Now Reading
Lo que cuentan los «postes»

Lo que cuentan los «postes»

Postes_VoxBox

Por todos es conocido que el Gobierno de El Salvador, a cargo de Nayib Bukele, ha comenzado con el Plan de Control Territorial: una forma de presión para que los grupos delictivos dejen de delinquir. Uno de los principales propósitos es poder ayudar a los jóvenes a salir de estas agrupaciones, que cuentan con grandes estructuras a nivel nacional. Dentro de estas estructuras, hay un subgrupo perteneciente a las maras y pandillas: los postes.

Un poste, para quienes no lo sepan, es un chico que se encarga de vigilar que no venga la policía o los soldados, un vigilante. Por lo general, se mantienen en la entrada de los pasajes, o en zonas estratégicas de los mercados, para ver quién pasa por determinados lugares. En ocasiones, también se encargan de cobrar la extorsión, coloquialmente conocida como renta.

En otros casos, la misma gente que les entrega el dinero de la extorsión hace todo lo posible por aconsejarlos. La gente que vive en el entorno a menudo les da un consejo o instrucción que «les pueda ayudar con sus vidas». Uno de los principales consejos es el que tiene que ver con sus adicciones al cigarrillo. Así fue como conocí a un chico a quien llamaré Ángel.

Ángel estaba sentado, fumando un cigarrillo en la orilla de una acera cuando me llamó. Su primer pregunta fue «¿no viste si la policía estaba ahí?». Tranquilamente le dije que no, y en el momento en el que me iba me hizo otra interrogante «¿cómo te va?». Me senté al lado de él, llegaron otros chicos y comenzamos a hablar de los principales problemas que ellos tienen. El primer tema fue la iglesia, uno de ellos me contó una de sus experiencias.

«Una vez nosotros veníamos caminando cuando una hermana nos paró y nos dijo que, tipo el Señor le había dado una ‘revelación’ y nos dijo que nos iban a matar. Tipo nos dijo que venían unos hombres en un carro negro y nos disparaban para dejar nuestros cuerpos aquí en la entrada del pasaje».

En el momento en el que me dijo esas palabras, me quedé pensando un instante cuando alguien me contó que dentro de algunas «iglesias» o «casas de oración» no los dejaban asistir, porque consideraban que su vestuario no era el adecuado, así que ellos mostraban poco interés en poder asistir a reuniones así.

Luego consideré preguntarles por la situación dentro del centro escolar. Fue cuando uno de ellos me dijo que uno de los maestros le pidió que moviera un pupitre. En el momento en el que él llevaba pupitre vino el docente y le dio un golpe en la espalda. Me expresó que no era la primera vez que esto ocurría. Ángel me dijo que, en muchas ocasiones, ese mismo docente había hecho lo mismo con varios, pero que «era una forma de bromear».

Ya que estábamos en ese punto les pregunté: ¿Qué habían aprendido? Entonces me dijeron que casi no les daban clases. Uno de ellos me expresó que el maestro de lenguaje no llegó durante toda la hora porque estaba molestando con un pequeño grupo de compañeros. Sin embargo, antes de salir a recreo les llevó unos libros y les pidió que copiaran. Quien no copiara todo no podía salir a recreo, pero, al final, le dijo a todos que salieran a recreo.

See Also
Tiroteos_VoxBox

Uno de los chicos comentó que no tiene una buena alimentación en casa. Añadió que en la escuela solamente les dan una taza de leche con hielo. Me dijo que hay una señora, ya de edad avanzada, que, cuando puede, les da comida y los aconseja. Con un tono reflexivo me dijo que le gusta cómo lo trata la anciana.

Ya que habían tocado el tema de la anciana, uno de ellos dijo que la señora antes cocinaba en la escuela, pero que le decepcionó que los maestros se llevaban a su casa parte de los alimentos. Finalmente, hablaron de un último tema: la relación con la Policía Nacional Civil.

Todos han recibido golpes por parte de la policía. Sin embargo, hubo una ocasión en la que el hecho fue injustificado. En ese momento, llegó la madre de uno de ellos y contó que los agentes de la policía y un grupo de soldados llegaron gritando «¡Señora abra la puerta!», luego sacaron al chico que estaba dormido y con el arma apuntando al cuello le preguntaron «¿Por qué se escapó?», pero él no había salido y estaba dormido.

Está claro que ellos sufren mucho. Tal vez no es la decisión correcta, pero eso no les quita que dejen de ser estudiantes, o que hagan algo por su vida. Muchos de ellos quieren superarse y solo les falta que alguien les pueda dar una oportunidad o ayuda para poder cumplir sus sueños.

Autor: Alejandro Alonzo. Estudiante de Licenciatura en Ciencias de la Educación. Autor del blog Ensayos de Alejandro.
What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 VoxBox, Todos los derechos reservados.   Contáctanos: info@voxboxmag.com
Scroll To Top