Now Reading
Ampliando la perspectiva desde Soyapango: Observatorio Micro-Macro

Ampliando la perspectiva desde Soyapango: Observatorio Micro-Macro

Observatorio-Micro-Macro_VoxBox

En la línea fronteriza entre Soyapango y Ciudad Delgado, dos de los municipios más golpeados por la violencia, se encuentra el nuevo Observatorio Micro-Macro, o MMO, por su nombre en alemán (Mikro-Makro Observatorium), de la Universidad Don Bosco (UDB). Este proyecto no hubiera podido ser realizado sin la colaboración de la fundación Karlheinz Wolfgang-Stiftung (KwS) y, con él, la universidad salesiana busca contribuir a la sociedad de forma directa.

Pero, ¿cómo buscan tener un impacto positivo en la sociedad construyendo un observatorio en el corazón de la urbe salvadoreña, en lugar de buscar una zona más elevada, por no decir menos populosa?

Para contestar estas preguntas hay que ir a la esencia de la idea que inicio el proyecto. Pero primero, definamos qué es un observatorio “micro-macro”.

El Observatorio de la UDB

Ampliando la perspectiva desde Soyapango: El Observatorio Micro-Macro de la UDB

Infraestructura

El Observatorio Macro-Micro es, más bien, un complejo científico que consta de varias componentes.  La primera de ellas es la infraestructura, donde se cuenta con un planetario, salas de proyecciones y el instrumento principal: un observatorio astronómico que consta con una torre de observación.

Tecnología

La siguiente componente es la tecnológica, la cual está dividida en dos componentes: la macro y la micro.

Macro

Por el lado del componente macro, el observatorio de la UDB cuenta con un telescopio solar de 90 milímetros (3.5 pulgadas) que sirve para observar el sol. También tiene tres telescopios de 203.2 milímetros (8 pulgadas), que son pequeños comparativamente hablando, y estarán a disposición de todo público. Y, por supuesto la atracción principal: el telescopio RC20 que, con un diámetro de medio metro (20 pulgadas), es el más grande de la región. 

Micro

Para la parte micro, cuentan con 13 microscopios de 5 tipos diferentes, que van a estar orientados a trabajar con todos los niveles educativos, desde parvularia hasta personas adultas, universitarios y personas que no necesariamente están estudiando una carrera.

Formación

Este peculiar concepto de unir la observación macroscópica del universo con la microscópica de lo orgánico de nuestro planeta tiene detrás una filosofía muy especial y es la tercera componente. El último componente de este proyecto es la formación, la parte que tiene que ver directamente con lo educativo.

El objetivo de permitir que las personas perciban la realidad en el nivel macro y en el micro es para poder contrastar el gran universo que está sobre nosotros. Que por un lado nos envuelve a nivel planetario –lo que nos permite comprender dónde estamos ubicados en el universo–, pero también la realidad que nos olvidamos que existe, y que es vital para nuestra percepción: la realidad microscópica.

Un observatorio con fin social

La finalidad del observatorio de la UDB está contenida precisamente en el nombre que tiene el proyecto, es decir, en el aspecto micro y macro. La UDB busca, junto a la fundación KwS, ayudar a las personas a ampliar su campo de percepción.

Si los medios de comunicación son un indicador de lo que estamos pensando como sociedad, pareciera que lo único que pasa por nuestra mente es crimen, violencia y política. Muchas veces son lo mismo.

Ante esto, Mario Olmos, rector de la UDB, propone una idea interesante.

Durante el periodo de la guerra en El Salvador mucha gente miraba hacia el cielo por las noches porque no había energía. Era lo único que podía contemplarse y no cuesta imaginar que lo hacían tratando de pensar en un país sin guerra. 

Cuando la guerra pasó, nos olvidamos de ver hacia arriba, hacia ese cielo estrellado que teníamos sobre nosotros. Parece exageración, pero el objetivo de la UDB es que todos volvamos a ver hacia el cielo con esperanza.

See Also

“Una galaxia no está compuesta de cosas grandes sino de cosas muy pequeñas. Entonces, hay una conexión entre lo grande y lo pequeño. Y podemos descubrir cómo hay una conexión entre la violencia social –grande– que tiene nuestro país con los pequeños actos de violencia que todos los días vivimos en nuestras relaciones diarias, en la manera como nos relacionamos con los demás, como los tratamos”.

Mario Olmos, rector de la Universidad Don Bosco.

Y es una idea que comparte Brisa Terezón, catedrática y astrónoma encargada del proyecto. 

Cuando le preguntamos, ¿para qué montar un observatorio en esta zona? Ella nos contestó:

“Lo queremos para que las personas tengan acceso y consideren que hay un lugar diferente donde se puede disfrutar de la ciencia y de la astronomía de una forma divertida, y que se lleven el mensaje: si yo comprendo este universo micro y el universo macro, o veo cual es la relación entre ellos dos entonces [comprendes que vos, como persona,] componés un micro. Cuando llegás a tu casa con tu familia, ahí ya vas creciendo en macro, y luego en la colonia, y luego en el municipio. La idea es todo el país.”

Justamente de ahí viene la idea de tener microscopios y telescopios, de observar lo micro y lo macro, y reflexionar que todo lo que hacemos en nuestro alrededor tiene un impacto en la sociedad, a mayor escala.

Se trata de una comparación extraña, quizás, pero si lo pensamos bien, bastante acertada: así como una galaxia está compuesta por billones de elementos que inciden en ella, así las pequeñas acciones pueden comenzar a transformar este problema salvadoreño que parece no tener fin.


El observatorio de la UDB fue inaugurado el pasado 15 de agosto de 2019, pero mantente pendiente a las redes de la UDB y de VoxBox para conocer cuándo podrás comenzar a llegar a aprender de astronomía en pleno Soyapango.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 VoxBox, Todos los derechos reservados.   Contáctanos: info@voxboxmag.com
Scroll To Top