Las efímeras procesiones de la Antigua Guatemala

Antigua Guatemala. VoxBox.

Fue precisamente en ese año, 2008, que dejé una nota en el carro en que viajábamos para escaparme e irme a Antigua Guatemala, no porque fuese Semana Santa, sino porque quería conocer.

Opinión.- La Semana Santa recién acaba de pasar y este año me sentí triste: en parte porque no la viví como la había estado viviendo desde 2008, en el que cada Domingo de Ramos significaba un viaje familiar a Esquipulas.

Fue precisamente en ese año, 2008, que dejé una nota en el carro en que viajábamos para escaparme e irme a Antigua Guatemala, no porque fuese Semana Santa, sino porque quería conocer. Para mi sorpresa, me encontré con la Procesión de la Reseña, que sale del templo de La Merced tipo once de la mañana y entra casi a la medianoche, un recorrido de un aproximado de doce horas.

El delicado rostro de Jesús con la cruz y el colosal cortejo procesional hicieron que el siguiente año decidiera regresar, pero no solo a ver y a tomar fotografías, sino que también a participar de sus tradiciones. Y así lo hice. Tras varios días en Antigua Guatemala, regresé a El Salvador a pasar los días mayores de esa semana en mi pueblo, y a seguir suspirando por no haberme podido quedar más tiempo en La Antigua.

Se llegó la Semana Santa de 2009 y llegué a Guatemala desde el Viernes de Dolores. El sábado pude disfrutar de la procesión de la iglesia de La Recolección, que también hace un recorrido bastante largo: con un cortejo kilométrico y decorados de andas, tanto de Jesús como de María, que recrean algún pasaje bíblico.

Ya era Domingo de Ramos y partí muy temprano a la Antigua Guatemala a esperar el sonido de la granadera (marcha procesional guatemalteca con la que inician todas las procesiones), que suena cuando el anda está saliendo por la entrada principal del templo. En ese momento todos los miembros cargadores que cargarán el anda de Jesús y las mujeres que cargarán el anda de la Virgen María se arrodillan. Así comienzan los recorridos por las empedradas calles de la Antigua Guatemala. Las calles, a su vez, están decoradas con alfombras e impregnadas del humo del incienso, que en ocasiones es aromatizado con mirra.

Aclarando, como lo he dicho antes, que no me considero católico ni religioso, pero me gusta el folklore que esta religión ofrece. Y si puedo participar de ella y vivir la experiencia, para mí, es algo aún más sublime.

Me estuve en La Antigua durante toda la semana y así pude disfrutar de todas estas tradiciones y aprender más de ellas, pues cada hermandad tiene un traje de cucurucho (los que cargan del anda) diferente. Y aunque en los recorridos casi todas llevan las mismas marchas, en las entradas y salidas cada una tiene su marcha propia.

Lo interesante de estas tradiciones es que son inculcadas a las personas desde niños: es común ver a hombres y mujeres llevando el anda en hombros y en brazos a sus hijos o a su lado tomados de la mano. A ellos se les llama aspirantes. Estos aspirantes ya llevan el uniforme de su hermandad y el turno en hombros, porque sí tengo que contarles que para poder cargar no solo se necesita el uniforme de cucurucho, sino que también hay que comprar el turno que indica en dónde tocará cargar y qué número de brazo del anda será el que le corresponde a cada quién.

Las procesiones son por lo menos una al día, hasta que llega el Jueves Santo, donde se pueden apreciar las de Jesús Nazareno de la Hujildad, que sale de la aldea de San Cristóbal el Bajo a eso de las once de la mañana y entra casi a la medianoche; la procesión del Templo de San Francisco El Alto, que le corresponde a la imagen de Jesús Nazareno del Perdón, con un recorrido de casi doce horas.

Así es como cada Jueves Santo la Antigua Guatemala se inunda de turistas y feligreses para poder apreciar estas obras de arte en movimiento que son tan efímeras, porque cada año cambian el decorado de las andas y el vestuario a las imágenes: eso las hace todavía más memorables.

El Jueves Santo, entre otras actividades, hay que ir a visitar los Siete Sagrarios, y de paso ver la proclama donde declaran culpable a Jesús. Se dice que esa es la noche que Antigua Guatemala no duerme, ya que hay que estar a las  tres de la mañana a las afueras del templo de La Merced esperando que a las cuatro suene la “granadera” anunciando la salida de Jesús, acompañado de la imagen de la Virgen Dolorosa en el recorrido de su viacrucis. En muchas casa se pueden apreciar cortinas en color purpura. Esta procesión entra a las dos de la tarde, que es cuando la ciudad se vuelve de luto para dar paso a las tres procesiones: la del Santo Entierro o Señor Sepultado de las Iglesias de San Felipe de Jesús, que es la más larga, porque sale a las 2 de la tarde y entra a las 6 de la mañana del siguiente día con 100 cargadores; la procesión de San José Catedral, que es la más corta y en la que solamente en 2016 he podido cargar con turno de salida; y, finalmente, a las cuatro de la tarde sale la de la Escuela de Cristo, y en este lugar he podido cargar desde 2009 hasta 2016 y tuve el honor de los últimos tres años tener turno de entrada.

Sobre mis experiencias cargando, debo de decir que cada año ha sido única y he tenido experiencias muy personales. Pero el primer año que estuve, que fue en 2010, no pude contener las lágrimas de emoción al entrar con la imagen en hombros y escuchar el tema oficial de la hermandad, que es Cruz Pesada, y luego ir a ver pasar por las calles coloniales la imagen de Jesús Sepultado de San Felipe de Jesús a eso de las cinco de la mañana, para luego dormir y salir a otro destino.

Puedes encontrar más imágenes en mi Instagram: Jon Mochilero

VoxBox.-

Crónicas de una mujer sin útero (III): Carta a la madre de mis hijos

Carta a la madre de mis hijos. VoxBox.

Esta carta la debí haber escrito hace un par de años atrás. Va dirigida a la madre de mis hijos, esa mujer gracias a la cual yo he podido descubrir un mundo que nunca sospeché tener: ser madre de familia.

Estimada F.:

Le extrañará que le escriba esta carta. Posiblemente en nuestras breves pláticas en nuestra casa nunca hemos llegado a puntos de conversaciones profundas e íntimas. Lo que cada una sabe de la otra es por averiguaciones con eso que nos une: nuestros hijos.

Debo confesarlo con todas sus letras: nunca quise hijos, no me llamaba la atención la maternidad, en mi juventud no entendía por qué las mujeres debemos sacrificar todo (salud, tiempo, profesión, sueños propios) por correr tras la utopía de la reproducción. Siempre me fastidió ese tono condescendiente con el que me decían otras mujeres: “Es que vos no entendés, porque no sos mamá”, incluyendo a mi propia madre, quien aseguraba que yo no entendería nada de la vida hasta no darle un nieto.

Encontrar a mi marido, su ex, ejerciendo la paternidad y maternidad a la vez fue algo que me ha cambiado. Nuestros hijos, más que él, me han cambiado la vida. No quiero darle la razón a algunas que me veían de menos al ser una mujer de 30 años sin hijos, que me señalaban como egoísta, como infame mujer independiente. Serlo también me ha servido ahora que soy madre, madre “postiza” de sus hijos.

Estas cinco personas a quienes usted le dio la vida me han dado vida a mí: gracias. Gracias por dedicar gran parte de su juventud para traerlos a este mundo. Yo no hubiera podido, no solo por mis convicciones personales, sino también por mis condiciones físicas. Ahora no solo somos madres compartidas, sino también abuelas. Es curioso, yo que siempre fui muchas alas, desde que conocí a los chicos empecé a echar raíces.

Nunca me gustó pensar en el futuro, fui inmensamente feliz viviendo al día, con buenos o malos trabajos, en mi ciudad natal o en cualquier ciudad o pueblo de El Salvador o Guatemala. Adoptar a sus hijos me hizo entender que no tiene nada de malo pensar y soñar con un futuro, con querer tener una casa propia y planificar vacaciones familiares. Adoptar a sus hijos me hizo comprender que el amor entre dos adultos también tiene una manifestación doméstica, en la que nos dedicamos a pensar qué cocinar el domingo y qué serie ver en Netflix, de hablar de mitología mientras jugamos God of War o de hablar de sexualidad con gente que está creciendo en todo aspecto.

Debe saberlo: muchas personas me advirtieron que no era bueno que dejara que usted visitara a nuestros hijos, que usted es el enemigo, una amenaza, una persona non grata por no haberse quedado con ellos, por haberse ido un tiempo. No la juzgo, créame. No puedo. Pienso en el pavor que me daba a mí la maternidad y no sé cómo habría sido tener cuatro embarazos, uno de gemelos entre ellos. No sé si habría sobrevivido. La admiro. Usted, como miles de mujeres latinoamericanas, solo supieron que habían nacido para dar a luz, para ser abnegadas, para ser perfectas. Nadie dijo qué pasaba si eso no era así. Nadie advirtió de lo que sucedería si hay depresiones postparto, o que se diera un momento en el que las mujeres deciden que no quieren ser madres, incluso ya habiendo dado a luz. Nadie se fija en la salud emocional y psicológica de las madres. Ese es un derecho al que se nos veta.

Yo no creo que usted sea una amenaza en mi hogar. Me gusta ver que llega a ver a sus hijos. Si ellos la aman eso me alegra. Dice mucho de ellos y de su corazón carente de resentimientos. A veces me preocupa las conversaciones que tenemos, a veces me hacen preguntas a las que no tengo la respuesta. Me preguntan cosas sobre usted, como mujer. Mi consejo es que hablen con usted con franqueza. Alístese, porque algún día le harán las preguntas que yo he escuchado. Les he aconsejado que busquen esas respuestas en la única persona que las tiene: usted. Nadie más que usted puede hablar de sus circunstancias y decisiones que tomó hace algunos años. Posiblemente nunca le pregunten y eso también será bueno. En mi humilde opinión, a veces los hijos solo necesitamos que nuestros padres estén ahí, sin responder preguntas o imponiendo silencios, solo estar ahí. Y yo veo a mis hijos disfrutar tanto de sus visitas, que estoy segura que disfrutan amarla. Lo digo como hija.

Vendrán más días en nuestra vida de madres, estoy segura que jamás estaré en el mismo lugar en el que está usted y no pretendo quitarle el puesto que tiene en el corazón de sus hijos. Yo estaré en otro lugar de esos mismos corazones generosos que tienen. Es suficientemente grande para estar ambas ahí.

Gracias, querida F. Gracias por darnos hijos a mi esposo y a mí, gracias por cada cena de fin de año en la que ha estado, incluyendo esa en la que me dio un abrazo al decirle que me casaría con su ex. Gracias por defenderme el día en que uno de los chicos me contestó mal, diciéndole que debía ser respetuoso conmigo. Gracias por no verme como el enemigo tampoco. Gracias por dejarme a cargo de dar abrazos de consuelo, de protegerlos si la tierra se mueve violentamente, dejarme espantarle a los chicos las dudas y los malos ratos, dejarme alimentarles el cuerpo y el espíritu. Gracias por dejarme enseñarles a ser buenos y responsables. Gracias por darme a cinco personas que llegaron para ser mi familia. Prometo cuidarlos. Prometo atender cada gripe, cada ataque de pánico, cada infección, cada indigestión. Prometo ser paciente, aun cuando ya no tenga paciencia, no gritarles, no insultarlos, prometo velar sus pasos, ayudarles en las tareas, consolar sus tristezas, sorprenderlos en los cumpleaños. Prometo enseñarles disciplina, alentarlos a viajar, a trabajar, a soñar. Prometo seguir formando mujeres empoderadas, autosuficientes y con claridad de sus derechos sexuales y reproductivos. Prometo combatir el machismo en los chicos, procurar equidad entre los chicos y chicas.

Le pido un favor nada más, para ir terminado esta epístola… siga con nuestros hijos. La puerta de nuestra casa siempre estará abierta.

Un abrazo.

VoxBox.-

Esto es solo una muestra de lo que pasa en Venezuela

Venezuela. VoxBox.

Esta es una explicación muy personal sobre distintos acontecimientos conectados por un mismo hilo conductor ocurridos en Venezuela.

Opinión.- Lo siguiente no es parte de una historia de ficción… es una explicación muy personal sobre distintos acontecimientos conectados por un mismo hilo conductor ocurridos en Venezuela, todo en menos de veinticuatro horas el día miércoles 03 de mayo del 2017:

A pocos días de que el mandatario nacional, Nicolás Maduro Moros, expresó la necesidad de la nación de llevar a cabo acciones sobre la escogencia mediante “comicios electorales” una “Asamblea Nacional Constituyente”, dicho decreto fue llevado a la presidenta al Consejo Nacional Electoral  y entregado por el mismo presidente de la república, seguido de una marcha de seguidores oficialistas, a quienes no se les presentó ninguna dificultad de entrar a la adyacencias del edificio.

Para quien no lo sepa, estas acciones dicen estar respaldadas por una serie de artículos encontrados en la Constitución Nacional, en los artículos 347, 348, 349 y 350 respectivamente, para según darle al pueblo el poder de convocar “una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva constitución” (esto último citado directamente del artículo 347).

El objetivo principal expresado por el mismo mandatario podría traducirse como una vía para anular directamente las posibles acciones que pudiera tomar la Asamblea Nacional contra el Ejecutivo Nacional, tomando en consideración que de los 167 diputados que la conforman actualmente 112 de ellos son representantes de la oposición política del país.

Expertos resaltan esta acción del Estado como un intento para cerrar aún más las vías democráticas y retener aún más tiempo su posición en el poder. Cabe destacar que también se ha expresado una preocupación con respecto a la legalidad de estas acciones, y las condiciones establecidas por el mandatario que no parecen estar en congruencia con la palabra de expertos o de la misma constitución.

Todo el procedimiento parecer ser una truculenta maraña de complejidad burocrática, seguida de una absurda ironía y una bofetada al supuesto respeto por el calendario electoral, cuando Tibisay Lucena como representante del Poder Electoral haya recibido dicho decreto, cuando aún en el país se encuentran sin realizarse elecciones regionales y municipales previstas desde el año pasado.

Pero quizás el acto más maquiavélico haya sido que, tras la entrega del dichoso decreto justo en medio de una transmisión nacional abierta, se haya visto al presidente bailar alegremente en un estado de aparente celebración por sus acciones en la televisión, mientras que al mismo tiempo la marcha opositora convocada por la actual Asamblea Nacional era fuertemente reprimida por miembros de la Fuerza Armada Nacional, pues el día anterior diputados de la oposición hicieron el llamado de protestar masivamente, como una acción de rechazo al cumplimiento de la Constituyente.

Dicha protesta terminó teniendo un saldo de 167 heridos, solamente contando a dos de los municipios del Distrito Capital. Posiblemente miembros de las redes sociales y la población internacional en general se hayan impacto con las imágenes de un joven quemándose vivo, a causa de la explosión del tanque de gasolina de la moto de un policía… la imagen es real.

Entre las lesiones más frecuentes sufridas nos encontramos con graves traumatismos y lesiones en la cabeza, piernas o torso, causadas por los disparos de perdigón y bombas lacrimógenas lanzadas a quemarropa, sumándose también la asfixia del propio gas e incluso reportes de uno de los manifestantes literalmente arrollado por un tanqueta blanca (llamadas “ballenas”) propiedad de la guardia, de quien aún se desconoce su actual estado de salud. Esto sin contar los actos de violencia de los “colectivos” (grupos civiles armados a favor del gobierno) ocurridos paralelamente alrededor de todo el país.

Sumándose a todo esto no podemos dejar de contar el asesinato de otro joven de 17 años, Armando Cañizales, quien perdió la vida en la ciudad de Caracas tras recibir un proyectil (del que aún se desconoce su origen) que hizo impacto directo en su cuello ocasionándole lesiones internas y un paro cardiorespiratorio. La información fue dada a conocer por medio de la cuenta de Twitter del alcalde del municipio Baruta, Gerardo Blyde.

La muerte de Armando representa ahora la muerte número 33 registrada en los últimos 30 días de protesta en el país, tras el transcurso del último mes de abril y los primeros días de mayo de este mismo año.

Todo esto ocurrido el mismo día en que se celebra la libertad de prensa en el mundo, hecho sumamente irónico en un país como Venezuela, donde existe lo que se denomina un “black out” informativo en lo que respecta a todos los acontecimientos de protesta ocurridos alrededor de todo el país.

La gran mayoría de medios de comunicación actualmente en Venezuela pertenecen al Estado, que obviamente no está dispuesto a decir la verdad sobre estos hechos de violencia, pues caen directamente sobre la responsabilidad del régimen, mientras que los medios privados parecen vivir en constante miedo de ser intervenidos, por lo que viven difíciles momentos de una evidente autocensura.

Los medios tradicionales parecen haber sido completamente sustituidos por portales digitales que, aunque son sumamente útiles, muchas veces entre el mar de información, suelen perderse hechos verídicos o de mayor importancia, además que la creciente posibilidad de viralización de falsos rumores en redes sociales, permitiendo que predomine el caos, la ansiedad y un notable desconocimiento a nivel nacional sobre lo que ha estado ocurriendo estos los últimos días.

Un ejemplo de esto ha sido el rumor que involucra al líder opositor y preso político desde 2014, Leopoldo López, que aparentemente ha sido trasladado desde su celda en Ramo Verde hasta el Hospital Militar en una grave condición física. Tanto ha sido la histeria en lo que a dispositivos inteligentes respecta, que la cuenta de un reconocido periodista, Leopoldo Castillo, se presume de haber sido hackeada tras la publicación de un tweet que parecía confirmar que López se encontraba en el hospital sin signos vitales.

En el momento en que escribo todo esto aún se desconoce cuál es la realidad o la veracidad del asunto, en vista de que a los familiares de la víctima se las ha impedido notablemente el paso al hospital Militar para una confirmación de su estado de salud, me encuentro realmente sin poder decirles cual es el objetivo de dicho rumor, pero muchos especulan que se trata de otra artimaña para desviar la atención hacia otros asuntos y olvidarnos de otros más importantes.

Mientras medios internacionales comentan constantemente toda la situación de Venezuela, que resaltan de ser sumamente crítica, y mientras nuevas noticias parecen ir sumándose a la lista con cada hora que pasa, muchos venezolanos continúan con el llamado a protestar nuevamente el día de mañana, por las mismas razones que días anteriores… según mi perspectiva todo se resume a una lucha por sobrevivir a esto y vivir un mañana digno, donde exista futuro para los hijos de todo venezolano.

VoxBox.-

“Sense8”: el mundo no le ha reconocido lo suficiente

Sense8. VoxBox.

Sense8 es una serie original de Netflix que fue creada, escrita y producida por las hermanas Wachowski y J. Michael Straczynski.

Opinión.- Sense8 es una serie original de Netflix que fue creada, escrita y producida por las hermanas Wachowski y J. Michael Straczynski.

La primera temporada (de 12 episodios) se estrenó en la plataforma el 5 de junio de 2015. La segunda se estrenó el 23 de diciembre de 2016, en un especial navideño de 2 horas.

El resto de la temporada recién se subió el viernes pasado (5 de mayo de 2017) y la mayor parte de la crítica todavía no se ha pronunciado.

Aunque no soy un crítico profesional, sí vi ya los 11 capítulos de la segunda temporada y me parece que muy pocos han sabido apreciar la calidad de esta serie.

Pero empecemos por donde deberíamos.

Los creadores

Las mentes detrás de todo eso, como dije antes, son las hermanas Wachowski. Se trata de un par de talentosísimas cineastas que le han regalado al mundo obras de culto como Matrix, V de Venganza o Cloud Atlas. A pesar de estos prodigios, Lily y Lana Wachowski se hicieron “célebres” por haber nacido hombres: Andy y Larry fueron sus respectivos nombres.

Por otro lado tenemos también Joseph Straczynski, quien ha sido responsable de crear el guion para la mítica Babylon 5 y ha destacado por su trabajo en los cómics de superhéroes (The Amazing Spider-Man, Doctor Extraño, Los Cuatro Fantásticos y Thor, etc.)

¿De qué trata Sense8?

Voy a permitirme copiar y pegar esta pequeña descripción que se encuentra en Wikipedia:

Sense8 cuenta la historia de ocho extraños (Will, Riley, Capheus, Sun, Lito, Kala, Wolfgang y Nomi) de diferentes culturas y partes del mundo quienes, después de experimentar la trágica muerte de una mujer a través de visiones o sueños, se encuentran mental y emocionalmente conectados.

Aunque el género en el que usualmente se encasilla a esta serie es la ciencia-ficción, podríamos decir que se trata de una ficción en red: la trama literalmente se desenvuelve en 8 lugares completamente distintos del mundo (Estados Unidos, Corea del Sur, India, Kenia, México, Alemania e Islandia), con 8 personajes radicalmente disparejos y experiencias de vida diametralmente opuestas.

Cada una de las 8 historias tiene no solo su propia trama independiente, sino además su propia cadencia: las historias de Capheus y Sun tienen una evolución mucho más clara, mientras que otros personajes que pensabas que se habían quedado atrás, como Kala, se posicionarán a la altura de los demás.

El tema del género

Si partimos de que las hermanas Wachowski han pasado por el proceso de reasignación de sexo y que, quiérase o no, ese debe ser un proceso bastante complejo, es natural que encontremos en Sense8 ese elemento importante de la diversidad sexual: Nomi es una mujer trans y Lito es homosexual.

Cada uno vivirá su drama muy personal y muy distinto al resto, cada uno enfrentará al mundo de la mejor manera y ese se vuelve un elemento discursivo interesante en toda la serie. La diversidad (no solo sexual) es una constante de la humanidad: es hora de aceptarla.

La música, como corresponde a toda gran serie, tiene un papel preponderante. Aquellos que ya vieron al menos la primera temporada recordarán una de las escenas más intensas y hermosas de la historia de las series, que tuvo como protagonista a los 8 sensetes y a esta canción:

La segunda temporada de Sense8

La segunda temporada es una prueba irrefutable de lo contundente que resulta el trabajo de esta grandiosa serie: acción, drama, ciencia-ficción, organizaciones gubernamentales secretas, persecuciones intensas, lágrimas, sexo, romance, un par de decepciones y discursos políticos absolutamente brillantes.

Sense8 lo tiene todo y el mundo no le ha reconocido lo suficiente.

VoxBox.-

La anarquía según los millennials

Anarquía. VoxBox.

Estamos jodidos por esta generación (apodada con cierto dejo de sarcasmo, espero, como “millennial”) que prefiere las soluciones simplistas.

Opinión.- Recientemente leí en este mismo sitio una nota bastante deplorable sobre la “Anarquía como solución a la corrupción”.

¿Por dónde empezar?

Primero, queda patente el hecho de que la autora del texto no sabe ni siquiera remotamente de qué se trata la anarquía. Eso no es del todo censurable, de no ser porque vivimos en una era en la que basta escribir en el buscador la palabra en cuestión, para darse cuenta de que no se trata de una conceptualización que se deba tomar a la ligera.

¿Que si estamos jodidos? Estamos jodidos, sí. Por gente como tú. Estamos jodidos por esta generación (apodada con cierto dejo de sarcasmo, espero, como “millennial”) que prefiere las soluciones simplistas y los comentarios ligeros sobre problemas que son, nos guste o no, demasiado complejos.

“¿Qué haces cuando en tu país reina la corrupción? ¿Qué haces cuando no hay soluciones?”, pregunta. Pues te pones a estudiar, a trabajar y a dejar de ser indiferente. Ponerse a leer un poco no te vendría mal, querida amiga.

Pero luego, la misma autora, suelta el hígado: “Todos son corruptos. Roban. Mienten. Matan”.

Wow, ¿en serio? ¿Cuántos años de sesudos análisis te tomó escribir ese par de líneas?

Y continúa: “Lo preocupante es que los jóvenes, que eran la esperanza, han decidido seguir a los políticos…”.

Y aquí me gustaría detenerme un poco: en Latinoamérica hemos pensado por muchos años que la juventud es una especie de virtud a la que todos deberíamos aspirar, una suerte de Santo Grial de la plenitud y de la belleza y de todas esas porquerías que los comerciales nos meten por todos lados, día a día.

La juventud tiene sus pros y sus contras como cualquier otra edad. Si dejáramos de pretender que son los más jóvenes la esperanza de este continente, tal vez podríamos pasar la página y ponernos a platicar con seriedad sobre los grandes males que nos agobian.

Quiero terminar esta carnicería con esta joya que termina de embellecer la corona: “No me pregunte de teorías políticas o ideológicas, ni trate de razonar conmigo con argumentos lógicos…”.

Estoy seguro que a ninguno de los lectores que tuvo el estómago para llegar hasta esta parte se le podría ocurrir darle argumentos lógicos a esta creatura del Señor. Es simplemente imposible.

Aquí lo peor: esta escritora no está sola. Sus ideas relajadas y bastante patéticas representan a todo un conjunto de niñatos bonitos que crecieron imaginando que el mundo les debía pleitesía y que los problemas políticos se terminaban con un berrinche.

En fin.

VoxBox.-

La anarquía como solución a la corrupción

anarquía/corrupción/voxbox

Un pensamiento al aire por una guatemalteca residiendo en El Salvador sobre por qué estamos tan jodidos. Estamos jodidos. Los partidos, los colores, la polarización, el sistema. Todo está jodido.

¿Qué hacés cuando un país está tan hundido en corrupción? ¿Qué hacés cuando el país es insostenible? ¿Qué hacés cuando ya no hay soluciones? ¿Qué hacés cuando todo el sistema está conformado por hipócritas e idiotas?

Ese momento en el que sentís que el país se fue a la basura. Justo en ese momento, pienso que la anarquía es la solución.

Anarquía. Anarquía para nosotros, para despertar de la ilusión, la ilusión que nos hace creer que el país está bien, ¿qué pasaría si no hubiera gobierno?

¡Corruptos, todos son corruptos!

¿Habrá algún político que no busque una posición y dinero? ¿Hay alguien realmente interesado en las personas y en su país?

Todos son corruptos. Roban. Mienten. Matan.

Nos quedamos callados cuando enfrente de nuestras narices hacen desgracias con el país y no hacemos nada. Leemos las noticias en nuestro Twitter o Facebook, nos indignamos tres minutos y luego seguimos “scroleando” en nuestro “wall”.

¿Cómo llegaron a ser políticos?, me pregunto yo. En este país, para ser político solo se necesita un diplomado en falta de sentido común y una buena dosis de idiotez para joder a un país entero.

Mea culpa, mea culpa

Triste es que nosotros los elegimos, la mayoría. Les dimos el poder de ponernos la pistola en la cabeza, fuimos nosotros.

Lo preocupante es que los jóvenes, que eran la esperanza, han decidido seguir a los políticos, aceptar sus ideologías y continuar con el circo y la farsa de política que tenemos.

Claro, nosotros ayudamos a joder el país, pero ya es suficiente. Basta. Los políticos ven que este país ya no funciona, ya no sirve para vivir y aún siguen pensando en crear un complejo vacacional para ellos.

Viven una burbuja fuera de la realidad del país y el chiste es que dicen ser empáticos con lo que se vive todos los días, cuando no saben nada. ¿Por qué les seguimos creyendo? O aún mejor: ¿por qué les seguimos dando nuestro dinero?

Hacen todo lo contrario de lo que deberían hacer. No soy pesimista, esta es la realidad de su país que decide ignorar todos los días. ¿Para qué queremos un gobierno que trabaja para ellos mismos y no para el país? ¿Cuál es el sentido de eso?

Díganme ustedes, júzgueme si así lo quiere, pero yo no encuentro otra solución aparte de que este país se termine de joder y que de ahí nazca un nuevo país.

No me pregunte de teorías políticas o ideológicas, ni trate de razonar conmigo con argumentos lógicos, yo no sé cómo es posible reformar un país desde cero, pero ojalá que se pueda.

Ojalá que se pueda para sacar a esos políticos que solo calientan sillas y encontrar una nueva vía para sacar al país del hoyo donde ha caído.

VoxBox.-

Crónicas de una mujer sin útero (II): El trabajo

El trabajo. VoxBox.

¿Ocho horas en el trabajo? Sé que muchas empresas las cumplen, pero seamos honestos: hay muchas veces en las que nos toca invertir hasta 12 horas del día, ya sea de manera presencial o no, para resolver los asuntos laborales.

Opinión.- Esta mañana de primero de mayo amanecí apaciblemente dormida y desperté hasta las 7:45 a.m. Me despertó mi esposo, que estaba sacando la basura y lavando los trastos que quedaron de ayer. Por lo habitual nos levantamos a las 5:25 en cualquier lunes. ¿De dónde sacamos este privilegio de levantarnos tarde hoy y poder dedicarnos a cuestiones más domésticas? Hoy se celebra el Día Internacional de los Trabajadores.

Sé que los mártires de Chicago se retorcerán en sus tumbas pero debo decirlo: el primero de mayo siempre lo he percibido como un triunfo profundamente femenino. Muchas de las reivindicaciones laborales se dieron gracias a la protesta y al martirio de muchas mujeres; por ejemplo, las 123 mujeres que murieron en el incendio de la fábrica de camisas Triangle Waist Co. en Nueva York, el 25 de marzo de 1911.

Ese hecho y tantos otros más, donde hombres y mujeres valerosos soportaron represión, cárcel y muerte nos llevaron a condiciones laborales un poco más justas: 8 horas de trabajo. Pero las luchas han ido más allá para nosotras:  el movimiento obrero ha tenido como gran aliado teórico el libro de Friedrich Engels, publicado en 1884, El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado, y surgirá la separación entre sexualidad y reproducción, la defensa de la maternidad libre, la liberación femenina, la libertad sexual, la promoción de la planificación familiar, el cuidado de los niños, así como el uso y difusión de métodos anticonceptivos artificiales.

En lo personal, yo que nunca he tenido hijos, hasta hace pocos años y que ya los encontré un poco crecidos, he visto a muchas de mis amigas y compañeras de trabajo batallar por criar de forma adecuada a sus hijos, mientras ellas trabajan, mientras se desarrollan en industrias tan machistas como la publicidad, las editoriales y tantos otros trabajos en El Salvador, donde se es despedida por faltar si un hijo está enfermo.

Otro punto importante, dentro de la combinación trabajo-mujer en Latinoamérica, es poder acceder a salarios justos. De nuevo mi experiencia me dice que es cierto, a las mujeres nos pagan menos que cualquier hombre en el mismo puesto. Recuerdo la última vez que renuncié a un puesto laboral: cuando me dijeron que no podía renunciar, les propuse que me pagaran lo que me ofrecían en la empresa donde ahora estoy… me dijo el “pagador” que si quisiera aumentar el salario del puesto, mejor contrataba a un hombre. Allí mismo me levanté y me fui. No tengo vocación de mártir, nunca me han gustado los trabajos donde se me reprime o se me amenaza. En especial si soy mujer.

En otro momento anecdótico, al decidir renunciar a otro trabajo, mi jefa… otra mujer, mucho mayor que yo, me dijo que si me iba esperaba que tuviera ya otro trabajo, porque con mi edad cada vez sería más difícil conseguirlo. En ese momento pensé, con ingenuidad, que mi edad no tendría que ser  un problema si soy buena en lo que hago. A veces soy tan tonta, por supuesto. Me costó mucho conseguir un trabajo fijo. Apenas tenía 30 años. Cuando iba a entrevistas de trabajo, los hombres que esperaban junto a mí me cedían el primer lugar para pasar a las pruebas o entrevistas, pero no obtenía el trabajo, se los daban a ellos. Yo no quería el primer lugar para pasar a la entrevista, yo quería el puesto al que aplicaba. Una entrevistadora, también mujer como yo y de mi misma edad más o menos, me lo dijo: yo estaba en edad “fértil” y una mujer que saliera embarazada al poco tiempo de empezar a trabajar no le convenía a la empresa.

¿Qué ley me ampara a mí y a tantas otras mujeres que estamos en el mercado laboral? Hasta hace poco en El Salvador, nadie decía nada si en una empresa que estaba contratando mujeres pedían una prueba de embarazo antes de decidir contratarlas. Siempre he escuchado que la familia es la base de la sociedad, pero con estas prácticas laborales la familia está jodida.

Hay que admitir los grandes adelantos en esta materia, aunque no sean los suficientes. Hasta hace poco en mi país, las mujeres que recién han dado a luz gozan del 100 % de su salario mientras están en su maternidad. Antes solo les daban el 75 %. ¿Se imaginan recién estrenadas como madres, con uno o dos niños, y contar solo con una parte del salario para mantenerse y mantener a la prole? Me alegra tanto que esto haya cambiado. Otro cambio que se dio recientemente es el aumento del tiempo de maternidad. Antes eran 3 meses aproximadamente, pero en la actualidad una mujer que ha dado a luz goza de 16 semanas para criar a su vástago, un aproximado de 4 meses. Tal vez no se dice mucho, pero el tiempo de calidad y contacto afectivo con la madre influye en el desarrollo psicoemocional de los bebés, dando como resultado personas con menos taras. En esta región debería ser imperativo que la familia críe de manera más adecuada a las nuevas generaciones. Pero claro… los adultos estamos trabajando.

¿Ocho horas laborales? Sé que muchas empresas las cumplen, pero seamos honestos: hay muchas veces en las que nos toca invertir hasta 12 horas del día, ya sea de manera presencial o no, para resolver los asuntos laborales. ¿Nos deja esto tiempo para la salud mental y esparcimiento? ¿Dónde quedan las relaciones interpersonales y familiares en esta vorágine? ¿Nos compensan de forma adecuada esas horas extras?

Debo reconocerlo, en la empresa en la que estoy en la actualidad he llegado a una versión muy parecida a la felicidad. Tengo condiciones laborales que nunca había tenido, y de hecho pude pasar por el quirófano hace poco, gracias al seguro médico privado que me dan, pero también debo reconocer que existen otras cosas que no me parecen, cosas que poco a poco vamos mejorando. Porque la vida es eso, seguir luchando siempre.

Cuéntennos sobre las leyes laborales de sus países, ¿están satisfechos con sus condiciones laborales?

VoxBox.-

“Bojack Horseman”: la serie con la que debes ponerte al día

Bojack Horseman. VoxBox.

Netflix ha superado de nuevo las expectativas previstas de todos, con la creación de Bojack Horseman en 2014.

Opinión.- Hoy en día puede que se haga difícil seguir el ritmo de la cantidad de series de animación dirigidas para adultos que existen deambulando por ahí. Existen múltiples opciones ofrecidas por una inmensidad cadenas televisivas como Fox o Adult Swim que pueden destacar por su tonalidad cruda y desentendida, humor negro, personajes con diseños creativos y tramas originales que buscan ciertos estándares de calidad.

Sumándose a esta lista, Netflix ha superado de nuevo las expectativas previstas de todos con la creación de Bojack Horseman en 2014. Si de casualidad aún no has visto esta serie, he aquí una serie de razones por las cuales quizás sería un buen momento para ponerte al día, antes del estreno de su nueva temporada prevista este 2017:

1. Si te gustan las referencias al mundo del entretenimiento

La trama gira en torno a las complicaciones que conlleva el mundo del espectáculo y la fama, trata sobre la vida del narcisista actor de una famosa sitcom de los noventa, sin mucho que ofrecer a la sociedad más que gastar su dinero en cosas sin sentido, estar constantemente en búsqueda de un nuevo proyecto que lo mantenga ocupado y quizás volver a tocar la gloria que tanto cree anhelar para ser feliz, en su absurda existencia sin sentido aparente.

En cierta forma es una serie que está consciente de lo absorto y dependiente a la cultura popular que se ha vuelto nuestra sociedad, aprovechándose de estos recursos para de nuevo parodiar aquellos estereotipos de la vida hollywoodense, exaltarlos y caricaturizar aún más este mundo tan fascinante como oscuro.

2. Si te gustan las series con desarrollo en su trama

Hoy en día es común ver como las series intentan sacar el máximo provecho de sus personajes y retarlos cada vez con nuevos conflictos en las más difíciles situaciones, trayendo consecuencias que acarrearán durante el resto de la serie.

Aun cuando Bojack pueda sentirse que tenga una cierta estructura como fórmula, en cada episodio siempre hay una constante evolución funcionando a veces en los niveles más sutiles. Los personajes no tienen vidas estáticas y en cada temporada los descubrimos en una nueva e importante etapa de su vida para la serie.

3. Si te encanta el humor negro, absurdo, crudo y caricaturizado al máximo

¿Mencioné que la mitad del elenco está compuesto por animales antropomórficos? Aun cuando es una serie que lidia con emociones y problemas muy humanos, hay que estar conscientes que se trata de una caricatura que no podría funcionar de otra forma. Su humor es tan exagerado, que resulta cada vez más sorprendente y bizarro, pero aun así logra mantener un buen equilibrio con sus momentos más serios.

No habría forma de que esta serie tuviera éxito en un formato live-action convencional, haciéndolo automáticamente una joya del género de animación para adultos.

4. Si gustas reflexionar sobre la existencia y las relaciones humanas

Aun cuando su sentido del humor es notable, el punto más importante de la serie siempre será su mensaje cargado de profundidad y momentos sumamente fuertes a nivel emocional. Está tan bien cargada tanto de momentos divertidos como deprimentes, que siempre requieren de un mayor análisis sobre el significado de la existencia de sus personajes y lo mucho que sus vidas son equiparables a la forma de vivir de muchas personas en la actualidad.

Es una serie que rebosa de ingenio y problemas que aun cuando parezcan superficiales en un principio son muy universales: el interminable temor a la soledad, buscar la aprobación de la mayoría para sentirse amado, rodearse de distracciones y de objetos materiales para encontrar la felicidad, así como deambular por una vida sin ningún propósito o meta, son todos temas relevantes para la sociedad contemporánea.

Todas estas razones hacen que esta serie necesite ser vista más de una vez, así como conocida por aquellos a quienes todavía no haya tocado su radar.

VoxBox.-

Elogio de la pobreza y la fealdad

Ser pobre, en casi cualquier parte del mundo, no es ninguna ganga. Lo sé y muy bien. Quizá usted lo sabe también o tal vez ha sido un poco más afortunado.

Opinión.- Ser pobre, en casi cualquier parte del mundo, no es ninguna ganga. Lo sé y muy bien. Quizá usted lo sabe también o tal vez ha sido un poco más afortunado… de todos modos, sin importar la historia que yo tenga habrá una peor, ya sea en este mismo país o en alguna parte del mundo. Esta vida no es un lecho de rosas y hay personas que nacieron con un libreto mucho más macabro que el de Justine o los infortunios de la virtud. Pero no escribo por algún tipo de solvencia moral o intento de justificación de nada. No pretendo reducir algo al absurdo o invalidar algún tipo de supuesto moral. Tampoco quiero demostrar nada. Solo me parece sano el ejercicio de esta reflexión e intentaré llevarla a buen puerto.

Cuando me atacaban por tener mi apariencia descuidada —y con descuidado debo aclarar que es una expresión secular para referirme al uso cotidiano que tenemos los pobres de la ropa vieja o usada, y no como muchos pensarían, a estar sucio o algo así—, solía defenderme con esta idea (que ya me ha tocado volver a usarla, con tal de cortar por lo sano cualquier discusión al respecto, aunque ahora ya no se ha vuelto a dar, quizá porque finalmente ya no estoy tan joven y me he vuelto invisible): Elogio la pobreza y la fealdad: la pobreza, porque permite mantener alejados de mí a todos aquellos que son interesados; y la fealdad, porque las personas que me aprecian decidieron conocerme más allá de la apariencia. Por supuesto, una idea así tiene sus bemoles. No existe idea perfecta y esta quizá tiene más vacíos que los lugares comunes de algunos libros de superación. Por momentos me suena como el argumento de un novato para la vida, pero por otro lado debo confersarle que me baso en una serie de supuestos semióticos y de observación humana que preferiría no ampliar… daría para un libro.

En algunos círculos esto me atrajo discusiones que daban para toda la noche (si el espacio lo permitía) y en otros casos me miraban con una extraña mezcla de condescendencia, compasión y quizá lástima (siendo ya demasiado alcanzativo). A mí me causa gracia, porque en realidad mi apariencia nunca la consideré importante. Y entonces no falta alguien que me diga: “Es imposible que no te importe tu apariencia… si aparecieras desnudo en algún lugar no caminarías con normalidad”. Ese y otros ejemplos, como usted sabe, se llama reducción al absurdo y es un recurso que se utiliza con tal de tener la razón en algún punto. Y es que el punto es ese: ¿cómo convencerle de algo que para mí es una verdad? Ni modo: es parte de la carga de vida que me toca llevar. Le resto importancia a mi apariencia exterior y ni modo… resulta casi imposible hacérselo saber a los demás. Así que he dejado de intentarlo y permito que crean lo que quieran, que atribuyan mi descuido a la comodidad o tacañería, y que consideren por mí lo que crean más conveniente. Yo sigo elogiando la pobreza y la fealdad, porque aún me siento bien con esa idea.

El dinero es un problema. Si uno no lo tiene, con toda probabilidad la vida sea un caminar cuesta arriba. Para siempre. Pero en un país como el mío (El Salvador), no tener dinero también puede resultar una especie de bendición, porque aquí lo matan por dinero. Da igual la clase social de la que hablemos o de los problemas políticos, económicos o culturales del país. No importa la idea que se le ocurra para darme la contra: en todo el mundo, donde haya civilización, pero en especial en El Salvador, el dinero es un problema. Si no tiene para garantizarse unos buenos guardaespaldas y que no haya alguien intentando difamarlo, ponerle trampas, hundirlo, accidentarlo, desaparecerlo o suicidarlo, o si es de estratos más bajos robarle, extorsionarle, amenazarle constantemente, etc., la verdad es que no tener dinero resulta una bendición. Es cierto que no tendrá garantizado el acceso a la salud (por no mencionar todas las cosas de las que uno queda fuera por el maldito dinero), pero por otro lado tendrá una vida más simple, y si se sabe cuidar y llevar las cosas bien tendrá una vida casi tan buena y duradera como quien se preocupa por lo material.

He olvidado otros detalles, pero esto es más o menos lo que trato de decir —el párrafo anterior— cuando alguien me dice: “Y cómo se te ocurre elogiar la pobreza, si a nadie le gusta estar abajo, todos tenemos ambición de llegar arriba”. A veces prefiero no responder, les doy la razón solo porque sí y bueno… ¿cómo hacerle entender a una persona con ambiciones que existimos otros que tenemos ambiciones no relacionadas necesariamente con lo material? Es como querer convencer a alguien pragmático, superficial y utilitarista que las obras de arte no son inútiles. Y podría hacer otras analogías, pero no vale la pena.

Lo más gracioso es cuando alguien quiere discutir acerca de mi elogio a la fealdad. Los más suspicaces suelen decir: “Eso es tu consuelo para no aceptar que no te sale nada”, o: “Eso te lo has inventado porque estás solo, sin nadie”. Los más ingeniosos suelen decir algo más o menos así: “Es que esa es tu zona de confort, porque así no buscás ir a un gimnasio, aprender otro idioma, hacerte una persona más interesante, que no necesariamente destaquen sus cualidades físicas, pero que sí sea alguien que se estima a sí mismo, que trata de verse bien y sentirse bien”. Con opiniones así suelo sonreír y darles la razón, porque ¿cómo convencerle de que todas esas cosas se pueden hacer para uno, sin necesidad de buscar la finalidad de atraer al sexo opuesto? Porque en el fondo, la discusión es que creen que elogiando la fealdad hago referencia a que busco un consuelo ante mis problemas para flirtear. Así que, ¿todo debe reducirse a eso?

Con fealdad suelo hacer referencia a que no busco la belleza, tal cual. Sé que la frase no es autoexplicativa, y que vivimos en tiempos en que todo debe ser de forma minuciosa detallado y contextualizado. Tardaría una eternidad haciendo matices de cada cosa. Lo único que sé es que elogio la fealdad, porque la fealdad no tiene que preocuparse por seguir los cánones de belleza… no necesariamente debe hacer referencia a que elogiar la fealdad es amar lo horrible, mórbido y monstruoso. Lo malo es irse a los extremos.

Hace años que dejé de preocuparme de si le gusto a alguien o no. No soy asexual, pero no me preocupo si alguien no muestra interés en mí. Porque mi forma de pensar me ha llevado a comprender que si alguien se interesa en mí, no tengo que rogarle por meses o buscarle de manera incansable hasta que me encuentre como una persona interesante. Tengo mi propia frase de cajón: No hay que interrumpir el flujo infinito de las matemáticas humanas. Las personas vienen y van.

Mis amigos, mis familiares cercanos, las personas a las que puedo disfrutar y que nos respetamos de forma mutua nuestras distintas filosofías y formas de pensar, no me miran de pies a cabeza por calzar sandalias o andar las mismas camisas de hace diez años: me aman y están conmigo por lo que soy aquí y ahora. Siguen siendo los mismos seres honestos por quienes meto las manos al fuego. Y si alguien formará parte de mi vida, tendrá que trascender las nimiedades superficiales. ¿Cómo no elogiar la pobreza y la fealdad, si ambos filtros me permitieron eliminar todos los escombros y me dejó únicamente lo que necesito? La fealdad y la pobreza son mis mejores armas, porque lo que tengo para dar trasciende las apariencias. Si es mucho o es poco, que lo decidan quienes me aman, que es a quienes me debo. Pero eso poco o mucho que tengo para dar está ahí y lo ofrezco también con honestidad. Es todo lo que importa.

VoxBox.-

Primero las niñas, ahora estudiantes…

Manifestación de estudiantes en Guatemala. VoxBox.

El miércoles 26, en una manifestación de estudiantes (pidiendo la destitución del director), un automovilista arremetió en contra de los estudiantes, dejando en estado de gravedad a una niña de 15 años.

Opinión.- Luego de que a nivel nacional causó una gran conmoción la noticia de las niñas quemadas en el “Hogar Seguro”, mes y medio después se vuelve a vivir en territorio guatemalteco otra tragedia que vuelve a causar indignación. Y es que el miércoles 26, en una manifestación de estudiantes (pidiendo la destitución del director), un automovilista arremetió en contra de los estudiantes, dejando en estado de gravedad a una niña de 15 años, a quien hasta ahora le han amputado la pierna izquierda, y que posiblemente sería necesario amputarle de igual manera la pierna derecha y el brazo izquierdo.

En Guatemala la falta de protección hacia los menores de edad es preocupante. Analizando la vulnerabilidad de los niños, niñas y adolescentes dentro del territorio nacional, da una muestra de que en el país los menores de edad se encuentran expuestos de manera alarmante en casi todas las actividades donde quieran desarrollarse. En un país donde el acceso a la educación pública es precaria, además existe en promedio (según el INE) una permanencia escolar de 2.3 años, se precisa que el acceso a la educación es precario, y máxime cuando se aumenta en la necesidad de optar por niveles educativos mucho más altos. Es decir, que mientras una persona quiera avanzar dentro del sistema educativo, se acortan en mayor medida sus posibilidades de alcanzarlo.

Esto va de la mano que a través de la educación pública se busca el bien común, a pesar de que la educación pública en Guatemala no sea de una muy buena calidad, pero eso no significa que no se ha tratado de darle cobertura a aquellas áreas donde el crecimiento demográfico demanda la presencia del Estado para brindar educación a una población en crecimiento. Sin embargo, a pesar de tales premisas, la educación en Guatemala hoy en día no es capaz de cubrir la demanda, y en aquellos lugares donde sí existe no necesariamente presta una atención debida.

Esto se trae a colación debido al incidente que ocurrió en la Ciudad de Guatemala, donde por la protesta que se estaba realizando en la calzada San Juan, muchos guatemaltecos hicieron ver su malestar no por el incidente, sino por el hecho de que estudiantes de la Escuela de Ciencias Comerciales N.º 2 estuvieran fuera del recinto exigiendo una respuesta a sus demandas y que el incidente ocurrido fuera una respuesta “natural” a la “agresión” que los estudiantes realizaban en cualquier momento. La protesta no era para amedrentar a las personas que circulaban en el lugar, sino que era para llamar la atención de las autoridades. Pero en respuesta no solo recibieron una trágica agresión, sino el descontento de un sector de la población que al parecer vive acomodada en una burbuja que no permite ver la vulnerabilidad de los adolescentes en el país.

VoxBox.-