Disney: El arma secreta para conquistar al mundo

Disney. VoxBox.

La gira de Walt Disney como enviado del presidente Franklin Roosevelt a Latinoamérica, en septiembre de 1941, marcó el inicio de la conquista cultural gringa.

Detalles.- En septiembre de 1941, en el propio apogeo de la Segunda Guerra Mundial, Walter Elias Disney visitó cuatro países de Latinoamérica, por encargo directo del presidente Franklin  Roosevelt. Aquel viaje es considerado un punto de partida de la colonización cultural de la región.

“Ocurrió en vísperas de la Guerra Fría, cuando se estaba estableciendo la disputa cultural por los imaginarios colectivos. Disney es una figura central en este enfrentamiento, ya que el cine es una herramienta fundamental para el canon occidental. Las producciones culturales de esta industria comienzan a masificarse en esta época”, aseguró el sociólogo Miguel Ángel Contreras Natera, profesor investigador de la Universidad Central de Venezuela a Sputnik.

Estados Unidos había comprendido la eficacia de las pantallas del cine y la televisión para influir en las personas, así que Roosevelt decidió que lo mejor era enviar a su principal embajador cultural.

Los cuatro países elegidos fueron Chile, Argentina, Brasil y Uruguay.

Disney mantuvo reuniones con altos representantes de todos los gobiernos, incluidos presidentes, para transmitir el mensaje del mandatario estadounidense.

En diciembre de ese año Uruguay rompió su neutralidad, cortó relaciones diplomáticas con los sucios comunistas e intentó influir para que otras naciones hicieran lo mismo.

Tres años después llegaría el corto de Disney El pelícano y la agachadiza. Los pájaros protagonistas se llaman Monte y Video, palabras que unidas forman el nombre de la capital uruguaya.

Así, después de aquella gira, el creador del Ratón Mickey comenzó a producir personajes estereotipados de la región, enamorando así a las audiencias latinas.

“Mickey Mouse es una marca que conformó imaginarios basada en prejuicios de cómo EE. UU. mira a la región. Disney pasó a ser uno de los embajadores culturales en la guerra blanda contra América Latina y el mundo”, continúa Contreras.

La guerra psicológica

Algunos años después de la gira de Disney, el presidente gringo Dwight Eisenhower dijo que la guerra más importante era la psicológica.

Muy sospechoso, ¿no?

No. Para nada sospechoso. De acuerdo con el académico, los vínculos entre cine y política se vuelven evidentes cuando uno observa el papel que cumplió el senador Joseph McCarthy en la conformación de espacios de censura. Aquella época oscura del cine, conocida como macartismo, de la que nos buena cuenta la película Trumbo.

Cine, política y Disney

Pero la relación solapada entre cine y política en Estados Unidos se vivió en muchas otras etapas: Fiebre de sábado por la noche, dice el sociólogo, es una película que muestra el modelo del nuevo joven, un individuo de clase obrera que trabaja de lunes a viernes y que utiliza los fines de semana para bailar música disco. Una vida desenfadada, sin muchas preocupaciones, sin mucho interés político o social. Ideal para los gobernadores.

Ha sucedido más recientemente con películas como Contacto, en las que Estados Unidos nos quiere demostrar lo importante que son la seguridad nacional y así excusarse de los muchos atropellos que cometen.

¿Ven cómo todo lo que consumimos, vemos o escuchamos siempre lleva un trasfondo político?

Lo mejor para evitar la manipulación masiva es y será siempre la educación de los pueblos y de los individuos.

VoxBox.-

Ir a la escuela ya no sirve de nada, según Banco Mundial

Escuela. VoxBox.

¿De qué sirve ir a la escuela si no se obtienen las herramientas básicas para defenderse en la vida? De nada. Así de simple.

Detalles.- ¿Recuerdan aquel épico momento cuando una youtubera mexicana dijo que dejaba la “pinche escuela porque no servía de nada” (o algo así)? Pues resulta que el Banco Mundial le ha dado la razón: la escuela ya no es sinónimo de aprendizaje.

Y es que el Banco Mundial ha presentado su Informe sobre el desarrollo mundial 2018: Aprender para hacer realidad la promesa de la educación, y en él revela que, aunque millones de niños en el planeta van a la escuela, no aprenden ni siquiera lo básico para escapar de la pobreza.

El Informe llama a esto una “crisis de aprendizaje”. Pero eso ya lo veníamos intuyendo desde hace varios años.

Los profesores universitarios lo saben: cada año, cada nueva generación de nuevos ingresos llega con más deficiencia, con más problemas para aprender, con menos capacidades de análisis. Y esos los que logran entrar a un aula universitaria.

Millones de jóvenes de países pobres

Por supuesto, como todo lo que sucede en el mundo, este problema es más grave en los países más pobres.

¿De qué sirve ir a la escuela si no se obtienen las herramientas básicas para defenderse en la vida? De nada. Así de simple.

Es decir: ir a la escuela nunca ha sido más inútil como ahora.

En casos concretos como Nicaragua, el Banco Mundial dice que solo la mitad de los escolares de tercer año (de primaria) sumaban correctamente cuánto es 5 + 6.

El dato da para un sinfín de memes y carcajadas, pero viéndolo detenidamente es bastante preocupante.

Sin aprendizaje la educación no podrá ser el factor determinante para poner fin a la pobreza extrema, generar oportunidades y promover la prosperidad.

¿Qué puede significar a futuro que los niños no estén aprendiendo?

Fácil: más pobres, más pobreza, más profundidad en la brecha. Más de todo lo malo que ya hemos vivido.

Otras variantes

En América Latina, en especial en zonas como Centroamérica y parte de México, el problema de la educación es mucho más profundo en zonas donde las pandillas o el narcotráfico han acaparado todo.

Imaginemos entonces el panorama: niños en zonas vulnerables que hacen un esfuerzo supremo por ir a la escuela, sorteando todas las trampas que su contexto les impone, para que al final no puedan aprender nada útil.

En El Salvador, por ejemplo, 7,900 niñas desertaron de la escuela en 2015, por embarazo. Únicamente 2,231 se mantuvieron en la escuela.

Una desgracia, un problema moral que ningún país está enfrentando como se debe.

Así es cómo las sociedades modernas han terminado por darle la razón a La Mars: estamos hasta la madre del “pinche sistema pendejo retrógrada en el que hemos estado sumergidos por toda nuestra vida”.

Así de desgraciados deberíamos sentirnos.

VoxBox.-

Muere a los 91 años Hugh Hefner

Hugh Hefner. VoxBox.

Hugh Hefner, el empresario fundador de la famosísima revista para caballeros PlayBoy, falleció este día a los 91 años, según reportan diversos medios de comunicación.

Noticias.- El fundador de la revista Playboy, Hugh Hefner falleció este día a los 91 años.

Hugh Marston Hefner fundó la revista Playboy en los años cincuenta, convirtiéndose en un abanderado de la revolución sexual.

La fundación de Playboy

Fundada en Chicago en el año 1953, Playboy se financió con un préstamo de mil dólares proveniente de la madre de Hefner, y al poco tiempo se transformaría en mucho más que una revista picaresca, con celebridades de todas las procedencias disputándose las codiciadas portadas, las cuales se convertirían en un símbolo de consagración para actrices, modelos y otras personalidades del mundo del entretenimiento.

Hugh Hefner rompió tabúes sexuales mientras que Estados Unidos se recuperaba de la Segunda Guerra Mundial y conquistó el mundo con sus famosas conejitas y su famosa mansión.

Para muchos, un villano que se aprovechó de la sexualización y cosificación de las mujeres. Para otros, un héroe que supo desmitificar la vida sexual de una sociedad todavía muy conservadora.

VoxBox.-

La playlist new age para sobrevivir mitad de la semana

New age. VoxBox.

La mitad de la semana suele ser calamitosa y caótica, y el estrés en niveles estratosféricos: los científicos de VoxBox prepararon esta playlist new age para sobrevivir.

Música.- Es miércoles y el estrés lo sabe. No podemos bajarte la carga de trabajo que de seguro te mantiene en un estado de enojo permanente, pero al menos podemos regalarte música.

El equipo de investigadores científicos de VoxBox ha determinado que la mejor forma música para bajarle al estrés y las ganas de putear al jefe es el new age.

Así que dele volumen y disfrute el viaje:

Adiemius, de Karl Jenkins

Esta canción fue utilizada para la película Avatar, tal como se puede ver en el video. Una pieza ideal para comenzar a relajarse.

Now We Are Free, de Lisa Gerrard

De esas canciones que uno las escucha y comienza a preguntarse: ¿A dónde la he oído antes? La respuesta es sencilla: Gladiator. Recomendada por los expertos para agarrar valor hasta que llegue el viernes.

Only Time, de Enya

Una de las máximas representantes de este género. Su nombre completo es Eithne Pádraigín Ní Bhraonáin. La conocemos simplemente como Enya:

Orinoco Flow, de Enya

No nos gustan los títulos, pero casi estamos seguros de que ella sería la reina de este género. Así que van dos:

Nightingale, de Yanni

Y ya que estamos con las etiquetas, si Enya es la reina, sin duda Yanni es el rey. Esta canción es solo una de las muchas obras maestras que este griego nos ha regalado:

Within Attraction, de Yanni

Habría que añadir que Yanni también fue conocido en América Latina, porque sacó un par de álbumes con algunas voces famosas del continente como José José, Cristian Castro y Olga Tañón:

Until The Last Moment, de Yanni

La idea de esta lista es que sea música para relajarse, pero si pueden echarle una vista a este video no estaría nada mal:

Return To Innocence, de Enigma

Otro de los grandes favoritos de este género. Si alguna vez has escuchado este tipo de música, de seguro los conoces aunque no te sepas el nombre.

Sadeness, de Enigma

No por gusto este sencillo vendió 5 millones de copias (SOLO el sencillo) a nivel mundial.

Don’t Go Away, de Era

Directito desde 2003, desde el álbum The Mass, llega Era. Un momento muy plácido, una canción ideal para casi todo:

Ameno, de Era

La letra está escrita en latín macarrónico… sí, eso existe y sí, no podemos agregar más nada: a darle volumen. La vida es efímera, relájate:

¿Cuál otra agregarías?

VoxBox.-

Ayotzinapa: 3 años de recuerdos dolorosos

Ayotzinapa. VoxBox.

Los padres de los jóvenes de Ayotzinapa que estudiaban para ser maestros han seguido una ardua lucha para esclarecer la masacre: han recorrido barrancos, zanjas y morgues.

Opinión.- Hace exactamente 36 meses desaparecieron 43 jóvenes de Ayotzinapa. Solo uno ha logrado ser identificado y declarado muerto y los restantes 42 son aún un recuerdo doloroso, una causa angustiosa, una pregunta sin respuesta.

¿Dónde están los normalistas?

Esto pasó en México, pero esto puede pasar en cualquier país de Latinoamérica; Honduras, El Salvador, Chile, Colombia, Venezuela, todos esos países tiene en común algo con México: el alto índice de desaparecidos por diversas causas.

Pero el caso de Ayotzinapa es peculiar. Esta masacre ha enlodado al Gobierno mexicano y ha puesto al país en el ojo al sistema judicial, que a esta fecha no ha enjuiciado a nadie y no ha declarado a ningún culpable.

Treinta y seis meses de búsqueda de jóvenes en delegaciones policiales, hospitales, en morgues. Luego búsqueda de cadáveres, de testigos y de culpables. Treinta y seis meses de búsqueda de justicia y de esperanza, de vida.

Los padres de los jóvenes que estudiaban para ser maestros han seguido una ardua lucha para esclarecer la masacre. Han recorrido barrancos, zanjas y morgues, cárceles y hospitales. Han recorrido el país entero. Mucha gente los ha apoyado desde redes sociales. Epigmenio Ibarra, productor de televisión mexicano, durante cada noche, desde hace tres años, hace un recuento de los nombres de las víctimas de este evento atroz, junto a otros casos de muerte y desaparición forzosa por parte de las fuerzas armadas del país.

A esta iniciativa se han sumado actores, artistas y la población que aún lucha por condiciones justas, donde se puedan expresar libremente opiniones opuestas a las del gobierno.

Cuarenta y tres jóvenes no están con sus familias desde hace tres años. En esos tres años casi nada ha cambiado en México y tampoco en el resto de Latinoamérica, donde a diario siguen desapareciendo jóvenes en manos de la delincuencia, del narcotráfico o del gobierno, haciendo cada vez más difícil seguir luchado por un mundo más justo, un lugar dónde manifestarse. Decir que no se está de acuerdo con el sistema solo te lleva a la muerte, a la exclusión social o al ridículo.

VoxBox.-

Top 15: Canciones para comunistas de redes sociales

Comunistas. VoxBox.

Porque todos hemos tenido nuestra etapa de pseudorevolucionarios, de chairos o mamertos, como gusten llamarlo. Aquí dejamos esta lista de canciones que nos llenan de orgullo proletario.

Música.- Progres, chairos, mamertos, pseudorevolucionarios, antisistemas de restaurante, comunistas de centros comerciales: no importa cómo los llames. Todos conocemos a uno que siempre busca plantear una cómoda oposición al sistema actual que rige al mundo.

Pero no nos tomen a mal, porque en el fondo casi todos padecemos de esa enfermedad extraña de querer curar al mundo, pero sin dejar de ser parte de la enfermedad.

Para todos los que alguna vez tuvimos el ideal de cambiar al mundo (¡ternuritas!) desde nuestra cuenta en Twitter, y para todos los que nos emocionamos cuando alguien se atreve a cantar lo mal que está el mundo, para todos, es este top.

¡Revolución o muerte!

15. Gimme tha Power, de Molotov

Cómo no, mi gente, cómo íbamos a comenzar esta lista que busca derrotar al sistema con la canción de hastío clasemediero por excelencia. No se sienta mal, dele volumen y cántela. Sabemos que, como nosotros, se la saben completita.

14. Frijolero, de Molotov

Bueno, ya que estamos en estas, pasemos a la siguiente canción chaira (término acuñado por los hermanos mexicanos) por excelencia. Una canción que parece haber rejuvenecido con la llegada de Trump a la silla presidencial más importante de Babilonia.

13. La carencia, de Panteón Rococó

Un fantasma recorre el cuerpo de los progres: el fantasma del ska. ¿Quién dice que no se puede hacer conciencia social mientras se disfruta de una merecida bailada?

12. Matador, de Los Fabulosos Cadillacs

Todos conocemos el ritmo, todos hemos intentado imitarlo con nuestras palmadas azotando alguna superficie. No conocemos de quién habla exactamente esta canción, pero sin duda era un revolucionario con todas las credenciales, igual que nosotros los que la cantamos.

11. Mal bicho, de Los Fabulosos Cadillacs

Esta canción trae consigo una profundidad semántica que solo los más revolucionarios somos capaces de comprender, así que si no entiendes por qué está aquí, debes de ser un maldito reformista.

10. Latinoamérica, de Calle 13

Podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que Calle 13 es el gran heredero de Molotov en el imaginario progre. “Mano de obra campesina para tu consumo. Frente de frío en el medio del verano. El amor en los tiempos del cólera, mi hermano”. Imposible no henchir el pecho con fervor revolucionario, con esas referencias literarias latinoamericanas.

9. Alto al fuego, de Alux Nahual

Y nos vamos directo a Guatemala. Esta vez se trata de una banda no tan conocida internacionalmente, pero para los guerrilleros tardíos de Centroamérica esta canción es una oda al martillo y a la hoz que tanto amamos.

8. Si el norte fuera el sur, de Ricardo Arjona

Sabemos que todo pseudorevolucionario es por descontado un pseudointelectual. Sabemos, además, que a este último espécimen le resulta traumático que le mencionen al guatemalteco, pero seamos honestos: los versos que componen esta canción alguna vez avivaron la llama de la revolución. Si la deuda externa le robó la primavera, cántela:

7. Latinoamérica, de Reincidentes

¿Quién dice que las grandes revoluciones no pueden llevar un buen rock? Estos españoles le cantaron a la liberación del pueblo contra la opresión del “gran vecino cerdo asesino”. Y eso que no habían visto a Donald Trump.

6. América Latina ¡Libre!, de Ska-P

Hermano peruano, hermano colombiano, hermanos latinoamericanos: esta canción (también de unos españoles) nos recuerda que con nuestra sangre hicimos la revolución… tal vez no tanto con nuestra sangre como con nuestros tuits, pero se entiende la idea.

5. ¿Dónde están los ladrones?, de Shakira

A ver, camaradas, no se enojen con nosotros. La Shakira que hizo dueto con Maluma no tiene nada que ver con la Shakira de ¿Dónde están los ladrones? Para la generación que conoció a aquella rockerita antisistema, saben que esta canción es importante en su conciencia de clases.

4. Las casas de cartón, de Los Guaraguaos

Clásico de clásicos: “Viene bajando el obrero, casi arrastrando sus pasos por el peso del sufrir”. Marx llora de felicidad cada vez que uno de sus seguidores entona esta canción.

3. Huracán, de Pedro Aznar

“Pero lo que ellos no saben, lo que no sabrán jamás es que aquí en nuestra tierra, de la montaña hasta el mar, sopla una brisa ligera que va a volverse huracán”. Aznar hace este poema/canción para recordarnos que esa brisa canción es el comunismo que un día triunfará.

2. Somos Sur, de Anna Tijoux

Esta canción es más nueva, y muchos comunistoides de hueso colorado no la reconocerán, pero las nuevas generaciones proletarias ya las aceptamos como un himno más de nuestra lucha.

1. Sr. cobranza, de Bersuit Vergarabat

¡Adiós el muro, Estalinista! Los demócratas de mierda y los forros pacifistas: Señor Cobranza, como lo señala algún camarada en Youtube, debería ser el himno oficial de Latinoamérica (por favor, ténganlo en cuenta cuando triunfe la revolución en la Patria Grande)

BONUS TRACK SOCIALISTA: Los dinosaurios, de Charly García

Esta canción la metimos, porque se nos pegó la gana y no por una razón estrictamente revolucionaria, debemos admitirlo. Pero es que a Charly García no lo podíamos dejar de lado, sobre todo con esta canción que tiene un mensaje claro pero encriptado, para que la burguesía no la comprenda. Los Dinosaurios VAN a desaparecer, ergo gobernará la dictadura del proletariado. Gracias, camarada.

BONUS TRACK COMUNISTA: Amor prohibido, de Selena

Una canción que haría sonrojar al mismísimo Karl Marx. La conciencia de clase expuesta de forma magistral por la camarada Selena no tiene desperdicio. Una crítica profunda al sistema capitalista, a la represión de la superestructura encabezada férreamente por la burguesía voraz contra el glorioso pueblo, y un señalamiento enfático y clarividente hacia el patriarcado opresor de las causas feministas. Selena no dejó cabo suelto con esta obra de arte.

VoxBox.-

Canciones que deberían ser más famosas

Canciones que debieron ser más famosas. VoxBox.

Ahora les traigo una lista de sencillos que creo que deberían ser más famosos en nuestra región latinoamericana:

Música.- Como la última vez les vine a imponer mis gustos musicales, decidí hacerlo de nuevo, trayéndoles una lista de sencillos que creo que deberían haber tenido más éxito en nuestra región latinoamericana. Esta lista ha pasado por un arduo proceso de curaduría validado por mí mismo.

Aquí se las dejo, sin más preámbulos

Last Dance, de The Raveonettes

¿Han notado que a veces un video puede ayudar a que una canción normalona sea más trascendente? Pues en este caso, no es así. El video tan feo que le hicieron arruina la experiencia que deberían tener al solo escuchar esta canción del disco In and Out of Control, del año 2009.

I Still Remember, de Bloc Party

Voy a serles honestos: Yo quería poner Kreuzberg, pero gracias a una rigurosa y profunda investigación, vi que no fue sencillo oficial del disco A Weekend in the City. Pero esta sí. Seguro habrá quien diga: “¿Quién no conoce a Bloc party? ¡Mis amigos y yo amamos este disco y siempre estamos hablando de él en nuestros tuitbooks!”. Pues qué suerte para usted y sus amigos cultos, pero ¿no le gustaría poder poner esta canción en una reunión y que todo el mundo la gozara como aparentemente pasa hoy con los jovencitos han redescubierto Mr. Brightside?

Only the Young, de Brandon Flowers

Hablando de The Killers, tenía que mencionar este sencillo del disco en solitario de Brandon Flowers. La canción es buenísima y el video, dirigido por Sophie Muller, también. Esto hace más inexplicable para mí que las masas no cayeran ante su encanto. Quizá sea porque extrañaban al grupo o por la religión de Flowers. Sea como sea, durante esta época yo deseé que Flowers y Muller buscaran colaborar con la siguiente mujer rara.

Waiting in Vain, de Annie Lennox

Aquí me podrían decir que en su época sí fue un “éxito” o que tuvo exposición como parte de la banda sonora de Serendipity, pero yo no creo que mucha gente haya visto esa película, o si la vio, la recuerde. El punto es que, para mí, debería haber sobrepasado la barrera generacional y ser una canción ampliamente conocida. En general todo el repertorio de Annie Lennox debería ser de conocimiento general. Me parece una de las cantantes más interesantes y supongo que a John Malkovich también y, por eso, aceptó salir en su video de Walking on Broken Glass.

Love Thy Will Be Done, de Martika

Otra mujer que fue famosa en el pasado fue Martika, semiresucitada por Eminem gracias a Like Toy Soldiers. Martika fue otra de las que estuvo en su momento bajo el ala protectora de Prince, y esto se nota particularmente en esta canción producida por él y que incluye sus segundas voces. La impecable fotografía de su video y sus estampas de Cuba deberían haber hecho a esta una canción más apreciada en la región incluso hoy.

The Sound, de The 1975

Si no ha oído todo el disco I Like It When You Sleep, for You Are So Beautiful Yet So Unaware of It, dese la oportunidad. En El Salvador se le dio algo de rotación a She’s American, que es una de las mejores del disco, así como A Change of Heart (cuyo video me decepcionó enormemente). Antes de estos dos sencillos, lanzaron The Sound (en realidad este fue el cuarto del disco). Lo elijo porque creo que tiene un gran potencial, al combinar un sonido ochentero con una producción moderna que puede atraer a gente más joven.

Escapee, de Architecture in Helsinki

Yo le sugeriría que oyera los discos Moment Bends y Now + 4Eva completos, si siempre ha sido un poco aseñorado, pero en su mente aún es joven y le gusta lo que suena “moderno”, pero no tan “moderno” como para que parezca una intercambiable canción de “Sia/Rihanna con colaboración de Calvin Harris, remix de Zedd”. Elegí esta canción de Architecture in Helsinki, porque fue la primera que llegó a mí y tiene un sencillo pero bonito video, que puede servir para que usted sienta curiosidad por el resto de su música. Como sencillo, debería haber tenido mucha más difusión.

Into The Ocean, de Blue October

Este grupo originario de Texas ya tiene varios discos y está ya en su madurez, así que dudo que logre a estas alturas captar a un gran público latino. Si algún adolescente con ira o depresión quiere expandir sus horizontes, podrá encontrar varias opciones en su catálogo musical. Yo elegí compartirles esta porque, siendo de las más accesibles, debería haber suscitado mucho mayor interés. Que conste, no por ser más accesible o “comercial” deja de ser buena. Además, es uno de los pocos videos realizados por el grupo.

Huitzil, de Porter

También quise elegir algo en español. Esta canción es, para mí, lo mejor que han hecho post (hoy hermano) Juan Son. Siento que la producción puede atraer tanto al hípster “que no oye cualquier cosa y aprecia el arte y concepto de sus grupos”, como al que simplemente quiere un buen beat y una letra que no solo hable de cómo te partió el corazón tu amor de verano.

Dancing On My Own, de Robyn

Quise terminar con este himno para los solitarios. Esta canción solo es realmente famosa en países angloparlantes. A mis 33 años, aún me hace soñar con el momento en que suene en un bar antes de cerrar y que todo el mundo la reconozca, y que, en su borrachera, empiece a cantarla y bailarla con toda la energía reservada para clichés de karaoke como Hacer el amor con otro o La planta. Mi parte favorita: “The lights go on, the music dies, but you don’t see me standing here. I just came to say goodbye” (“Las luces se encienden, la música muere; pero vos no me ves parada aquí. Solo vine a decir adiós”).

Si les da un poquito de curiosidad, pero no la suficiente como para ir a buscarlas una por una, aquí se las dejo ya listas en Spotify:

VoxBox.-

El lado oscuro de Taylor Swift: “Look What You Made Me Do”

Taylor Swift / VoxBox

El pasado 21 de agosto, Taylor Swift empezó a lanzar videos de una serpiente, una serpiente muy rara. Eso nos tuvo que haber dado una pista de que algo venenoso iba a reventar.

Opinión.- Taylor Swift nos ha tenido en suspenso suficiente tiempo. We know, los rumores, los chambres, los novios, las fotografías, las peleas deben ser too much drama para Queen Tay.

Y esto sí que no lo vimos venir… el lado oscuro de Taylor Swift. Borró todas sus fotos y publicaciones en redes sociales, el silencio se volvía ensordecedor. Algo grande y oscuro venía. Lo sabíamos, pero lo que no sabíamos era cómo.

El pasado 21 de agosto, Taylor empezó a lanzar videos de una serpiente, una serpiente muy rara. Eso nos tuvo que haber dado una pista de que algo venenoso iba a reventar.

Look What You Made Me Do es la canción que lanzó Taylor Swift días después. Shocking. Tay lo hizo de nuevo, nos hace amarla cada vez más. Dijo todo lo que tenía que decir: las críticas nunca van a ser suficientes para detenerla. “We don’t trust nobody either”, Tay.

Es un mundo cruel en la fama y Tay lo ha vivido. Desde sus primeros años, cada vez se intensificaron los haters. Antes nos había dado una versión sweet de cómo ignorar las críticas con Shake It Off, como: “Ok, keep talking”, no los voy a escuchar, pero ahora la gota parece haber rebalsado el vaso de la paciencia. Nada de sweet.

Taylor Swift goes dark.

Y bastante dark.

Desde la gente que la juzga por sus relaciones cortas, intensas y poco formales, hasta su actitud de princesa consentida, drama queen y un poco egocéntrica. Y aún así sigue reinando, la gente la ama, ha ganado más premios Grammy que haters, más reproducciones que unfollows. Ella es Queen Tay y el trono difícilmente se lo quitan. Y por lo visto nos ha mandado el mensaje que mejor ni si quiera lo intenten, porque la sweet Taylor ha muerto.

—I’m sorry, the old Taylor can’t come to the phone right now.
—Why?
—Oh, ‘cause she’s dead!
 (ohh!)

#LookWhatYouMadeMeDo

There will be no further explanation. There will just be reputation.

A post shared by Taylor Swift (@taylorswift) on

 

Ya no van a haber más explicaciones. Solo reputación. La nueva Tay viene reloaded de veneno.

Que lo disfruten, haters. Bitch Tay is here y ustedes están en su lista roja.

I’ve got a list of names and yours is in red, underlined
I check it once, then I check it twice, oh!

#LookWhatYouMadeMeDo

VoxBox.-

Madonna, el eterno arquetipo de La Emperatriz

Música.- Desde ya lo admito, soy fan de Madonna. Desde los 6 años, cuando por primera vez vi un video suyo, era el Like a virgin. Lo pasaban a las 9 de la noche en el microprograma La canción de la semana. Por supuesto, mis papás intentaban mandarme a acostar a esa hora, pero yo veía el video de reojo, mientras daba vueltas en mi afán de irme a la cama.

¿Por qué es importante hablar de esta mujer?, se preguntarán algunos. Yo misma me lo pregunté durante años, mientras disfrutaba de toda su discografía. Para empezar, hay que decirlo: Madonna es universal. Creo que no hay rincón de este planeta que no haya sido tocado por alguna de sus canciones, alguna de sus películas (aunque hayan sido catalogadas como malas), o sus libros infantiles. También porque, como lo dice el título de este artículo, es el eterno arquetipo de La Emperatriz.

Cuando pienso en Madonna y sus casi 60 años de vida —de hecho, hoy cumple 59— me viene a la mente el arquetipo de La Emperatriz, ese arcano poderoso que nos habla de la fecundidad creativa, la renovación constante y el poder femenino de la vida. Madonna es La Emperatriz. Llegó con pocos dólares en el bolsillo a Nueva York en los años ochentas, venía de su natal Michigan, su madre había muerto cuando ella era una niña y contaba con poco apoyo de su familia. Le tocó sufrir penurias y rechazos, pero eso no la desmoralizó, al contrario: tomó toda la adversidad y la pulverizó. Lo ha hecho durante años. La admiro por eso. Su trabajo, sus relaciones románticas, sus hijos, sus causas y luchas… todo la ha retado a superarse constantemente.

En lo personal, creo que Madonna ha sido de las artistas que más han sido fieles a sí mismas, tanto en lo que canta, sus gustos estéticos, así como en el diseño de sus producciones, también la moda que ha ido imponiendo a lo largo de los años y sus proyectos de vida, los cuales han pasado por procesos de meditación y de crecimiento, que no han reñido con su objetivo: ser un referente cultural durante los últimos 30 años. No solo en la música, sino en lo social, en lo político, en la defensa por las mujeres y en la segunda revolución sexual, al inicio de los años noventas.

Celebro su vida ahora, dejándoles mi playlist esencial de esta mujer que ha marcado mi vida:

Like a prayer: Madonna ya estaba bien instalada en la fama cuando sacó este sencillo, del álbum homónimo. Rondaba 1989 y yo tenía 12 años. Me impresionó verla de cabellera negra, bailando frente a varias cruces en fuego. Mi madre se escandalizó cuando me vio viendo el video, creo que le chocó ver al pobre San Martín de Porres inmiscuido en la historia. La producción es maravillosa. Esta canción tomó relevancia en dos ocasiones más en mi vida: una cuando me di cuenta que el amor es algo más que solo sexo, es un “algo” que nos eleva espiritualmente, nos hace mejores personas. Digamos que con ella entendí la teoría de lo que significa estar enamorada. Y la otra cuando al fin encontré a alguien a quien asignarle esta canción, sabiendo que me siento a salvo.

Vogue: Este sencillo salió en marzo de 1990. Era parte del soundtrack de Dick Tracy, película en la que también participó Madonna. Mi papá me llevó a verla al cine, porque él siempre fue fan de esa caricatura. Cada domingo la leía religiosamente en un periódico local. El video está ambientado con la estética de los años 30, el ciclo de oro del cine de Hollywood. Me encanta como referente cultural y sí, fue mi ringtone del celular en la época en la que trabajaba en un museo, donde me obligaban a usar tacones y maquillarme. Me pareció menos torturante ese hecho, mientras hacía las poses que Madonna me enseñó, demostrando que hasta una mujer tan poco maliciosa como yo logra aventar glamur en este descolorido mundo.

You’ll See: Como la vida trae glamur y amor, también trae tristezas. Especialmente cuando vamos creciendo como personas y no nos salen las cosas como queremos. Era 1995 cuando Madonna lanzó esta canción, del álbum Something to Remember. Yo estaba en bachillerato, me había enamorado locamente, y por supuesto, no me correspondieron. Me acompañó esta canción en mis épocas de tristeza y debo decirlo, no hay mejor soundtrack para eso, para superar el corazón roto y pensar: “Ya vas a ver, de esta voy a salir más fuerte”.

Music: Esta canción, del álbum homónimo, fue lanzada en el 2000. Quedaba claro que el nuevo siglo iba a tener más de Madonna. En lo personal me gusta mucho: a pesar de que tengo dos pies izquierdos, me dan ganas de bailar.

Don’t Tell Me: Cuando me siento desanimada, esta es de las canciones que desempolvo. Creo que me hace pensar en que todo es posible, que uno tiene una fuerza inmensurable que impulsa hacia lo que debemos hacer.

American Life: Madonna es más que una mujer frívola que le gusta el sexo, no… es una persona que tiene un criterio amplio y unas convicciones políticas bien puestas. Muestra de ello es esta canción, que en 2003 se constituyó, junto a Hollywood y I’so Stupid en tres canciones de protesta a la invasión de Estados Unidos a Irak. Ciertamente los Bush nunca fueron los favoritos de la artista. En cuanto a la canción, se siguen escuchando los sonidos electrónicos y usa un rap bastante visceral .

Hung Up: Irónicamente, esta canción me recuerda a mi mamá. Quizá sea la entrada que tiene un riff propio de una canción de Abba que amaba mi madre. Hace tiempos escribí un relato de esta canción en el blog Non-girl Blue. Me parece que es apta para dar homenaje a las influencias de antaño, combinadas con los ritmos actuales. Recuerden: “Don’t cry for me, cause i find my way…”.

Die Another Day: Ni siquiera el gran espía James Bond, 007 se ha salvado de ser parte del ideario de la chica material. Recuerdo que esta película la fui a ver con mi amigo Marlon. Lo mejor fue la canción.

Cheris: La esencia de la inocencia se materializó con esta canción. ¿Qué más inocente que un amor separado por el aire y el mar? La presencia de esos sirenos marcó el inicio de mi adolescencia.

VoxBox.-

Enrique Bunbury contra Gustavo Cerati: ¿Con quién te quedas?

Cerati Bunbury. VoxBox.

De esta manera, a Ricardo le toca defender a Gustavo Cerati y a mí me toca defender a Enrique Bunbury, ambos en sus etapas de solistas.

Música.- Siempre he pensado que el 11 de agosto algo sucede: algo extraordinario. Todas las personas que nacen este día son exquisitamente interesantes. Para una muestra, estos dos grandes de la música que ahora se ven enfrentados en este humilde versus.

La idea nació conversando con Ricardo Corea sobre los cumpleaños de estos dos compositores. En los noventa ambos encontraron el éxito con sus respectivas bandas, Héroes del Silencio y Soda Stereo. Por supuesto, Soda ya tenía su rato de estar dando batallas en los escenarios cuando los Héroes llegaron al ámbito musical. Son dos años de diferencia, pero dos años son dos años.

De esta manera, a Ricardo le toca defender a Cerati y a mí me toca defender a Bunbury, ambos en sus etapas de solistas, coincidentes en los últimos años de los noventa y al inicio de este siglo.

Gustavo Cerati

A Cerati nadie me lo presentó: lo tuve que encontrar por las malas. Lo hallé tarde. Calculo que fue a finales de 2009, acababa de sacar su Fuerza Natural y ese disco se volvió mi pan de cada día por varios meses. Luego supe que era el mismo Cerati que cantaba De música ligera y comencé a peregrinar por su banda original. Así que sí, como a casi toda la música que hoy conforman mi canon, llegué a Cerati al revés: por el solista entré a Soda y por lo que terminó siendo su último disco conocí todo lo demás.

Cuando Gustavo sufrió en Venezuela un isquemia cerebral y luego un ACV, yo ya conocía buena parte de su trayectoria musical. Cuando Cerati murió el 4 de septiembre de 2014, yo lo lloré sinceramente.

Sacar cinco canciones de Gus es complicado. Esta selección se queda cortísima. He tratado de que mi criterio principal sean las letras, pero a veces el fanatismo nos juega sucio. De todas formas, aquí va:

1. Primer disco de solista de Cerati. Era 1993. Cuatro años después se disolvería Soda Stereo, pero mientras tanto Gus ya buscaba procesar sus propios sonidos. El primer disco como solista siempre es, imagino, una carta de presentación que te puede levantar mucho o tirar al infierno. ¿Adivinen a quién se le ocurrió hacerle un homenaje a su maestro, el Flaco Spinetta? Sí, esta canción no es de Cerati, pero cuenta porque nadie me lo prohíbe:

2. Otra canción de este primer disco (Amor amarillo) que creo que pasó desapercibida y que, sin embargo, me parece una especie de profecía de lo que la música de Cerati se convertiría con el paso del tiempo. “En viaje hacia la redención, la luz no deja de pulsar, y si la confusión es una predilección humana, todo puedo perdonar”:

3. Nunca he estudiado la obra de Cerati. Aunque me pagaran no lo haría, porque yo la música no la tengo por objeto de estudio, sino como simple, banal y exclusivo deleite. Pero apostaría un par de dólares a que los personajes que más y mejor pueblan las canciones de Cerati son los pájaros, los árboles y la Tierra. No por gusto su último disco fue un tributo a la fuerza natural. Esta canción es uno de sus primeros tributos hacia esa naturaleza que tanto le fascinó:

4. “Divina obscenidad”, canta Cerati en una de sus canciones más eróticas de todos los tiempos. Mi fanatismo me traiciona y diría que, incluso, se trata de unas de las canciones más sensuales de nuestro idioma. Dije que me iba a basar en las letras, pero el acompañamiento musical de esta pieza es, perdonen la hipérbole, perfecta.

5. Ya conté que Fuerza Natural fue una pequeña obsesión de algunos meses. Parte de la culpa la tuvo esta canción. La primera vez que escuché el disco pensé que después del séptimo “track” (Rapto) no habría nada que pudiera embelesarme más, y justo en eso llegó la octava canción:

6. BONUS TRACK: El 22 de noviembre de 2001, Gustavo Adrián Cerati lanzó al mundo un concierto en vivo llamado 11 episodios sinfónicos. Para esa producción escogió esta canción de Soda Stereo, específicamente del Doble vida. Cerati, en aquellos años de Soda, se sumergió en la intertextualidad escribiendo una canción basándose en uno de los mejores cuentos del mítico Allan Poe. Un hermosura de composición, por donde se lo vea:

Enrique Bunbury

Primero, decir que Enrique nació en 1967 y hoy llega a los 50 años. Desde mi adolescencia se convirtió en ícono que acompañaba mis noches de insomnio, borracheras y literatura. Conjugó, desde que era vocalista de los Héroes del Silencio, toda la figura del rockero (a veces exageradamente parecido a Jim Morrison), que gusta de la cultura, de la exquisitez del teatro, las líricas profundas y complejas con influencia de los grandes filósofos como Nietzsche, y debo admitir que conocí a William Blake gracias a sus canciones, donde es mencionado en más de una ocasión.

En su natal España nació con el nombre de Enrique Ortiz de Landázuri Izarduy, pero tomó el apellido Bunbury de un personaje de una obra de Oscar Wilde, La importancia de llamarse Ernesto.

Durante los últimos 20 años se ha dedicado a ser solista con una amplia producción, variopinta e innovadora.

1. Inicio con Lady Blue, canción que aparece en su álbum Flamingos, lanzado en 2002. Yo pateaba por primera vez la universidad y el cambio que daba Bunbury a su música y a su estilo estético me tenían sorprendida. Se lo perdoné pronto, porque algo estaba claro: las letras seguían siendo fieles a su estilo.

2. Alicia (Expulsada al País de las Maravillas), del álbum Radical Sonora, fue el track que salió a la luz para confirmar que ahora lo de Enrique iba a ser la combinación entre sonidos arabescos y el tecno-rock, aunque en su estética seguía el sesgo trágico y oscuro, propio de los mitos griegos y la literatura de Carroll. En esta canción describe a la mujer que se estaba gestando para dar paso al nuevo siglo: una mujer fugaz, que admite que, como cualquier hombre, tiene miedo a los compromisos y que la vida se le va en ver pasar las estrellas para tejer historias: y como es lógico, por esas razones, es tomada como una rareza.

3. El viento a favor es la canción que recuerdo de su segunda producción en solitario, titulada Pequeño. En esta canción se nota esa mirada hacia atrás, no para apta para arrepentimientos, sino más bien para hacer una reflexión honesta del camino recorrido y para tomar aire. A mí me llegó en un tiempo convulso, cuando tenía que definir muchas cosas en mi día a día, por supuesto… nada salió como calculé y cada vez que tengo que hacer un viraje del timón, retomo esa humilde canción y pienso: “Solo puede ir mejor”.

4. En 2008, Enrique lanzó su producción Hellville de Luxe, un álbum que seguía siendo parte de sus mutaciones. En él venía la preciosa Porque las cosas cambian. Desde hace unos años es parte del soundtrack de la amistad que tengo con Emilia, mi mejor amiga. Posiblemente no solo a Bunbury, sino a la generación X en general, nos ha dado por la evaluación del tiempo vivido, y esta canción reivindica las relaciones especiales y duraderas, esas que cambian, que se fortalecen y se vuelven eternas.

5. Al finalizar 2011, empezó la campaña de expectativa para el lanzamiento del álbum Licenciado Cantinas. Lo que me gustó de esta producción es que mezcló tantas cosas en un solo producto: se realizó una pequeña película titulada, por supuesto, Licenciado Cantinas: The Movie, que se retoma en las producciones de videos individuales de los sencillos. El más impactante es Ódiame, canción propia para las ocasiones etílicas. En el video se ve la catastrófica y apocalíptica boda en el día del fin del mundo, según los mayas: 12 de diciembre de 2012. Para mí es una producción extraordinaria, porque además da homenaje a grandes de la música latinoamericana como Agustín Lara y Atahualpa Yupanqui.

6. BONUS TRACK: No puedo despedirme de este versus/homenaje sin mencionar esta canción: un hermoso bolero que formó parte del soundtrack de la película Cantiflas. Tanto el film como la canción Vete de mí nos recuerda que la vida es un equilibrio entre la comedia, la alegría y los momentos tristes y melancólicos. Y por supuesto, descubrir la voz de Bunbury en medio de uno de los momentos más tristes de la vida de Mario Moreno fue un golpe y me sacó más de una lágrima.

¿Con quién de los dos te quedas tú?

VoxBox.-