Now Reading
«Detention» y el horror del fascismo

«Detention» y el horror del fascismo

Detention.

Detention (2017) es una joya enterrada que vale la pena rescatar. Este videojuego pertenece al género de survival horror (“horror de supervivencia”), que consiste en sobrevivir a un ambiente hostil y aterrador. El catálogo es grande y Detention resalta de entre la multitud. Lo hace por una razón: mientras otros como Resident Evil y Outlast se enfocan en la dificultad y la intensidad del miedo, valiéndose de jumpscares y persecuciones, Detention retoma la tradición de Silent Hill al crear una atmósfera narrativa y psicológica que nos invita a reflexionar sobre el terror en sí.

Despertamos como Wei, un estudiante de bachillerato en una escuela taiwanesa evacuada después de un tifón. Lo primero que notamos es la atmósfera opresiva e intranquila que el juego nos impone. Mensajes confusos, puertas cerradas y caminos bloqueados nos avisan que no va a ser fácil salir. Poco después cambiamos de personaje a Ray, otra alumna de la misma escuela. Nos encontramos atrapados con ella en un entorno minimalista pero tétrico, lleno de rompecabezas crípticos y monstruos sacados de la mitología china.

A medida que avanzamos nos damos cuenta de que el verdadero horror no está en los monstruos. El videojuego toma lugar en los años sesenta, cuando Taiwán se encontraba bajo Ley Marcial. Mucho se nos ha hablado sobre los horrores del comunismo pero poco sobre los horrores del anticomunismo. El siglo XX fue una batalla por el alma del mundo y detrás (o delante) de cada Terror Rojo hubo un Terror Blanco dirigido por las fuerzas de la reacción. En el caso de Taiwán, el Kuomintang establecería una dictadura conservadora y nacionalista, cuya violencia política tendría poco que envidiarle a la de Mao.

Es aquí donde comprendemos el doble significado del título. Detention no solo se refiere al castigo escolar, sino a la detención arbitraria de disidentes políticos, tan común en ese lugar y tiempo. En el sótano de la escuela encontramos celdas, cárceles clandestinas llenas de prisioneros torturados a muerte. En la oficina del director encontramos nexos con el Partido, en la sala de proyección, propaganda política. Vemos flashbacks de detenidos encapuchados a punto de ser ejecutados, todo bajo la gran estatua del líder supremo Chiang Kai-shek. Debajo de la pesadilla surreal de la escuela, encontramos la pesadilla real del fascismo.

See Also
Conocimiento-Democratico_VoxBox

Pero Detention no es (solo) un pronunciamiento contra un régimen condenable. Las capas de significado se van acumulando mientras jugamos. El verdadero misterio que tenemos que resolver no es el de qué le pasó a la escuela, sino el de qué le pasó a Ray. El juego nos confronta una vez más con el terror de lo real: una familia disfuncional al borde de desintegrarse, un triángulo amoroso que termina en tragedia. Hacia el final del viaje, los únicos fantasmas que nos encontramos son los fantasmas de Ray, atormentada por el peso de sus propios errores.

El genio de la obra está en mostrarnos que la línea entre lo personal y lo político no existe. Que lo personal es político es un mensaje nunca debe perderse de vista, sobre todo con tantas figuras conservadoras diciéndonos que el cambio solo está en uno. Las relaciones de Ray de alguna u otra manera terminan siendo sacudidas por la represión del régimen, mismo que se alimenta del rencor y frustración de la población. Detention nos muestra cómo la oscuridad en el corazón de sus personajes es un reflejo de la corrupción de una sociedad hundida en el silencio y el odio. En una parte nos dice: cuando nos encontramos impotentes, intentamos dañar a aquellos que son frágiles. Ese es y siempre ha sido el espíritu del fascismo que este juego comprende y transmite tan bien. El viejo cliché dice que quienes no conocen la historia están condenados a repetirla y obras como Detention invitan no solo a conocer, sino a sentir y reflexionar los peores horrores de la humanidad.

What's Your Reaction?
Excited
0
Happy
0
In Love
0
Not Sure
0
Silly
0
View Comments (0)

Leave a Reply

Your email address will not be published.

© 2019 VoxBox, Todos los derechos reservados.   Contáctanos: info@voxboxmag.com
Scroll To Top