5 cosas que te están arruinando la vida sin darte cuenta

vida

Dicen que la vida es difícil. Dicen que la felicidad es un ideal inalcanzable, ¿y si la vida no fuera tan complicada?  

Opinión.- Llega una etapa en que todo cae por su propio peso y te das cuenta que tu vida ha perdido su encanto. ¿Se está arruinando la vida? No. Algunos dicen que es madurar y otros que es el proceso natural de la vida. Te dejamos unos tips para la vida.

Nos ahogamos en la rutina, nos enfermamos con dudas sobre nuestra existencia y poco a poco la vida se nos va poniendo agridulce. Más agría que dulce, por desgracia.

Dejamos de disfrutar y solo nos levantamos para sobrevivir a un día más.

¿Cuál es el sentido de vivir sino estás viviendo de verdad?

Hay algo o varias cosas que no te están dejando vivir, póngale el nombre que quieran: problemas, deudas, trabajo, enfermedad, desamor, soledad, lo que sea que te quitó las ganas de vivir.

Nadie nos enseña a vivir, no hay manual o reglas que seguir pero quizás aquí puedes encontrar algunas actitudes o acciones que te están matando lentamente.

Lo bueno de la vida es que siempre hay segundas oportunidades para reflexionar y cambiar:

1. Vivir en el pasado.

Si hay algo que nos destruye, es constantemente estar pensando en lo que hubiéramos hecho o hubiera pasado. Vivir el hoy es lo más importante. Hoy puedes cambiar y hacer algo diferente pero el pasado no se puede cambiar.

 

2. Quejarte todo el tiempo.

Siempre tendemos a quejarnos, a buscar lo malo en todo. Lo curioso es que pareciera que tenemos la claridad de todo lo que está mal y aún así no hacemos nada más que quejarnos. Eso nos intoxica porque nos vivimos recordando constantemente nuestros problemas.

Hey, un pequeño tip de la vida: si no haces nada por cambiar, no va pasar nada. Aunque quisiéramos, las cosas no se resuelven por arte de magia.

Intenta ver las cosas buenas que te pasan cada día, no todo es tan malo como uno piensa.

3. Dejar de seguir tus sueños.

Hay sueños y metas que nos hemos rendido de alcanzar porque sentimos que somos una nada en el universo. Cierto, quizás nuestro sueño es difícil de alcanzar pero cuando lo logres, te vas a sentir mucho más satisfecho porque te costó de verdad. Nadie aplaude los logros fáciles.

Si mezclamos pasión con trabajo será mucho más fácil alcanzar eso que sueñas. Los límites los ponemos nosotros.

Vida

4. Querer tener el control de todo. 

La vida es impredecible. Nunca sabemos que es lo que nos va traer la vida, por eso es tan difícil querer tener el control de las situaciones. Hay cosas de las que simplemente no tenemos control, deal with it.

Hay que dejar fluir a la vida y adaptarnos a lo que venga. No podemos llorar por cada vaso de leche que se derrame.

5. Tener miedo a probar cosas nuevas. 

Vivir con miedo nos cohíbe, nos quita vida. Dejar de probar experiencias nuevas en la vida es una forma muy rápida de quitarle sabor a la vida. No hay nada más aburrido y depresivo que hacer lo mismo todos los días. Conocer la rutina y no cambiarla. A veces que hay que crear un poco de caos en la vida.

No hay mejor locura que querer vivir la vida al máximo. Vale la pena.

Arruinando la vida.
¿Arruinando la vida? No.

 

 

 

VoxBox.-

Café Tacvba y la ingrata decisión de hacer lo correcto

El grupo mexicano Café Tacvba confirma su compromiso por no fomentar la violencia contra las mujeres, aún a costa de una de sus canciones más emblemáticas: La Ingrata, uniéndose así a acciones concretas y alineadas al feminismo.

En 1994 fue un hitazo, pasé todo aquel año cantándola a pesar de las súplicas de mi madre para que dejara de hacerlo. Me parecía que era una historia común y corriente, si la canción hubiera salido en la actualidad, hubiera dicho que Café Tacvba había usado magníficamente el storytelling.

Ayer amanecimos con la noticia de que el grupo ha decidido no volver a tocar la canción en cuestión durante sus conciertos. Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba, declaró que la hicieron en un contexto en el que no entendían la gravedad del asunto. “éramos bien jóvenes cuando se compuso y no estábamos sensibilizados con esa problemática como ahora todos sí lo estamos. Y yo, personalmente, no estoy interesado en apoyar eso”. Como diría un recordado cómico de mi país… “uno de cipote* es tonto”.

Pensé en escribir este artículo, expresando mi apoyo incondicional y admiración absoluta por los que han sido durante más de 25 años una de mis bandas favoritas. Pensé en sacar mi casta feminista y declarar mi subversiva visión de mujer ofendida por la violencia simbólica en esta canción. Pero… ¡Alto! Hace 23 años estaba cantando esta canción a viva voz por las calles mientras iba a clases. Nuevamente… “uno de cipote es tonto”.

Ricardo Corea, mi pequeño padawan, escribió una nota titulada: Ingratos, ¿Por qué ya no van a tocar la canción de “Ingrata”?, planteando lo que piensa de este acto “políticamente correcto” por parte de la banda, lo leí antes de ser publicado y mientras lo hacía pensé “tiene razón”.

Inevitablemente pensé en tantas otras canciones que las mujeres hemos entonado en fiestas y karaokes y que son una bofetada profundamente descarada al orgullo femenino, por ejemplo “Rastamandita” de Molotov (aún recuerdo a Celina, una amiga de mis años veintes, catoliquísima a ultranza y profundamente comprometida en la liberación femenina, un especimén muy raro, lo sé… la recuerdo cantando a gritos “cada vez que te miro se me para… cada vez que te miro se me para… mi corazón, se me para… mi corazón, se me para”) o “La planta”** (canción solicita hasta la saciedad en karaokes, he visto a decenas de mujeres tomar el escenario y cantarla, pasando por alto que es una insultante perorata que humilla y minimaniza a las mujeres, entre esas decenas de mujeres citas acá, varias feministas comprometidas con temas como el aborto en mi país).

¿Acaso Ricardo tendrá razón al asegurar que los productos culturales no pueden ser responsables de los comportamientos sociales? ¿Acaso el regaaetón no es culpable de una visión reducida al uso sexual de las mujeres en los millenials? ¿Acaso una generación es mejor que otra por sus productos culturales? No tengo respuesta para ninguna de estas preguntas, lo que si sé es que en todas las generaciones nos toparemos con expresiones culturales incoherentes con nuestras luchas.

No me mal interpreten. Estoy feliz de la reflexión que ha llevado a una banda importante en la escena musical latinoamericana a quitar de su repertorio una pieza que contradice una lucha que llevamos años llevando hombres y mujeres un poco consientes, tan consientes que ahora nos dan un pequeño jalón de orejas y nos recuerdan y nos dan esperanzas de que en un futuro, los actuales misóginos de la música puedan hacer esta reflexión y admitirlo con todas sus letras: nos equivocamos.

Café Tacvba no solo está haciendo lo correcto, sino que también nos lleva a otras reflexiones un poco más actuales, debemos ser pacientes con las nuevas generaciones.

___

*Cipote: palabra coloquial salvadoreña que se utiliza para referirse a un niño menor de 12 años.
** Hasta ahora me he enterado que la dichosa canción es interpretada por el grupo Caos.

Ingratos ¿Por qué ya no van a tocar la canción de “Ingrata”?

Café Tacuba Canción

Los productos culturales no pueden ser responsables de los comportamientos sociales.

Opinión.- La canción que relata la furia de un hombre y que dice que matará a balazos a su pareja por hacerlo sufrir en el amor, salió en 1994 y es de Café Tacvba. Viéndolo así, la cosa parece muy seria. Pero la verdad es que, en su momento, se trataba de una simple parodia sobre la música norteña mexicana.

“Pues si puedo hacerte daño, solo falta que yo quiera lastimarte y humillarte (…) Por eso ahora tendré que obsequiarte un par de balazos pa’ que te duela. Y aunque estoy triste por ya no tenerte voy a estar contigo en tu funeral“.

Pero Rubén Albarrán dijo a La Nación de Argentina que ya no estaban interiorizados en el tema: “Éramos jóvenes cuando se compuso y no estábamos sensibilizados con esa problemática como ahora todos sí lo estamos”, explicó.

“Mucha gente puede decir que es sólo una canción, pero las canciones son la cultura, y esa cultura es la que hace que ciertas personas se sientan con el poder de agredir, de hacer daño, de lo que sea…” agregó el vocalista.

Y vamos, la lucha contra el feminicidio es un tema bien delicado. Y lo que dice Albarrán sobre la cultura es bastante acertado. Las canciones —sobre todo las más populares— tienden a normalizar cualquier tipo de comportamiento.

¿Pero qué tanto se le puede achacar? ¿Qué tanto influye? ¿De cuántos suicidios son responsables las canciones de José José?

En este caso nadie ha censurado a la banda, ellos deciden si quieren seguirlas cantando o no. Nosotros vamos a seguir disfrutando sus canciones y sus conciertos.

Pero los productos culturales no pueden ser los responsables de los comportamientos sociales. Como no lo fueron los Beatles cuando Charles Manson decidió tomar “Helter skelter” como un ideología para cometer sus crímenes. Tampoco lo fueron las novelas románticas que llevaron a Emma Bovary a una vida de infelicidad absoluta y a su  suicidio.

Mucho menos lo fue —perdóname Flaubert— Maluma por las infidelidades de cualquiera que haya encontrado en 4 babys una licencia para la infidelidad.

Si la canción era originalmente una burla hacia esas canciones norteñas —cargada de misoginia auténtica y pura— ¿Por qué deberían pedir disculpas? ¿Por qué deberían dejar de tocarla?

Pegar balazos

Honestamente, no creo que una persona sensata, que nunca ha pensado en matar a nadie, se decida a pegarle un par de balazos a cualquier ingrata que le rompió el corazón solo porque escuchó una estrofa de una canción.

Insisto: la decisión fue tomada por el grupo y están en todo su derecho. Pero creo que esta lucha enfermiza por asegurarnos siempre y en todo momento lo “políticamente correcto” puede fácilmente desviar la atención de las reivindicaciones legítimas del feminismo.

Aquellas por las que sí vale la pena la lucha.

(Aquí puede leer otro punto de vista sobre la decisión de la banda)

VoxBox.-

La Iglesia Emergente y un mercado juvenil

Opinión.- En las nuevas generaciones, la adopción de una creencia religiosa que vaya arraigada a su estilo de vida ha sufrido una conversión de estimaciones, que dista mucho de una sociedad conservadora y que sea leal a una religión llena de reglas sin compensación. Para ello, se ha creado la iglesia emergente, una institución religiosa que se adapta a las exigencias de pensamiento juvenil, y que se transforma a las expectativas y exigencias de sus adeptos, para convertirse en una institución flexible con la que se sientan cómodos sus asistentes.

Pareciera que las creencias tradicionales en temas de religión van quedando atrás con los cambios generacionales que se prevén en la actualidad. Anteriormente, para adaptarse a un estilo de vida donde la religión tuviera un protagonismo en el comportamiento humano, este último debía hacerse conforme a las reglas del primero; es decir, se debían adoptar las normas de la religión a escoger hacia el estilo de vida de la persona. Toda prohibición de comportamiento debía acatarse de manera estricta e inmediata, cuando se adoptara una religión como una práctica habitual del individuo, y si no cumplía con el comportamiento esperado, existe una tipología de castigos o reprensiones a las que pueda estar expuesto el individuo, salvo que se hiciera partícipe de los salvoconductos que puedan existir en la creencia religiosa a elegir, con lo que así podría salvarse de las consecuencias de romper con las reglas de la religión.

Actualmente ha cobrado auge la Iglesia Emergente. Esta institución, que es capaz de adaptarse a un público mucho más joven y que no quiere estar encerrada en una lista interminable de comportamientos y prohibiciones que espera la religión a partir del comportamiento de la persona. Es ahora la iglesia la que se adapta a las exigencias de sus miembros. Ahora ya no pretende tener una estructura piramidal, sino que busca la mayor igualdad entre todos los miembros que conforman la estructura organizacional de la institución. Las exigencias, recomendaciones y objeciones que pueden proponer los miembros son acatadas por estas instituciones, a quienes su crecimiento se debe a la adaptabilidad de la inclinación hacia las personas en tener una identidad religiosa, pero que sea compatible con el estilo de vida que quieran llevar.

Existen muchos modelos de este tipo de iglesia; sin embargo, se aceptan al menos 4 tipos de iglesias emergentes[i], de las cuales se pueden desprender diversos ramales que pueden estar influenciados por dos o más tipos de iglesias emergentes. Estas cuatro ramas principales son:

Modelo Deconstruccionalista: Es quizás el grupo emergente más conocido, pues este tipo de iglesias son posmodernas en el amplio sentido de la palabra. Este modelo centra su atención en que los cristianos deben adoptar el posmodernismo, y con ello la necesidad de contextualizar el Evangelio a los tiempos actuales. A menudo se opone a la iglesia institucional, con lo que no es raro que se inclinen por estar a favor de no ubicarse dentro de ninguna denominación.

Modelo Premodernista/Agustiniano: Estos cristianos se inclinan más hacia un estilo de posmodernismo renacentista. Su teología tiende a poner mucho énfasis en la tradición dentro del marco general de la fe cristiana, en lugar de simplemente basarse en la contextualización.

Modelo de la Iglesia de la Paz Emergente (o Emergente Anabautista): Este modelo de iglesia emergente se posiciona con las tendencias no conformistas de Jesús. De esta manera, la Iglesia debería seguir sus huellas usando métodos no violentos, demostrando así el amor hacia los enemigos y el cuidado a los pobres. Viene a ser una renovación del ascetismo, del que se ha escrito mucho últimamente.

Modelo Fundamentalista: Estas iglesias se pueden encontrar en diversas denominaciones, o ser iglesias independientes que generalmente se transforman en “megaiglesias”. Siguen el evangelicalismo tradicional, pues se apegan a las tradiciones, y suelen ser conservadores tanto en el plano político como teológico. Sin embargo, mantienen una postura abierta a la cultura por razones de evangelismo. Suelen parecerse teológicamente a iglesias tradicionales en relación con la doctrina.

A partir de estos cuatro modelos principales, cada uno de ellos, así como sus derivaciones, poseen un objetivo común: el mercado juvenil. En la actualidad, las diferentes religiones ya no se centran en una sociedad conservadora, ya que dentro de sus mismos miembros no existe un cambio generacional que sea capaz de sostener la iglesia a largo plazo, sino que existe una preocupación a que la iglesia desfallezca conforme la generación a la que están dirigidos comience a ser sustituida, y es en esta preocupación donde se sufre la transformación a una iglesia emergente, a que sea capaz de soportar los cambios en contexto de pensamiento y de abstracción, conforme una nueva generación sea formada. Este mismo principio también aplica a que la sostenibilidad de una iglesia que sea capaz de ser rentable y de generar utilidades, para que el estilo de vida de su cúpula dirigente pueda ser fácilmente administrada.

La Iglesia ya no existe para responder a las necesidades espirituales y metafísicas del individuo, sino que ha sido sustituido conforme las exigencias del individuo puedan ser una ventaja para la iglesia cristiana. Así es como la religión vuelve a ser una transformación del contexto social del siglo XXI. Ya no espera que se mantenga una férrea tradición conservadora, sino que se adapta a las transformaciones culturales y a la aparición de subculturas que tengan la influencia suficiente para transformar la iglesia. Los individuos ya no buscan la iglesia y adaptarse a ella, sino que es ahora la iglesia quien se adapta al estilo de vida del individuo, donde no ocurre un cambio drástico y donde existe un mercado rentable para un negocio religioso.

VoxBox.-

[i] Modelos aceptados dentro de las mismas interpretaciones de la Iglesia Cristiana tradicional. Disponible en https://goo.gl/WrhOxf

Consejos prácticos para comenzar a mochilear

Mochilear no es solo de salir y viajar: también hay consejos útiles que se pueden tomar en cuenta. ¿Quieres conocer algunos consejos para ser un mejor mochilero?

Opinión.- Muchas veces me han preguntado qué se necesita para viajar de mochilero. Lo primero que les puedo decir es: valor, pues a muchas personas les da miedo viajar solas. Pero lo que más suele asustarlos es, sobre todo, el tener que viajar con recursos limitados y sin comodidades.

En un post anterior ya me habían preguntado: ¿Cómo puedo mochilear?

Como primera recomendación les diría que comience en su propio país, y de fines de semana, para ir tomando un poco de experiencia. Luego, si desean salir de su país y de su zona de confort, hay que informarse primero del país al que se va a visitar, sobre los documentos migratorios que estos piden y, en algunos casos, algunos requisitos de salud como la vacuna de la fiebre amarilla. Es importante también saber en cuánto está la divisa de la moneda de tu país con respecto a la del sitio o los países a visitar. Con base en eso se hace un presupuesto diario, tomando en cuenta la duración que va a tener tu viaje.

Si es un viaje de tiempo indefinido, se vuelve necesario pensar en algunas formas de generar ingresos durante el viaje; por ejemplo, hacer malabares en las calles, llevar artesanías de tu país —o elaborarlas tú mismo— para vender. La verdad es que es muy divertido hacerlo. También pueden cambiar trabajo por alojamiento y alimentación. Te recomiendo el sitio http://www.workaway.com/ donde se pueden registrar y conseguir albergues u hostales que brinden esos beneficios. También se puede viajar y conseguir trabajo en algún bar o cualquier negocio que te permita trabajar un par de días a la semana. En tus ratos libres ve a conocer un poco del lugar en donde estás.

En cuanto a conseguir alojamiento gratis, también puede hacerse por medio de grupos de mochileros en Facebook, o usar páginas como Couchsurfing. Yo sigo prefiriendo llegar a un hostal y compartir dormitorio con hasta nueve personas diferentes y hacer buenos amigos, con quienes se pasa un día o varios, y recorrer algunos lugares juntos, para después despedirnos y quizás reencontrarnos en el mismo viaje, en viajes futuros, o ser anfitriones o invitados en nuestras casas, para conocer nuestros respectivos países y ciudades. Eso es algo que me encanta y lo he hecho en varias ocasiones.

En cuanto al transporte, siempre lo hago en el transporte público y si se puede me encanta pedir aventón. En El Salvador me iba de aventón entre San Martín y San Miguel. Lo hice así una vez también al cruzar Honduras y luego otra vez desde la frontera de Nicaragua con Costa Rica, hasta la capital, San José. Como ayuda extra no está mal llevar un pequeño cartel donde pides que te lleven a tu destino, y ya con eso te ahorras un poco de dinero. La ventaja del transporte público es que te das la oportunidad de ir viendo el paisaje y aprovechas para comprar antojos típicos que se suben a vender en las paradas de buses —así conoces un poco más de la gastronomía local—, o descubrir cosas interesantes como que a las riguas de El Salvador en Nicaragua les llaman güirilas. Eso me pasó cuando hice un largo viaje de ocho horas entre Managua y El Rama, en mi búsqueda de las Islas de Maíz. 

En cuanto al equipaje, es bueno tener siempre una mochila con soporte metálico. Yo recomiendo siempre una de noventa kilos. Algunos podrían pensar que es una mochila muy grande, pero a veces es mejor, porque te sobra mucho espacio dentro de ellas, y aunque no la llenes con tu ropa o cosas básicas como las de aseo personal, te da la posibilidad de llevar tu bolsa de dormir, tienda de campaña y hasta un trípode para tus fotos, por si acaso eres de los que lo usan.

El vestuario es importante. Hay que ser selectivos en lo que se va a llevar, porque al final el exceso de ropa genera peso innecesario. Con un par de pantalones, un short, dos camisetas, una camisa formal, un buen suéter y ropa de playa —si es el acaso—, y unos tres cambios de ropa interior, son suficientes. Así puedes lavarla, si el lugar donde te hospedas te lo permite, o llevarla a la lavandería unas dos veces por semana. A menos, claro, que te guste andar un poco apestoso… Como siempre lo he dicho: “Un mochilero lava su ropa hasta que le huele mal”. Pero yo no huelo mal, porque siempre la llevo a lavar y me baño.

El calzado también es importante. Es bueno que sean unos zapatos para todo terreno y cómodos a la vez, por si toca dar grandes caminadas o escalar un volcán. Un par de sandalias, por si vas a la playa o eres de los que no le gusta andar descalzo dentro del hostal.

Sobre el aseo personal, siempre llevar champú, desodorante, cepillo y pasta de dientes, jabón de baño, jabón para ropa, alcohol en gel y pastillas para alergias y dolores de cabeza, y si padeces una enfermedad llevar los medicamentos que requieren tu cuidado, y por último papel higiénico, porque nunca sabes dónde lo vas a necesitar, y condones, obviamente.

Y por último, recalco que es importante hacer un presupuesto diario y así manejar mejor tus gastos. Si de este presupuesto te sobra dinero, ahórralo y luego prolonga unos días más tu viaje. Cómprate algún suvenir o date el gusto de ir a comer a un buen restaurante. Lleva una mochila pequeña extra, aunque te toque cargarla en el pecho, para que ahí lleves tus cosas de valor. Lleva un par de candados, para que dejes bajo llave tus cosas en los hostales. Siempre tienen lockers para los huéspedes.

Nos vemos en el próximo post, que será sobre las delicias gastronómicas que se conocen al viajar.

VoxBox.-

 

Top 10: asesinatos que despiertan el sentido conspiranoico

Hay asesinatos cuyas circunstancias resultan tan complejas, que despiertan el sentido conspiranoico, sobre todo cuando hay demasiados cabos sueltos.

Opinión.- El primer criterio para escoger en este top fue el siguiente: que el caso no esté resuelto y que exista demasiada oscuridad. El segundo criterio es que al menos sea una figura medio conocida, por lo que de seguro dejé fuera a más de alguno que usted esperaba.

Después del caso de Edward Snowden y Julian Assange resulta que ser conspiranoico no era tan descabellado. No todo puede relacionarse con los Illuminati o con la conspiración judeo-masónica-anunnaki-marxista-sionista-reptiliana y un largo etcétera. No pretendo invalidar las creencias de nadie, pero convengamos en que una conspiración no puede ser exclusiva de la CIA o de las grandes corporaciones, por decir algo. Cuando dos o tres se ponen de acuerdo para realizar una acción violenta a espaldas de un tercero, por definición hablamos de conspiración. Pero resolvamos a medida que avancemos.

10. Francisco Fernando

Fue archiduque y príncipe imperial de Austria, y príncipe real de Hungría y Bohemia. Su asesinato en Sarajevo a manos de Gavrilo Princip, quien de paso mató también a la esposa del archiduque, Sofía Chotek, precipitó la declaración de guerra de Austria contra Serbia, lo cual junto a un efecto dominó desencadenó la Primera Guerra Mundial.

¿Dónde está lo conspiranoico? Es imposible que la organización Mano Negra y Princip supieran lo que estaban desencadenando con el asesinato de Fernando. Sin embargo, eso fue suficiente para Austria y así declararle la guerra a Serbia, lo que a su vez transformó la historia de la humanidad. Teoría del caos: una bala, una guerra. Pero monseñor Ernest Jouin insistió casi toda su vida en que el asesinato no fue un simple acto de subversivos, sino que varias logias masónicas habían planeado con antelación el atentando. Los lazos que mantenían Nedeljko Čabrinović, Radoslaw Casimirović y Milan Ciganović con la masonería parecen reforzar dicha teoría. Eso implicaría que unas cuantas logias tenían pensado que ocurriera la Gran Guerra, buscando cumplir así un posible propósito mayor.

9. Aldo Moro

Fue dos veces ministro de Italia y uno de los líderes más importantes de la Democracia Cristiana en ese país. Se le recuerda como un gran intelectual, hábil negociador y con gran criterio para convencer a distintas partes para llegar a importantes acuerdos. Antes de su secuestro y asesinato negoció con éxito con el Partido Comunista de Italia.

¿Dónde está lo conspiranoico? Si había logrado llegar a un acuerdo con el PCI, ¿por qué lo secuestrarían y asesinarían las Brigadas Rojas? Esa aparente incongruencia ha dado lugar a creer que la CIA quizá infiltró dicha organización y que lo habrían asesinado por conciliar con comunistas. La otra teoría es que todo fue orquestado por la Propaganda Due. También hay quienes afirman que Moro estaba a punto de destapar un escándalo del Banco Vaticano y el Banco Ambrosiano. Lo cierto es que su caso dejó demasiados cabos sueltos.

8. Martin Luther King Jr.

Fue un pastor de la iglesia bautista, pero es recordado por su compromiso político, donde estuvo al frente del movimiento por los derechos civiles de la comunidad afroestadounidense, además de participar en protestas contra la Guerra de Vietnam y otras causas. Mientras saludaba a algunos seguidores en el balcón del motel Lorraine, recibió un tiro mortal de un francotirador.

¿Dónde está lo conspiranoico? Muchos consideran a James Earl Ray (culpable del asesinato de King) como un chivo expiatorio. Incluso la propia familia de King dudó siempre de su culpabilidad. El hecho de que a los dos meses del asesinato gastó más de $10,000 siendo él pobre aviva la leyenda de una posible conspiración. ¿Alguien le pagó? ¿De dónde sacó tanto dinero? Desde teorías sobre la implicación del FBI, grupos raciales y millonarios anónimos, hasta conspiraciones del propio gobierno estadounidense para acallar una voz que comenzaba a incomodar demasiado y que básicamente llamaba a una revolución. La verdad más allá de toda duda razonable está lejos de conocerse todavía.

7. David Kelly

Científico y experto en armas. Fue una autoridad respetable en el tema de la guerra biológica. Trabajó en el Ministerio Británico de Defensa y fue inspector de armas en Irak, de parte de Naciones Unidas. Se descubrió que era informante anónimo de un periodista que publicó un polémico informe que puso en entredicho los roles ya conocidos en la Guerra de Irak. Apareció muerto el 18 de julio de 2003. Al parecer se suicidó.

¿Dónde está lo conspiranoico? Toda la información relacionada con su suicidio será desclasificada hasta el 2073. Un hecho como ese ha despertado todas las teorías imaginables. Kelly parece apegarse al clásico caso del amigo incómodo que sabía demasiado. Si hubiera estado protegido en algún lugar donde no lo alcanzaran los tentáculos de los implicados, ¿nos habría contado algo que no sabemos sobre Irak? ¿Algo que, por ejemplo, pusiera en entredicho a varios gobiernos y los intereses creados en ese país? ¿Las armas de destrucción masiva eran reales o no? Su muerte dejó demasiadas preguntas, todas ellas incómodas.

6. Malcolm X

Defensor de los derechos de los afroestadounidenses, se le recuerda sobre todo por tener un punto de vista más radical que Martin Luther King Jr. Hasta hoy sigue siendo una figura muy controvertida. Fue acribillado por tres personas en una reunión de la Organización de la Unidad Afroamericana (OAAU, por sus siglas en inglés).

¿Dónde está lo conspiranoico? Dicen que J. Edgar Hoover le tenía pavor a que se convirtiera en un “mesías negro”, por lo que habría orquestado algunos detalles de su asesinato, haciendo parecer que era una disputa entre la OAAU y la Nación del Islam. El hecho de que el día de su asesinato alguien logró distraer a sus guardaespaldas, para que al segundo mismo del descuido se levantaran tres tipos para dispararle 16 veces, deja casi del todo claro que se trató de una conspiración.

5. Robert Francis Kennedy

Fue fiscal general de EUA desde 1961 hasta 1964. Renunció durante la administración de Johnson, por desacuerdos sobre la Guerra de Vietnam. La candidatura de RFK a la presidencia parecía prometedora y después de ganar las primarias en California, el 5 de junio de 1968 durante la madrugada, después de dar el discurso de la victoria, recibió disparos a quemarropa de Sirhan Sirhan.

¿Dónde está lo conspiranoico? La aparente rectitud de RFK, su carisma e idoneidad, su trabajo férreo durante sus años de fiscal general, le otorgó un aura de mártir, al igual que JFK. Eso hizo aparecer una lista de teorías. Se le quiso hacer creer al pueblo estadounidense la teoría del asesino solitario, pero parece que demasiado abusaron de dicho recurso. La gente no lo cree. En todo caso, muchos consideran que Sirhan era un candidato de Manchuria. Por otro lado, hubo cinco testigos que ese día aseguraron ver a una mujer que llevaba puesto un vestido a topos y que huía del lugar del crimen mientras gritaba: “¡Le hemos matado!”. Esa y muchas otras declaraciones las dejó fuera el Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos. Dejar demasiados cabos sueltos suena sospechoso, ¿no?

4. Jimmy Hoffa

Desaparecido el 30 de julio de 1975 y declarado legalmente muerto el 30 de julio de 1982. Fue un sindicalista que dio dolores de cabeza a diferentes administraciones en EUA. Sufrió cárcel y fue investigado por presuntas conexiones con la Mafia. Iba a un restaurante para una reunión cuando desapareció y hasta hoy no ha sido encontrado.

¿Dónde está lo conspiranoico? De ser un simple sindicalista a convertirse en un auténtico agitador de obreros. Poco a poco comenzaba a convertirse en una piedra en el zapato para todas las autoridades y las agencias no evitaban ver en él a un comunista, un desestabilizador, entre otros apelativos. Por ende, existe la posibilidad de que el FBI o la CIA, en alianza con la mafia (que también tenía intereses en los grupos que Hoffa influenciara) lo desaparecieran, literalmente. ¿Qué hicieron con su cadáver?

3. Juan Pablo I

Fue el papa N.º 263 de la historia. Como servidor de la Iglesia católica posee un gran legado (incluso está en camino su beatificación), pero sobre todo es recordado por ejercer uno de los pontificados más breves de la historia, con tan solo 33 días. Hay distintas versiones sobre los hechos y circunstancias de su muerte.

¿Dónde está lo conspiranoico? Al día siguiente de su muerte su cadáver fue embalsamado y no se realizó ninguna autopsia. El Vaticano emitió un comunicado con una hora equivocada de la muerte, al igual que el dato de quien se supone encontró al papa muerto. Ambos datos serían corregidos por las autoridades. También se adujo su afición exagerada al tabaco, cuando se sabe que el papa jamás en su vida probó un cigarrillo. Esos y otros detalles sospechosos, solo alimentan lo conspiranoico. Se cree que una alianza del ala más conservadora del Vaticano (no olvidemos que Juan Pablo I era una especie de papa Francisco de su época, algo demasiado liberal para aquel momento), junto a supuestos altos cargos del Banco Vaticano que sentían en peligro sus puestos, ya que el papa en teoría despediría a todo elemento corrupto, empujaron a los implicados a la maniobra más radical, pero plausible para ellos en ese contexto: el asesinato.

2. Olof Palme

Político sueco, líder del Partido Socialdemócrata de Suecia desde 1969, primer ministro de Suecia en el período 1969-1976 y reelecto en 1982. El 28 de febrero de 1986, cuando aún ejercía el cargo de primer ministro, fue asesinado por un desconocido mientras paseaba en compañía de su esposa, tras salir del cine. Debido a la relevancia de su figura, su carisma, su compromiso con la problemática en los países del tercer mundo, así como el desarme, el tema de la democracia, entre otros, su magnicidio provoca entre los suecos la indignación que en los estadounidenses sobre los casos de JFK y RFK.

¿Dónde está lo conspiranoico? Al día de hoy no se tiene a la persona que jaló del gatillo. Así que la pregunta es válida en este caso: ¿quién mató a Olof Palme? Hay teorías que apuntan a todas las direcciones, pero hay quienes se centran en las siguientes posibilidades: a) Lo mató un radical ultraderechista. b) Lo hizo el Partido de los Trabajadores de Kurdistán, porque representaba un peligro para sus intereses. c) Christer Pettersson, el posible loco asesino suelto solitario. d) Fue asesinado por un espía sudafricano debido a la abierta oposición de Palme al Apartheid que dividía a ese país. e) Lo mató la Fracción del Ejército Rojo por sus radicales puntos de vista. f) Lo asesinó la organización Patria y Libertad, por haberle dado asilo político a todos los chilenos perseguidos durante la dictadura de Pinochet. g) Lo mataron por inmiscuirse demasiado en caso de tráfico internacional de armas, donde estaba involucrada la India y la guerra de Irán-Irak. h) Lo mató la Ustacha yugoslava. i) Lo mató la CIA bajo sospechas de las supuestas desviaciones comunistas de Palme, dada su postura ante Vietnam, la Guerra Fría y casos concretos de la política estadounidense; su postura fue tomada con tanto escándalo, que en la administración Nixon provocó la expulsión del embajador de Suecia.

Palme poseía todas las características de un hombre bueno y aparentemente justo. En un siglo tan manchado de sangre como el XX, ser bueno, neutral o con una posición demasiado progresista podía ser también una sentencia de muerte. En este caso, al carecer de las pistas más importantes, jamás lo sabremos.

1. John Fitzgerald Kennedy

Usted ya sabía que él se encontraría aquí. Pero todos sabemos que era inevitable. No podría hacer una lista exhaustiva de todo lo escrito sobre este caso y mucho menos detallar cada teoría por la que se cree que lo asesinaron.

En solo mil días de gobierno, Kennedy tuvo que hacer frente a problemas a los que quizá ningún presidente de la época estaba preparado: Invasión de Bahía de Cochinos, la crisis de Laos, la crisis de Berlín, y la primera confrontación más fuerte y significativa con Vietnam, todo en 1961. Pero lo que se lleva el premio, porque fue lo que estuvo a punto de desencadenar la Tercera Guerra Mundial, es la famosa y poco comprendida Crisis de los Misiles, en octubre de 1962.

Kennedy lidió con todo eso en un momento álgido donde todo mundo tenía los pelos de punta. Así que existían muchas razones para las que Kennedy se convirtiera en una figura demasiado controvertida, amada y odiada, pero no con medias tintas.

Expertos que se basan únicamente en la evidencia empírica analizan que la gente prefiere creer que hubo una conspiración para matar a Kennedy, porque cuesta asumir la cruda realidad, la cual es que un loco asesino en solitario mató al hombre que en teoría tenía que ser el más protegido del mundo.

¿Dónde está lo conspiranoico? Todos sabemos que Kennedy fue asesinado de varios disparos el 22 de noviembre de 1963, en la Plaza Dealey, en Dallas. El asesino fue, según todos los informes oficiales, Lee Harvey Oswald, en solitario.

Oswald fue interrogado por 12 horas y sin embargo se manejó con absoluta negligencia e imprecisión todo lo relacionado con sus declaraciones, por lo que se desconoce todo lo que se supone que confesó. Dicha negligencia impactaría en un futuro juicio y nada podría ser utilizado en un tribunal. Saltarse el procedimiento policial con un magnicidio, ¿no es de por sí sospechoso?

En la actualidad es posible que ya no esté viva ni una sola persona que presenció el asesinato en Dallas, el 22 de noviembre de 1963. Y si hace una lista exhaustiva de los testigos interrogados por la Comisión Warren, casi todos fallecieron con el correr de los años de formas más o menos misteriosas o escandalosas: así de drástico. Y lo peor es que toda la documentación relacionada con el asesinato de Kennedy será desclasificada hasta 2039, además de que sigue tratándose con delicadeza y secreto de nivel de seguridad máxima. Si lo medita, eso vuelve conspiranoico a cualquiera.

Sin ser exhaustivo, esta es una breve lista de las teorías por las que se cree que muchos querían muerto a Kennedy, de la que bien hubiera hecho un propio top:

Sobre la Reserva Federal: A través de la Orden Ejecutiva 11110, Kennedy trataría de equilibrar la riqueza de las manos privadas de Reserva Federal, con lo que la frenaría del inmenso poder que poseía, además de que afectaría los intereses de las guerras que se libraban en ese momento, sobre todo en Vietnam. Es por eso que una teoría implica a la Reserva Federal y las familias Morgan y Rotschild en una conspiración.

La CIA junto con exiliados cubanos anticastristas: En la administración JFK, la CIA estuvo a punto de perder libertad de maniobra. Sumado a eso unos anticastristas resentidos por el fracaso de Bahía de Cochinos, da como resultado armar una conspiración para deshacerse del problema.

La Mafia y J. Edgar Hoover: Con Bobby Kennedy como fiscal general, la administración JFK comenzó a perseguir a la Mafia con toda diligencia. Hoover en teoría tendría lazos importantes con la Mafia, por lo que colaboraría con ellos para matar al presidente.

El crimen organizado y la CIA: Similar al caso de anticastristas, pero aquí en teoría la CIA se estaría auxiliando del crimen organizado que perdió todo en paraísos fiscales y que tiene negocios en La Habana. Enemigo común: Castro y JFK.

Lyndon B. Johnson: Habría colaborado en una conspiración mayor para lograr un golpe de Estado técnico, ya que JFK mostraba indicios de retirarse de la guerra y alejarse demasiado de los intereses de la élite.

Lyndon B. Johnson y Billie Sol Estes: Otra teoría que implica a LBJ indica que estaba involucrado en negocios sucios, por lo que solo llegando a la presidencia podría borrar su turbio pasado y su posible implicación. El magnate sospechoso Billie habría confesado sobre los crímenes en los que Johnson estaría implicado, además de la amistad secreta que mantenían.

Lyndon B. Johnson y exconvictos francotiradores: Supuestamente LBJ se libraba de sus enemigos contratando mercenarios que conocía desde las organizaciones criminales de su pasado oscuro. En teoría los habría contratado para librarse de ambos Kennedy.

Richard Nixon: Hay quienes creen que Nixon pudo haber orquestado la conspiración por motivos políticos.

Una conspiración israelí: El Gobierno israelí tenía descontento por los elementos de la Alemania Nazi que seguían trabajando en el gobierno de EUA. Eso, las relaciones con algunos países árabes, además de las presiones de JFK para que Israel cesara su programa nuclear en aquella época, habría obligado a realizar una conspiración para matar al presidente.

Oswald fue una cabeza de turco: Lo arrestan por las circunstancias del asesinato de J. D. Tippit y al no disponer de otro sospechoso no queda de otra que convertirlo en chivo expiatorio, porque carecer de culpable resultaría más escandaloso para las autoridades estadounidenses.

Conspiración de Fidel Castro: Fidel, mediante conexiones en México y organizaciones radicales en Florida, se habría puesto en contacto con Oswald y habrían organizado la conspiración para matar al presidente.

Un asunto de extraterrestres: JFK estaba a punto de revelar la verdad de si estamos solos o no en el universo. Eso habría activado las alarmas del poder en las sombras a tener que eliminarlo.

Hay teorías demasiado descabelladas. Otras simplemente sacan provecho de los vacíos históricos.

VoxBox.-

 

“Talentos ocultos” y la humildad de las batallas silenciosas

“Si he visto más lejos es porque estoy sentado sobre los hombros de gigantes”.

Isaac Newton

Cine – Abrí este artículo con la frase famosa atribuida a Isaac Newton, aunque alguien me puso a dudar si era del científico en cuestión, porque existen momentos en los que uno debe ser humilde y reconocer en la historia (colectiva y propia) que vamos más allá de nuestros propios talentos, gracias a los talentos de otras personas que nos han precedido.

Hidden Figures es la historia de tres mujeres afroamericanas que desde lo oculto, el silencio y la humildad abren paso a otras mujeres que vendríamos después. Es una película espectacular. ¡Ah, sí!, todo esto porque fueron parte importantísima y fundamental en el programa espacial de la NASA, justo cuando se quería poner en órbita al primer estadounidense.

En los años sesenta en Estados Unidos se llevaban a cabo varias luchas: la científica, la de los derechos civiles y la de los derechos de las mujeres. Todas estas luchas encuentran un punto de convergencia en la historia de Katherine Johnson (Taraji P. Henson), Dorothy Vaughan (Octavia Spencer) y Mary Jackson (Janelle Monáe). Al final es la historia de la reivindicación de las minorías, porque ¿qué podía ser más complicado en aquellos años que ser afroamericana, mujer y científica?

Tengo claridad que en medio de las luchas existen batallas estrepitosas y grandilocuentes, donde nacen los mártires y las grandes leyendas, pero también existen las batallas silentes y de lo cotidiano, donde nacen los grandes ejemplos. Así son estas tres mujeres que lucharon para que su trabajo fuera valorado y reconocido, para que pudieran tener acceso a la educación superior, para tener condiciones laborales dignas (desde un salario justo hasta el hecho de que tus compañeros hombres no crean que entras a la oficina a hacer aseo) y para que, desde el hogar, se respeten tus decisiones.

Posiblemente sea yo una romántica de las luchas. Sé reconocer una cuando la veo y lo que vi en esta película es precisamente un buen trecho del camino que llevamos muchos años recorriendo las mujeres.

Si, tenía razón Newton, hoy por hoy, las mujeres podemos ver mejores horizontes, gracias a que estamos sentadas en los hombros de estas mujeres majestuosas. Queda en nosotras seguir, tal vez no curaremos el cáncer, o inventaremos algo innovador, sino que simplemente en lo cotidiano daremos homenaje a estas mujeres… y quién sabe, a lo mejor… sí curemos el cáncer.

Y para cerrar: sí, quiero que Olivia Spencer se lleve el Óscar a mejor actriz de reparto.

VoxBox.-

Odiar a Trump para vender champús

Opinión.- Hace un rato les presentamos un listado de anuncios comerciales del Super Bowl y que tenían como denominador común las indirectas a las políticas de Trump. Eran indirectas no porque los publicistas fueran unos pusilánimes, sino porque el contrato de ese evento especifica que no se pueden tocar temas políticos.

Pero ¿cómo dejar pasar un momento tan importante como ese? Ninguna marca que se respete podría dejar pasar la ocasión para tirarle veneno a Trump, a cambio de la simpatía casi inmediata de sus clientes, o potenciales clientes.

No se dejen engañar: odiar a Donald Trump no es más que otra estrategia de marketing. A las grandes empresas les interesa vender y, hacer una “revolución” contra el maligno Trump es, hoy por hoy, la mejor forma de hacerlo.

Y vamos, no es que yo esté descubriendo la rueda, porque las cosas siempre han sucedido de esta forma. La maquinaria publicitaria global siempre ha funcionado así y siempre va a funcionar así: aprovecharse de una coyuntura y escoger el bando ganador para vender más refrescos, autos o champú.

El problema es que ahora más que nunca, odiar a Trump, estar en contra de las ideas de Trump y reírse de su papada o de su característico peinado, se ha convertido en el status quo de lo políticamente correcto. Y eso nos otorga esa falsa sensación de que estamos haciendo grandes cambios —o que somos los mejores seres humanos del mundo—, solo porque vemos un anuncio de Coca Cola. Eso es patético, amigos. Incluso para esta época patética.

Todo esto sucede al margen de lo estrictamente político, en el que podemos estar o no de acuerdo con las acciones que el presidente tome o deje de tomar. Por supuesto que, aunque no vivamos en Estados Unidos, lo que suceda en ese país nos concierne a todos y por supuesto que, como seres humanos, deberíamos rechazar con toda nuestra fuerza las ideas racistas y xenófobas que el señor anaranjado pretende esparcir por el mundo.

Pero dejen de joder: odiar a Trump es puro marketing. Y más que eso: odiar a Trump es seguirle el juego. Un juego que él domina mejor que nosotros.

No dejemos que nos gane.

VoxBox.-

Sobrevivir a la temporada de NFL y no morir en el intento

Opinión.- Lo confieso, no me gustan los deportes. En mi adolescencia por cuestiones escolares practiqué básquetbol y no era mala jugando, pero nunca he sido amante de sudar en una cancha. Podrán imaginarse que tampoco de ver gente sudando en las canchas.

En un tiempo me interesaron los playoff de la NBA, como era lógico. Pero fuera de eso mi acceso a la televisión se limita a series y alguna que otra película. Hasta que Miguel apareció en mi vida.

Mi marido, Miguel, es fan deportista. Ve de todo: fútbol soccer, tenis, básquetbol, la Fórmula 1… ¡golf! Pero lo que en realidad le apasiona a él y a mis hijos es el fútbol americano. Durante 6 meses al año, de septiembre a febrero, en nuestro hogar se toman medidas serias para estar al tanto del desarrollo de la temporada anual. Tenemos en la familia toda una variedad de aficionados: los tenemos de los Dolphins, los Steelers, los Chicago Bears, de los Falcons y por supuesto… de los Patriots.

Hace un año me di a la tarea de comprarles en Amazon las camisetas a mis chicos. Yo no sé nada de fútbol americano, ni de yardas, ni de pañuelos lanzados al aire, ni de taqueadores… pero ver el rostro de mis hijos cada uno con su camiseta del equipo de su preferencia fue maravilloso.

¿Cómo he sobrevivido este año a esta temporada? Debo admitir que intenté comprender las reglas básicas y con cada partido de domingo, lunes y jueves, mantuve a Miguel repitiéndome los nombres de las jugadas, de los jugadores y de los logros más importantes de estos. Al final del Super Bowl 50.º yo era un prodigio de datos, y con propiedad pude mantener una conversación más o menos decente y de calidad sobre el tema con cualquiera. Por supuesto, todo eso se me olvidó en los siguientes 6 meses, y para cuando inició la nueva temporada en septiembre pasado yo había vuelto a ser una ignorante del fútbol americano. Me rendí. No tengo ánimos, ni fuerzas, ni convicción para aprender de nuevo, así que este año, hoy que es el Super Bowl, me dedicaré a hacer lo que mejor hago: cocinar y escuchar los mejores shows de medio tiempo.

Es indispensable hablar de este momento tan esperado para los que no sabemos ni pepa del fútbol, ese momento en el que la música, el lenguaje universal, al fin nos habla y los espectadores por antonomasia despertemos y digamos… ¡qué espectáculo!

Me dediqué a recordar algunos y esta es mi selección de 5 espectáculos de medio tiempo que más me han impresionado:

  • Por supuesto: Madonna. Nadie… o casi nadie se puede comparar a esta mujer que cada cierto tiempo se reinventa y no deja de ser un referente para cientos de nuevos artistas.

  • Los Rolling Stones: No son norteamericanos… pero igual, se sumaron por el amor al deporte en 2006. Ya eran una leyenda y pues, los que amamos la música hicimos una pausa en la pausa de medio tiempo del Super Bowl de ese año para darnos el lujo de escucharlos en vivo.

  • Michael Jackson: corría 1993 y el rey del pop iniciaba su show con las notas de Thriller. Este medio tiempo no lo vi en vivo, era una adolescente que no tenía acceso a tradiciones estadounidenses y que en un tercermundista país tuvo que esperar a que alguien inventara YouTube, para que otro buen  samaritano subiera el video.

  • Beyoncé-Bruno Mars-Coldplay: Yo a este arroz con mango nunca me lo imaginé, pero sí resultó interesante. Posiblemente ha sido de los aciertos más grandes en los espectáculos de medio tiempo. Siendo que el Super Bowl 50.º era importante históricamente, combinar ritmos, estilos e incluir hasta una declaración política fue una manera de hacerlo aún más memorable.

  • Prince: el inigualable cantante antes llamado Prince hizo su aparición en el medio tiempo del Super Bowl en 2007, dando un espectáculo difícil de olvidar, mientras cantaba Purple Rain… bajo la lluvia.

El Super Bowl LI ha terminado, la comida fue un éxito, mi pobre Alejandro lamenta la derrota de los Falcons y Gerardo ostenta el ego de los campeones. Miguel hace el análisis y consuela a nuestro hijo menor.

Un año más ha terminado la temporada y yo sobreviví. Aún no me decido si me gustó la presentación de Lady Gaga, pero al menos ahora tendré seis meses de silencio deportivo.

VoxBox.-

5 canciones para una novia

Mi hermana Gabriela se casa y es la menor de mis hermanas. Ella llegó a nuestras vidas hace 25 años y yo acababa de cumplir 14 años cuando eso pasó. Parece que fue ayer cuando la conocí con apenas de 12 horas de haber nacido.

Música.- Mi hermana Gabriela se casa y es la menor de mis hermanas. Ella llegó a nuestras vidas hace 25 años y yo acababa de cumplir 14 años cuando eso pasó. Parece que fue ayer cuando la conocí con apenas de 12 horas de haber nacido.

Sabía que esto iba a pasar, no solo porque desde hace meses estoy escuchando la cantaleta de los preparativos para la boda, sino porque Gabriela sabía que se casaría por la iglesia desde los 6 años. Así es… ella tenía como uno de sus grandes objetivos casarse. Desde esa época nos ha preparado a la familia para lo que ella ha denominado “el día más feliz de su vida”. Yo no soy tan romántica y creo que transité la adolescencia sin esa ilusión de un día hermoso dedicado a mi exclusiva felicidad, vestida de blanco y rodeada de flores. Siempre he sido la desamorada de la familia y nunca di muestras de estar ilusionada con un tema como este. Gabriela sí, ella ha vivido para este día. Nunca la entendí.

A pesar de todo esto y de nuestras diferencias, con todo y los enojos que han venido ahora que ambas somos adultas, con sus respectivas reconciliaciones, de pronto me cayó el cinco, como diríamos en mi país, de que ahora es un asunto irreversible. No hay vuelta atrás, ella entrará a la iglesia, del brazo de nuestro padre, en un par de sábados más. Mi madre estará feliz y se le saldrán las lágrimas al ver entrar a la iglesia a la menor de sus tres hijas, mi sobrino llevará en una almohadita los anillos y las arras, y Lorena —mi otra hermana— y yo estaremos viendo todo aquello con una sola idea: Al fin lo logró.

No me mal interpreten, estoy feliz por mi hermanita, aún la recuerdo jugando con sus muñecas a la boda, o dando sus primeros pininos en las relaciones amorosas, o viendo miles de vestidos de novias aún sin tener novio. La recuerdo en esas épocas en las que no tenía la menor idea de qué quería hacer con su vida al salir del bachillerato, o cada vez que cortaba con el novio de turno. Debo reconocerlo, ha sido una mujer valiente, porque con todo nunca dejó de creer en el amor. Me alegra tanto eso.

Ayer estaba hablando con ella por WhatsApp. Ella vive a más de dos horas de viaje en carro de San Salvador y eso ha hecho que la logística del magno evento sea más complicado, y me había estado resistiendo a inmiscuirme, porque me conozco, sé que esto es importante para ella y quisiera estar con ella para coordinar y que ese día sea en verdad, uno de los más felices de su vida. Pero no puedo, no podemos estar juntas como me lo pedía cuando ella era una niña de 6 años y yo una mujer de 20 años. Lamentábamos estar tan lejos en la distancia, pero coincidimos en que con cada envío de fotografías del vestido, del pastel, de las flores para la iglesia, era una manera de estar juntas. Me dieron ganas de llorar, llorar de esa felicidad que solo es explicable porque amas a otra persona. Gabriela, además de ser mi hermana menor, ha sido como mi hija. Me sentí tonta mientras retenía esas lágrimas.

Le pregunté si ya tenía la canción que bailará con Melvin, mi flamante cuñado. Me dijo que sí, pero que le buscara música para novias. Gabriela tiene razón, ese día debe estar lleno de música, música que deje recuerdos, que nos traiga memorias de cuando era una niña traviesa y algo caprichosa, una adolescente coqueta y una mujer que un día dijo que quería vivir con un hombre al que a penas conocíamos, pero que ha luchado durante dos años por amar y que lo aceptemos. Así, Melvin ahora será parte de esta familia de locos.

Posiblemente mi hermana no leerá esto, no importa… acá le llevo estas cinco canciones para ese día y la comparto con ustedes, para cuando se casen o encuentren una novia tan feliz como mi hermana:

Going to the Chapel of Love: Parte del soundtrack de la película El padre de la novia, una del repertorio cinematográfico preferido de mi hermana.

My Girl: Mi papá me dijo una vez, siendo yo una muchachita, que el día que me casara quería bailar esta canción conmigo. No sabía el pobre que eso no sucedería. Aún así, esta es la ocasión para desempolvarla y que la baile con Gabriela.

Always On My Mind: Esta canción siempre ha estado presente en nuestra historia de hermanas. Recuerdo que siempre le ponía música para dormirla mientras la cargaba en brazos. Siempre me pareció que se quedaba dormida más rápido con esta.

Dancing Queen: Recuerdo que en uno de los simulacros de fiestas que tuvimos mientras éramos muy jóvenes, nos encontramos las tres hermanas bailando esta canción. Prometimos en aquel entonces, que en cada boda la bailaríamos las tres juntas. Esta será la primera vez.

Nothing Else Matters: No podía terminar esta lista de cinco canciones para una novia sin esta: es una recomendación básica de mi cosecha personal. Aunque he estado clara que no me quiero casar por la iglesia, me parece que esta no puede faltar en una boda. Y, por supuesto, crecí escuchándola.

Felicidades Gabriela, en unos días estaremos escuchando y bailando estas canciones.

VoxBox.-