Ricardo Corea

Forma de vida basada en cafeína, series y películas. Escribir era lo mío hasta que me comenzaron a pagar por hacerlo. Un día adopté a un gato que resultó ser una galleta.

Top random: Andrés Calamaro

Música.- Cantante, músico, compositor y productor discográfico. Hablar de Andrés Calamaro no es tarea sencilla. Lleva toda una vida consagrado a la música, a la buena música, y es una de las piezas fundamentales para entender el rock en español de los últimos años.

Con más de 30 años dedicados a su arte, hacer un recuento de sus mejores canciones sería una tarea bastante injusta —además de tonta—.

Por eso, y con la excusa de celebrar los 55 años de vida del Salmón, te dejamos con este listado de canciones completamente arbitrario y que responden únicamente a los gustos de quien escribe. Cualquier queja favor dejarla en los comentarios:

  1. Si no eres muy fan de Andrés, seguramente no sabías que esta canción la escribió cuando formaba parte de la banda Los abuelos de la nada. Y no, la versión original no es una cumbia.

  1. Directamente extraído de su primer álbum como solista (Hotel Calamaro), publicado mientras todavía estaba con Los abuelos de la Nada y producido por un tal Charly García, nada menos.

  1. La segunda banda de la que formó parte Calamaro se llamaba Los Rodríguez. Estaba compuesta por dos músicos argentinos y dos españoles. Grabaron apenas 3 discos de estudio —mala suerte la nuestra— y sonaban así.

  1. En 1997 Calamaro vuelve a publicar como solista. El título de esta producción es inmejorable: Alta Suciedad. Y esta canción lo es todo.

  1. Este álbum le dejó a Calamaro el sobrenombre que lo acompañará probablemente toda su vida, y una sequía creativa de casi 4 años. Nada sorprendente si tomamos en cuenta que se trata de un disco quíntuple (sí, 5  cinco discos). Luego se simplificaría a un solo disco con 25 temas y a otro disco llamado Salmonalipsis Now, editado en 2011 con 2 CD y cinco canciones inéditas.

  1. A manera de Bonus Track voy a agregar esta joyita un poco extraña. Del disco On The Rock, esta colaboración con los puertorriqueños de Calle 13. Una canción divertida, digna de dedicar en situaciones especiales.

 

VoxBox.-

Apuntes sobre un viejo indecente

Opinión.- No estoy seguro de cuándo fue que leí por primera vez sobre Hank. Creo que habrá sido hace unos cinco años, en algún rincón olvidado del Internet. Sí recuerdo que pasé mucho tiempo buscándolo en las librerías del país (que no son muchas ahora, pero hace cinco años eran menos). Nunca lo encontré. Quizás no busqué bien o quizás no era suficientemente conocido.

Así que durante un par de años tuve que conformarme con leer sus textos sueltos por ahí. Los libros digitales no eran lo mío, así que me conformaba con leer sus poemas esparcidos por ahí y algunos extractos de cuentos. Aquel lenguaje era espectacular, aquella forma de llamar al pan, pan y sobaco al sobaco era magnífica. Además yo siempre he tenido una debilidad por las  historias de perdedores y aquel tipo era el perdedor por excelencia.

Tras algún tiempo, los libros fueron llegando. Me regalaron un par. Eran libros de cuentos con los nombres más geniales del mundo y con las historias más increíbles que la miseria de aquellos años y de aquellos sitios podía regalar.

Bukowski se había ganado conmigo un fan para toda la vida, o eso pensé en aquellos primeros momentos de luna de miel literaria.

Estaba equivocado: el fuego se fue apagando. Cualquiera que haya leído al viejo Hank sabe que, si se lee con demasiadas ganas y por demasiado tiempo, el efecto comienza a caducar poco a poco. Las jocosas anécdotas de cómo se emborrachaba, tenía sexo, vomitaba o se peleaba con algún profesor universitario comenzaron a hartarme un poco. Llegué incluso a pensar que aquella figura de ser el eterno inconforme no era más que una pose.

Bukowski era el último escritor maldito y yo ya estaba harto de todos sus bastardos, y, por extensión, de él. Así que corté por lo sano y lo dejé en paz un par de meses, quizás años.

Hasta que alguien recomendó Ham on Rye (La senda del perdedor). Una fantástica novela que narraba en primera persona la infancia del viejo. Aquella novela me sirvió en dos sentidos: 1. Fue muy reconciliación con los libros digitales;  2. Fue mi reconciliación con la literatura de Bukowski. Aunque más que una reconciliación, creo que fue un cambio de enfoque: después de leerla, tuve que volver a examinar todos los libros y textos que había leído de él hasta la fecha.

Henry Charles Bukowski, que el pasado 16 de agosto hubiese cumplido 96 años, es muchísimo más que un escritorzuelo al que le encantan los “coños”, el whisky y la soledad: es un artista de aquellas calles caóticas de mediados del siglo pasado. Amo y señor de una filosofía proletaria, que respiró el pulso de las ciudades al tiempo que hacía malabares para sobrevivir a la economía más pujante del mundo. Y lo hizo todo mientras un pájaro azul pugnaba por salirle de su nauseabundo corazón.

Qué suerte para nosotros que todavía queden viejos indecentes por ahí: poetizando la miseria que va dejando el sistema, romantizando la resistencia intelectual, señalando la belleza en los escenarios más cutres de las urbes.

VoxBox.-

10 frases de Bukowski para odiar la vida

Bukowski nació en Alemania y desde sus infinitas borracheras le regaló al mundo una extensa obra literaria que nos sigue retorciendo las entrañas.

Detalles.- Henry Charles Bukowski es el último escritor maldito, o al menos eso dicen los expertos. La verdad es que con los nuevos modelos de márketing de libros, cada tanto surge por ahí un nuevo escritor maldito: el término ha perdido casi cualquier valor.

Pero el poder de Bukowski no se ha movido ni un poco, por mucho que algunos le resten méritos literarios. Nació el 16 de agosto de 1920 en algún rincón de Alemania y desde sus infinitas borracheras le regaló al mundo una extensa obra literaria que —hasta el día de ahora— sigue retorciéndole las entrañas a más de alguno.

Bukowski no es de esos escritores a los que uno recurre cuando ha perdido el rumbo y quiere reencontrarse con uno mismo en perfecta paz y armonía. Bukowski es de los escritores que rompen con todo y con todos, y lo hace de una forma genial.

Aquí hay una pequeña muestra para comprobarlo:

  1. «Francamente, estaba horrorizado con la vida, con lo que un hombre tenía que hacer simplemente para comer, dormir y mantenerse vestido. Entonces me quedaba en la cama y bebía. Cuando bebía, el mundo aún estaba allí afuera, pero por el momento no me tenía agarrado del cuello».
  2. «Cualquier cosa puede volver loco a un hombre porque la sociedad se asienta en bases falsas»
  3. «Y también está, por supuesto la locura y el terror de saber que alguna parte de ti es como un reloj al que no puede dársele cuerda otra vez, una vez que se para».
  4. «El hombre ha nacido para morir. ¿Qué quiere decir eso? Perder el tiempo y esperar. Esperar el colectivo. Esperar que canten los ratones. Esperar que a las serpientes les crezcan alas. Perder el tiempo».
  5. «Cuando estás en la calle es cuando te das cuenta de que todo tiene dueño y de que hay cerrojos en todo. Así es como funciona la democracia: agarras lo que puedes, intentas conservarlo y añadir algo si es posible. Así es también como funciona la dictadura sólo que una esclaviza y la otra destruye a sus desheredados»
  6. «La mayoría de la gente va del coño a la tumba sin que apenas les roce el horror de la vida».
  7. «Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la iglesia, el estado y nuestro sistema educativo. Estamos aquí para tomar cerveza. Estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida que la muerte tiemble al recibirnos»
  8. «La diferencia entre una democracia y una dictadura es que en una democracia, primero votas y después recibes órdenes. En una dictadura no tienes que perder el tiempo votando».
  9. «Nunca sentía soledad; cuanto más separado de la especie humana se encontraba, mejor se sentía».
  10. «Hay en mí algo descontrolado, pienso demasiado en el sexo. Cuando veo una mujer me la imagino siempre en la cama conmigo. Es una manera interesante de matar el tiempo en los aeropuertos. Parece una historia sobre sexo y borracheras, cuando en realidad es un poema sobre el amor y el dolor».

VoxBox.-

Oro olímpico para el matrimonio igualitario

Detalles.- Globos en forma de corazón y la mirada del mundo entero, en mitad de los Juegos Olímpicos de Río 2016, en el mismísimo Estadio Deodoro: así recordará Isadora Cerullo el día que su novia Marjorie Enya le propuso matrimonio.

Isadora es una jugadora brasileña de Rugby y compitió en el torneo olímpico femenino. Marjorie es una voluntaria del certamen.

Cerullo creció en Carolina del Norte, Estados Unidos y nunca antes había vivido en Brasil. Sin embargo, se mudó al país latinoamericano con Enya para encontrar un lugar en el equipo olímpico de rugby y así participar en Río 2016.

El intenso beso que acompañó la respuesta disipó cualquier duda que todavía pudiese existir. Las redes sociales estallaron por la emoción que causó la espontaneidad de ambas chicas y la alegría que embargó a todos los presentes.

Cerullo y Enya nos regalaron —quizás sin calcularlo— lo que seguramente se convertirá en una de las más memorables imágenes de esta edición de los Juegos Olímpicos modernos.

Isadora

Hay que decir también que el matrimonio igualitario, que permite la unión entre personas del mismo sexo, fue legalizado en Brasil en 2013.

Aunque la competencia de rugby terminó con la selección de Australia llevándose el oro olímpico, la historia de Isadora y Marjorie terminó llevándose algo muchísimo más valioso. Y de paso dejaron claro el mensaje: love is love.

VoxBox.-

Del oro a la eutanasia: el deporte como única razón para vivir

Detalles.- Marieke Vervoort es un nombre que suena mucho estos días, en los que el espíritu olímpico se ha apoderado de todos.

Vervoort es una campeona paralímpica belga de atletismo, ganó un oro y dos medallas de plata en los Juegos Paralímpicos de Londres, en 2012. En 2015 se convirtió en la campeona del mundo en Doha, Catar.

En Río, la belga competirá en las categorías de 100 y 200 metros dentro de las cuales aspira a la obtención de un metal olímpico, sin embargo es consciente que su competencia es fuerte.

Pero eso no es todo, Vervoort padece una enfermedad que deteriora sus sistemas y la somete a un dolor muchas veces insoportable.

Pero eso, por suerte, no es todo: la difícil enfermedad nunca ha impedido a la competidora luchar por su sueño de hacerse de la medalla de oro.

Pero eso tampoco es todo: Vervoort anunció que tiene la intención de someterse a la eutanasia después de participar en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. Cada vez le resulta más difícil combatir la enfermedad que le provoca un deterioro del estado físico.

Para Vervoort el deporte es la única razón para vivir, y los Juegos de Río serán su última competición.

Es cierto que los Juego Olímpicos —especialmente los de Río— han estado cargados de mucha polémica respecto a los temas delicados, los grandes temas: pobreza, desigualdad y corrupción  de gobiernos. Pero también es cierto que los grandes ideales del olimpismo siguen estando vigentes, y personas extraordinarias como Vervoort lo siguen demostrando. Y estamos seguros que eso no es todo.

VoxBox.-

Frida Kahlo en 10 frases inmortales

Tips.- La figura de Kahlo sigue siendo sinónimo de empoderamiento y libertad. Su icónico rostro representa los altos ideales feministas y el orgullo de ser mujer pasional y soñadora.

Magdalena Carmen Frida Kahlo y Calderón nació en Coyoacán, México, el 6 de julio de 1907.

Y para celebrar el 109 aniversario de su nacimiento, te traemos 10 frases extraídas de sus notas, recados, dibujos y cartas personales.

  1. “Donde no puedas amar, no te demores”.
  2. “Quise ahogar mis penas en licor, pero las condenadas aprendieron a nadar”.
  3. “Me pinto a mí misma, porque soy a quien mejor conozco”.
  4. “Muchas veces me simpatizan más los carpinteros, zapateros, etc., que toda esa manada de estúpidos dizque civilizados, habladores, llamados gente culta”.
  5. “¡Quién diría que las manchas viven y ayudan a vivir? Tinta, sangre, olor… ¿Qué haría yo sin lo absurdo y lo fugaz?”.
  6. “Siento que te quise siempre, desde que naciste, y antes, cuando te concibieron. Y a veces siento que me naciste a mí”.
  7. “Es tan desagradable sentir que una mujer es capaz de vender cada pedacito de sus convicciones o sentimientos, solo por la ambición de dinero o escándalo”.
  8. “La tristeza se retrata en todita mi pintura, pero así es mi condición, ya no tengo compostura”.
  9. “Doctor, si me deja tomar este tequila le prometo no beber en mi funeral”.

¿Conoces alguna otra frase famosa de Frida? ¿Cuál es tu favorita?

VoxBox.-

¿Por qué las mujeres sufren tanto en los probadores?

Detalles.- Comprar ropa ha sido siempre un problema. Es típico encontrarse con prendas que puestas sobre el maniquí se ven fabulosas, pero una vez escogemos la talla y entramos al probador, todo se echa a perder. ¿Es posible que la culpa de ese indeseable efecto la tengan los mismos probadores?

Actrices como Meg Ryan y la periodista Dena Levitz creen que sí.

La luz, la temperatura, el aire viciado, los espejos que acentúan los defectos o la estrechez del espacio son algunos de los factores que Levitz señala como los culpables de que los probadores sean lugares nefastos.

Por su parte, Ryan asegura que no entiende por qué ponen luz fluorescente en los probadores “¿Por qué querría una mujer comprarse algo, si parece que una lluvia de meteoritos se ha estrellado en sus muslos?”, cuestiona la actriz.

Aquí te dejamos una lista de variables que deberías tomar en cuenta a la hora de comprar ropa y entrar al mostrador:

1. ¡Las tallas no son las mismas!

El problema de las tallas lo conocemos (y padecemos) todos. ¿Por qué a veces las tallas varían tanto dependiendo de la marca, el diseño o simplemente el lugar de procedencia? Todo sería más fácil si todas fueran iguales. Pero parece que la industria no logra ponerse de acuerdo con ese tema tan importante, y no se mira que lo vayan a hacer en el futuro más cercano.

2. La luz engaña

Lo ideal sería que la luz de los probadores fuese lo más natural posible. Pero no, existen probadores con todo tipo de luces. Algunas tiendan lo hacen más por tendencias: luces neón, luces claras, luces de colores exóticos, etc. De ahí que algunos probadores no hacen más que relucir los defectos como la celulitis, o incluso dificulta darse cuenta del verdadero color de alguna prenda.

3. Pero no solo la luz… Los espejos también suelen mentir

Existe un mito que dice que los espejos de los probadores están alterados para hacerle creer a los compradores que se ven más delgados. Aunque suena lógico, esto no resulta del todo cierto. La verdad es que en la mayoría de probadores, la ubicación de los espejos, sumados a esos otros aspectos que mencionamos antes como la luz, hacen que los defectos se vuelvan más evidentes de lo que en realidad son.

4. El espacio es hostil

Aunque este punto puede variar de acuerdo con cada tienda, lo normal es que los probadores sean lugares reducidos, a veces incluso sucios, que mantienen cantidades innecesarias de ropas o perchas acumuladas por todas partes. En la mayoría de los casos, los probadores son lugares abandonados por los dependientes de las tiendan, y por eso se mantienen en condiciones deplorables. En el peor de los casos, y tristemente bastante común, los espacios reducidos no son el mayor problema: el verdadero horror radica en la falta de privacidad. Lo común es una cortina mal puesta que hace que las personas pasen más pendientes de que no las vean que de si la ropa les queda bien o no.

Y tú, ¿has tenido alguna mala experiencia con los probadores?

VoxBox.-

Amarse a uno mismo: La verdadera autoestima

Estilo de vida.- El problema radica en cómo se mide. Usualmente lo que sucede es que hacemos una evaluación de pros y contras —cosas positivas y negativas— que existen en nosotros. Si, por ejemplo, nos fijamos en que somos puntuales, honrados o responsables, tendemos a pensar bien de nosotros mismo. O si, por el contrario, vemos que somos perezosos o mentirosos tendemos a tener una baja autoestima.

Esto en realidad se trata de un error. Estudios han demostrado que esa forma de vernos a nosotros mismos puede traernos una profunda inseguridad, producto de esa evaluación constante. Así, si tu buena autoestima se basa en que eres una persona responsable, pero en algún momento no logras cumplir con algún trabajo universitario o laboral, esa “buena autoestima” fácilmente se puede venir abajo.

¿Cómo saber entonces si tenemos una buena o mala autoestima?

Autoestima significa “el amor con uno mismo”, entonces: ¿Por qué planteamos la autoestima en términos de lo que somos o hacemos? Si en realidad las relaciones de amor se basan en un interés genuino en el bienestar del otro y en un deseo de compartir con este, en una ternura que sale de nosotros hacia esa persona y que nos permite ser sensibles con todo lo que le suceda.

Así es exactamente como debería de funcionar la autoestima: como verdadera relación de amor con uno mismo, en la que nos responsabilicemos de nuestras propias necesidades y limitaciones, y nos conmovamos en un contacto genuino y honesto con nosotros mismos, aceptándonos incondicionalmente.

Amarse a uno mismo. Tener una relación saludable con uno mismo. Ser incondicionales con uno mismo. De eso realmente es de lo que se trata la autoestima.

(Fuente: Psyciencia)

VoxBox.-