Leyendo actualmente
Sabrina: La amistad, lo queer y el girl power

Sabrina: La amistad, lo queer y el girl power

Sabrina. VoxBox.

Entretenimiento.- Es fin de semana. Hace calor. Decido ver, por fin, la segunda temporada de Chilling Adventures of Sabrina. El destino siempre me favorece en estas cuestiones, la serie tiene argumentos delicados, deliciosos y herejes, perfectos para la temporada de Semana Santa.

Así que decido no solo ver cada episodio como un disfrute, sino también como un análisis de las circunstancias que cada personaje vive, tomo notas, siento vívidamente algunas escenas, me lo paso bien. El resultado final son los siguientes puntos. Disculpen si dejo ir algún spoiler.

La ambientación

Me lo decía un amigo: es una influencia super marcada del romanticismo. En mi ignorancia, solo me sentía encantada por la oscuridad de los espacios donde se desarrolla la historia, por la nostalgia que desprende cada uno de los sitios que vemos. Pero como mi curiosidad siempre gana, me puse a leer más al respecto, y sí, eso es romanticismo, esa necesidad de hostilidad en el ambiente, la niebla, lo inacabado, pero sorprendentemente hermoso.

La paleta de colores utilizada en la escenografía, en el vestuario, el maquillaje, todo es un reflejo modernizado, si me lo permiten decirlo, de la estética que el romanticismo fundó, y resulta maravilloso, atrayente y a la vez sutil, es por ello que la serie es una delicia para los amantes de lo visual.

Lo queer o no binario

Desde la primera temporada la serie trataba, aunque de manera muy sutil, el tema de la sexualidad desde lo no binario. Pues tenemos el personaje de Susie Putnam, conocemos su historia y el abuso que sufre por parte de algunos de sus compañeros de clase por el hecho de ser diferente. La subtrama que nos cuenta la vida de este personaje se fue fortaleciendo, hasta el punto de ver a Susie más independiente y valiente. Y es en esta segunda temporada que vemos cómo su personaje reconoce que, a pesar de tener un cuerpo de mujer, en su interior se identifica como un hombre.

El argumento con el que Susie se sincera con su padre, es una de las escenas más interesantes de la serie. Susie (que está interpretada por Lachlan Watson, quien se identifica como una persona no binaria) le dice a su padre que no es una chica, aunque parezca una, aunque tenga nombre de chica, que no puede vivir como tal, ya no. Es en ese momento cuando toma la decisión de ser llamado Theo, e iniciar una transición hacia su nuevo ser.

Y es precisamente esa secuencia de cambios, ese análisis de la sociedad y el conocimiento de la diversidad que la misma contempla, lo que vuelve a Chilling Adventures of Sabrina una serie que no solo entretiene, sino que además enriquece.

Nicholas Scratch

Ya sé, ya sé, no estoy siendo lo suficientemente objetiva en este punto, porque sí, caí rendida ante los encantos de este brujo rebelde, quien en esta segunda temporada es el compañero sentimental de Sabrina. Me gusta la relación de ambos porque son competitivos, pero también existe apoyo entre sí, y no es un apoyo convencional, en donde “él” la apoya a “ella” porque le conviene esa actitud, para ganar puntos. No, creo que la química que existe entre Kiernan Shipka -quien interpreta a Sabrina- y Gavin Leatherwood -que da vida a Scratch- es de las mejores de la serie, y eso se refleja en la naturalidad de la relación que ambos sostienen en pantalla. Ese compañerismo no ideal, pero sí honesto, de esos que nos permiten creer, por lo menos, mientras dura el episodio.

La tía Zelda

Los que recordamos la serie de los noventa tenemos en mente a una Zelda sobria y decidida, pero también que se quedaba dentro del estereotipo de “madre correcta”. Pues bien, la tía Zelda de Chilling Adventures of Sabrina es una mujer liberal, en sus creencias y en su sexualidad. Es inteligente, mordaz, deseosa de poder y, sobre todo, consciente de sus habilidades para conseguirlo. No se queda callada en ningún momento, nos advierte de lo que puede hacer y se divierte con el efecto que produce en los demás. Zelda es una diosa, y debemos rendirnos ante ella.

La amistad como faro

La serie, en su mayoría de argumentos se centra en situaciones adolescentes. Vamos, Sabrina tiene 16 años, y la única diferencia es que existe magia. Pero el hecho de que exista esa dualidad, tanto en la vida como en la educación de nuestra protagonista, solo duplica las situaciones en las cuales pueda existir drama adolescente. Pero no sucede así. La madurez con la que abordan estos temas es de los puntos fuertes de la serie. En afán de no ser indiscreta con los spoilers, me limitaré a decir que los lazos afectivos como la amistad, desde un punto de vista deconstruido, se convierte en un pilar fundamental del argumento. Mujeres cuidando de mujeres, lo femenino como una lucha, no como debilidad o sinónimo riguroso de belleza, o no de belleza mercantilista. En una sola palabra: la sororidad está presente a lo largo de toda la serie.

El girl power

Desde la primera temporada sentimos ese toque de poder femenino en el argumento, sin embargo, en lo personal me pareció que conforme avanzaba la trama esto decaía. Pero para sorpresa mía, esta nueva temporada no se queda solo con pretensiones de feminismo, sino que lo desarrolla con una cotidianidad fantástica.

Ver también

Sabrina, quiere tomar posiciones de poder, con voz y voto dentro de la academia de magia, la cual se caracteriza por nombrar como representantes estudiantiles o lideres únicamente a hombres. Vemos esa lucha tan real y actual contra la misoginia institucionalizada.

Además, asume retos, diversifica sus conocimientos y explora muchísimo más su “yo”. Se nos muestra a una nueva bruja, un ser decidido -como lo fue siempre- pero con un deseo real, tanto físico como intelectual.

Aunado a lo anterior, la serie nos habla sobre sexo. La edad en la que se encuentran los personajes juveniles de la serie viene a ser la edad del descubrimiento sexual, ¡Bendito descubrimiento! Pero se aborda desde una visión en la que hombres y mujeres participan por igual, sin inhibiciones, ni tabúes.

Podría continuar alabando el trabajo de Roberto Aguirre-Sacasa, creador de la serie, y quien por cierto tiene raíces latinas, pues sus padres son nicaragüenses. Pero lo mejor es que sean ustedes mismos los que descubran el ambiente maravilloso que han creado para mostrarnos ese mundo oculto y mágico que existe en Greendale.

VoxBox.-

Ver comentarios (0)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.

Dre'Mont Jones Womens Jersey 
© 2019 VoxBox, Todos los derechos reservados.   Contáctanos: info@voxboxmag.com