¿Son estas las 100 mejores canciones en inglés de 2017?

100 mejores canciones. VoxBox.

Música.- Habrá que aclararlo antes de que comiencen a llover los comentarios injuriosos: la lista de las 100 mejores canciones que presentamos a continuación solo toma en cuenta al mundo anglosajón.

¿Por qué? Porque esta lista la elaboró la revista musical estadounidense Pitchfork.

Brevísima biografía de la Pitchfork

Para quien no lo sepa todavía, Pitchfork es una publicación digital de Chicago, Illinois.

Está dedicada a la crítica y comentarios de música, noticias musicales y entrevistas a artistas. La especialidad de esta revista es la música independiente,​ pero también abarcan electrónica, pop, hip hop, dance, folk, jazz y la música experimental. El sitio se fundó en 1995 y desde entonces se centra en las novedades musicales.

Desde hace tiempo, Pitchfork publica los mejores álbumes, canciones y artistas de cada año.

Esta vez ha publicado su lista de las 100 mejores canciones de 2017. Aunque algunos son artistas que no se conocen demasiado en nuestra querida Centroamérica, es un buen momento para conocer qué se escucha en otros lados y que no sea reguetón ni pop edulcorado.

¿Las 100 mejores canciones de 2017?

La lista, como cualquier otra, está construida a partir de la subjetividad del equipo que hace la revista. Además, sería demasiado extenso este texto si nos ponemos a escribir, una a una, la lista completa, así que mejor te dejamos acá los primeros 10 puestos.

Abajo ponemos la playlist en Spotify, que el sitio ha creado para que las puedas escuchar de corrido.

10. Boys, Charli XCX

Charli XCX es una compositora y cantante británica que hizo su debut en la música comercial, allá por 2008. Sobre ella, la revista escribe: “Los estallidos más efectivos de bubblegum pop de Charli XCX tienen lugar en una esfera propia: no en el club, ni en la calle, ni en la habitación del hotel, pero soñando en los tres”.

9. Frontline, Kelela

Kelela Mizanekristos, Kelela, hizo su aparición en 2013 con Cut 4 Me, y le consiguió elogios de la mismísima Björk. Sobre esta canción, Pitchfork escribe: “Frontline es la culminación de esta cuidadosa práctica. Cuando Kelela relata su decisión de dejar una relación, una sensación de resolución inunda al oyente en una ola luminosa”.

8. Mask Off, Future

Nayvadius DeMun Wilburn es el extenso nombre detrás de Future, un rapero, cantante, compositor y productor estadounidense que radica en Kirkwood, Atlanta, Georgia. “Engendró su propio baile. Fue tal vez la pieza musical más inmortal del año, el sonido de toda la internet silbando para sí misma”, escribieron los expertos de la revista.

7. Dum Surfer, King Krule

“¿Qué tan feo puedes hacer una canción sin sacrificar su ritmo, su arrogancia, su atractivo sexual? Esa pregunta se encuentra en el corazón de Dum Surfer, de King Krule”, se lee en la descripción. King Krule es un rapero de 23 años que irrumpió en la escena apenas en 2010.

6. Chanel, Frank Ocean

Ocean comenzó su carrera como escritor fantasma, para varios artistas famosos como John Legend, Justin Bieber y Brandy. Su álbum debut, Channel Orange, fue lanzado en julio de 2012 y recibido con calurosos aplausos por los más conocedores.

5. XO TOUR Llif3, Lil Uzi Vert

“Sin marketing ni obras de arte, esta canción ganó fans desde la plataforma SoundCloud, antes de convertirse en uno de los éxitos más ubicuos del año, obteniendo más de 1.3 mil millones de transmisiones en todo el mundo”, se lee en la reseña que el experto Kristin Corry hiciera sobre esta canción.

4. Love Galore [ft. Travis Scott], SZA

Dice la reseña de Pitchfork que hay algo de “cinematográfico en la forma en que SZA presenta sus escenas en este cuento de romance tóxico”, y no podemos no darle la razón. SZA es una cantante y compositora de R & B originaria de Missouri.

3. Green Light, Lorde

En esta parte vamos a traicionar la reseña de Pitchofork y vamos a retomar la que publicaron nuestras amigas de guddi: “Indudablemente, una de las fortalezas del álbum son las secciones de coros en que la voz de Lorde se entremezcla con la de sus cantantes de apoyo, en una armonía que evoca un sentimiento dance más genuino”.

2. DNA, Kendrick Lamar

“Kendrick es tal vez nuestro moderno Chuck D, como Chuck, Kendrick no te ruega que veas el mundo a través de sus ojos, ni que le pidas que entres en su mente”. Uno de los representantes más distinguidos del rap de los últimos años. La realeza, dirían algunos adeptos.

1. Bodak Yellow, Cardi B

“Cardi B no es solo una rapera, ella es todo lo que necesitábamos, justo cuando lo necesitábamos”. Con esa sencilla y lapidaria frase se da a conocer el primer lugar de esta larguísima lista.

Aquí te dejamos la playlist completa, para que pases 6 horas con 44 minutos diviriténdote de lo lindo:

VoxBox.-

Frank Sinatra: 102 años del nacimiento de la leyenda

Frank Sinatra. VoxBox.

Música.- Frank Sinatra nació el 12 de diciembre de 1915, en Nueva Jersey, Estados Unidos. Su familia era de inmigrantes italianos.

La curiosa familia de Frank Sinatra

La madre de Frank, Natalie Della Garaventa, fue portavoz de distrito de los demócratas y en varias ocasiones estuvo en la cárcel por practicar abortos ilegales. Casual.

Anthony Martin Sinatra, su padre, fue bombero y por la noche trabajaba en una taberna, de la que era propietario.

A Frank Sinatra nunca le interesó demasiado estudiar y por eso fue un factótum. Como le pasa a la mayoría de grandes artistas, su vocación musical se hizo evidente desde que tenía 9 años, cuando cantaba en la taberna de su padre.

Fue en 1933, tras asistir a un concierto de Bing Crosby, que decidió decantarse por la música.

Menos de 10 años después, para 1942, ya era un ídolo. Su LP All or nothing at all vendió un millón de copias y con ello llegaron las ofertas para el cine.

El resto ha sido historia conocida: el éxito y la inmortalidad lo alcanzaron pronto.

Frank Sinatra murió el 14 de mayo de 1998, a los 82 años, a consecuencia de un ataque al corazón.

El legado musical de Frank Sinatra

Su legado musical incluye más de dos mil canciones, 21 Discos de Oro y millones de discos vendidos por todo el mundo.

Aquí una pequeña lista de homenajes que han hecho otros artistas a las canciones de Frank Sinatra:

The Best Is Yet To Come, Bob Dylan

As Time Goes By, Bob Dylan

(Sí, nos gusta Bob Dylan).

New York, New York, José José

My One and Only Love, Ella Fitzgerald

One For My Baby (One More For The Road), Iggy Pop

The Things We Did Last Summer, The Beach Boys

VoxBox.-

Carlos Gardel: cada día canta mejor

Carlos Gardel. VoxBox.

Música.- Sobre el nacimiento de Carlos Gardel, no había consenso hasta hace muy poco: por un lado se afirmaba que nació en Francia, mientras que la otra hipótesis era que nació en Tacuarembó, Uruguay.

Fue hasta 2012, después de diez años de recabar documentación y entrevistas, que un grupo de investigadores dio con con su partida de nacimiento: Charles Romuald Gardes (su nombre de nacimiento) fue inscrito el 11 de diciembre de 1890 en el registro civil de Toulouse, en Francia.

Sea como sea, Gardel es de esos artistas cuyo mito es más grande que la historia real, y por eso es tan difícil elaborar una biografía somera. Pero en VoxBox lo vamos a intentar.

Carlos Gardel: delincuente menor y el zorzal

Durante la primera década del siglo XX, ya ubicado en Argentina, estuvo involucrado en varias estafas, hurtos y robos que lo hicieron conocido en los ámbitos policiales de Buenos Aires.

Su madre trabajaba como planchadora de vestuarios de teatros de la calle Corrientes. Carlos, por aquella época, tuvo sus primeros trabajos formales como utilero y asistente de escenografía.

Emprendedor y necesitado, la joven promesa de músico organizó una troupe de aplaudidores que fue contratada por varios teatros. Para pagar sus curiosos “servicios”, los barítonos Sagi Barba (español) y Titta Ruffo (italiano) le dieron a Gardel clases de canto.

Comenzó a frecuentar el café O’Rondeman, en el barrio del recientemente inaugurado mercado de Abasto, donde conoció a los hermanos Traverso.

Estos lo invitaron a cantar en su bar, y aunque en esa época era muy común la payada de versos improvisados, Gardel no tenía esa capacidad, por lo que recurrió a un amigo del barrio, José Betinotti, quien al escucharlo, lo bautizó como “El zorzal”.

Hacia 1912 ya cantaba óperas y canzonettas Italianas. Aunque el tango solo lo bailaba, formó un dúo con el Uruguayo José Razzano, con quien realizó sus primeras grabaciones, El carretero y Pobre mi madre querida, que le abrirían las puertas de sus primeras giras. La primera de ellas, por Montevideo, le trajo aclamaciones, aplausos y reconocimientos.

Ya no vas a cantar más El moro

En la madrugada del sábado 10 de diciembre de 1915, Carlos Gardel decidió recibir su cumpleaños en el Palais de Glace, donde se reunía la juventud y la bohemia porteña a bailar tango de salón.

Cuando estaba por ingresar junto a su amigo el actor Elías Alippi, un hombre se interpuso y le efectuó un disparo en el pecho con un revólver. “Ya no vas a cantar más El Moro”, le dijo el atacante.

Versiones más o menos coincidentes señalan que Gardel tenía un amorío con una mujer conocida como Madame Jeanette o La Ritana, que había sido cantante de Enrique Caruso. Por entonces era dueña de un salón de baile de la calle Viamonte, y fue por su gestión que el popular dúo Gardel-Razzano había comenzado a actuar en el Armenonville, un lujoso restaurante concert, ubicado en la avenida Alvear y Tagle.

Pero La Ritana ya estaba comprometida con Juan Garesio, miembro del hampa porteña y dueño del cabaret Chantecler, que funcionaba en la calle Paraná al 400.

El mito atribuye a aquella bala, que acompañó a Gardel más de veinte años, tuvo algo de culpa de aquella famosa aseveración que decía que “Gardel canta cada día mejor”.

El 24 de junio de 1935, Carlos Gardel, Alfredo Le Pera y sus guitarristas Barbieri, Aguilar y Riverol, fallecieron en el choque de dos aeroplanos a punto de despegar, sobre la pista del Aeropuerto Las Playas de la ciudad de Medellín, actual aeropuerto Olaya Herrera.

Sus restos se hallan enterrados en el cementerio de La Chacarita, de Buenos Aires.

Cada día canta mejor

Como a los verdaderos artistas ni la muerte los detiene, la voz de Gardel sigue perfeccionándose, de generación en generación.

Aquí una selección hecha por el equipo de VoxBox:

Mano a mano

El día que me quieras

Por una cabeza

Volver

Mi Buenos Aires querido

¿Cuál es tu favorita?

VoxBox.-

Vivir y amar en la Ciudad Liberada

Ciudad Liberada. VoxBox.

Música.- Pelear, pelear es una guerra, pelear contra los nazis y los fachos de mierda, nacer, vivir, amar, morir, nadie entiende nada en La Ciudad Liberada. Esa misma que se inventó Fito después de digerir un verso de Néstor Perlongher.

Pero eso qué importa.

Es 2017, diciembre. El mundo se ha ido muy a la mierda. Latinoamérica se hunde poco a poco. Es natural, dirán, pero no deja de doler. En Honduras un gobierno se está enquistando a fuerza de balas. En Guatemala reina un payaso, y esto no es una licencia poética. Nicaragua vive una carismática y muy socialista dictadura. De mi país mejor ni hablo, no sabría por dónde empezar.

Por eso quizás duele un poco el entusiasmo de Fito. Esa su manera displicente de cantarle alabanzas al sol, de mentirnos con su pop exquisito. ¿Dónde quedó esa puta ciudad que mata pobre corazones, Fito? La dejó atrás.

Y sin embargo esto no sabe a traición.

Dice la crítica que este es su mejor trabajo en dos décadas. ¿Ustedes qué saben? A él parece importarle una mierda.

Déjenlo. Solo quiere cantarnos cómo añora una casa en donde poder vivir, vivir real, de verdad, mientras evoca sin sonrojarse a sus ídolos paganos. Vivir en esa Ciudad Liberada, donde a los pibes no les metan más balas. Una ciudad de sexo desenfrenada, ¿y quién no, mi estimado?

Aquí no se hallan recomendaciones ni reglas. Hay una Ciudad que nos da la bienvenida. Una Ciudad donde un hombre con cuerpo de mujer no es digno de llamarse polémica. Donde a nuestros hermanos no los maten a balas. Donde las chicas son mágicas.

¿Pero dónde está? ¿Está en el corazón de Pakistán? No nos lo confirma, acaso lo insinúa. No le interesa darnos un mapa, sino una ilusión. Cantando miles de canciones, de ciudad en ciudad, preguntándose cuántas fronteras más habrá que cruzar.

Mientras tanto, y aprovechándose de los breves espacios que quedan entre nota y nota, oímos hablar a los miserables de la república y de la constitución, que son muchísimos. Asistimos al escenario sombrío en el que el reguetón implementa su fatídica dictadura global.

Pero, ¿eso qué importa?

Es ya, quizás, 2018, tal vez sea abril o mayo. El mundo se sigue yendo a la mierda y Páez ya no canta con la bilis: “No me verás arrodillado”.

Más bien nos empuja a las puertas de un nuevo mundo, donde los dioses solo viven en películas de culto, donde los códigos binarios nos volvieron estúpidos, donde la mujer torso se desvanece ante los ojos del hombre con la cola de ameba.

Por inercia, error o franca deducción, Fito sabe que el mundo es una esfera sin sentido, que es imponente y asesino, pero además sabe que es un océano vibrante que abraza siempre a todos los amantes. Y aun así, ese mismo mundo, flota dentro de cada uno de nosotros.

Y que el mundo se vaya con confianza a la mierda. Nosotros, los fachos delirantes, preferimos a los artistas que jamás serán artistas, preferimos la maldad a la estupidez y buscar lo que el resto odia: la felicidad.

Preferimos bailar hasta más que las hadas, mientras se llenan nuestras casas de transexuales, maricones subnormales y toda clase de frikis nauseabundos.

Preferimos amar y vivir en la Ciudad Liberada.

VoxBox.-

De Rafael Trujillo para el mundo: vida y obra del merengue

Merengue. VoxBox.

Música.- Nuevamente nos toca hablar de un tema que nos llena de sabrosura y ganas de bailar hasta que se nos caiga todo el estrés: el merengue.

Antes del goce, hay que pasar por una pequeña lección de historia.

Aunque sea un género del vulgo, tiene orígenes profundos en la historia de América Latina, aunque quizás se trate de uno de los géneros más recientes, si lo comparamos con la cumbia.

Resulta que el merengue tiene raíces en la era colonial, pero es a partir de la segunda mitad del siglo XIX que se comienza a expandir.

Al inicio se le asociaba con música campesina, hasta que alguien se le ocurrió incluir un acordeón. Entonces comenzó a llegar a centros urbanos.

Una figura clave en esa primera evolución fue el compositor Francisco Ñico Lora.

Trujillo y el merengue

Aunque este ritmo es merengue, en el inicio se conoció este género como “perico ripiao”. De hecho, hoy en día se consideran tres tipos de merengues en República Dominicana.

Precisamente en República Dominicana (en aquel entonces su capital se conocía como Ciudad Trujillo) fue que se popularizó el merengue. En aquel entonces, el género era rechazado por los defensores de la “alta cultura”, pero con el ascenso de Rafael Leónidas Trujillo, el merengue comenzó a popularizarse en casi todas las clases. Según Sydney Hutchinson, Trujillo quiso que el Perico Ripiao fuera el símbolo de República Dominicana.

Pero en fin, dejemos de hablar tanto y comencemos con lo que nos atañe.

Suavemente, de Elvis Crespo

¿Cómo no meter aquí al puertorriqueño Elvis? Con un nombre como ese y una voz tan característica, era casi imposible que su música pasara desapercibida.

Procura, de Chichí Peralta

Chichí Peralta es un dominicano famosísimo por combinar distintos géneros musicales, de la manera más sabrosa imaginable. En su haber se cuentan varios éxitos, además de haber formado parte de 4.40, la banda de Juan Luis Guerra. Procura Chichí:

Guayando, de Fulanito

Algunos se preguntarán qué hace Fulanito en esta lista. Pero no se sorprendan, la base musical de este grupo estadounidense de origen dominicano es el merengue, aunque luego lo hayan mezclado con géneros tan dispares como el hip hop o el house.

Moviendo las caderas, de Hermanos Rosario

Otra vez estamos frente a una banda dominicana: Rafa, Luis y Tony Rosario. Embajadores mundiales del merengue, comenzaron su carrera en 1978.

La tanguita roja, de Oro Sólido

Esta banda fue creada por Raúl Acosta, un joven músico nacido en la República Dominicana y criado en New Jersey. Sí, otro dominicano, qué sorpresa. Oro Sólido fue fundado el mes de marzo de 1994 y desde entonces nos han llenado de buena música.

Nadie se muere, de La Makina

La Makina fue fundada por los empresarios Fernán Colon y Orlando Santana. La primera vez que supimos de esta banda fue en 1996, cuando lanzaron su primer disco, La Makina.

Noches de fantasía, de Joseph Fonseca

Volvemos con los solistas, esta vez de Puerto Rico. Fonseca es amo y señor de dos géneros: merengue y bachata. Debutó en 1989 en el Festival del Guayabo, en Aguas Buenas. Hoy es uno de los máximos representantes del género latino.

Olvídala, en la interpretación de Los Herederos

Danny Marín es el más importante exponente del merengue en Colombia, aunque quizás no muchos lo conozcan. Escribió esta canción, entre otros muchos éxitos, que popularizó la banda Los Herederos.

Si me dejas no vale, de La Línea

La Línea es una agrupación musical de merengue nacida a finales de los años noventa, en Nueva York, Estados Unidos. En un inicio eran tres integrantes quienes fundaron el grupo, pero luego se consolidaron como cuarteto. Esta es, quizás, su canción más famosa.

Pégame tu vicio, en la interpretación de Eddy Herrera

Así es, amigos, casi terminamos esta lista y aquí tenemos a otro dominicano: Eduardo José Herrera de los Ríos. Según Wikipedia, perteneció como uno de los grandes vocalistas del conjunto de músicos liderado por Wilfrido Vargas, nada menos que el hombre que internacionalizó el merengue.

La vaca, de Mala fe

Nadie que haya atravesado la década de los noventa podrá decir que nunca escuchó esta canción. Su compositor e intérprete se llama Javier Ignacio Gutiérrez (de República Dominicana, cómo no). Su género fue el merengue urbano.

VoxBox.-

Chavela Vargas: la musa con voz herida

Chavela Vargas. VoxBox.

Cada una de las letras de sus canciones está cargada de profundos sentimientos y emociones. Estrujaba las vocales en su garganta para que fluyeran como pájaros en libertad. Esa misma libertad que Chavela Vargas tanto buscó y encontró en su más grande pasión: el canto.

Opinión.- Ícono del bolero ranchero mexicano, musa de grandes cantautores, compositores e intérpretes; referente cultural y social de escritores contemporáneos, inspiración para cineastas y productores de televisión. Pero “la mexicana más universal” no nació en tierra azteca. El pequeño poblado de San Joaquín de flores en la provincia de Heredia, en Costa Rica, es la cuna de María Isabel Anita Carmen de Jesús Vargas Lizano, quien posteriormente pasó a la inmortalidad con el nombre de Chavela Vargas. Nació en el verano de 1919.

Chavela es un orgullo centroamericano, pues hasta en sus últimos días de vida siempre recordó su natal Costa Rica. Sin embargo, empezaron los giros en la vida de la musa. La separación de sus padres causó que buscara refugio en casa de sus tíos. Pero a los 17 años tomó la decisión que marcó por siempre su vida: mudarse a México.

La búsqueda de libertad en un mundo raro

Cómo borrar de nuestras memorias la imagen de aquella mujer con pantalones y ponchos largos. En los años 40, durante sus primeras presentaciones en México, conoció a uno de sus más grandes y entrañable amigos, a José Alfredo Jiménez, cantautor que comprendió que Chavela Vargas era más que una simple cantante, y que se distinguía del resto. Descubrió que en la voz de aquella mujer se concentraba lírica y emoción. Sus más íntimos sentimientos coronaban sus actuaciones, pues tenía una voz desagarrada, pero a causa del desamor, de las andanzas y malandanzas, por el alcohol, por la búsqueda de libertad y por la misma existencia.

Chavela Vargas le cantó al imaginario popular del amor, al dolor, al sufrimiento, al engaño, a las despedidas, al orgullo, a la soledad y a lo imposible. Le cantó a la tierra, a sus raíces, al arte y al cosmos. Le cantó a su más grande amor, a sus amigos, a la juventud, a la rebeldía, a los poetas que no conoció, admiró y se fueron antes y, claro, a su amado México. Chavela curó sus penas con borracheras y celebró la fusión de lo intangible: la vida y la muerte.

Pero la vida de Chavela va más allá del canto. Dejó un legado e impregnó fuerza al pensamiento de la libertad sexual. La musa fue parteaguas de la libre expresión sexual, que en aquellos períodos plagados por el extremo conservadurismo no eran aceptados en su totalidad. Chavela Vargas asimiló su sexualidad con completa naturalidad, pero fue hasta su vejez que declaró públicamente que era lesbiana. ¿Lesbianismo, un crimen? Jamás. Ella sostuvo distintas relaciones sentimentales con mujeres, a las que seguramente alguna vez también les cantó. Fue pareja de Frida Khalo y de Alicia Pérez Duarte.

Aquella diosa de voz herida, musa de generaciones

Son muchísimos los covers del repertorio musical de Chavela Vargas. Cantantes consagrados han creado maravillosas versiones de las canciones de Vargas. Muchas de estas interpretaciones fueron incluidas en películas, documentales y presentaciones de distintos artistas de todas las expresiones. La nueva generación de artistas rinden tributo a Chavela Vargas cantando sus éxitos y trasmitiendo su legado a los jóvenes, quienes quizás no la conocieron, pero que sin duda desde entonces quedará grabado en sus memorias el nombre inmortal de La Chamana.

Les dejo mi herencia…

En septiembre del 2003, Chavela Vargas concedió una entrevista exclusiva a la revista Letras libres, donde contó la anécdota de una de sus presentaciones en el Zócalo de la Ciudad de México. Expresó su sentir y emociones al ver a su público, la vibración de las almas de los presentes, el llanto por múltiples emociones, llanto “dulce”, como lo manifestó. Amó la libertad del espacio, del momento y de su arte. En la entrevista también dijo que esa noche fue inolvidable y que la juventud la marcó, y de ahí surge una de sus más emblemáticas frases “Me voy. Les dejo de herencia mi libertad, que es lo más preciado del ser humano”.

¿Y tú cómo recuerdas a Chavela Vargas?

Nosotros en VoxBox la recordamos 15 de sus canciones más emblemáticas:

1. No volveré

2. La llorona

3. Piensa en mí

4. Macorina

5. Un mundo raro

6. En el último trago

7. Adoro

8. Volver, volver

9. Luz de luna

10. María Tepozteca

11. Las simples cosas

12. Paloma negra

13. Que te vaya bonito

14. Esta tristeza mía

15. Cruz de olvido

VoxBox.-

Los “artistas” más escuchados en Centroamérica en Spotify

Spotify. VoxBox.

Música.- Sabemos que el año está por terminar, cuando Spotify revela cuáles han sido las canciones más escuchadas a nivel mundial y en cada país o región del mundo.

En México, por ejemplo, sabemos que lo más escuchado fue el reguetón, específicamente la canción Mi gente, de un tal J Balvin. Sin embargo, tal como recoge Huffingtonpost México, otros artistas como Cartel de Santa, La Arrolladora Banda El Limón y nuestro querido Juan Gabriel lograron también entrar en la lista.

A nivel mundial, el oro se lo llevó Ed Sheeran, cuyo álbum Divide alcanzó las tres millones de reproducciones. Solo su canción Shape of You obtuvo 1.4 millones de reproducciones.

Otro dato interesante es que la música latina (muy mal representada en el reguetón) logró sobresalir desmedidamente, con un aumento del 110 % en reproducciones a nivel global. Eso lo saben, porque 10 canciones latinas formaron parte del Top 50 Global, entre las que están Despacito, Mi gente y Canción de verano.

Es válido apuntar que los listados de las canciones más escuchadas y los artistas más sonados se actualizan cada 20 horas en la plataforma digital.

¿Y qué escuchamos en Centroamérica, según Spotify?

Lastimosamente, la buena música que se produce en nuestra región no logra posicionarse ni siquiera entre los melómanos de por acá.

Así que con profunda tristeza tenemos que informarte que estos son los 10 artistas más escuchados en Centroamérica, en Spotify. Ahora más que nunca vale aquella famosa expresión de la cultura memística: acompáñennos a ver esta tristísima historia.

1. Natti… ¿quién?

En serio, ¿quién?

2. El que sale en todas las que están de moda

Su nombre artístico suena a equipo de fútbol, pero a la gente le gusta.

3. Becky Gusta de los mayores

A ella le gusta que le reciten poesía y… ajá.

4. Conejito Malo

Las putas se montan fácil como GTA. Eso es todo lo que recordamos. Pero de este espécimen sí te hablamos en esta otra nota.

5. Carlos Ya No Vives del vallenato

Al fin uno que no es reguetWAIT! WHAT?

6. ¿George Clooney?

Esta, de hecho, entró en la lista de las 50 más escuchadas a nivel mundial, así que la vergüenza no es solo de nuestra región.

7. El feo de Chino y Nacho

Exintegrante del dúo con el nombre más ridículo de la historia.

8. El que se parece a Ozuna

Pecado culposo detected: esta no está tan jodida.

9. Ni putísima idea

Otro que hizo dueto con Ozuna. Es todo lo que podríamos decir.

10. Daddy Vencí a Don Omar Yankee

Y cómo negarlo, prácticamente inventó el reguetón. Gracias por nada.

VoxBox.-

Pequeñísima radiografía no autorizada de la cumbia

Cumbia. VoxBox.

Música.- Hoy VoxBox deja la seriedad que nos ha caracterizado, para ponernos nuestro traje guapachoso de sabrosura increíble: hablemos de cumbia.

Para comenzar, vámonos por lo pedagógico. La raíz de la palabra “cumbia” procede, según estudios lingüísticos elaborados por este prestigioso medio, del vocablo africano “Cumbé”, que significa jolgorio o fiesta.

La cumbia es, pues, la imagen viva de la fiesta y el goce intenso.

El origen de la cumbia

La experta en música María del Pilar Jiménez González sitúa el origen de la cumbia alrededor del siglo XVIII, en la costa atlántica de Colombia y describe su formación como el resultado de un largo proceso de fusión de tres elementos etnoculturales: los indígenas, los blancos y los africanos, de los que adopta las gaitas, las maracas y los tambores.

La adición de guitarras bajos, cuernos y pianos fueron añadidos por los diferentes intérpretes de este género musical que ha rodado por todo el continente americano.

Las letras eran principalmente en español, aunque algunas palabras en lenguas africanas o de indígenas.

Según los historiadores, en 1950 apareció la primera cumbia grabada para ser comercializada. Por allá por el año 1953 fue lanzada una cumbia llamada El flamenco, compuesta por  Efraín Mejía, un músico natural del municipio de Soledad, en el departamento del atlántico.

En los años de 1950-1960 la cumbia se extendió a los países por América del sur, e incluso hasta América Central, tomando en cada uno de estos países algo del sabor del país que lo había adoptado.

La cumbia fue y será siempre un ritmo musical sellado por el sabor latino. Por eso, hemos hecho esta pequeña selección, para bajarle un poco la carga a la semana.

Recomendamos discreción:

Jugo de Piña, en la interpretación de El Super Show de Los Vásquez

Esta canción fue compuesta por el maestro argentino Domingo Rullo. La primera grabación del tema fue en Lima, Perú, por la orquesta de otro argentino, Enrique Lynch. Jugo de Piña se popularizó mucho más en México, Costa Rica, El Salvador y Guatemala:

Loquito por ti, en la interpretación de Armando Hernández

Una cumbia de manufactura colombiana, específicamente del norte de Colombia. Su autor fue Armando Hernández, uno de sus más exitosos exponentes del género y de la música popular.

Que nadie sepa mi sufrir, en la interpretación de La Sonora Dinamita

Esta canción no nació siendo cumbia, ya que en realidad fue compuesta en ritmo de vals peruano por el argentino Ángel Cabral, en 1936. Julio Jaramillo, María Dolores Pradera, Julio Iglesias, Raphael, Soledad Pastorutti y la mismísima Édith Piaf hicieron eco de esta canción.

El ausente, de Pastor López

Esta canción fue escrita por el venezolano conocido como El Indio Pastor. Esta canción apareció originalmente en el disco Aquí está el sabor, de 1980.

Canoa Ranchá, en la interpretación de Grupo Niche

El Grupo Niche, famosos por ser confundidos con un filósofo y escritor alemán, tiene entre sus temas más bailados esta canción, de la que desconocemos quién la compuso. Pero para subsanar esa falta podemos comentarte esto: ranchá es una palabra que viene del inglés ranshad, que viene del francés ranchatte, que a su vez deriva del alemán antiguo Runn Schattz, que significa “Viejo, antiguo”.

La cumbia sampuesana, de Aniceto Molina

Primero hay que decir que esta cumbia la compuso José Joaquín Bettín Martínez, originario de Sampués, un municipio del departamento de Sucre, en Colombia. Pero quien la hizo famosa en Centroamérica (especialmente en El Salvador) fue otro colombiano: Aniceto Molina.

Como dato ultrafriki: Emilianito Zuleta interpretó esta canción cuando en 1982 trascendió la noticia de que Gabriel García Márquez había ganado el Nobel.

Somos latinos, interpretada por Benny y sus Tropicales

Aquí sí hemos fallado horriblemente: no hemos encontrado el origen ni el autor de esta obra. Sin embargo, no la quisimos dejar afuera porque ejemplifica demasiado bien el espíritu de este hermoso género. Sí sabemos que la han interpretado en todo el triángulo norte: en El Salvador, Orquesta Los Hermanos Flores; en Honduras, Banda Blanca; y en Guatemala, Benny y sus Tropicales.

Chipi Chipi, interpretada por Los Melódicos

Al igual que con la anterior, la historia de esta canción se nos escapa entre las arenas del tiempo y la desmesurada popularidad de esta canción. Encontramos varias versiones, pero nos quedamos con esta de Los Melódicos, una orquesta de baile venezolana fundada el 15 de julio de 1958. ¡A bailar al ritmo del Chipi Chipi!

¿Tienes más información sobre el origen de alguna de estas canciones? Nos encantaría que nos lo compartieras.

VoxBox.-

Microsoft Edge tiene una gran ventaja a la hora de ver porno

Microsoft Edge. VoxBox.

Detalles.- Últimamente la conversación sobre navegadores web gira en torno a Firefox Quantum, pero ¿alguien quiere pensar en el pobre Microsoft Edge, por favor?

Microsoft Edge, el navegador nativo de Windows, no le ha hecho ningún mal a nadie. Quien nos arruinó la vida a todos fue su hermano malvado, pero parece que le toca cargar con la mala fama de su antecesor.

Así que hoy te vamos a hablar de una de las grandes virtudes de esta nueva versión, que tiene que ver con el porno.

Microsoft Edge y el porno

La compañía de Redmond ha registrado una solicitud de patente, para una nueva tecnología que detecta cuando el usuario visita una página NSFW (esto quiere decir que no es seguro ni apropiado para el trabajo) y activa automáticamente el modo de navegación privada, más conocido por los entendidos como “modo incógnito” o “modo porno”. Tal cual.

Aunque se puede ver como una opción que salvará de un apuro a los que se olvidan de borrar el historial del navegador, también tiene implicaciones importantes para la seguridad de los usuarios.

Al fin y al cabo, una sesión en modo incógnito impide que se almacenen cookies o archivos temporales, y tampoco permite el acceso a nuestra información personal.

Por eso mismo, Microsoft quiere que el sistema funcione con base en una lista de sitios web “cuestionables”, entre los que se incluyen páginas inseguras, además de webs porno.

Según la propia patente, esa lista se actualizará de manera remota, pero también se podrá editar de forma local. De llegar a implementarse, la nueva función de Microsoft Edge permitirá al usuario configurar este cambio automático entre los dos modos de navegación, mediante un mensaje emergente.

¿Qué opinas de esta buenísima idea? ¿Crees que podría revivir al tan maltratado navegador de Microsoft?

VoxBox.-

Felipe Fournier: el costarricense incluido en un disco de Paul McCartney

Felipe Fournier. VoxBox.

Música.- Felipe Fournier es un nombre que quizás no te suene mucho, pero como en VoxBox nos interesa tu conocimiento general —sobre todo en lo que refiere a asuntos de Centroamérica—, te vamos a contar.

Fournier, por ponerlo fácil, es un músico y productor costarricense, tiene 32 años, y hace unos días trascendió la noticia que ganó otro premio Latin Grammy para Costa Rica la tarde del jueves, en la edición número 18 de los galardones de la Academia Latina de la Grabación.

Lo ganó por su trabajo en el disco Las caras lindas, del mariachi Flor de Toloache.

Pero aquel éxito casi inédito para la región centroamericana quedó opacado con la más reciente noticia: una de las canciones de este disco llamada That’s What I Want For Christmas fue tan buena, que fue seleccionada para ser parte del disco Holidays Rule Vol. 2, el álbum navideño del mítico exbeatle Paul McCartney.

Esa canción compartirá espacio en ese disco con canciones interpretadas por artistas como Grace Potter, Judah & The Lion, The Decemberists, Albin Lee Meldau y el propio McCartney, quien canta junto a Jimmy Fallon y The Roots, e interpreta la canción Wonderful Christmastime.

Fournier recordó que el contacto entre la producción del álbum de McCartney y el mariachi se dio un tiempo después de que se publicara Las caras lindas.

El cantante Colin Meloy, de The Decemberists, conoció la propuesta del mariachi, compartió un video en sus redes sociales, y la disquera de Paul, luego de ver las imágenes, las invitó a participar del álbum.

La compañía hizo la invitación a varios artistas y agrupaciones. En el proceso de selección les asignaban las canciones, para que cada artista le hiciera su propio arreglo e interpretación; así, Flor de Toloache fue seleccionada para ser parte del disco y son el único grupo latinoamericano presente en la grabación.

Felipe Fournier: “Es un gran honor”

“Es un gran honor trabajar en el proyecto de una leyenda viviente, como lo es Paul McCartney. Al igual que con el Latin Grammy, esto significa una oportunidad para abrir nuevas brechas de trabajo, colaboraciones y seguir trabajando de manera honesta, humilde y con esfuerzo, como lo aprendí de la gente que más admiro, como mi padre Diego Fournier (que también es músico), Wálter Flores y Carlomagno Araya”, dijo el artista.

Definitivamente, un orgullo tico y centroamericano.

Aquí te dejamos esta canción de Flor de Toloache, porque es uno de los covers más extraños que hemos escuchado:

VoxBox.-