liderado por el profesor en ciencia del comportamiento Nicholas Epley, de la Universidad de Chicago, sostiene que las personas religiosas tienden a usar sus propias creencias como guía para pensar en «lo que Dios cree», pero son menos limitadas cuando razonan sobre las creencias de otras personas.

Por medio de una serie de pruebas y de una resonancia magnética funcional, se midió la actividad neuronal de los participantes mientras razonaban sobre sus propias creencias, las creencias de Dios y las de otra persona. La información recabada demostró que razonar sobre las creencias de Dios activaba las mismas regiones del cerebro que se activaban cuando las personas razonaban sobre sus propias creencias.

Los investigadores observaron que la gente a menudo establece su brújula moral de acuerdo a lo que ellos creen que son los estándares de Dios. Pero los investigadores sostienen que la característica central de una brújula es que apunta hacia el norte no importa en qué dirección se enfrenta una persona.

La investigación sugiere que, a diferencia de una brújula real, las inferencias sobre las creencias de Dios pueden en cambio apuntar la gente más hacia cualquier otra dirección.

El científico Richard Dawkins, respaldado por una serie de estudios, sostiene que cuando los humanos nos enfrentamos a dilemas morales, tanto ateos como religiosos respondemos de la misma manera.

Pero para Robert Wright, cada organismo cree que es especial y su supervivencia depende de esa creencia. El autor sostiene que los humanos pueden ser los únicos animales capaces de soñar, escribir y decretar una ética elaborada basada en la imaginación moral. Y sin embargo, la biología triunfa y en tiempos de peligro nuestros mecanismos de supervivencia entran en juego.

Para el autor esto sucede en el pensamiento con la misma rapidez que la acción, creemos que somos la especie elegida, la raza elegida, la religión elegida, el individuo elegido.

En este método de autorecompensa y autofelicitación es que se da, según Wright, el profundamente egoísta fenómeno de la religión. Y Christopher Hitchens, autor de God is Not Great, lo avala diciendo que la religión enseña a las personas a ser extremadamente egocéntricas y presuntuosas.

La religión les asegura que Dios se preocupa por ellos individualmente y afirma que el cosmos fue creado con ellos específicamente en mente.

Para los científicos, esa noción es una verdadera tragedia, dado que los problemas sociales que hoy enfrentamos, como el cambio climático y la pobreza, son más importantes que la aptitud individual.

Hasta ahora la biología dice que la religión no puede ser inclusiva. En algunos aspectos, la capacidad de conformar la realidad imaginando intenciones futuras es un poderoso quiebre evolutivo. Y ha permitido construir ciudades, naciones y maquinaria más allá de los límites de nuestro planeta.

Para la ciencia, el egoísmo nos divide, pero también nos restringe. Muchos grandes logros como vacunas, refugios o sistemas complejos de alimentos implicaron pensar más allá de nuestro entorno y es importante tenerlo en cuenta y salir de uno mismo para alcanzar más de esos grandes logros.

Artistas convierten una antigua estrella soviética en el Patricio Estrella de Bob Esponja

Unos artistas vándalos desconocidos han pintado la estrella de cinco puntas —símbolo de la antigua era soviética— con una alegoría hacia el mejor amigo de la Esponja más famosa del mundo.

Patricio Estrella corona desde hace unos días un edificio de Voronezh, centro importante de la Rusia europea.

Aunque el gesto ha divertido bastante en las redes sociales rusas —donde una encuesta realizada por el fotógrafo Vladimir Malder, que ha denunciado el caso en su blog, señala que el 60% de la gente considera graciosa la acción—, pero parece que no ha sido así con las autoridades.

4

El ayuntamiento deberá gastarse 100.000 rublos, unos 1.300 euros, en quitar la pintura rosa y verde de la estrella.

Parece que a los Rusos no les viene bien el sentido del humor (sobre todo cuando se hace referencia a la cultura pop propia de los Estados Unidos), pero no pueden negar que la idea fue bastante genial.

La policía busca a los vándalos, que podrían enfrentarse hasta 15 días de cárcel… pero 15 días de cárcel valen la pena ¿No es cierto?

Deal

Los votantes infieles: la última oportunidad de Hillary Clinton para llegar a la Casa Blanca

Para muchos el triunfo de Donald Trump en las pasadas elecciones en Estados Unidos es inminente e irreversible, pero hay quienes aseguran que aún queda la esperanza de que los miembros del Colegio Electoral se reúnan y den su voto a Hillary el próximo 19 de diciembre.

A pesar de que Hillary Clinton ganó el voto popular, es el republicano Donald Trump quien ganó la cantidad necesaria de compromisarios del Colegio Electoral estadounidense para ser declarado como el presidente electo de Estados Unidos.

El sistema de elecciones a la presidencia de este país es indirecto, y ganar el voto popular no significa poder ganar la presidencia. Trump alcanzó el umbral de los 270 votos electorales del Colegio Electoral que son los legalmente necesarios para ganar la oficina.

De acuerdo a la Constitución de Estados Unidos es este ente temporal el que se encarga de elegir al presidente. Los compromisarios se reunirán el 19 de diciembre y —de acuerdo al resultado del 8 de noviembre— votarán por Trump. En total hay 538 compromisarios que son nombrados de acuerdo a la población de cada estado -por eso el número de estos electores varía de estado a estado- y para ganar la Casa Blanca un competidor necesita hacerse con la mitad más uno.

Pero de acuerdo al complejo sistema electoral estadounidense, tampoco hay nada legal que impida que estos compromisarios no hagan lo que se supone que deberían de hacer. No hay nada que les impida no votar por el candidato que deberían, en teoría, elegir.

El 19 de diciembre, según la esperanza de algunos, podrían aparecer técnicamente los “faithless voters” en los estados en los que no están prohibidos. Estos “votantes desleales” o “infieles” solo tendrían que pagar una multa para elegir al candidato que ellos quieran, y no al que el sistema dicta deberían elegir.

Según The New York Post esto es algo muy raro, casi nunca pasa, pero sí es un margen que todavía cabe dentro de las posibilidades de una elección que ha sido todo menos convencional. El Post dijo que la última vez que apareció un “votante desleal” fue en 2004 y su cambio de consciencia no cambió el resultado de la elección general.

Pero para los demócratas que todavía no aceptan que Trump sea el presidente electo sin haber ganado el voto popular, esta posibilidad es un bote salvavidas. Es por eso que ha surgido una petición en Change.org llamada “Colegio Electoral: Hagan a Clinton Presidenta el 19 de diciembre”.

“Si todos votan como votaron sus estados, Donald Trump ganará. Sin embargo, pueden votar por Hillary Clinton si lo desean”, recuerda la petición a los compromisarios. Añade que  “incluso en los estados donde eso no está permitido, su voto todavía se contaría, ellos simplemente pagarían una pequeña multa, la cual podemos estar seguros de que los partidarios de Clinton estarán encantados de pagar”.

“El Colegio Electoral puede llevar a la Casa Blanca a cualquiera de los candidatos. Entonces, ¿por qué no usar esta más antidemocrática de nuestras instituciones para asegurar un resultado democrático?”, reclama el movimiento que hasta el momento tiene 3,739,297 firmantes. “Hillary Clinton ganó el voto popular, la única razón por la que Trump ganó es por el Colegio Electoral”.

“Es la voluntad de la gente”, concluye. Desde que la madrugada del miércoles se conoció que Trump tenía los votos electorales necesarios se han registrado numerosas protestas a través de Estados Unidos. En algunos estados se han tornado violentas y las autoridades han tenido que hacer arrestos.

Desde que se fundó el colegio electoral, ha habido 157 electores de fe, y de ellos, 82 cambiaron su voto por preferencia personal, tres no lo ejercieron porque no les gustaba ningún candidato y los otros 71 lo cambiaron porque el candidato original murió antes de que la universidad emitiera sus votos. Entonces, aún existe una pequeña posibilidad y los partidarios de la candidata demócrata se aferran a ella.

El portsl Change.org alienta a los electores para emitir su voto el próximo 19 de diciembre. Hasta el momento son 400 mil personas quienes han firmado la petición, y es el único punto blanco que se ve en el horizonte negro que, para muchos, se vislumbra con la llegada de Trump al poder.

¿Qué sucederá ahora?

No hay una reunión nacional del Colegio Electoral, sino que los electores se reúnen en cada estado, por lo general en el Capitolio estatal.

Bajo la ley federal, los electores deben reunirse el 19 de diciembre y cada elector debe firmar seis copias que certifican sus votos para presidente y vicepresidente.

Dos papeletas van al Archivo Nacional. Una para el presidente del Senado. Dos van para el director de elecciones del estado. Y otra para un juez local.

Después de la votación del lunes, todavía queda un último paso: el 6 de enero, el Congreso tiene que contar oficialmente los votos electorales. El vicepresidente Joe Biden presidirá el recuento.

Los legisladores técnicamente pueden oponerse, por escrito, con objeciones firmadas por al menos un miembro de la Cámara de Representantes y del Senado, a los votos electorales o los resultados individuales de los estados enteros. Si la Cámara y el Senado apoyan esta objeción, el voto o votos en cuestión son desechados. Pero eso nunca ha sucedido —es un mal indicio para Hillary Clinton—.

Después de que los votos sean contados, los resultados son definitivos, y Trump se preparará oficialmente para su toma de posesión, en el mediodía del 20 de enero.