Now Reading
Godzilla y el Superhombre

Godzilla y el Superhombre

Godzilla y el Superhombre.

Marvel predica una de las ideologías más influyentes de los últimos años. La Teoría del Gran Hombre dice que la historia es producto de la voluntad de los pocos, de los excepcionales. Tony Stark, el genio carismático que salva al mundo con su mente y una computadora, es el sueño de Carlyle, Nietzsche y Ayn Rand.

Los fans de Marvel miran escépticos. Dirán que sus películas solo buscan ganar dinero, entretener, inspirar, dar un escape de la vida real. Pero si dejamos de pensar en ideología como mala palabra, vemos que lo inescapable que es. Al entender una ideología como un conjunto de creencias y valores, el centrista pragmático se vuelve ideólogo como el Marxista radical. La cultura pop toma y refleja estas ideologías, aun sin quererlo; Superman es un producto del individualismo estadounidense aunque Superman no lo sepa.

Si todavía dudamos que estas ideologías resuenan fuera de la pantalla, abramos cualquier revista de negocios o tecnología: Elon Musk se ha convertido en un superhéroe de la vida real. El genio millonario que usa su poder para salvar el planeta y llevarnos a las estrellas es la narrativa romántica construida a su alrededor. El mismo Elon parece feliz de ponerse la capa, después de intentar (sin éxito) rescatar personalmente a los futbolistas tailandeses atrapados en 2018.

Y si la ideología del Gran Hombre no parece tan mala, es porque no siempre deja ver su cara más fea. La existencia de grandes hombres que crean el futuro sugiere hombres y mujeres mediocres que estorban. Las tradiciones elitistas no son sin un desprecio de las masas que a través de instituciones colectivas entorpecen los esfuerzos de los realmente grandiosos.

¿A quién recurrimos en un mundo de armas nucleares, terrorismo y cambio climático? Las instituciones tradicionales (Estado, Iglesia, Naciones Unidas, Oenegés) están cada vez más desprestigiadas, castigadas por errores históricos que han alimentado la ideología individualista. Pero en el mundo real, complejo y cambiante, Iron Man no existe y Elon Musk nos volverá a fallar. ¿Pueden realmente las estructuras colectivas de la modernidad mantenernos seguros?

Chernobyl (2019) intenta contestar la pregunta. A primera vista, la serie hace una buena crítica del Estado soviético, que muchas veces estaba más interesado en propaganda que en la verdad. A segunda vista, la ideología se vuelve más clara. La serie, a pesar de ser excelente, se sale de su camino para decirnos que estos funcionarios no son solo humanamente imperfectos, sino burócratas inútiles, donnadies que carecen el talento y la voluntad para resolver problemas. ¿La solución? Los grandes hombres y mujeres de la comunidad científica le hacen frente al Estado. Chernobyl apuesta, quizás exageradamente, por una tecnocracia de personas brillantes y altruistas.

See Also
DiCaprio_VoxBox

Al otro lado del mundo las cosas no siempre son iguales. En clásicos del anime como Akira (1988) y Ghost in the Shell (1995) podemos ver una visión menos cínica del Estado; no es perfecto y hasta actúa como antagonista, pero hay una creencia de que merece ser arreglado y gente intentando hacerlo; algo que no existe en el cyberpunk americano. Desde su infraestructura pública hasta la alta participación del Estado en la economía, su cultura pop nos da una pequeña ventana para entender Japón desde la colectividad.

Llegamos finalmente a Shin Godzilla (2016). No solo rinde tributo al Gojira original fiel y artísticamente, sino que quita atención del monstruo para enfocarse en las personas. Godzilla es la metáfora para el desastre natural-nuclear a la vuelta de la esquina y la película explora qué mecanismos y sistemas de cooperación tenemos a nuestra disposición para enfrentarlo. Vemos lo torpe e ineficiente que puede llegar a ser la burocracia, lo ordinarios que son quienes la conforman, pero también vemos cómo se coordinan entre gobiernos, empresas privadas, centros de estudio y ciudadanos corrientes para salir adelante. 

Preguntamos ¿quién puede salvarnos? y el país que sobrevivió Hiroshima, Isewan, Aum Shinrikyo y Fukushima nos contesta: todos juntos.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 VoxBox, Todos los derechos reservados.   Contáctanos: info@voxboxmag.com
Scroll To Top