Este es el videojuego para los XV de Rubí

La invitación a la fiesta de los 15 años de la joven mexicana Rubí, hecha por su padre en un video que se hizo viral en Facebook, sigue enloqueciendo a los internautas.

Después de que 1,2 millones de personas confirmaron su asistencia al festejo a través de la red social, un estudio de desarrollo de videojuegos con sede en Chihuahua, ha creado un juego para teléfonos móviles para extender la invitación aún más.

«Hemos estado observando el fenómeno mundial en el que se convirtió la invitación a la fiesta de quince años de Rubí en México. A partir de esto, deseamos unirnos a los festejos y divertirnos un poco con este asunto», dice el mensaje en la página web de Lienzo, el estudio que ha creado la aplicación.

De acuerdo con los desarrolladores, el objetivo del juego es hacer de los 15 años de Rubí la fiesta del año, tras entregar la invitación a la mayor cantidad de gente.

Preparen sus trajes y sus waffles: Eleven llegará a Sudamérica en 2017

Millie Bobby Brown, la actriz detrás de Eleven en Stranger Things, ha anunciado a través de su cuenta de Twitter que se dará un paseo por América del Sur visitando Brasil, Argentina y Chile.

La primera parada será en Sao Paulo el 20 de mayo, para luego ir el 21 a Rio de Janeiro. Luego pasará por la Comic-Con Argentina el 26 de mayo, para cerrar en la Comic-Con Chile los días 27 y 28 de mayo.

Tal como dice la propia Eleven, «preparen sus trajes» para 2017, que además trae una segunda temporada de Stranger Things.

Hogar de mis recuerdos: la promesa de trascender a través de la memoria

Todos tenemos un ser querido que nos dejó esa semillita para que nos dediquemos a lo que ahora nos dedicamos, dice Javier Méndez Lafón. Y sabe de lo que habla: cuando tenía 8 años le ayudaba a su abuelo en su taller de carpintería y juntos hacían casas. Casas de madera, en miniatura. Su abuelo fue ese ser querido que sembró esa semilla.

Aquel pasatiempo se convertiría —años después— en una idea más grande: un cortometraje animado que rescata la melancolía de aquellos años; la cercanía con el abuelo y la forma en la que aprendió a construir poco a poco (que es, al fin y al cabo, como se construyen las grandes obras).

Javier Méndez Lafón estudió animación y arte digital en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Tuvo la oportunidad de comenzar su carrera profesional como parte del equipo del Largometraje de «Ana» —el primer Largometraje realizado en México— y luego estuvo involucrado en la película de Huevocartoon «Un Gallo con muchos huevos». Fue ahí donde comenzó a realizar el cortometraje «Hogar de mis recuerdos».

imagen_proyecto

«Estuvo padre» asegura Méndez «porque conocimos a los 150 artistas que pasaron por ahí. Fue cuando les platiqué la idea de este proyecto. Muchos me apoyaron. En las horas libres trabajamos de vez en cuando en el cortometraje».

Javier lleva cuatro años metido de lleno en ese proyecto, su primero como director. Pero el camino es difícil, cuesta arriba desde donde se quiera ver. Se quiere de muchos artistas, de mucho trabajo y de mucho dinero. Sobre todo dinero.

¿Cómo se consigue el dinero para un proyecto así?

Méndez asegura que es un trabajo durísimo, que es casi imposible. «La gente ve los cortos y no ve forma de hacer negocio» afirma.

librero_retrato_sticker

La solución que encontró entonces fue Kickstarter, una plataforma de financiamiento para proyectos creativos de todo tipo: desde películas, juegos y música hasta arte, diseño y tecnología.

La plataforma funciona así: el creador de cada proyecto fija una meta y un plazo de financiamiento. Si a la gente le gusta el proyecto, puede contribuir con dinero para hacerlo realidad. Si el proyecto alcanza su meta de financiamiento, se realizará el cargo a las tarjetas de crédito de los patrocinadores cuando finalice el plazo. El financiamiento en Kickstarter es «todo o nada»; es decir, si el proyecto no alcanza su meta de financiamiento en el plazo determinado, no se realiza ningún cargo.

Si el proyecto se financia con éxito, Kickstarter deduce una comisión del 5 % de los fondos recaudados.

Javier lo explica así: «estás pagando un boleto para una función y eres parte de ella. Es la parte más padre de esto porque tomas en cuenta al público para llevarlo a cabo. Hay personas que nos han apoyado desde Rusia, Inglaterra, la India, eso lo vuelve enriquecedor».

Javier habla de su proyecto con la misma devoción que un padre narraría las primeras palabras de su hijo. Cree firmemente que su cortometraje podría ser un éxito porque el mensaje es universal: trascender a través del recuerdo. La vital importancia de no olvidar las enseñanzas de nuestros abuelos a pesar de que el mundo haya cambiado tanto (o quizás precisamente porque ha cambiado tanto).

Pero «Hogar de mis recuerdos», el primogénito, no se proyecta como el único. Al preguntarle a Javier qué vendrá después responde sin titubear que, una vez terminado (espera que esté listo en octubre de 2017), planea llevarlo a festivales y presentarlo en la mayor cantidad de escenarios posibles.

Y luego vendrá el sueño de crear un estudio de animación.

Hacer cosas distintas, contar otras historias, desde otras perspectivas. Dejar de ver la animación como mero entretenimiento comercial y apreciarlo como una poderosa pero sutil forma de comunicar valores, verdades y alegrías. Algo que le vendría bastante bien recordar al mundo, especialmente a América Latina.

¿Hay alguna forma de ayudar? Sí, tú puedes patrocinar este proyecto desde un dólar en adelante y ser parte de este hogar, que seguramente nos dará muchas gratificaciones. Puedes entrar a la página del proyecto haciendo click aquí.

 

¿Son estas las peores series del 2016?

El 2016 vino cargado de producciones de series. Aunque si bien hubo muchas novedades y grandes producciones también hubieron no muy buenas: series que sus nuevas temporadas aburrieron así como nuevas series que no cumplieron con las expectativas que iban mostrando en sus adelantos.

10. El exorcista (S01)

Los adelantos nos mostraban una calidad que poco se sostuvo con el correr de los episodios. Si bien la historia era prometedora, finalmente sólo la musicalización y el comienzo donde vemos al cura con el maletín nos hace rememorar a la película de 1974. Las actuaciones dejan mucho que desear, sobre todo a quien interpreta al Padre Thomas Ortega, Alfonso Herrera, no parece creíble en su papel de cura aunque sea aclamado por muchas mujeres. Hasta la mismísima Geena Davis no logra un buen papel, haciendo que la serie que prometía ser terrorífica se transforme en terrorífica por lo aburrida que es.

9. Fear The Walking Dead (S02)

Finalmente llegó una segunda temporada para la serie que desde que empezó no logra llenar a los fans de The Walking Dead ni atraer nuevos fans. La serie que hermana a Rick y a los suyos nuevamente pasó sin pena ni gloria. Su gran problema es que básicamente no logra que la audiencia empatice con ninguno de sus personajes. Haciendo que cada situación pasará de forma indiferente ante los ojos del espectador. Que el producto madre sea exitoso no indica que un spin off llegue a ese nivel.

8. Man With a Plan (S01)

Nuevamente Matt Le Blanc, nuestro eterno Joey, no atina con la elección de una nueva serie. Él interpreta a un padre que se queda en casa mientras su esposa vuelve a trabajar. El tipo de humor y ver cómo un hombre quedó desconcertado ante los simples deberes paternos es una idea bastante antigua. Juega con temas que ya han quedado desactualizados y hasta parece que fuera una serie de hace décadas atrás. No trajo frescura, solo trajeron más de lo mismo… más de lo mismo de hace unos años atrás.

7. Heartbeat (S01)

Muchos suponemos que ante la vigencia de Grey’s Anatomy, lo mítico que se volvió House y las nuevas series como Chicago MED, los dramas médicos son fuente de éxito. Pero en realidad no lo es: instalarse en un género que tiene sus series preferidas dificulta la entrada de nuevos shows. Más en este caso donde pocos sintieron empatía por esta cirujana cardiotorácica que no se tortura por las elecciones y sucesos de su vida, sino que asume que siempre existe una solución para sus problemas. Un poco de drama y comedia que no capta audiencia y que, AL FIN, terminó con la cancelación del show.

6. Damien (S01)

Retomar películas de culto del terror es una tarea bastante difícil, lo vemos semana a semana con El exorcista, como ya hemos mencionado. Actuaciones que dejan mucho que desear como la de Bradley James como el anticristo además que la trama es terroríficamente aburrida. Y no llega a cumplir con lo que imaginamos cuando comenzaron los anuncios de esta serie. Cuesta mucho seguir el hilo de un producto que prometía funcionar como una continuación de La Profecía, la película de 1976, transformándose en una desilusión para los fanáticos de la película y del género terror.

5. Wayward Pines (S02)

La segunda temporada de esta serie parece que para lo único que estaba al aire era para asesinar a los personajes favoritos de los fans, además que su trama era bastante similar (por no decir repetición) de la primer temporada. Además que los nuevos protagonistas no eran tan intrigantes como fue el caso del Dr. Jason Theo Yedlin. Esa vuelta de tuerca donde Jason, el líder la ciudad, descubre que su esposa Kerry también es su madre biológica… Demasiado para nuestras cabezas.

4. Houdini & Doyle (S01)

Si bien en un primer momento la idea era buena, mostrar la amistad del mago Harry Houdini y Sir Arthur Conan Doyle, el autor de Sherlock Holmes (quienes trabajaban aquí como detectives en el Londres de finales de siglo), sonaba lo bastante astuto. Aunque poco tenía que ver con la realidad ya que ciertamente los verdaderos personajes mantuvieron uno de los enfrentamientos ideológicos más fascinantes del siglo XX (Doyle defendía la posibilidad del contacto con los muertos mientras que el gran ilusionista se dedicó a desenmascarar mediums), la buena idea no fue acompañada por la química de los actores, ni por la audiencia, y llevó a que fuera cancelada.

3. Scream Queens (S02)

La primera temporada de Scream Queens nos sorprendió, sobre todo por la versatilidad de productos que Murphy tenía al aire. Cuando la segunda temporada comenzó a promocionarse también generó muchas expectativas fundamentalmente con las nuevas incorporaciones como John Stamos y Taylor Lautner. Pero finalmente sólo vimos una repetición de lo que fue la primer temporada con la diferencia que el disfraz del asesino era verde en vez de rojo…

2. Fuller House (S02)

Aunque no lo crean y muchos lo critiquen la serie llegó a tener dos temporadas este año. Un revival que nos sorprendió y en un momento nos hizo hasta emocionar. Pero luego de los primeros episodios donde lo que más se ponía en juego era la emoción, sobre todo al volver a ver a todos los personajes después de tanto tiempo, llegó la segunda temporada todo se volvió en un lugar común: si bien respetan el humor familiar los problemas son exactamente los mismos que los de Jesse, Danny y Joey pero desde un aspecto femenino, esto no alcanzó y aburrió. Un lindo recuerdo de la infancia pero no una gran producción de este año.

1. Vinyl (S01)

La fusión de Mick Jagger y Martin Scorsese era más que prometedora, y con una gran publicidad la serie comenzó. La forma en contar la historia era un poco compleja complicando el entendimiento. Si bien esta serie generó una gran cantidad de fans no fueron los suficientes y sus niveles de audiencia eran muchísimo más bajos que los costos de producción. Para el jefe de programación de HBO, el show fue decepcionante porque básicamente no funcionó como ellos querían, y eso significa fracaso. Imaginen que los números no alcanzaron ni los 800 mil espectadores en promedio durante el estreno del episodio piloto, algo que en la TV de hoy es lo que rige la continuidad.

¿Estás de acuerdo con esta selección?

Las cumbias de Edith Piaf

Siempre he sido curiosa. Es maña vieja de niña retraída en las soledades de una biblioteca. Me gusta ser así. Esto me ha salvado de varios errores o de que me engañen, de hecho han sido pocas las personas que han logrado engañarme y cuando ha pasado reconozco que la maldad (verdadera o no) no es lo malo en los demás, sino es error mío, por no ir a averiguar yo.

En fin, esta mañana amanecí pensando en Édif Piaf, ayer habría cumplido 101 años y en que no he vuelto a ver la película en la que Marion Cotillard le dio vida al gorrión de París, sobrenombre amoroso e ingenioso que se le dio a esta huérfana criada en un burdel.
Pensé en escuchar Hymne a l’amour, porque ya saben… soy una cursi bajo esta pinta de señora brava. Pensé en el inmenso amor entre Édith y Marcel, un famoso boxeador que murió en un accidente de avión mientras iba a encontrarse con ella… destilo miel, pero entonces Deezer hizo la bondad de decidir por mi y sonó La Foule y amanecer así es lindo…

Pero… ALTO… ¿dónde he escuchado una tonada parecida? Claro, en una cultura tan popular como en la que vivimos, usted, querido lector, también se estará preguntando lo mismo y resulta que lo que nos une a usted y a mí es una conocida cumbia de la Sonora Dinamita, en cuyo video hace plétora de mujeres muy maquilladas, semidesnudas y bailando (moviendo las caderas como torbellino) e irónicamente sufriendo por un tipo ingrato…

En el momento de caer en la cuenta del remake me dio dolor en algún punto del cuerpo y renegué de la poca creatividad latinoamericana… claro, esa soy yo y mis ínfulas de superioridad académica, pobre de mi. Por supuesto, vine a mi oficina y me puse a buscar los argumentos para escribir esta entrada y dejar a Édith Piaf en los más altos altares de la poesía musicalizada y ¡tas!  averigué que La Foule no es de la autoría de la famosa francesa, y que el autor es un latinoamericano, llamado Enrique Dizeo, quien la escribió en 1936 y que originalmente era un vals peruano o criollo.

Conclusión: Hay que ser curiosos, no por escuchar una versión u otra quiere decir que una u otra sea mejor o que la que nos guste es la ÚNICA válida, otra lección es que hay personas que logran tomar algo y llevarlo a mejores condiciones, como lo hizo Piaf… o la Sonora Dinamita… dependiendo del gusto.

 

Texto original tomado del blog La Siguiente Accidentalidad

puede leer el texto original acá:

Lo que escuchamos, lo que nos dicen y lo que nos creemos y de paso lo que averiguamos…

Wolverine le dejó este mensaje a Deadpool en Instagram

Hugh Jackman ha compartido un hilarante vídeo en su cuenta de Instagram, en el que aparece oculto tras una careta de Deadpool (guiño a la película de Reynolds, donde este hace lo propio con una careta de Jackman). Durante el minuto que dura la grabación, el actor que da vida a Wolverine, haciéndose pasar por el canadiense, repasa su carrera: «Puede que me recuerden por ser el hombre más sexy de 2011 según la revista People o por la 12ª mejor película de DC, «Linterna Verde», alardea de dotes interpretativas: «¿Cómo un tío que suspendió su clase de teatro en el instituto puede tener tanto talento? No tengo una respuesta para eso». Aprovecha para referirse a cierto ídolo «mi actor favorito en el mundo, el gran actor australiano Hugh Jackman, que por cierto fue el hombre más sexy según la revista People mucho antes que yo».

@VanCityReynolds asked me to post this 100% real video by him on being honored with a star on Hollywood’s Walk of Fame today.

Un vídeo publicado por Hugh Jackman (@thehughjackman) el

Ambos intérpretes son muy amigos e incluso Ryan Reynolds ha pedido a sus seguidores que le ayuden a evitar que Jackman deje de ser Wolverine antes de que puedan hacer una película juntos. Y nosotros, por supuesto, queremos que lo hagan. ¿Lo conseguirán?

Anni-Frid Lyngstad: De la locura nazi al grupo ABBA

¿Qué relación existe entre el famoso grupo ABBA con el plan alemán Lebensborn?

Vamos por partes… primero, lo primero… El plan antes mencionado tenía como objetivo unir a altos mandos nazis con mujeres nórdicas seleccionadas, quien llevó a cabo esta idea fue el líder de las SS, Heinrich Himmler. Las mujeres eran escogidas y obligadas a tener relaciones, luego serían monitoreadas hasta el parto y sus hijos llevados a Alemania. Todo iba bien en los maquiavélicos planes alemanes hasta que la guerra terminó. Ahí se vino abajo todo, el final de la guerra dejó a 12.000 mujeres embarazadas de soldados alemanes que eran señaladas y criticadas por la sociedad noruega.

De esta manera, el 15 de Noviembre de 1945, en Narvik, Noruega, nació Anni-Frid Lyngstad, la morena cantante de ABBA.

Cuando el gobierno noruego comenzó a rastrear a los niños nacidos en el plan Lebensborn para recluirlos en instituciones mentales, sus madres comenzaron a huir con sus bebés. Entre ellas estaba Synni Lyngstad, madre de Anni-Frid, la cual se refugió en Suecia, junto a la abuela de la pequeña Anni. Dos años después Synni murió, quedando la pequeña a cargo de su abuela que la crió en Torshälla, manteniendo el secreto.

La abuela le hizo creer a Anni que su padre era un soldado alemán que se había enamorado de su madre y que había muerto en un naufragio antes de finalizar la guerra y hasta le dijo su verdadero nombre, Alfred Haase.

Anni comenzó una carrera musical desde temprana edad, pero en 1967 gana el concurso New Faces y obtiene como premio una participación en un programa de TV muy especial, ese suceso le abrió las puertas para formar parte de ABBA.

Screen Shot 2016-11-15 at 09.03.45

En 1977, ya siendo famosa, se emitió en Europa un programa especial sobre el proyecto Lebensborn, entonces Anni descubrió, no solo que era parte de ese proyecto, sino que su padre aún vivía. Luego de meses de shock, su esposo Benny Andersson arregló un encuentro con su padre. Este se disculpó por haber estado ausente, aduciendo que no tenía manera de buscarla ya que nunca supo que nombre le había puesto su madre. Padre e hija acabaron en buenos términos.

La vida no se detuvo para Anni luego del reencuentro con su padre, con el tiempo, se divorció de Benny y volvió a casarse con el Príncipe Heinrich Ruzo Reuss von Plauen convirtiéndose en parte de la realeza Sueca. La muerte de su hija en un accidente automovilístico en 1998 y la de su esposo en 1999 la hicieron recluirse en Suiza donde se dedica a campañas contra el uso de drogas.

Recordamos ahora a Anni-Frid, con uno de los éxitos de ABBA

El hombre de negro sigue cantando

Han pasado 13 años desde que el gran Johnny Cash dejó este mundo. Esta mañana he escuchado de nuevo sus canciones.

Ver a Johnny Cash siempre enfundado de negro en sus presentaciones, conocer de sus adicciones y escuchar su carrasposa voz presentándose «Hello, I’m Johnny Cash», nos da una idea de cómo fue en vida este hombre que siempre anduvo por la vida con una guitarra en mano.

Siempre he admirado su amor por su segunda esposa, cantante como él, June Carter, su historia fue tormentosa, pero con mucho amor. Después de todo, soy mujer cursi, porque siempre me impresionan las historias que van desde las adicciones, la rehabilitación y la redención.

¿Rock, Country y Gospel? ¿Qué era lo que cantaba este armonioso hombre? Johnny se reconocía como cantante de Gospel, pero su música trascendió no solo géneros, sino también generaciones y países. Como solo la buena música sabe hacer. Como los grandes, cantó al sentimiento que nos une como seres humanos.

Algo que existe en su obra es la tristeza y el desamparo, a mi me lo parece así. La temprana muerte de su hermano siendo niños se refleja en sus canciones, también el peso de lo pecaminoso del mundo, pero de pronto Johnny toma todo eso y hace maravillosas obras de arte que lo llevan por toda una ruta de giras, dando conciertos en prisiones, teatros pequeños y escalando poco a poco al éxito.

El 12 de septiembre de 2003 murió Johnny, meses antes, en mayo, había muerto June, su gran amor estuvo junto a él durante 35 años. Según comentó el propio Cash, antes de su muerte, June le animó a que siguiese trabajando, algo que él cumplió, llegando a completar más de sesenta grabaciones en sus últimos cuatro meses de vida.

En el mismo año en el que la parca lo visitó realizó varios covers, de este tiempo rescatamos “Hurt”, una deliciosa y dolorosa canción, original de Nine Inch Nails, rarísimas veces un cover supera a la versión original, esta es una de esa ocasiones. La producción de su video es hermosa y oscura, como su música. No tiene ninguna pérdida admirar este trabajo.

Gracias Johnny, por compartir con nosotros tu dolor y tu amor.

Freddie Mercury y su forma de humanizarnos

La primera vez que escuché el término “homosexual” (con lenguaje verdaderamente respetuoso) fue ligado a Freddie Mercury. Me lo dijo mi papá: “acaba de morir Mercury”, empezó; le pregunté de qué había muerto, “tenía SIDA, era homosexual”. Yo tenía 14 años.

Hasta entonces la homosexualidad o cualquier otra preferencia sexual era un tema tabú, eran los inicios de los noventas y los papás no hablaban de esas cosas con las hijas adolescentes. Sin embargo, para mi papá y para miles de personas Freddie Mercury era importante, tanto como para lamentar su muerte.

Para muchos este hombre es el mejor cantante del mundo, para mi es un compositor virtuoso que supo amar, sobre todo eso. Amó.

En el pináculo de su carrera, Freddie Mercury dijo que él no sería una estrella del Rock, sino que sería una leyenda, 25 años después de su partida podemos constatar que lo ha logrado. Su singular forma de expresarse en sus presentaciones en vivo, en sus videos… jamás olvidaré la primera vez que vi a ese bigotón enfundado en un minifalda de cuero negra y medias con sujetadores, nos muestran a un hombre enteramente seguro de su sexualidad, solo que se nos olvida que el amor no se reduce al acto sexual. Lo he dicho antes, Freddie amó.

Muestra de ello es la hermosa canción “Love of my life” que le dedicó a la mujer con la que tuvo una relación muy especial: Mary Austin. Definitivamente este hombre, cuya imagen enfundada en una malla blanca y una chaqueta amarilla, puño en alto, afirmando que la belleza existe a través de la música, nos dejó la lección absoluta: el amor no es cuestión de preferencias sexuales, es lo que simplemente nos hace hermosamente humanos. El gran amor siempre nos humaniza.

Te recordamos este día, Freddie, cuando habrías cumplido 70 años, con esta que es una de tus máximas creaciones.

Música electrónica, disciplina y la familia

Contexto: voy llegando a los 40, tengo 5 hijos recién salidos de la adolescencia y adicioné 75 alumnos de la misma edad que mis vástagos a esta combinación. Es lo que deben saber si se preguntan por qué una mujer de la generación X escucha música electrónica. ¿Por qué escucho a Steve Aoki?

Screen Shot 2016-09-01 at 15.30.13

Cuando escucho el término «música electrónica» pienso en Petshop Boys, en Depeche Mode, en cambio mis hijos piensan en Ina, Tiesto, Van «algo» y en Aoki… pero seré honesta, la primera vez que escuché de este DJ de origen estadounidense y japonés fue hace varios años, cuando una exalumna me comentó que iría a la presentación que haría en San Salvador… ¿Steve quién?

El acabose de todo sucedió  la semana pasada cuando entré a Netflix y vi el título del documental «I’ll sleep when i’m die», me llamó la atención porque esta frase era mi lema de vida en mis locos años veintes, cuando trabajaba, estudiaba y me divertía sin treguas, sin consideraciones físicas y psicológicas, yo era imparable como este hombre.

Me sumergí en una pantalla llena de gente pintada por las luces neón, pude recordar qué se siente ir entrando a un antro a escuchar a un artista que te gusta… excepto que en mi caso prefiero el rock, el punk y géneros menos edulcorados y sintéticos.

A medida que avanzó el documental me di cuenta de algo terrible: los adultos somos el inicio de la intolerancia.

Como personas «de bien» cumplimos con el deber de decirle a los jóvenes que uno debe vivir con tolerancia, amor y paz… somos hipócritas. ¿Por qué no había escuchado antes música electrónica salida de las geniales mezclas de DJs? Por una simple razón, alguien me metió en la cabeza de que eso no es arte, no es algo que valga, no es algo bueno.

Los estereotipos hacen mucho mal, ver a ese peludo de cabellos lacios, saltando, con los brazos extendidos mientras una masa de personas le trata de seguir el ritmo me hizo pensar en alcohol, droga y sexo. Lo reafirmó ver a jovencitos semi desnudos, mujeres hermosas con flores en la cabeza, sosteniendo carteles que dice «Cake me» y que le dan la razón cuando veo al artista en cuestión con un pastel en las manos, dispuesto a estrellarlo en las caras de sus fans. Pero alto.

De pronto veo al DJ lanzarse a la  multitud como lo hacían los músicos que me gustaron en mi adolescencia de los años noventa; algo se estaba pareciendo demasiado a un mosh. Me perturbé, yo estuve en escenas así a mis 21 años, a mis 23, a mis 25… alcohol, droga y sexo; música, ruido y caos. Al parecer esto se está volviendo una especie de déja vu.

Aoki inició en la música en una banda de hardcore en 1997. Él era adolescente, yo era adolescente. Somos contemporáneos. Netflix retrata a este músico, DJ, empresario, hijo y hermano de una manera poética, mostrándonos al productor musical que viene de una familia desintegrada y que ha trabajado por lo que parecía lo correcto para él, nos cuenta la historia de un muchacho que estudió Sociología y Estudios de la Mujer, quien a los 19 años decidió que era buena idea fundar una firma de discos llamada Dim Mak (exacto, usted vio ese singular movimiento de artes marciales cuando en Kill Bill 2, la bella Beatrix Kiddo mata al malvado Bill).

Nos muestra a un hombre profundamente disciplinado, concretando la idea fundamental del éxito: se debe trabajar duro y ser constantes para llegar a nuestras metas. Bota el estereotipo básico que nos hemos formado los adultos: algunos artistas de hoy no son personas que solo “saltan como locos” en un escenario.

Me pregunté si mis chicos saben todo esto de Steve Aoki, me pregunté si mis alumnos pensarán mientras menean sus cuerpos, que este hombre casi cuarentón tiene un concepto de la familia muy fuerte, si saben que es el hijo de Rocky Aoki, fundador de los Benihana y destacado atleta japonés, hay tanto detrás de un ser humano que solo salta al compás de sonidos estrafalarios. Netflix lo ha logrado de nuevo: logró que me interesara en algo que sale de mi zona de confort.

Eso sí, lamento decepcionarlos, no seré amante de la música electrónica, pero creo que ahora puedo escuchar tres o cuatro «piezas» de este género y apreciarlas, entre ellas, esta genial colaboración con la rapera Iggy Azalea, de quién hablaré en otra ocasión. Vean el documental, no tiene desperdicio.