Lo que Robin Wright nos ha enseñado del feminismo en “House of Cards”

Robin Wright. VoxBox.

Tanto Robin como Claire nos muestran que un mundo donde la equidad e igualdad de género es posible, aunque nos toque luchar por ello.

Opinión.- Lo confieso: la amo a ella y a su personaje en la serie de Netflix, que ahora lanza la temporada 5 de la carrera política de los Underwood.

Tanto Robin como Claire nos muestran que un mundo donde la equidad e igualdad de género es posible, aunque nos toque luchar por ello. Ustedes lo saben, el tema del trabajo es importante para mí y para millones de mujeres latinoamericanas que aún nos enfrentamos a la brecha salarial con nuestros pares masculinos.

Precisamente Robin Wright ha enfrentado este problema con Netflix, precisamente esta empresa que ha apostado por nuevos formatos, mucho más modernos y adaptados al pensamiento y la lucha social actual (sí, también la feminista con series como la española Las chicas del cable), no ha cumplido con su compromiso de romper la brecha salarial.

Ha sido coincidiendo con el Festival de Cine de Cannes, un escenario que ha dado lugar a declaraciones similares como las de Kirsten Dunst, quien aseguró negarse a adelgazar cuando Sofia Coppola se lo pidió; o Diane Kruger, que afirmó que en Estados Unidos jamás había cobrado más que un compañero masculino. Ahora, Robin Wright ha declarado que Netflix le prometió cobrar lo mismo que el coprotagonista de la serie, Kevin Spacey, y al tiempo descubrió que no era así.

La actriz ha concedido una entrevista para The Edit, la publicación digital de Net-a-porter, donde revela el engaño sufrido por parte de la productora. “Me dijeron que me pagarían igual y les creí, y recientemente descubrí que no era verdad”, asegura Wright. “Así que es algo que tengo que investigar. Claire y Frank (su personaje y el de Kevin Spacey en la serie) son equivalentes en cuanto a poder, unión y argumento en la historia. Puede que yo no tenga tantas escenas o diálogo como Frank, pero porque Claire no necesita verbalizar tanto. Francis es un orador, un poeta. Claire se sienta en la sombra y lo dirige, pero son compañeros en el mismo plano”. Por supuesto, cuando en la entrevista le preguntan si era feminista, la actriz lo tuvo claro: “Lo soy, pero la gente debería volver a buscar la definición. Feminismo es simplemente igualdad”.

Robin Wright acaba de estrenarse, además, al otro lado de las cámaras, como realizadora del cortometraje The Dark of Night, que ha visto la luz precisamente en el Festival de Cine de Cannes. En la presentación de este trabajo, la actriz alzó la voz a favor de la lucha por la igualdad en la industria del cine. “Debemos animar a las nuevas generaciones a expresarse. Feminismo significa igualdad. Y punto. Nos merecemos un mismo salario por el mismo trabajo. Las cosas tienen que avanzar por parte de quienes toman las decisiones y financian las películas que, en su mayoría, son hombres”.

Y claro, hay otras razones para amar a esta actriz, y una de ellas es su coherencia en la lucha por la igualdad femenina. Apoya a una causa muy linda a mi parecer: es el rostro de la campaña #DreamBigger, un proyecto de atención y apoyo  a mujeres que han sobrevivido a la violencia en el Congo, África. Pour Les Femmes es una página web donde se comercializan prendas (casi exclusivamente) femeninas y cuyas ventas sostienen el programa en beneficio de cientos de mujeres. Si se anima a comprar estos productos estará ayudando en parte a más acciones. Eso, chicas: no solo hay que luchar por los derechos propios, hay que apoyarnos entre todas.

VoxBox.-

El señor de los clones fotográficos

Manwe clones. VoxBox.

En todos estos meses he conocido nuevos usuarios de Instagram, y he podido apreciar sus trabajos fotográficos y, en algunas ocasiones, he podido salir a tomar fotografías y aprender de ellos.

Opinión.- A mi llegada a México, hace poco más de un año, estaba por realizarse el meet nacional de Instagram en la CDMX, en los Viveros de Coyoacán. Me invitaron a ir dos iggers —de los cuales ya hablé antes en una publicación—, pero no pude ir.

En todos estos meses he conocido nuevos usuarios de Instagram, y he podido apreciar sus trabajos fotográficos y, en algunas ocasiones, he podido salir a tomar fotografías y aprender de ellos. En alguna ocasión me han permitido aparecer en sus galerías y me he sentido muy honrado por ello.

Me detendré a hablar en esta ocasión de Ángel Castillo, cuyo usuario de Instagram es @yosoymanwe. En agosto de 2015 pasó a ser un usuario sugerido. Para esos días, su galería contaba con fotografías de fachadas de edificios o cualquier tipo de arquitectura, siempre acompañadas de todo el cableado que una gran urbe como la CDMX —o cualquier otra— pueda tener.

En noviembre de 2016 @instagrames (la cuenta de Instagram para los países de habla hispana) publicó una fotografía de Ángel Castillo, en cuyas galerías se puede conocer más de los orígenes de las fotografías con clones.

 

(Le pregunte ese día del origen de su nickname, “Manwe”, y me comentó que es uno de los personajes creados por Tolkien para El Silmarillión).

En estos últimos meses, Manwe ha ido evolucionando su trabajo, ya que ha hecho que los clones fotográficos interactúen entre ellos en situaciones un poco usuales: que se carguen entre ellos mismos, se ayuden a levantarse para tomar impulso y dar una vuelta en el aire, etc. Todo esto a medida de ir experimentando hasta dónde puede llegar su creatividad.

Puedo decir que colaborar con él ha sido una experiencia gratificante. Le he tomado fotografías que posteriormente ha editado y publicado en su galería. Más honrado me he sentido cuando he posado para su lente y he sido yo quien ha aparecido en una de sus fotos en su galería.

En una plática, mientras bebíamos café, me comentó que tarda entre dos y cinco horas aproximadamente en la edición y todo depende de la complejidad de la interacción de los clones. Le pregunté que si antes de tomar una fotografía se imaginaba la escena o si todo iba surgiendo en al momento de tomarla, y me contestó que depende de la situación, que en algunos casos sí lleva la escena ya planeada.

Al final, puedo decir que de lo mejor de esto ha sido aprender, ver y compartir el trabajo con uno de los grandes iggers mexicanos. Ver dirigir las escenas de las pequeñas historias que cuenta en cada una de sus fotografías (la pueden ver aquí: @yosoymanwe)

Alguna vez le pregunté: “¿Qué sientes cuando ves un trabajo terminado?”. A lo que me respondió que, si le gusta como ha quedado, sabe que esta lista para ser publicada en su galería.

🔹🔷🍃🌾🌵🌾🍃🔷🔹 • In cuix oc no ihuiyan, canon ye yuhcan. ¿Cuix oc no ihuiyan canon ximohuayan? Ma tihuiyacan… yece ye nican, in cuicanahuatilo, tlalticpac. Ehuaya xi mocuiltonocan, xi moquimilocan a in tocnihuan. • ¿Acaso ahora con calma, así ha de ser allá? ¿Acaso también hay calma, allá donde están los sin cuerpo? Vayamos… pero aquí, rige la ley de las flores, pero aquí, rige la ley del canto, aquí en la Tierra. ¡Sed felices, ataviaos oh amigos! • “En el mundo rigen las Artes.” NEZAHUALCÓYOTL —El guerrero, el ingeniero, el poeta—. • Náhuatl \ Español. • Zona arqueológica de Tetzcotzinco. Se le conoce como “Los baños de Nezahualcóyotl”, porque así nombró a una de sus pinturas del lugar, el paisajista José María Velasco. Sin embargo, este cerro, lleno de acueductos, fuentes y pilas, era el espléndido Jardín Botánico de Nezahualcóyotl. • Texcoco, Estado de México.

Una publicación compartida de YoSoyÁngel (@yosoymanwe) el

De paso, yo no soy un gran fotógrafo ni el mejor igger, pero pasen a mi galería @JonMochilero y regálenme aunque sea un insulto.

Gracias por la fotografía Ángel Castillo conocido en el bajo mundo cómo @yosoymanwe. Casi que voy a estar sentado así en el Trono de Hierro.

Una publicación compartida de jonmochilero (@jonmochilero) el

Manwe también es un gran ilustrador. En su galería también hay fotografías donde ha puesto sus ilustraciones de fondo, a modo de que parezcan grafitis en las paredes, y en otras ha hecho que grafitis reales interactúen con las personas que aparecen en la fotografía.

VoxBox.-

Escúchenme rugir: las armas ocultas de los Lannister

Lannister. VoxBox.

Ya estamos a menos de 2 meses para que arranque la nueva temporada de Juego de Tronos. ¿Ganarán los Lannister esta partida?

Opinión.- A menos de 2 meses que comience una de las series más aclamadas de la historia, y teniendo fresco en mi mente el tráiler que nos regaló HBO ayer, no puedo evitar sentir que brota desde mi interior mi lado Lannister: y mi rugido se escuchará desde aquí hasta Castamere, hablando en sentido figurado.

No habíamos visto en absoluto nada de pietaje real de la nueva temporada de Juego de Tronos (GOT, como me referiré a la serie en esta nota), solo algunos teaser que no nos decían nada del plot line que seguiría la serie, y justo ayer que la agonía de los fans se hacía evidente HBO decidió premiarnos con uno de los tráiler más acelerados y lleno de emociones: un minuto con cuarenta y cinco segundos que hicieron que los espectadores contuvieran el aliento en una vorágine de acción, fuego y frases que parecerían no significar nada, y sin embargo nos dejan llenos de preguntas y teorías.

Cersei sentencia: “Whatever stands in our way, we will defeat it”, una muy arriesgada afirmación en el juego de tronos. Y si bien los últimos Lannister parecen destinados a la derrota, las seis temporadas anteriores me han enseñado que un león prefiere morir a perder, y los mellizos de pelo dorado se preparan para luchar solos contra del mundo.

Llenos de un heroísmo innato, se preparan y muestran sus armas: un ejército impecable y magnífico con viseras de león, a juego rojo y dorado, y la inteligencia y crueldad que los caracteriza. Desde que Lord Tywin inundó Castamere y acabó con los Reyne y los Tarbeck, sabemos de lo que un Lannister es capaz, y ahora están en el Trono de Hierro. Sabemos que tienen una posición ventajosa, muchos recursos y una posible alianza con Euron Greyjoy que podría atacar The Reach y poner en jaque la posible invasión Targaryen.

Dany tiene a sus dragones, pero los dragones al fin y al cabo son mortales. Littlefinger tiene sus planes, que cada vez parecen menos posibles, y los Stark tienen nuestros corazones, pero no por eso han estado a salvo nunca.

Durante 6 temporadas vimos cómo la serie nos enseñaba una y otra vez que los únicos que prevalecen en este intrincado juego de tronos son los que saben jugarlo, y no me sorprende pensar que los que mejor lo juegan son los crueles y brutales, aquellos a quienes no les importan las vidas que acaben a su paso.

Pero no hay que olvidar lo más importante que tienen los Lannister: a Tyrion, uno de los mayores sobrevivientes de este juego cruel y uno de los jugadores más pragmáticos e inteligentes de la saga.

Tyrion bebe y sabe cosas, eso es lo que hace mejor, y se le da bien sobrevivir y prevalecer, como lo hizo en Erye y en King’s Landing contra sus falsas acusaciones, además de ser un brillante estratega en el campo de batalla —como demostró en Blackwater, cuando defendió la bahía contra la invasión de Stannys Baratheon—.

No obstante, está sirviendo a la última Targaryen viva (si contamos con que Jon Snow no sepa la realidad de su linaje), pero dejando eso de lado podemos ponernos a pensar si estaría Tyrion ayudando dócil y servilmente a Daenerys: ¿podría un jugador tan excepcional estar solo pensando en una vía y no tener intereses ocultos?

Cersei afirma con seguridad que ella y su hermano son los últimos Lannister vivos. Al menos debería tener la certeza que tiene en contra de su hermanito menor, y que quiere ver su cabeza en un pica…

Pero recuerden, fue Jaime quien ayudo a escapar a Tyrion, y no parecía feliz de que su amada hermana haya quemado el Sept de Baelor junto con medio King’s Landing.

Y como dicen: “Un Lannister siempre paga sus deudas”.

Por: Juan Carlos Rivera. Diseñador gráfico y colaborador de VoxBox.

 

 

VoxBox.-

Sexo oral: un gusto adquirido

Sexo oral. VoxBox.

Recuerdo cuando unas amigas comparaban el sabor, la textura y la temperatura del semen con una sopa de pollo, de esas de lata: el sexo oral es un gusto adquirido.

Opinión.- Eso ha funcionado a muchas mujeres que no se atrevían a llegar a ese extremo de quedar nutridas con las proteínas seminales de su pareja: comparar ese líquido masculino con algo que comerías con gusto.

Y esto es el caso únicamente si el individuo no avisa, se excita demasiado que no puede más, o si es un acuerdo mutuo el que “termine en tu boca”.

Pero el sexo oral hecho a un hombre no debe necesariamente terminar en eyaculación. Aunque sí, preguntemos a varios seres del sexo masculino si no sueñan con esa boca que los enloquezca tanto, que no quieren salir de ahí.

Lo que hoy lleva a decir que es “un gusto adquirido” es porque, en pleno siglo XXI, muchas mujeres no se atreven a llegar a ese placer prohibido del sexo oral, y quizás algunas lo intenten, pero no les sale bien o, en el peor de los casos, sienten asco de hacerlo o lastiman a la “víctima”.

El fellatio, como es el nombre de este acto en latín, es una parte muy importante en el arte de la seducción y del acto sexual. Bien ejecutado puede enloquecer hasta al más duro de los hombres.

Es de tener en cuenta de que, al igual que toda actividad que involucra los órganos sexuales, tiene sus riesgos para la salud, por lo que el fellatio debe ser consensuado, nunca obligado, y debe hacerse con una persona con quien tengamos suma confianza para disfrutarlo al máximo, porque implica una intimidad distinta a las demás técnicas sexuales.

Una limpieza exhaustiva de parte del hombre es necesaria, porque a ninguna mujer le gustaría estar sintiendo olores extraños mientras succiona con pasión el órgano masculino que tantas alegrías le brinda.

Y de parte de nosotras, es tomar el pene con la delicadeza de una piedra preciosa. No usar los dientes tan violentamente, porque NO ES UN CHUPETE (¡es de donde salen los hijos, por Dios!). Toda el área genital masculina es un manojo de nervios impresionante que, una vez se conoce con paciencia, sensualidad y mucha delicadeza, puede provocar en tu pareja placeres incontrolables.

Desde la cabecita, pasando por los testículos y el perineo, hasta llegar al ano, el hombre siente a mil por hora cómo se llena de sangre esa parte tan importante de su cuerpo. Es con el jueguito sexual, previo al acto, donde puedes comenzar.

Con besos en la ingle, anticipando una succión de locura en su pene, la erección se va haciendo más evidente (si es que no está ya preparado con solo bajar el cierre de su pantalón), luego pasas tu lengua (una de nuestras armas más poderosas por su suavidad y movilidad) en el prepucio y el glande, y así, vas bajando hasta que subes de golpe succionando deliciosamente (sin exagerar, como que fuese una bebida que está acabándose), y vas con movimientos de cabeza a un ritmo que naturalmente las caderas del individuo van llevándote, tal cual como en la penetración.

Luego, y sin caerse, apóyate con un brazo y con la otra mano vas, primero presionando el tronco del pene hacia arriba y hacia abajo, como masturbándolo, mientras tu boca sube y baja; luego, pasa a juguetear con sus testículos, con movimientos delicados como si de huevos de Fabergé se tratara, tomándolos con la copa de tu mano, acariciándolos con tus uñas, sin llegar a rasgar, solo caricias.

Y si la confianza es tanta, puedes tocar con presión un poco más fuerte el perineo, que es la parte entre los testículos y el ano, como tocando un timbre. En esto el hombre debe ser lo bastante seguro de su masculinidad, ya que puede temer el mito de que por “error” o el éxtasis del momento puedas introducir tu dedo en su ano. Pero no te preocupes, ya que este impase sexual le traerá una erección inimaginable. Lo notarás al seguir succionando, que el tamaño del pene aumentará unos centímetros y su firmeza será espectacular, ya que es, en esos rincones, que se encuentra cerca la próstata, el punto G masculino, y que hace que la excitación llegue a otro nivel.

Muchos “machos”, por el miedo a que eso les guste demasiado, no lo permitirán, pero NO SABEN DE LO QUE SE PIERDEN. Así que puedes convencer a tu pareja de intentarlo, y dejarle saber que NO LE DIRÁS A NADIE, para que su hombría no quede vulnerada. Pero, créeme, que después de experimentarlo, va a querer salir a contarlo a todo el mundo, ya que es un placer tan grande que le gustaría que todo el mundo fuera tan feliz como él.  Todo es cuestión de quitarse prejuicios y hablar de ello.

El sexo oral al hombre es una manera de llegar a una intimidad y comodidad sexual que te hará la estrella del acto, y que, con un poco de práctica y una mente muy abierta, puedes hacer llegar a tu hombre a ver esos “fuegos artificiales” de los que tanto hablan en las películas porno. Y si, además terminas “tragando grueso”,  tu pareja lo apreciará y te convertirás en una de esas mujeres inolvidables por su performance en la cama. ¡Ah! Y un tip más: horas antes de hacerle el sexo oral a tu pareja, invítalo a que coma mucha piña… se lo vas a agradecer.

VoxBox.-

“Get Out”, el horror de las minorías

Get Out. VoxBox.

Get Out es una alternativa diferente con un enfoque mucho más fresco y personal a las películas de horror y misterio convencionales.

Opinión.- El comediante y actor estadounidense Jordan Peele, más conocido por su trabajo de programa de sketchs en Comedy Central, hace su debut como cineasta en esta cinta también escrita por él: Get Out es una alternativa diferente con un enfoque mucho más fresco y personal a las películas de horror y misterio convencionales, aunque con una historia que muy bien podría volverse atemporal, además de unas connotaciones filosóficas y sociales muy poco exploradas.

La trama gira entorno a Chris (Daniel Kaluuya), un fotógrafo afroamericano que es invitado a conocer a los padres de su novia caucásica Rosie (Allison Williams), durante un fin de semana. Al principio Chris se siente incómodo con el trato tan complaciente y la actitud liberal de sus suegros con respecto a su color, pero poco a poco esas pequeñas rarezas van acumulándose hasta llevarlo a sospechar de encontrarse rodeado por miembros de una extraña secta esclavista.

La película tiene entre sus mayores méritos el ser una película de género, cuyo foco principal es la representación tanto protagónica como temática de grupos étnicos minoritarios en sociedades aparentemente avanzadas, recreando situaciones que ciertamente parecen ser bastante cotidianas al principio, pero que son sin duda incómodas, creando de esa forma un nuevo nivel de entendimiento y empatía por lo que implica estar rodeado por una etnia diferente y mayoritaria.

Más que buscar repetir los mismos convencionalismos para dar entender la existencia del racismo y la ignorancia hacia la cultura afroamericana, el guion evita usar un discurso repetido utilizando a su favor la recreación de una nueva forma de racismo contemporáneo y alineamiento social, como lo es el exceso del discurso liberal y lo políticamente correcto.

Este escenario donde predomina la exaltación por la diversidad cultural y el “apoyo” por las minorías étnicas, unido a conceptos de raíz psicológica como es el “lugar hundido”, son muy apropiados para una película de terror como esta, logrando tener diferentes niveles de análisis e interpretación y hasta ramificaciones filosóficas. Pero toda esta reflexión sobre el comportamiento social hacia las minorías se encuentra implícito y subyacente dentro del discurso, sin ser nunca demasiado obvia o redundante.

En lo que a desarrollo en la trama se refiere, resulta ser una película de terror clásica pero llevada a un nivel autoral, gracias al potencial cómico del director Jordan Peele, que no renuncia a su intuición como comediante para explotar el potencial de personajes secundarios como Rod (Lil Rel Howery), para generar risas y momentos verdaderamente entretenidos, agregado a obviamente su experiencia como miembro de la cultura afroamericana.

El final es sumamente satisfactorio con implicaciones bastante  sutiles, que nos hacen dudar de nuestra propia facultad como individuos para interpretar adecuadamente contextos que involucran la autodefensa y además hacer evidentes observaciones sobre las fallas del sistema penitenciario estadounidense con respecto a su trato por las minorías. La película es sumamente recomendable, con un mensaje contundente y además que se encuentra muy vigente.

VoxBox.-

Ha terminado su acto: creo que no volverá jamás

Chris Cornell. VoxBox.

No lloro a Chris Cornell: nunca he sido fanático de él, nunca he seguido su trayectoria, ni coreado sus emblemáticas canciones.

Opinión.- Yo nací un par de años antes que muriera el grunge. Cuando Cobain se decidió desajustarse el cerebro con una escopeta yo solo tenía 2 años. Llegué a ese gran momento del rock demasiado tarde.

Nunca fui gran fan de Soundgarden. Disfruté y sigo disfrutando de cuando en cuando del  Out of Exile de Audioslave. Los solos de Morello me parecieron —y me siguen pareciendo— una experiencia inigualable.

No lloro a Cornell: nunca he sido fanático de él, nunca he seguido su trayectoria, ni coreado sus emblemáticas canciones. Desconozco por completo qué lo pudo llevar al suicidio, y sin embargo creo con sinceraridad que el mundo acaba de perder a un grandioso músico.

Ahora en la mañana leí la noticia de su deceso y en la primera canción que pensé fue en esta de Vicentico (que los medios insisten en decir que era en homenaje a Cerati):

Me perdonan los fans, pero me voy a abstener de poner canciones de Chris Cornell: ya hay suficientes búsquedas en YouTube y Google.

Y aunque no es el rey del rock ‘n’ roll, se ha ganado una entrada VIP al parnaso de los grandes.

¡Larga vida al rock!

VoxBox.-

Crónicas de una mujer sin útero (IV): vivir con miedo

Vivir con miedo. VoxBox.

Vivo con miedo. Ha sido duro llegar a esta conclusión, pero es cierto. Vivo con miedo y debo hacer algo para cambiar esto.

Opinión.- Este miedo ha estado conmigo en varias ocasiones, luego se transforma en enojo, en dolor y por último me toca ir olvidando para tener vida normal, hasta que de nuevo aparece. El lunes apareció de nuevo, regresaba a mi casa, fue un día cansado y mi asma no me había dado el mejor de los tratos en la última semana, pasé a la farmacia y a eso de las 8 p.m. bajé del autobús que me deja a tres cuadras de mi hogar.

De pronto lo sentí, era joven y venía caminando justo atrás de mi, la calle es bastante oscura pero algunas casas prestan su luz como para no ir a ciegas. Sus pasos eran fuertes, por un momento me incomodó y justo cuando pasó una pareja al lado hice un movimiento y él tuvo que adelantarme, se volvió a mi y me dijo “casi chocamos”. Me traía nerviosa y solo atiné a decir, lo siento.

Lo siento.

Cuando vi su cara lo supe, me iba a asaltar. Es de esas certezas que llegan y se apoderan de uno, tuve que pensar rápido cuando vi que cruzó hacia la calle que lleva a mi casa. Justo esa misma ruta que hago cada día, sé perfectamente que hay unos diez metros donde la oscuridad es mayor y la calle se vuelve más sola, desolada. No lo seguí, cambié mi ruta, en fracción de segundos. Crucé la calle justo en la esquina, al otro lado estaba una señora vendiendo pupusas. Cuando estuve justo frente a ella me dijo: “Ese hombre la viene siguiendo”. Ella notó la tensión en mi rostro y yo ya no sabía qué hacer.

Con el rabillo del ojo alcancé a ver que el hombre cruzó la calle en diagonal y ahora iba en el segundo pasaje de la calle. Yo vivo en el primero y pensé que ya estaba a salvo. Agarré lo último que me quedaba de valor y caminé rápido para entrar a mi pasaje, mi casa es la quinta, tenía que llegar a salvo, mis hijos y mi marido estaban esperándome.

Caminé rápido, entré al pasaje y de nuevo lo sentí, perfectamente sentí cuando él ingresó al pasaje detrás de mí. Caminé más rápido, era lo único que se me ocurrió hacer, ¿qué más podía hacer? Al llegar a mi casa no saqué mis llaves, llevaba mi cartera abrazada a mi pecho, me estiré y toqué el timbre, al mismo tiempo llamé a Alejandro, mi hijo menor: “¡Alejandro, abrime!”. Lo dije fuerte, no fue un grito, pero fue impositivo, ¿acaso mi mente usó su última carta? Apelar a la protección de no saberme sola… no sé por qué lo hice, pero no me equivoqué al hacerlo, Alejandro me contestó. Abrió la puerta y al verme supo que algo no iba bien, asomó la cabeza y en ese momento me atrevía a ver atrás. No lo había hecho, estaba temblando del miedo, él estaba justo frente a la puerta de la casa de al lado, vio a Alejandro e inmediatamente se dio la vuelta y caminó de regreso a la calle. Entré a la casa y Alejandro me tomó del brazo, tuve que detenerme en la primera grada para agarrar aire. La crisis de asma me alcanzó y no me soltó por un buen rato.

No pude dormir. Sentía miedo. Siento miedo.

Desde ese momento he pasado por toda una variedad de emociones y pensamientos, desde el miedo y el enojo, hasta la sensación de inseguridad. No quiero vivir con miedo.

Mi familia y algunos compañeros de trabajo me han apoyado con esto. Llegaron los “pero no te pasó nada, gracias a dios”, los “calma, ya pasó”, los “vos sos valiente, verás que ya no pasará”… todos se agradecen porque sé que son sinceras muestras de apoyo, pero… ¿en realidad ya pasó?, ¿de verdad ya no pasará? No. Esto pasa y va a seguir pasando. A mí, a mis hijas, a mis vecinas, a las mujeres de mi familia. Siempre es así. Vivimos con miedo.

Estoy harta de vivir con miedo, no quiero que mis hijas, mis amigas y otras mujeres vivamos con miedo.

Esa misma noche tuitié a la alcaldía municipal solicitando el servicio de luz pública en esa calle. Me determiné a seguir mandando tuits a su cuenta institucional y a la cuenta del alcalde, hasta que me contestaran. Mandé un total de 8 tuits, hasta que me contestaron con un cordial saludo: “Amiga… ya anunciamos el proyecto de iluminación, pronto llegará”. Debo decirlo, estamos llegando al tiempo de campaña electoral, por supuesto que me contestaron, pero no para resolver un problema que no solo me afecta a mí, sino a cientos de habitantes de esa colonia.

¿Debo conformarme con esta respuesta edulcorada? Mi mejor amiga, quien es abogada, me ha asesorado. Debo llevar mi solicitud a la reunión del concejo municipal y pedir que lleguen a poner lámparas de alumbrado público. ¿Cuánto durará esto? No lo sé. Para mientras, debo seguir pasando por esa calle oscura, pidiéndole a mi cerebro que esté atento y listo para evitar que me asalten.

Entre otras cosas que he pensado desde esa noche es comprar un espray de gas pimienta, poner una lámpara con sensor de movimiento justo sobre la puerta de mi casa… y también consideré pedir cambio de horario en mi oficina para no llegar de noche, y si sigo pensando en otras formas de evitar un nuevo acoso llegaría a la conclusión de que no debo salir de mi casa.

Vivo con miedo. No lo he podido evitar. He llorado porque ni siquiera sé cómo superar este sentimiento. No me parece justo.

Lo vi, era joven, quizá de la misma edad de mi segundo hijo, era alto, delgado… iba con una calzoneta de esas que usan los futbolistas y una camiseta, no… no parecía un muchacho de las maras o pandillas. Lo vi, vi su rostro y quizá por el miedo ya no logro recordar los detalles, solo se quedó su  voz rasposa y mi miedo.

En estas 48 horas recordé lo que le he dicho a mis hijas: debemos contar con una red de apoyo cuando nos suceda cualquier acto de violencia, porque sí… este fue un acto violento, no me golpeó, no me tocó, pero sí invadió mi espacio y me dejó este inmenso miedo, del que me quiero deshacer.

Hoy he iniciado trámites en la alcaldía, para que mejoren la iluminación pública. Me lo han dicho claro, no saben cuánto se tardarán.

VoxBox.-

Cómics y novelas gráficas que deberías estar leyendo

Estos son algunos de los cómics que debería estar leyendo, ya sea que le hayan gustado alguna vez o no. ¿No le gustan los cómics ni las novelas gráficas? Bueno, dele una oportunidad a estas recomendaciones y luego me cuenta.

Tips.- Si usted disfrutó desde niño las lecturas de los cómics que se encontró en la barbería, en el mercadito local o en el periódico dominical, tal vez quiera conocer un par de recomendaciones que no están de más mencionarlas.

Leer cómics es como otras costumbres particulares: hay gente a quien no le gusta ni le llama la atención, y hay quienes incluso prefieren la lectura de los pequeños bocadillos en lugar de libros sin ilustraciones.

Corto Maltés, de Hugo Pratt; Las aventuras de Tintín, de Hergé; Astérix el galo, de René Goscinny; y los trabajos más conocidos de Marvel, DC y Disney están fuera de esta lista por esa razón evidente: son ya demasiado conocidos y es necesario mencionar otras propuestas.

Por otro lado, esta no es una lista definitiva ni nada por el estilo, pero sí es un recopilatorio de recomendaciones que espero pueda disfrutar.

¿No le gustan los cómics ni las novelas gráficas? Bueno, dele una oportunidad a estas recomendaciones y luego me cuenta. ¿Qué dice? ¿Me acompaña?

Agujero negro

Una extraña enfermedad de transmisión sexual provoca extrañas mutaciones haciendo que sus víctimas se conviertan en parias de la sociedad. Una historia bizarra y bastante polémica.

Crossed

¿Qué sería peor que un apocalipsis zombi? Que ocurra una pandemia que al infectar a sus víctimas los convierta en asesinos maniáticos, sádicos, con fuerza física y tolerantes al dolor, y con aterradores signos de inteligencia. Sobrevivir suena a casi un imposible, ¿no le parece?

Maus

Un testimonio bastante conmovedor de alguien que vivió una de las etapas más negras de la historia de la humanidad. Contado con gatos, ratones y otros animalitos, para hacerlo menos crudo.

300

De seguro ya conoce la adaptación cinematográfica. Pero el cómic tiene su propia mística y le aseguro que no tiene desperdicio, ya que los detalles son un poco más explícitos.

Palestina

Ni es apología ni condenación: de hecho, es un retrato bastante documentado de un acontecimiento que no admite medias tintas en la opinión pública. Desde mi punto de vista, todo un mérito.

El garaje hermético

Una historia fantástica que se desarrolla en un asteroide donde coexisten mundos superpuestos. Para los amantes de la ciencia ficción será todo un viaje de imaginación.

From Hell

Hay muchas versiones sobre lo que aconteció en Whitechapel y las víctima de Jack el Destripador. Pero esta versión —y aquí me permito ser subjetivo— es una de las propuestas más asombrosas en la historia del cómic. Poética, densa, pero al mismo tiempo una historia razonada y entretenida.

Persépolis

Una chica nos cuenta la historia desde su punto de vista y nos presenta un país herido, en una transición histórica que tomó a todos por sorpresa. Amar y vivir en un país que jamás será el mismo provoca sentimientos encontrados.

Hellblazer

La historia de John Constantine no dejará indiferente a nadie. Eventos sobrenaturales, de vez en cuando un poco de acción y misterio hacen que uno se prenda de una historia con personajes de lo más sorprendente.

La liga de los hombres extraordinarios

Si Sherlock Holmes ya no está, ¿quién detendrá ahora a los enemigos de Europa? Tendrán que reunir a un grupo de personajes extraordinarios: Wilhelmina Harker, capitán Nemo, Allan Quatermain, Hawley Griffin (el hombre invisible), Dr. Jekyll (que por ende es Mr. Hyde), y la aparición de célebres villanos de la literatura clásica.

Parker

La venganza siempre es de los grandes motivos del arte y nunca falla en las grandes historias. Esta historia no será la excepción. Con la reciente muerte de su autor (hace casi un año) quedó un vacío terrible en el mundo del cómic.

Camino oculto

Una joven cree ser el personaje de cada pintura que ve y Giuseppe Bergman tendrá que salvarla de las situaciones más inverosímiles, donde la realidad por momentos parece un cuadro surrealista. Profundamente melancólica y todo un tributo a las grandes obras de arte.

Neonomicon

Un tributo a la obra de Lovecraft, con una historia bastante lograda. Eventos sobrenaturales, seres aterradores y extrañas sectas. Para los amantes del género no tendrá desperdicio.

Pyongyang

Parece una sencilla historia en primera persona, pero en realidad es un testimonio donde se plantea con asombro todas las dudas y convicciones de uno de los regímenes más complejos del mundo.

Scalped

Un nativo americano regresa a su tierra, que se ha convertido en territorio sin ley. Tendrá que hacer uso de todo lo que esté a su alcance para salir de los problemas.

Preacher

¿Qué haría si tuviera la habilidad de anular el libre albedrío en otras personas? Interesante premisa para una historia que tiene además eventos sobrenaturales y que dejará escozor en las personas más susceptibles.

The Sandman

El señor del Sueño, uno de los Eternos, en una serie de aventuras maravillosas que rozan lo poético, además de observaciones muy particulares sobre la condición humana. Gaiman resumió el argumento de la serie así: “El rey de los sueños aprende que uno debe cambiar o morir y toma su decisión”.

Sin City

En mundo violento donde prevalece la impunidad, la ley del más fuerte e incluso las autoridades se prostituyen al mejor postor, aparecerá un antihéroe que resolverá las cosas a su manera: y nadie saldrá ileso.

V de Vendetta

Considerado por algunos como una historia que hace apología de la anarquía, en realidad plantea una distopía en la que la búsqueda de la libertad es un imperativo. Una reflexión extraordinaria.

La feria de los inmortales

Un viajero intergaláctico vuelve a la Tierra después de muchos años y se encuentra con un mundo corrupto y autodestructivo más allá de su imaginación. Conocerá a Horus, quien evidentemente se parece a un dios egipcio.

God is Dead

Un día Zeus se presenta en Ciudad Vaticano y reclama la Tierra como suya. De repente, en diferentes regiones del mundo comienzan a emerger diferentes dioses que reclaman también lo suyo. Es así como comenzará una gran batalla entre dioses.

Watchmen

Un superhéroe retirado, conocido como El Comediante, ha sido asesinado. Rorscharch, otro superhéroe que ahora debe ocultarse, porque ser enmascarado es ilegal, decide investigar el asunto por su cuenta. La verdad que descubrirá le cambiará la vida para siempre.

Habibi

Bastante polémico porque por momentos resulta ser bastante explícito, nos cuenta la historia de una una pareja de esclavos refugiados unidos por el amor que surge entre ellos, junto a todas las adversidades.

Sleeper

Una historia que aprovecha muy bien los recursos del género negro, además del plus de tener en la trama a seres con habilidades singulares.

Supergod

Si las naciones crearan seres superpoderosos para protegerse, ¿cuál es el desastre que podríamos vaticinar? Abuso de tecnología y conocimientos prohibidos, en esta historia veremos el enfrentamiento palpable de nuestros valores espirituales.

100 balas

Digamos que su vida está arruinada que su entorno personal ha sido destruido. Si entonces le dan 100 balas irrastreables para que pueda asesinar a quien quiera, ¿qué es lo que haría? Una excelente mezcla entre novela negra y thriller.

* * *

Hay miles de cómics y novelas gráficas buenísimas. Sé que dejé fuera muchas propuestas excelentes, así que le pido de favor que me ayude a ampliar la lista y las recomendaciones. Cuénteme, ¿cuáles agregaría?

VoxBox.-

Dios aprieta, pero no ahorca

Dios aprieta pero no ahorca. VoxBox.

“Dios aprieta, pero no ahorca”, me gruñó una feligrés urraca que entrometió su nauseabunda placa dental cuando le regurgitaba a un cretino toda la hez de la situación actual de las finanzas públicas.

Opinión.- Ningún lameculos asalariado negaría que nos partimos el ojete más de ocho horas —salvo esos burócratas infames que, sin contar que perciben salarios extravagantes por hacer nada, trabajan, a lo sumo, unas cuatro horas, porque de todos es sabido que toman almuerzos interminables y que pasan el día en la jodarria, chismes de pasillo y conversaciones baladíes, con el agravante de que te tratan como una minúscula mierda— para limosnear un misérrimo jornal que despilfarramos en, cuando menos, cinco minutos.

Si meditan en tal paradójica aberración laboral, concluirán que, de algún modo, la vida se nos va entre cuentas y facturas, cobros y pagos, intereses creados y necesidades frívolas, raterías estatales e impuestos —¡miles, millones de impuestos!—, déficits abrumadores y presupuestos fantasiosos, y, cuándo no, aflicciones de espíritu, estrés financiero, insomnios angustiosos, calamidades de billetera y, lo que es peor, llamadas amenazantes de rechonchos acreedores rapaces. Es más: “Nacimos debiendo, vivimos pagando y morimos endeudados”.

“Dios aprieta, pero no ahorca”, me gruñó una feligrés urraca que entrometió su nauseabunda placa dental cuando le regurgitaba a un cretino toda la hez de la situación actual de las finanzas públicas y, por ende, la de todos nosotros. Dios aprieta, pero no ahorca, porque de otro modo sería menos divertido para él. ¿Por qué razón habría de desnucar de un solo vergazo al pajarraco? Si Dios existe —porque todos tenemos el derecho de la duda— de seguro es un banquero: el banquero que le presta a los banqueros que nos prestan con usura desgarrante.

Tanto hay que prestar para comprar la casa, que cuando ya la hemos terminado de pagar… ¡ya hay que morirse! Sí, 25 años, 25 años serviles, 25 años serviles pagando una pocilga cochina de metro por metro, en la que apenas caben las nalgas granosas de la suegra. Y ya no se diga si deseamos aparearnos en esas cochinas pocilgas de metro por metro, en las que siempre escuchamos los pujidos lujuriosos y pornográficos de los vecinos.

¡A duras penas terminamos de pagar el frigorífico! ¡Y se descompone la maldita televisión! Si queremos cama, a endeudarse; si escritorio, a endeudarse; si sofá, a endeudarse; si lavadora, a endeudarse; si mesa, a endeudarse; si armario, a endeudarse; si cocina, si alacena, si equipo de sonido, si juego de comedor, si celular, si computadora, si tablet, si automóvil, en fin… La vida es una despreciable sucesión de gastos, un pacto hasta la muerte con el banco, un eterno retorno de la deuda para adquirir nuestras pequeñas mierdecitas con obsolescencia programada.

¿No te alcanza? Para eso existe el bancario generoso, para sacarte de apuros, para que compres lo que te ronque el alma, para “salir de las aguas”, para dártelas de pródigo en pleno centro comercial, para alucinarle a tus compinches y a los culos tu nueva nave, para creértela de que tienes dinero.

Por qué no vas y coges un préstamo. Gástalo. Refináncialo. Extrafináncialo. Hipotécate. Adquiere una tarjeta de crédito y “tópala”. Ve y pide un adelanto salarial en el cajero electrónico. Anda y fíale a la urraca codiciosa de la tienda para pagarle a fin de mes. Compra esto o aquello. Consume. Atragántate. Llena tu patético vacío espiritual con pendejadas que no necesitas. Ve y putea a mengano en Viernes Negro por arrebatarte la oferta. Anda, máquina compulsiva, y deja que te expriman hasta el último centavo de tu pírrico salario. A fin de cuentas para eso es el dinero. Para gastarlo. Para deberlo desde antes de que llegue a nuestras manos. Para pedirlo prestado a los bancos —los mayores parásitos no biológicos de la humanidad—, para que psicópatas como David Rockefeller puedan vivir 101 años, para que bancarios voraces como David Rockefeller puedan trasplantarse seis corazones a costillas de medio mundo.

¡Seis corazones! Un bancario psicópata con afición por los insectos, que vivió 101 años a costa de medio mundo. Un insecto psicópata bañado en billetes a costillas de medio mundo que se trasplantó seis corazones. ¡Seis corazones! Cuando a nosotros no nos alcanza ni para trasplantarnos una pezuña de cerdo.

Necesito un trasplante de corazón. Necesito 101 años para pagar mi casa. Por el momento, terminaré con una cita de John Adams, porque tengo que ir a pagar la maldita tarjeta de crédito: “Hay dos maneras de conquistar y esclavizar a una nación: una es con la espada, la otra, con la deuda”.

 

VoxBox.-

Las verdaderas mamás luchonas

A todas y cada una de ustedes, gracias por ser el ejemplo que necesitamos, por darnos la fortaleza de no rendirnos, porque son ustedes las verdaderas mamás luchonas de la vida.

Opinión.- Ser madre me parece uno de los trabajos más difíciles de la vida, porque hacerse cargo de una persona de manera económica, social y moralmente no es de cualquiera. Solo alguien que esté motivado a hacerlo y dar lo mejor de sí puede desempeñarlo, eso sin mencionar que no es remunerado y la privación de varias necesidades individuales, con lo que se ve reducida para poder mantener, de manera eficiente, las necesidades de los hijos.

En El Salvador es difícil ser mamá, porque existen muchos factores que limitan desempeñar dicho rol. Por ejemplo, no nos encontramos en la mejor situación económica, lo que obliga a muchas mujeres a conformarse con lo que el deplorable mercado de trabajo en el país ofrece: desde puestos explotadores en las maquilas, a servicios domésticos con familias de posiciones socieconómicas más altas, hasta vender en los mercados o calles. Otras tienen un poco más de suerte y emprenden sus pequeños negocios o se asocian con organizaciones para poder vender sus productos, algunas más alcanzan puestos en oficinas o empresas, y unas pocas ejercen su trabajo de manera profesional

Pero no solo basta tener dinero para criar a los hijos que se tiene o vienen en camino: se necesita amor, comprensión y atención para ellos. Muchas veces las necesidades afectivas se ven en segundo plano, porque el ganar dinero y darles aquello que ellas nunca tuvieron es importante. Como ven, el trabajo de ser mamá es complicado, en especial con aquellas que se encargan por sí solas de desempeñarlo. Sin ayuda o con ayuda mínima tratan de salir adelante haciendo mil malabares y sacrificando todo. Con esto hay que mencionar otro factor que saca lo mejor de una madre luchona: el abuso. Sea en el trabajo, la comunidad e incluso en el propio hogar, estas madres soportan cualquier tipo de maltrato para ver a sus hijos crecer y darles, aunque sea, lo necesario.

Esto es una descripción simple de lo que muchas madres enfrentan a diario en el país. Y a pesar de que existe un día específico para poder conmemorar todo lo que hacen por nosotros, es importante recalcar que no basta con reconocer y llenarnos la boca de “felicidades en tu día” hipócritas, “te quiero” efímeros y “ayudas” de un día. Que esta celebración sea un recordatorio de aquellas historias personales y ajenas de aquellas mujeres que incluso han dado la vida por sus hijos.

Un gran abrazo y felicitaciones para las madres solteras, las que trabajan día a día bajo el sol, lluvia y sin descanso, para las madres que no se dejan vencer ante nada ni nadie y siguen luchando para ver a sus hijos en la cima.

A cada una de ustedes: gracias por ser el ejemplo que necesitamos, por darnos la fortaleza de no rendirnos, porque son ustedes las verdaderas mamás luchonas de la vida.

VoxBox.-