Leyendo actualmente
El amor después del amor: Una radiografía de las relaciones

El amor después del amor: Una radiografía de las relaciones

Después del amor. VoxBox.

Hace varios meses leí un libro que me pareció muy interesante, y a la vez hermoso, se llama El amor después del amor, escrito por Laura Ferrero e ilustrado magistralmente por Marc Pallarés. La premisa nos muestra un compendio de historias sobre rupturas amorosas, desamor a secas, traiciones y un poquitín de drama, lo normal en las relaciones humanas contemporáneas.

El libro empieza contándonos la historia detrás del aclamado primer disco de Bon Iver, For Emma, Forever Ago. El pobre de Justin Vernon estaba enfermo, no sabemos bien si del cuerpo, del alma o de ambos. Así que se fue a una cabaña en medio de la nada, pasó los meses más fríos en completa soledad y ahí, con su dolor a cuestas, y como el propio Vernon ha dicho en infinidad de entrevistas, con seis años de relaciones fallidas rompiéndole las costillas, nació el disco que lo convertiría en el músico que es hoy.

No sabemos quién es Emma, pero existe, aunque no es ninguna de las mujeres con las que Vernon estuvo, y que inspiraron las letras de ese disco, se llamaba así. Esta chica fantasma nació del recuerdo y del dolor, y eso es suficiente para materializarla.

El libro cuenta con aproximadamente treinta historias similares a la anterior, con guiños a la cultura pop, al cine independiente, a la música y al arte en general. El amor después del amor bien podría representar una oda a la belleza que se puede crear gracias al caos, al dolor. Y es que cuando estamos en esa atmósfera donde creemos que el amor ya no es suficiente, a veces puede ocurrir el milagro de la belleza. O bueno, a nosotros los viles mortales tal vez solo nos ayude a escribir un buen tuit, pero para los que tienen ese Algo extra, el dolor y el abandono se convierte en discos, como pasa con Adele, o como ocurría con Amy Winehouse.

En películas como Her o Lost in Translation —que por cierto tienen cierta relación, ya que si las observamos con detenimiento la una pareciera que busca darle cierre a la otra— Sofia Coppola y Spike Jonze tuvieron una relación de más de una década, y se comenta por ahí que Her es la carta de despida de Jonze, el cierre definitivo de aquella vida que compartió con Sofia.

Rumours

En El amor después del amor también encontramos la historia detrás de canciones o discos completos que son emblemáticos en la historia de la música. Tenemos el disco Rumours de Fleetwood Mac, que es algo así como el disco de las rupturas, fue editado en el año de 1977. Por aquellos días, dentro de la banda, había dos parejas, y estas dos parejas rompieron durante la grabación del disco. No me imagino la incomodidad de estar cantándose “canciones de más o menos amor” cuando en realidad sus relaciones ya no tenían salvación.

Triángulo de amor bizarro

Otro de los ejemplos de rupturas productivas es el de Christina Rosenvinge y Ray Loriga, sumándoles un tercero narrativo, Nacho Vegas. Se dice que Loriga engañó a Christina y que de ello devino la ruptura, luego de un matrimonio de una década y dos hijos en común.

Esa ruptura originó, al menos en la esfera literaria, algo similar a un “triángulo de amor bizarro”, nos dice la autora del libro, además, que las obras que nacieron en razón de este triángulo amoroso pueden leerse como un juego de espejo. Loriga escribió Ya solo habla de amor, un libro que muchos tacharon de autobiográfico, donde se narra la historia de un escritor, cuarentón y divorciado, con episodios muy similares a su propia historia de amor. Por su parte, Rosenvinge sorprendió con su disco Tu labio superior, con frases icónicas como la siguiente: no pienso volver al infierno de la vida conyugal. Pero bueno, el que no sufrió de lleno esta ruptura fue Vegas, quien llegó poco tiempo después, ya que compartió créditos con Christina en el disco Verano fatal, que fue lo que desencadenó una serie de suposiciones sobre una relación que ninguno de los dos confirmó. Pero luego de ese disco, Nacho volvió a la escena con El manifiesto desastre, y nuevamente se comprobó que después del amor, puede haber una gran obra de arte.

Los Mapas de los Yeah Yeah Yeahs

Pero mi favorita es la historia que esconde la canción Maps, de los Yeah Yeah Yeahs. Resulta que mi querida Karen O, estaba enamoradísima de Angus Andrew, vocalista de la banda Liars. Sin embargo, Angus andaba con intenciones de irse de gira con su banda, para ganar reconocimiento y hacer carrera, algo inevitable en la industria musical. Entonces la vocalista de los maravillosos Yeah Yeah Yeahs (perdón, soy fan) escribió una canción de amor angustioso, que si la escuchamos sin saber esta referencia quizás nos perturbe un poquito lo de maps, porque no tiene lógica con la letra en general, pero como Karen es una cursi empedernida, MAPS viene a ser algo así como: My Angus Please Stay.

Ahora sumándole a la letra de la canción, resulta que, en el momento de la grabación del video, Karen le había suplicado a Angus que estuviera presente.

Transcurridas tres horas de espera, no tuvieron más que iniciar la grabación sin él. Pero la sorpresa es que sí llegó, tarde, pero llegó, y al verlo ahí, Karen no pudo evitar las lágrimas, fueran de alegría o de rabia, solo ella sabrá, pero todo eso quedó plasmado en uno de los videos más populares de la banda, como reflejo de la belleza que se produce en medio del caos.

Radiografía de las relaciones humanas

Ahora bien, llegados a este punto quizás estén pensando que les recomiendo una revista de chismes, disfrazada de libro con tapa dura e ilustraciones, pero no, el libro es solo una muestra de lo que puede ocurrir cuando el amor termina. Y es que no solo existen esas historias, hay muchas más, menos conocidas, quizás la tuya, o la mía, o la de nuestro compañero de trabajo.

Mientras planeaba escribir esta nota, recordaba la trilogía de las bendecidas, de la banda española Héroes del Silencio: Bunbury escribió esas tres canciones para una sola mujer, Benedetta Mazzini, y es el reflejo de una relación dolorosa y turbulenta, de principio a fin.

Ver también
Malcom X. VoxBox.

En Twitter me mencionaban, por ejemplo, el poema 20 de Neruda, o el conocidísimo poema de Sabines, que termina con aquella declaración:

“Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.”

Podría contarles muchísimas historias similares, y ustedes podrían describir muchas más que no conozco. Así que, ¿ahora lo ven?, todos tenemos una historia de desamor a cuestas, quizás una traición, una historia que quedó a medias y que nadie quiso cerrar, o una amistad que nos derrotó, porque recordemos que también los amigos pueden rompernos.

Es por ello que El amor después del amor sirve como una radiografía de las relaciones humanas, un esquema de todo lo que podemos crear, si en lugar de dejarnos morir por el dolor, lo vertimos en lo que sabemos hacer, en lo que nos llena como personas. Y es que perder a quien amamos es un golpe duro, merece una etapa de duelo, pero nadie nos exige que ese duelo deba hundirnos, y si nos hunde, al menos que sea para salir a la superficie renovados.

Y viéndolo desde esa perspectiva, a lo mejor cada poema de desamor, cada canción triste, o qué sé yo, puede significar la catarsis de su autor. Y qué maravilloso poder ver cómo somos capaces de tomar nuestro dolor y crear algo nuevo, algo que incluso salve a alguien más.

El amor después del amor es amor a la vida y a nosotros mismos, así de simple.

Ver comentarios (0)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Dre'Mont Jones Womens Jersey 
© 2019 VoxBox, Todos los derechos reservados.   Contáctanos: info@voxboxmag.com