Now Reading
Los límites de la amistad

Los límites de la amistad

Lo fraternal siempre tiene un grado de influencia muy importante en nuestra vida, evidencia de ello son las constantes consultas que hacemos a nuestros amigos ante decisiones importantes, o solo cuando queremos conocer sus opiniones.

Cuando uno comparte algo muy íntimo con alguien, ese alguien no es cualquier sujeto, sino una persona que se considera importante a la cual se le ha otorgado una especie de licencia de opinar y hacer observaciones sobre nuestra persona, pues queremos creer que nos conoce mejor que los demás por la convivencia que se ha tenido, y eso genera una sensación de seguridad, pero ¿seguridad ante qué?, ante los juicios a priori, esos que hacen las persona ajenas a nuestra vida –con mucha frecuencia sin haberse solicitado– y los que se perciben desde una perspectiva egoísta y distante, porque no toman en cuenta las variables personales.

En la amistad se encuentra un refugio cálido en los momentos de mayor oscuridad y una agradable compañía en los momentos de alegría. Sin embargo, toda amistad llegará al punto donde la turbación existencial de una de las partes no requiere intervención de la otra parte.

En la amistad existe un límite de intervención que no se pueden sobrepasar porque delimitan la frontera entre lo fraternal y lo personal. Se llega a un punto en que toda persona es responsable de sí misma; es decir, es la única responsable de cómo administra su historia personal y el porqué de lo que hace con su vida en su presente.

Esto es más claro en los momentos de turbación. Un gran amigo puede intentar ayudarle a otro para resolver una situación a apremiante, y pueda que con frecuencia sea de mucha utilidad, pero habrá situaciones en las que él no podrá otórgales respuestas que lo satisfagan, y puede verse frustrado en su inutilidad. No es que esto lo convierta en un mal amigo, solo ha encontrado el límite de utilidad de su amistad.

Muchas veces en la amistad uno de los miembros quiere sobrepasar esa barrera individual porque cree que allí es donde se encuentra la explicación de comportamientos perjudiciales para la amistad misma, o para el amigo en sí. Pero, aunque la motivación que resida tras esa intención sea altruista, la otra persona no podrá evitar sentir violada su intimidad, pues su foro interior debe permanecer impoluto a todo contacto exterior .

Un amigo puede llegar a conocer lo más oscuro del ser de un amigo, sus más profundos temores y vergüenzas, pero eso no implica que deba conocer las razones de estas, porque con mucha frecuencia ni el mismo propietario lo tiene muy claro y trata a su manera de entender el porqué, y solo él puede hacerlo, porque él es el autor de su propia existencia, dicho de otra forma, él fue quien estuvo expuesto a todos los acontecimientos su vida; el amigo es un personaje que tiene solo una versión de esos eventos.

Si se insiste en querer encontrar una explicación del porqué, hay ciertas reacciones y comportamientos perjudiciales en su compañero, lo único que obtendrá son una serie de mecanismos de defensa que busquen proteger su íntimo ser.

See Also

Por supuesto, existe la curiosidad por querer conocer a nuestros seres queridos y siempre tendremos la sensación de no conocer por completo a nuestros amigos, y eso no está mal, no se debe ser invasivo en el ámbito personal, debemos aceptar que hay algo digno de la evolución personal, algo que no siempre se querrá compartir.

La amistad tiene un límite, y reside en la responsabilidad que tiene cada uno de nosotros de hacerse cargo de las propias decisiones de su vida. La amistad es pues, un fuerte soporte de apoyo en el que no se defiende o se juzga lo que nuestro amigo ha decidido elegir para su vida, pese a que no siempre estemos de acuerdo con ello.

Si una persona ya ha tomado una decisión contraria, pese a las opiniones y consejos de sus amigos, esta persona tiene una razón personal en el asunto que solo ella puede entender. Es por eso que incluso en el suicidio hay determinantes que no siempre pueden salvarse en una intervención oportuna.

Los amigos no siempre pueden evitar que alguien tome una decisión fatal, no quiero decir que es inútil intentarlo, pero en caso de hacerlo y fallar no significa que no se hizo con suficiente esmero. Nadie salva por completo a alguien de su propia lucha existencial. Al final, pese a la influencia exterior, uno elige por conveniencia.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 VoxBox, Todos los derechos reservados.   Contáctanos: info@voxboxmag.com
Scroll To Top