Now Reading
¿Qué haces en San Salvador si no puedes escuchar? El caso de Rodrigo

¿Qué haces en San Salvador si no puedes escuchar? El caso de Rodrigo

“¿Qué se siente ser un pequeño niño/en una escuela, en un aula sin sonido/con la maestra que habla, habla y habla/y que cuando al fin se acerca a ti/te exige que sepas bien lo que ella te dijo?/ Tienes que ser sordo para comprender”.

Tienes que ser sordo para comprender, Willard J. Madsen.

En 2009, cuando cursaba tercer grado de educación básica, uno de los libros que utilizábamos tenía como tema el lenguaje de señas, el cual sirve para comunicarse con personas sordas. En ese momento nació mi curiosidad sobre el tema, veía a los intérpretes en televisión y personas en lugares públicos, incrementando mi curiosidad. Pero no lograba captar la realidad de las personas, hasta que conocí a Rodrigo.

Rodrigo es un chico de diecinueve años que estudia Ciencias de la Educación, aunque su intención es cambiarse de carrera. Él es sordo (y sí, se dice sordo, no sordomudo), en algún momento de su niñez él podía escuchar, pero tras una enfermedad perdió este sentido. Uno de los problemas más grandes es que a su familia no le gusta usar el lenguaje de señas por lo que debe leer los labios, actividad que resulta demasiado difícil.

Cuando estaba estudiando, no pudo asistir a una “escuela especial”, por lo que su educación la llevó a cabo con estudiantes oyentes. No tenía un intérprete, así que su tarea era leer los labios de la maestra y entender, más o menos, lo que ella decía. Me contó que lo mejor era cuando había exámenes, porque habían ideado un sistema de señas para pasar la copia… Esto era fácil porque la maestra no dominaba el lenguaje.

El examen de admisión para la universidad tuvo que ser con una intérprete presente. Esto se debe a que, por ejemplo, las figuras literarias se interpretan de manera literal, por lo que “en un lugar de La Mancha” es interpretado como una mancha en un objeto y no un lugar llamado “La Mancha”.

Un dato relevante es que la mayor parte de personas sordas en el país utilizan el Lenguaje de Señas Salvadoreño (LESSA), mezclado con el Lenguaje de Señas Americano (ASL, por sus siglas en inglés). El problema reside en que la Comisión de Lenguaje de Señas Salvadoreño (CLESSA) no siempre comunica las nuevas señas y el lenguaje se ha quedado corto, en comparación al estadounidense.

La idea de algunas personas es crear aulas especiales para estudiantes con capacidades especiales en las universidades, aunque esto es una forma de discriminación para las personas. La sociedad debería aprender a comunicarse con las personas, aunque no manejemos el mismo lenguaje, aunque ¿cómo hacer en el transporte colectivo?, por mencionar algo.

See Also
Nelson Mandela. VoxBox.

Rodrigo me comentó que ha tenido la suerte de que la gente es amable y le ayuda para avisar con anticipación la parada de autobús. Además de estudiar, él trabaja como cajero en un supermercado de nuestro país; no requiere mayor comunicación con las personas y si lo necesita solo le pide ayuda a uno de sus compañeros de trabajo.

Algo que me pareció curioso es que uno de los establecimientos de Pizza Hut de Metrocentro, San Salvador, hay una persona que maneja el lenguaje de señas y atiende a las personas sordas, lo mismo ocurre con el establecimiento de Taco Bell, en donde el servicio llega a tal punto que le preguntan en lenguaje de señas si quiere salsa verde o salsa roja.

A continuación, él nos enseña algunas de las palabras más fundamentales dentro del lenguaje.

Como sociedad salvadoreña nos es importante manejar este tipo de comunicación inclusiva, por lo cual, Rodrigo nos está enseñando el Lenguaje de Señas Salvadoreño durante las clases. Los catedráticos le han otorgado a él, y a su intérprete, diez minutos para enseñarnos algunas palabras.
Autor: Alejandro Alonzo. Estudiante de Licenciatura en Ciencias de la Educación. Autor del blog Ensayos de Alejandro.
What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 VoxBox, Todos los derechos reservados.   Contáctanos: info@voxboxmag.com
Scroll To Top