El cerebro de los obesos se activa más con la comida que con el dinero

Según el estudio, publicado en la revista Human Brain Mapping, en las personas obesas el sistema de recompensa cerebral muestra una mayor activación ante un estímulo de comida que uno económico.

Detalles.- Científicos del Centro Mente, Cerebro y Comportamiento (CIMCYC) de la Universidad de Granada, en España, trabajaron con personas con obesidad, sobrepeso y peso normal, para ver cómo reaccionaban sus circuitos de recompensa cerebral (unas regiones del cerebro relacionadas, entre otras cosas, con la motivación, el deseo y el placer) ante situaciones relacionadas con comida y dinero.

Según el estudio, publicado en la revista Human Brain Mapping, en las personas obesas el sistema de recompensa cerebral muestra una mayor activación ante un estímulo de comida que uno económico.

Para llevar a cabo la investigación, los autores analizaron el cerebro de 21 adultos con obesidad, 21 con sobrepeso y 39 con un peso normal. A todos se les mostró una serie de imágenes de comida, que iban desde hamburguesas con papas fritas hasta frutas, y se les preguntó cuánta plata estarían dispuestos a pagar por ella. También se les pidió que apretaran un botón cada vez que vieran una estrella en la pantalla, por lo cual recibirían una recompensa de 2, 5 o 10 euros.

Los resultados arrojaron que un mayor índice de masa corporal (IMC) está relacionado con una mayor actividad del circuito de recompensa cerebral, al observar imágenes de comida con altas cantidades de azúcares o grasas. Sin embargo, las personas con sobrepeso, y no con obesidad, mostraron una mayor activación del circuito de recompensa a la hora de recibir dinero.

“Estos resultados apuntan hacia la necesidad de ampliar el objetivo de las intervenciones más allá de la reacción cerebral que puede provocar la comida, incluyendo otro tipo de estímulos. Además, sería adecuado realizar intervenciones específicas diferenciando entre personas con obesidad y sobrepeso, puesto que muestran patrones cerebrales distintos”, explican dos de los autores de este trabajo, Raquel Vilar y Juan Verdejo.

VoxBox.-

El café afecta distinto a hombres y mujeres

El efecto de la cafeína no es el mismo para todos. Tomar varias tazas de café ayuda a las mujeres a enfrentarse a situaciones de estrés, pero hace que los hombres se vuelvan más inseguros y que se demoren más en completar tareas, según revela una investigación de la Universidad de Bristol, en Reino Unido, publicada en la revista Journal of Applied Social Psychology.

En sus experimentos, Lindsay St Claire y sus colegas reclutaron a 64 hombres y mujeres con una media de edad de 22 años y los agruparon en parejas del mismo sexo. Su objetivo era examinar qué efecto provocaba el café en el organismo en una situación de estrés, en especial cuando se consume en grandes cantidades y en reuniones con mucha tensión. Tras beber café en unos casos y descafeinado en otros, cada pareja tenía que completar un conjunto de tareas, entre las que se incluyó resolver puzzles, memorizar y llevar a cabo una negociación. Para añadir estrés, se les indicó que tendrían que explicar en público estas tareas.

De este modo descubrieron que la habilidad de los hombres para actuar bajo presión empeoraba de forma notable si habían bebido café. En concreto, tardaban una media de 20 segundos más en completar puzzles que otros que tomaron descafeinado. Sin embargo, las mujeres que tomaban café completaban estos puzzles 100 segundos antes.

Los autores del estudio sugieren que los diferentes efectos del café en ambos sexos radican en que, ante el estrés, los hombres tienden a exhibir comportamientos más agresivos, de huida o lucha, mientras que las mujeres tienden a cooperar. La cafeína aumenta los niveles de dopamina, perjudicandoles a ellos y beneficiandolas a ellas en situaciones estresantes.

¿Cómo mejorar la privacidad en Facebook?

Facebook y otras redes sociales abarcan cada vez más aspectos de nuestra vida privada. Pero esta “invasión” les puede resultar irritante a algunos de sus millones de usuarios.

Si usted es uno de ellos, estos pequeños trucos pueden resultar útiles para recuperar, al menos en parte, el control sobre lo que los demás ven de usted en la red social.

  1. Desactiva las confirmaciones de lectura

«Messenger usa iconos diferentes para avisarte cuándo se enviaron, entregaron y leyeron tus mensajes», explica Facebook en su sitio de ayuda. Se trata de pequeños círculos azules que notifican lo siguiente:

Si el mensaje se está enviando.

Si el mensaje se envió.

Si el mensaje se entregó.

Si tu amigo o contacto leyó el mensaje (en ese caso, aparecerá una versión pequeña de su foto bajo el mensaje)

La única forma de evitar que quienes le escriben a través de Facebook sepan cuándo fueron leídos  sus mensajes -y desactivar ese “Visto”- es a través de aplicaciones externas, pues la red social no permite esa opción.

Por ejemplo, Chat Undetected, la cual funciona con Chrome, Firefox, Internet Explorer y Safari, pero no puede activarse desde el celular (solo en la computadora). Otra app popular es Facebook Unseen, aunque funciona únicamente con el navegador Chrome. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que descargar aplicaciones desarrolladas por terceros siempre conlleva ciertos riesgos, por lo que es importante ser cautelosos.

 

  1. Elimine la pestaña “Última vez activo”

Si no quiere que sus contactos de Facebook sepan cuándo fue la última vez que se conectó, lo primero que tiene que hacer es desinstalar la aplicación de Facebook Messenger en el teléfono móvil.

De esa manera, podrá seguir utilizando la plataforma a través de su navegador y nadie sabrá cuál fue la última vez que estuvo conectado.

  1. Averigüe quién puede ver qué en su perfil

Una forma sencilla de comprobar lo que sus contactos o la gente fuera de su red de amigos de Facebook puede ver de usted en la red social es a través de la función “Ver cómo”, que puede encontrar en el menú desplegable (en la esquina inferior derecha de la foto de portada).

 

Gracias a esa herramienta puede saber cómo es el aspecto de su perfil de Facebook para los demás.

Y si lo que quiere es saber quién ve las fotos en las que lo etiquetaron, basta con consultar su registro de actividad (equina superior derecha) y seleccionar la pestaña “Fotos”.

“Desde allí, puede hacer clic en los filtros a la izquierda para revisar un tipo específico de historia (por ejemplo, publicaciones o fotos). También puede buscar historias y hacer clic en un año a la derecha para ver historias de un año específico”, señalan desde Facebook. Solo usted puede ver ese registro de actividad y solo usted puede configurarlo.

  1. Esconda sus publicaciones de ciertos contactos

Con esta información bajo el brazo, tal vez decida eliminar ciertas fotos o publicaciones o esconderlas de la biografía (puede hacerlo en el menú desplegable, a la derecha de cada publicación). Pero también tiene la opción de restringir la privacidad para que solo ciertos contactos que usted elija vea lo que publica.

Puede hacer eso y más en la sección “Privacidad” que encontrará en la esquina superior derecha de su navegador de Facebook (o en el menú desplegable, si usa la aplicación móvil). “La herramienta recuerda los destinatarios con los que compartió la última publicación y utiliza la misma configuración cuando vuelve a compartir algo, a menos que la cambie”, dice Facebook en su sitio web.

Puede elegir entre “Público”, “Amigos” o “Solo yo”. Y también bloquear a ciertos contactos creando una lista de acceso restringido. Puede hacerlo a través de la sección “Amigos” en su biografía, seleccionando a la persona cuyo acceso quiera limitar, haciendo clic en “Agregar a otra lista”.Facebook

Más gente está muriendo por tomarse selfies y se desarrolla una App para impedirlo

En lo alto de un edificio o al borde de un precipicio. Junto a animales salvajes o en las profundidades del mar. Con la mejora de la tecnología, cada vez es más fácil hacerse a uno mismo fotografías espectaculares. Pero eso también ha hecho que en los últimos años haya aumentado el número de personas que mueren tomándose los populares selfies.

Así lo ha constatado un equipo de investigadores de la Universidad Carnegie Mellon, en Pittsburgh, Estados Unidos. Un estudio encabezado por el estudiante de doctorado Hemank Lamba señala que en 2014 murieron en el mundo al menos 15 personas tratando de tomarse un selfie. Para 2015 el número subió a 39 y tan solo en los primeros ocho meses de 2016, el número de casos llegó a 73.

El primer caso (reportado por una fuente de noticias confiable) de una persona que murió tomándose un selfie ocurrió en marzo de 2014. Desde entonces, Hemank y su equipo de investigadores encontraron 127 incidentes relacionados con este tipo de fotografías en todo el mundo. De ellos, 76 ocurrieron en India, 9 en Pakistán, 8 en Estados Unidos y 6 en Rusia.

La causa más frecuente de las muertes fue la caída desde lugares altos, pues la gente intenta llegar a lugares cada vez más inaccesibles para llamar la atención en las redes sociales, según destacan los investigadores de la Universidad Carnegie Mellon. En su estudio también registraron casos de ahogamientos, accidentes de tránsito, ataques de animales o incidentes relacionados con la energía eléctrica. En India varias personas murieron golpeadas por trenes.

Esto se debe a “la creencia de que posar en o al lado de las vías del tren con tu mejor amigo es un signo de amistad sin fin”, señala el estudio. Las autoridades declararon 16 zonas donde está prohibido tomarse selfies en la ciudad india de Bombay. En cambio en EE.UU. y Rusia, un número alto de las muertes se producen en incidentes con armas.

Hemank y su equipo están desarrollando una aplicación que alerta a quienes se toman un selfie si están poniendo en riesgo sus vidas. La aplicación será capaz de identificar cuando alguien está tomando una foto en un punto alto, en las vías del tren o en otras situaciones de peligro.

Esto se hará a través de un sistema que combine servicios de geolocalización y de reconocimiento de imágenes y que alerte a los usuarios. El equipo ha probado 3.000 selfies con un algoritmo que ha desarrollado el cual hasta ahora ha tenido una tasa de éxito de más del 70% cuando se trata de identificar una foto de riesgo.

Lo cierto es que cuanto mejor sea un selfie, más “me gusta” y más seguidores se pueden conseguir en redes sociales. El ruso Kirill Oreshkin es seguido por 17.900 personas y es conocido por sus fotos posando en arriesgadas situaciones en lo alto de edificios.

Usuarios de Instagram como Drewsssik también lograron un gran número de seguidores con fotos tomadas en la parte superior de estructuras altas. Su caso acabó en tragedia en 2015 cuando murió después de caer de un edificio.

En octubre de 2016, una niña rusa de 12 años, conocida como Oksana B, falleció después de subir a un balcón para tomarse un selfie. Lograron imágenes espectaculares pero a un muy alto precio.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos: una mágica promesa

(Incluye Spoilers)

Animales fantásticos y dónde encontrarlos es una de las películas más esperadas de este año. El spin-off del mundo mágico de J.K. Rowling, es por sobre todas las cosas, creo yo, una promesa: una aventura que no busca parecerse a la saga original de Harry Potter porque tiene su propia dinámica y su propio ritmo, pero se está guardando sus mejores cartas para el futuro.

También creo que el reto que tiene por delante no es nada alentador. Ya de por sí hacer que un spin-off funcione —y venda— es una tarea monumental, pero hacerlo con una saga completa, y sobre todo tomando en cuenta que la original fue una saga sumamente taquillera, lo vuelve una tarea no apta para muggles.

Pero David Yates, el director de esta primera entrega (y de la última de Harry Potter), se las arregló bastante bien para encender la llama de esa promesa y presentar a los personajes que podrían convertirse en entrañables. El mundo de los magos sigue bastante vivo, parece que es el mensaje. Y lo transmitió bien.

Escrita por la misma Rowling —en su primera incursión como guionista—, la película presenta a Newt (interpretado por Eddie Redmayne) como el nuevo outsider incomprendido con varita que podría salvar a la comunidad mágica de fuerzas oscuras. Narra su llegada al Nueva York de los años 20, como parte de sus viajes de investigación para escribir su libro «Animales Fantásticos y dónde encontrarlos», que se convertirá eventualmente en el libro de texto usado por Harry y sus amigos en Hogwarts (es uno de los libros obligados para los alumnos del primer año de Hogwarts).

La inclusión de un no-mago (como se conoce a los muggles en Estados Unidos) fue uno de los elementos que más destacan y que, en un primer momento, significaría un distanciamiento con la lógica de la saga original: Jacob es un obrero de una fábrica de alimentos enlatados cuyo mayor realización en la vida es poner su propia panadería. Todo un muggle hecho y derecho que, sin embargo, sabrá asimilar con mucha gracia y cierta desenvoltura ese otro mundo extraordinario, donde las varitas mágicas y los animales más fantásticos imaginables tienen protagonismo.

Y precisamente otro de los puntos interesantes de la cinta es la relación de estos dos mundos: los hechiceros y los muggles viven al borde de la guerra. El recelo, el odio y la condescendencia forman parte del día a día.

La estética de la película —los colores y los tonos con los que fue grabada— deja un agradable sabor de boca desde la primera toma. La película hace gala de los escenarios pintorescos del New York de aquellos años.

En ese contexto, Newt, Porpentina, Jacob y Queenie protagonizan una búsqueda de peculiares bestias que explotan lo mejor de la cinta. El nombre de la película no está demás: la exquisita colección de animales de Newt —que siempre carga en su maleta— es realmente fantástica, no sólo por la magia del efectos especiales con la que fueron hechos, sino porque sus características vuelven a ser prueba de la imaginación Rowling. Además, nos abren esa parte del mundo mágico que sólo pudimos entrever un poco en esas infames clases de Hagrid, que mandaron a más de un alumno con la enfermera de Hogwarts.

El antagonista de esta película corrió a cargo de Colin Farrell en su papel como Percival Graves, el trabajo no es sencillo acá tampoco: parte del éxito de Harry Potter se lo debe a uno de los enemigos mejor logrados de las películas de fantasía, Aquel-que-no-debe-ser-nombrado también se ganó el corazón —o el repudio— de los fanáticos de la serie. Así que es lógico que al personaje de Farrell le haya faltado mucha oscuridad. En realidad, sus apariciones son bastante circunstanciales y tienen poca incidencia. Esperemos que Johnny Depp haga un mejor papel como villano en las secuelas.

En resumidas cuentas puedo decir: la película vale la pena. Probablemente a los fanáticos más asiduos de Harry Potter les habrá parecido una cinta torpe —sí, el fanatismo nunca es bueno— pero creo que va por un buen camino para rescatar lo mejor del universo mágico. Hace falta ver más, pero este es, sin duda, un satisfactorio comienzo.

Los actores que murieron durante el rodaje de una película

Pese a las medidas de seguridad, durante un rodaje pueden darse todo tipo de percances. Algunos, como estos, han resultado letales para los actores

Sin duda, uno de los casos que más repercusión mediática ha tenido en la historia del cine fue el fallecimiento de Brandon Lee, hijo de Bruce Lee, mientras rodaba la película El cuervo, en 1993. Durante una escena en la que tenía lugar un tiroteo, Lee fue alcanzado en el estómago por los restos de un proyectil, que por error había quedado cargado en un arma que solo debía disparar cartuchos de fogueo. El accidente tuvo lugar a ocho días de terminar la filmación. Esta tuvo que ser completada con dobles y efectos digitales. Tenía veintiocho años.

Una suerte parecida corrió Jon-Erik Hexum, que en 1984 trabajaba en el film Cover Up: le explotó una bala de fogueo en la sien mientras manejaba un revólver.

Martha Mansfield, por su parte, ardió con su vestido de época en 1923 justo después de terminar sus escenas en la película The Warrens of Virginia. Se cree que una cerilla o un cigarrillo pudieron prenderle fuego.

Más escabrosa aún fue la muerte de Vic Morrow, en el rodaje de En los límites de la realidad (1983). En un momento dado, el actor se encontraba en un río, intentando rescatar a dos niños que llevaba con él. Un helicóptero que los perseguía cayó sobre ellos. Las hélices decapitaron a Morrow y a uno de los pequeños. El otro falleció aplastado.

Tyrone Power iba a interpretar el papel de Salomón en la cinta Salomón y la reina de Saba, que se estaba rodando en España y sería estrenada en 1959. Un infarto acabó con él. El actor británico Roy Kinnear también terminó sus días en Madrid, y por idéntica causa. Se encontraba en Toledo rodando El regreso de los mosqueteros, donde interpretaba el papel del criado Planchet. Durante una escena a caballo, se cayó de su montura y se rompió la pelvis. El accidente no fue mortal, pero el actor falleció un día después en el hospital al que había sido trasladado tras sufrir un ataque cardíaco.

¿Sansa Stark y Jon Snow tendrían una relación?

(Esta nota contiene spoilers)

La espera de la nueva entrega de Game of thrones ha hecho que los seguidores de la serie, basada en el libro Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin, piensen en las ideas más descabelladas sobre lo que podría pasar en la séptima temporada.

Al youtuber Alt Shift X, quien tiene más de 517.000 subscriptores en YouTube, se le ocurrió que Sansa Stark y Jon Snow podrían contraer matrimonio durante la próxima entrega de la serie de HBO. Su hipótesis se basa en una historia anterior de George R.R. Martin en la que el protagonista, el caballero Dunk, asiste al torneo en el que nombrará a uno de los campeones que se quedará con Lady Ashford. Los caballeros de las cinco casas que se enfrentan son: Lyonel Baratheon, Tybolt Lannister, Leo Tyrell, Humphrey Harding y Valarr Targaryen.

Alt Shift X notó que el apellido de los contendientes coincide con las relaciones en las que se ha visto envuelta Sansa Stark en los libros. En primer lugar estuvo prometida con Joffrey Baratheon —aunque es un Lannister—, luego con Willas Tyrell, pero en cuanto los Lannister descubrieron el plan la obligaron a casarse con Tyrion Lannister. Y cuando emprende su huida con Petyr Baelish y se cambia el nombre por Alayne Piedra, es prometida a Ser Harrold Hardyng. Para completar la lista de coincidencias solo faltaría el apellido Targaryen.

La hipótesis cobró mucha más fuerza desde que se confirmó que Jon Snow no es hijo de Ned Stark sino de su hermana Lyanna y Rhaegar Targaryen. Por eso, Jon podría ser un posible candidato para Sansa.

Sin embargo, hay algunas cosas que no concuerdan con lo que ha presentado en la serie televisiva. Willas Tyrell no aparece y su trama fue absorbida por Loras. Algo similar sucede con Harrold Hardyng quien tampoco aparece en la adaptación de televisión, de hecho cuando Sansa llega a la casa de su tía queda como prometida de su primo Robert Arryn. Y después, Sansa es obligada a casarse con Ramsay Bolton.

Por último, la actriz Sophie Turner y los guionistas han apuntado a que en la séptima temporada crecerá la rivalidad entre Jon y la primogénita de los Stark, quienes aún piensan que son hermanos.

Sansa

Ser una mamá auténtica

A los 33 años me convertí en madre de una hermosa niña, Alazne. Desde que comunicamos la noticia de que íbamos a ser padres, nunca faltaron los comentarios como «duerme ahora que puedes…» «Aprovecha ahorita que no ha nacido porque después no tendrás tiempo para nada…» «Jamás volverás a dormir tranquila…» «Ahora tendrás que pensar en tu hijo antes que en ti…» frases como esas las escuché de mis vecinas, tías, amigas con hijos, de mi propia madre inclusive. Yo no podía conciliar la idea de que un evento tan maravilloso como tener un bebé se convirtiera (desde la perspectiva de ellas) en lo más parecido a la anulación de mi propia identidad.

He invertido tanto tiempo, tantos esfuerzos y tanta pasión enamorándome de mi misma, definiendo mi identidad, respetando mis propios procesos, reconciliándome con mi pasado, conociéndome y amándome por lo que soy que no estaba dispuesta a creer que el único camino para ser mamá era, en pocas palabras dejar de vivir, dormir, comer, etc.

Mi hija no se merece eso.

Mi hija se merece una mamá feliz, auténtica, sin complejos, sin miedo. Una mamá libre de ser quien es, genuina, valiente, con proyectos apasionantes, una mujer que le enseñe a divertirse, a viajar, a compartir sus ideas en voz alta.

Ahora, con Alazne en mi vida, no existe el «yo era…» porque soy la misma mujer que era antes de ella (empresaria, compañera, esposa, hija, creativa, emprendedora) pero con más ganas que nunca. Siempre supe que podía lograr lo que me propusiera, pero gracias a mi hija me encontré cara a cara con mi magia interior, una fuerza que no conocía y que ahora disfruto desde que me convertí en mamá.

Y vivo feliz, duermo, como (me ensucio más, eso sí), tengo muchos proyectos en camino y muchas más ideas que antes. Alazne es mi compañera de viaje y lo será hasta el día en que ella decida emprender el suyo propio.

Espero que estas palabras sean útiles para mis amigos que son padres y para los que quieren serlo. A todos ellos les cambio la frase «aprovecha para dormir ahora que puedes» por «aprovecha para soñar todo lo que quieras».

(Autora: Elsy Montenegro / CEO de ADN Branding. Co-Fundadora del International Brand Coaching Institute en la Ciudad de México. Especialista en construcción de Marca Personal y orgullosa madre de familia).

Universidad Escocesa impartirá una cátedra sobre «Los Simpsons»

La Universidad Escocesa de Glasgow comenzará muy pronto a impartir una clase muy curiosa, pero tiene sentido cuando se explica. Por unos USD $37 puedes asistir al curso llamado «D’oh! The Simpsons Introduce Philosophy» el que busca analizar y dar perspectiva a cómo funciona la serie animada desde un punto de vista filosófico.

«Los Simpson» es uno de los artefactos culturales más grandes del mundo moderno, en parte debido a que están llenos de filosofía. Aristóteles, Kant, Marx, Camus y las ideas de muchos otros grandes pensadores están representadas en lo que posiblemente sea una de las formas de filosofía más puras: las caricaturas. Esta clase explorará las ideas más inspiradoras presentadas por Matt Groening en este monumento a la estupidez humana.

No es raro ni primera vez que vemos un acercamiento de la familia amarilla al mundo de la filosofía, Matt Groening, creador de la serie, durante su juventud fue un estudiante de la rama y nombró a Homero por el reconocido filósofo griego. El año 2001 Aeon J. Skoble y William Irvin publicaron el libro «Los Simpson y la Filosofía: El Do’H! de Homero» el cual fue un éxito, vendiendo más de 200.000 copias en todo el mundo y se considera lectura recomendada en algunas escuelas.

El 2012 la revista especializada «The Philosophers» publicó un ensayo de Julian Baggini donde consideraba que la serie «hace más filosofía que la mayoría de los filósofos» y que «la comedia es la forma más honesta de arte que tenemos».

Homero

¿La esposa de Einstein fue coautora de sus teorías?

La esposa de Einstein. VoxBox.

Mileva Marić, la esposa de Albert Einstein, lo conoció en el Instituto Politécnico de Zurich, al que accedió después de pasar duros exámenes. La relación entre ambos científicos fue más que amorosa.

Detalles.- Mileva Marić, la esposa de Albert Einstein, lo conoció en el Instituto Politécnico de Zurich, al que accedió después de pasar duros exámenes. La relación entre ambos científicos fue más que amorosa, ya que entre ellos se estableció un fuerte vínculo intelectual: Mileva entró en la vida de Einstein en un periodo crucial de su carrera y él admiraba las ambiciones intelectuales de su mujer.

Sin embargo, Mileva quedó embarazada antes de casarse con Einstein, un hecho que le hizo apartarse paulatinamente de la vida académica para dedicarse a las tareas domésticas y apoyar la labor investigadora de su marido. Sin embargo, son muchas las voces que reclaman la participación activa de Mileva en las grandes aportaciones de Einstein a la ciencia. Entre los argumentos se señala, por ejemplo, que el físico cedió parte de los beneficios del Premio Nobel a su mujer, y que en la correspondencia que mantenían entre ambos siempre hablaban de «nuestra» teoría y «nuestros» trabajos.

Lo cierto es que Mileva Marić nunca reclamó la coautoría de los éxitos cosechados por su marido, no publicó nada por su cuenta después de separarse de Einstein y su participación como «madre» de la Teoría de la Relatividad carece de fuertes evidencias. Los historiadores, en general, coinciden en afirmar que, simplemente, Mileva se retiró del mundo académico para dedicarse a su marido —que no le debía tratar precisamente bien, y de quien se separó en 1919— y a sus hijos.

Su historia sería similar a la de tantas otras mujeres de talento nacidas en una época en la que la ciencia estaba reservada a los hombres. Tan solo cabe preguntarse, entonces, qué hubiera pasado si esta historia de amor entre científicos se hubiera desarrollado en el siglo XXI.

VoxBox.-