Icono del sitio Antisistematizar

Selenofobia: el miedo irracional a la Luna

Detalles.- Este noviembre la luna se acercará a la Tierra mucho más de lo habitual, un evento que no se repetía desde enero de 1948 y que supondrá que veamos el astro mucho más grande de lo que se acostumbra. Este fenómeno tendrá lugar en las vísperas del 14 de noviembre y podremos ver la luna un 14 % más grande y 30 % más luminosa que una media luna corriente. ¿A qué se debe este fenómeno? Pues bien, el origen de esta rareza se explica gracias a la órbita elíptica de la luna. Nuestro satélite se encontrará muy cerca del punto de su órbita más cercano a la Tierra, 48,280 km más cerca que cuando se encuentra en el punto más lejano, llamado apogeo. De esta forma, nuestro satélite está mucho más cerca de la Tierra que habitualmente y recibe luz solar directamente que reflecta y hace que se vea más brillante y más grande en nuestro cielo. Esto se conoce como Superluna, o más técnicamente, Luna de perigeo.

Sin embargo, este maravilloso espectáculo celestial no será apto para todos públicos: los que sufren la llamada selenofobia (miedo persistente e injustificado a la luna) seguramente se lo pasarán muy mal.

Como ha declarado Mar Gómez, meteoróloga de Eltiempo.es, este tipo de trastornos psicológicos “no entienden de si algo es más o menos bello, y lo que para algunos es muy llamativo, a otros les provoca ansiedad”. En este caso, el pánico se acrecienta los días de luna llena, y puede manifestarse con síntomas físicos como sudoración y palpitaciones. Los afectados llegan a alterarse solo con oír la palabra Luna o ver una simple foto suya, y evitan salir de casa cuando se oculta el Sol.

La selenofobia suele desarrollarse en torno a los cinco años, a veces como secuela de un episodio traumático relacionado con nuestro satélite o porque algún pariente la ha sufrido. Si la padeces o conoces a alguien que la padezca, lo más conveniente es ponerse en manos de un especialista. Las técnicas de exposición progresiva —por ejemplo, salir paulatinamente a la calle de noche y empezar a observarla cuando brille poco— y la terapia cognitiva —convencer gradualmente al afectado de lo irracional de su miedo con información objetiva— son los métodos más empleados para superar esta fobia.

VoxBox.-

Salir de la versión móvil