Ricardo Corea

Forma de vida basada en cafeína, series y películas. Escribir era lo mío hasta que me comenzaron a pagar por hacerlo. Un día adopté a un gato que resultó ser una galleta.

“The Defenders” no es lo que nos prometieron

The Defenders. VoxBox.

The Defenders fue, sin duda, una de las series más esperadas para este año. Cumplió sus promesas a medias, pero nos quedó debiendo mucho.

Opinión.- La serie de Netflix The Defenders era sin duda una de las producciones más esperadas de este año. Finalmente se estrenó el pasado viernes, tal como estaba previsto, y los resultados nos han dejado un sabor de boca más bien agridulce.

Primero pongamos el contexto: The Defenders tenía la obligación de prácticamente revivir a la franquicia, ya que las fórmulas superheroicas de Netflix y Marvel se han venido abajo con cada nueva serie.

Entre Daredevil y Iron Fist hay un abismo casi infranqueable: mientras que el primero es una serie emocionante a más no poder, la segunda es poco menos que un fiasco.

¿Lo consiguió?

AQUÍ COMIENZAN LOS SPOILERS

The Defenders es, podría decirlo como primer acercamiento, superior a Iron Fist. Además, el haber desarrollado la temporada en solo ocho capítulos le permitió superar el vicio del relleno, de las escenas y las explicaciones innecesarias.

El primer y segundo episodio resuelven rápido la mayoría de preguntas que quedan en el aire en cada una de las series individuales. Plantean, además, el conflicto a gran escala que detonará la acción en lo sucesivo.

Los primeros cuatro episodios logran reunir a los cuatro vigilantes con bastante solvencia. Los roces personales y las inevitables diferencias de ideología se asientan bastante rápido.

El gran pero

Llegados al quinto episodio la cosa comienza a aflojar y no en el buen sentido.

El principal problema de The Defenders es su arco argumental bastante accidentado.

En contraposición con la velocidad con la que se asentaron los conflictos individuales, debo decir que me pareció tortuoso ver cómo cada uno lidiaba con ellos, en escenas interminables que impedían que la serie comenzara a despegar. Mucha divagación, mucho conflicto interno, mucho diálogo sobre por qué sí, por qué no, etc.

Lo voy a decir en una sola línea: en cuanto a escenas de acción, The Defenders me quedó debiendo.

El fracaso del villano

Desde antes de comenzar sabíamos que el gran enemigo sería The Hand, una organización mítica de la que, en términos generales sabíamos poco.

The Defenders nos presentó el origen de esta secta/sociedad/mafia y conocimos a los cinco “dedos” que la conforman (la elección de Sigourney Weaver como Alexandra, la líder de The Hand, fue bastante atinada).

Pese a que esta mafia apunta como un excelente villano, pronto nos dimos cuenta que Elektra sería quien reclamaría su legítimo derecho de ser la villana, aunque lo hizo de forma tan burda, que no pude dejar de preguntarme si no había sido solo una excusa para regalarnos la inmolación final de uno de los héroes.

La exquisita parte visual

No suelo hacer análisis sobre colores, fotografías o esas cosas, porque no me siento con la competencia suficiente, pero aquí sí debo de señalar esta gran virtud: desde el opening de la serie queda plantea la dinámica que adopta con su fotografía. Por si no lo notaron, la serie utiliza una paleta de colores distinta para cada personaje, y lo hace sin volverse cansada.

Así tenemos que la secuencias en rojo era para Daredevil, azules para Jessica Jones, amarillo casi ambar para Luke Cage y verdes frías para Iron Fist.

Esas sutilezas son las que se agradecen.

Pero viene otro pero

La grandísima debilidad de The Defenders resulta ser el personaje más importante de la saga: Iron Fist.

Si no se hartaron de él en su propia serie, aquí terminarán de odiarlo. Se los prometo.

Las historias de Matt, Luke y Jessica resultan interesantes. La calidad de sus respectivas series es cuestionable, pero mantienen cierto grado de calidad que tristemente no consiguió Iron Fist. La trama de esta última oscila constantemente entre lo absurdo y lo patético. Aquí no fue una excepción.

Iron Fist es un lastre que, paradójicamente, resulta ser el motor de todo el argumento de la serie.

Entonces, ¿sí o no?

The Defenders resultó una serie visualmente interesante y con momentos bastante buenos. Funciona bien para pasar el rato, cuando no hay nada mejor que ver.

Queda, sin embargo, la sensación de que pudo dar más de sí y no lo consiguió. Que pudo haber sido épica, pero se derrumbó en el intento.

VoxBox.-

“Beyond the Wall”: el ocaso de los dioses alados

Beyond the Wall. VoxBox.

Beyond the Wall se filtró esta semana por un error HBO GO España y muchos pudieron ver el episodio completo antes de esta noche.

Opinión.- Parece que esta temporada de Game of Thrones nos está obligando muchísimo a hablar de ella, tanto por lo que pasa en pantalla como por las polémicas que se dan afuera.

Beyond the Wall se filtró esta semana por un error HBO GO España y muchos pudieron ver el episodio completo antes de esta noche. Ojalá que los Antiguos dioses no se apiaden de sus almas.

Pero no somos pocos quienes decidimos esperar pacientemente y evitar por todos los medios posibles que nos hicieran spolier en las redes.

El resumen de esta semana está de luto por el cachorro caído de Dany.

—La pequeña expedición liderada por Jon Snow se dirige más allá del norte a buscar a uno de esos zombies para convencer a los Lannister y, en general, a todo Westeros de que la amenaza es real.

—Supimos que la reunión de Jaime con Tyrion tuvo como resultado la promesa de una reunión entre Cersei y Daenerys. La reunión nunca se concretó, pero no dudamos que será uno de los momentos estelares del final de esta temporada el próximo domingo.

—Littlefinger es un ser despreciable.

—En este capítulo aprendimos dos cosas importantes de las hermanas Stark: Sansa sigue siendo igual de tontita que siempre y Arya cada día es más inteligente (y ese momento de los rostros fue bastante perturbante).

—Esa escena de tensión entre los White Walkers y la comitiva de Jon Snow fue de antología.

—Los fans de Game of Thrones, presumo, estamos condenados a emocionarnos siempre, siempre, siempre que Daenerys aparece en la batalla montada sobre sus dragones.

—Hoy aprendimos por las malas que los White Walkers son una amenaza tan real e inminente, que ni siquiera los dragones de Dany pueden garantizar nada. La demoledora facilidad con la que el Night’s King venció a uno de ellos nos lo ha demostrado. Sí, todos sufrimos en ese momento. Todos.

—Ya sabemos de dónde surge el dragón de nieve.

—La aparición del tío Benjen fue completamente inesperada.

—La relación de Jon y Dany es extraña. Linda, pero extraña. Esa escena final era más propia de una comedia romántica, de esas que Hollywood produce por montones, pero luego de haber visto cómo muere un dragón, la perdonamos.

VoxBox.-

“Eastwatch”: lentitud, justicia y el origen de Jon Snow

Eastwatch. VoxBox.

Bueno, sí, después de la épica batalla de Spoils of War, era casi inevitable que este episodio quinto episodio (Eastewatch) se pusiera más lento.

Opinión.- En Eastwatch, el quinto episodio de esta séptima temporada, vimos poca acción, demasiado poca. En todo momento tuve la impresión de que se trataba de un capítulo de relleno. Sucedieron cosas importantes, claro, pero volvió ese sentimiento del primer capítulo, de que los directores solo quería reacomodar la historia.

De todas formas, aquí está este resumen del episodio:

—Por fin corroboramos que fue Bron quien le salvó la vida a Jaime. No era sorpresa para nadie, pero necesitábamos comprobarlo. Además, ahora sabemos cuál es el límite de la batalla de Bron: “Cuando hay dragones, se acaba nuestra sociedad”. Y cómo no.

—Daenerys volvió a mostrar su implacable sentido de la justicia, con lo que quedó del ejército Lannister. Esa “ejecución” de los dos soldados que no quisiera arrodillarse fue muy digna de la Madre de Dragones.

—¿El rey de los Caminantes Blancos descubrió a Bran? ¿Tendrá consecuencias negativas?

—Dato interesante: cada vez tenemos más pistas de que Jon Snow no es bastardo. Esa escena de Gilly con Sam en la que hablan de los escalones fue un spoiler de la teoría que se venía manejando: la boda secreta entre Rhaegar y Lyanna Stark, que dio como fruto a Jon Snow. Sí, Snow es Targaryen. Y sí, en ese caso Daenerys sería su familia, su tía, específicamente.

—Comenzamos a ver una grieta importante en la relación de las hermanitas Stark. Si se pelean habrá que tomar equipos y yo sería Team Arya hasta el final.

—Otro punto que refuerza ese argumento: Jon ha sido el segundo humano en acercarse a Drogon, sin sufrir las mortales consecuencias. La escena fue bastante buena y pudimos ver un destello de amor en los ojos de la reina.

—A pesar de todo, Cersei sigue controlando su reino y no ha perdido ni un segundo la compostura. Además, sabemos que espera un nuevo heredero.

—¡Reapareció el hijo bastardo de Robert Baratheon!

—¿Solo a mí me da la impresión de que Varys está jugándole muy sucio a Daenerys y a Tyrion?

—¿Qué habrá pasado con la reunión entre Jaime y Tyrion?

—¿Qué leyó Arya en la habitación de Littlefinger?

—¿A qué juega Littlefinger?

VoxBox.-

“The Spoils of War”: ¡Dracarys! La magistral venganza de Khaleesi

The Spoils of War. VoxBox.

Por si a alguno todavía le quedaba duda de que esta temporada sería épica, aquí está The Spoils of War, el cuarto épico capítulo de esta fascinante séptima temporada.

Opinión.- Para aquellos sin corazón que vieron el episodio antes de tiempo gracias a los hackers, este resumen no tendrá nada que no sepan desde hace días.

Para aquellos guerreros que recién lo vieron, esta es una pequeña forma de procesar todo eso que acabamos de ver.

Veamos y discutamos:

The Spoils of War comienza con los Lannister yéndose de Highgarden, luego de haber derrotado a los Tyrell (Olena: todavía te echamos de menos). Bronn le recuerda a Jaime la promesa que hizo de darle su castillo.

—Cersei por fin logra concretar la ayuda del Banco de Hierro (negociando con Mycroft Holmes, pero eso es de otra serie). Pero no todo está ganado para la reina: la lealtad del Banco depende de la llegada del oro.

—Bran da otra sutil muestra de que ha estado enterado de todo. Littlefinger le entrega la daga a Bran, junto a una de sus ya tradicionales (y repetitivas) pláticas manipuladoras sobre el caos. Bran simplemente responde: “El caos es una escalera”. ¿Recuerdan que Littlefinger le dijo esto Varys en la misma sala del trono en la tercera temporada?

—El reencuentro de los hermanos Stark resulta simplemente conmovedor. Sobre todo el abrazo de Sansa y Arya en la tumba de sus ancestros.

—Daenerys demuestra su sagacidad política justo en una escena que parecía muy sentimental. “Pelearé por ti, pelearé por el norte…”. La Madre de Dragones mira a Jon Snow con sinceridad y de fondo suena una música agradable, “cuando se arrodillen ante mí.” Touché, Khaleesi.

—Arya contra Brienne. Sí, suena disparatado, si tomamos en cuenta las proporciones. Pero no, resulta en una pelea de entrenamiento bastante bien lograda. Yo al menos me emocioné muchísimo. Intuyo que no fui el único.

—Por fin hemos visto un triunfo militar aplastante de Daenerys. Por fin, por fin, ¡y de qué forma! Los dothraki atacan a las fuerzas Lannister que están a punto de partir de Highgarden y la mismísima heredera del Rey Loco hace su aparición montada en uno de sus cachorros. Esos  últimos 14 minutos del episodio The Spoils of War son todo lo que hemos esperado por 7 temporadas.

LE-GEN-WAIT FOR IT-DARY.

VoxBox.-

Resumen venenoso: “The Queen’s Justice” y los reencuentros

The Queen's Justice. VoxBox.

¿Qué ha sucedido en The Queen’s Justice, el tercer episodio de la temporada 7 de Game of Thrones? No es mi intención explicar nada, así que mejor hagamos un brevísimo resumen del capítulo.

Opinión.- ¿Qué es lo que acabamos de ver en The Queen’s Justice? Todavía lo estamos tratando de procesar: cada capítulo de esta temporada de GoT está muy cargado de información y resulta difícil entenderlo.

No es mi intención explicar nada, así que mejor hagamos un brevísimo resumen del capítulo:

— El episodio estuvo repleto de reencuentros. Uno, al menos, fue bastante agradable: los niños Stark. Aunque el bueno de Bran se encargó de hacerlo raro al final, creo que a todos nos alegró ver a dos hijos legítimos de Ned reunirse de nuevo en el norte.

— El otro reencuentro fue genial por razones distintas: Ellaria y Cersei se vuelven a ver las caras y la venganza de la reina es aterradora, inhumana y efectiva. El veneno fue uno de los grandes protagonistas de este episodio.

— La reunión de Jon Snow y de Daenerys estuvo mejor de lo que yo había esperado. Ninguno cedió tan fácil ante el otro y, probablemente de no haber sido por la divina intercesión de Tyrion, las cosas habrían terminado muy mal para el bastardo.

Euron es un desgraciado, cínico y vulgar, que sin embargo nos ha terminado cayendo muy bien.

— ¿Nadie se fijó que no apareció Arya?

— Cersei está demostrando tener mejor cabeza para la guerra que todos con la Madre de Dragones y su séquito. Dejarles conquistar Casterly Rock con tanta facilidad fue un golpe muy astuto.

— Jaime Lannister tiene un corazón muy noble, pero cada vez nos hace sospechar más que podría traicionar a su hermana/amante.

— Olenna Tyrell termina su vida de una forma que solo les es dado a los más grandes personajes: viendo a los ojos a sus asesinos y ganándoles la moral.

Te amamos, Olenna.

Como ya es costumbre, les dejamos el avance del cuarto episodio:

VoxBox.-

Múltiples emociones: así fue el segundo episodio de “Game of Thrones”

Game of Thrones. VoxBox.

Opinión.- Casi todo el mundo —redes sociales, claro— coincidió con el que el primer episodio de la séptima temporada de Game of Thrones estuvo bastante flojo.

Además de la espectacular venganza de Arya Stark, nada realmente importante sucedió. Muchos se quejaron de que el primer episodio solo sirvió para recordarnos dónde quedaron los personajes y sentar las bases de lo que se vendría luego.

Bueno, quizás tenían razón: el segundo tuvo de todo.

AQUÍ EMPIEZAN LOS SPOILERS

Múltiples emociones

No vamos a hacer un resumen detallado de cada cosa que ocurrió, pero en términos generales podemos decir que este capítulo estuvo bien cargado de todo un poco.

— Planes militares con Daenerys y sus aliadas.

— Amor y sexo entre Missandei y Gusano Gris.

— Orgullo familiar con los Stark (“Si la tocas te mato”, le juró Jon Snow a Littlefinger)

— Un rencuentro inesperado con Nymeria (Nymeria </3)

Y justo cuando pensábamos que al capítulo le hacía falta acción (justo cuando iba a tener lugar una hermosa escena de sexo lésbico entre Ellaria y Yara), aparece Euron para desbaratar el plan de la Madre de Dragones y termina con los barcos.

La huida de Theon fue un golpe bajo aunque bastante predecible.

También habrá que resaltar que, tal como quedaron las cosas, todo parece indicar que la estrategia de Tyrion de atacar King’s Landing con ejércitos locales y Casterly Rock (el corazón de la ciudad) con los Inmaculados y los Dothraki ha salido muy mal. Algo que no le suele suceder a la grandiosa mente del menor de los Lannister. Así que por respeto a lo que hemos visto de él hasta ahora, podemos dejar espacio para la duda: ¿Se habrá equivocado realmente o todo estaba previsto? En caso de haberse equivocado, ¿sabrá salir de esta?

Una última cosa: ¿Sam podrá curar a Ser Jorah? ¿Qué consecuencias traería el éxito de su curación para el juego de tronos? ¿Solo a mí me dio asco esa transición entre las rebanadas de piel y la comida?

En fin, solo resta comenzar a esperar el siguiente domingo para volver a tener una razón de existir.

Mientras tanto, ¿qué podemos esperar del siguiente episodio?

Todavía no lo sabremos, pero te vamos a mantener informado.

Aquí hay, para mientras, un adelanto:

VoxBox.-

Chile, a punto de despenalizar el aborto en tres causales

Chile. VoxBox.

En Chile oficialmente se registran unos 30,000 abortos provocados o espontáneos, pero se baraja que las interrupciones clandestinas podrían estar cerca de las 160,000.

Noticias.- El senado de Chile aprobó en el miércoles por la madrugada el proyecto de ley que despenaliza el aborto en caso de riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación. La iniciativa legislativa impulsada por la presidenta Michelle Bachelet está a un paso de convertirse en ley.

Tras horas de tenso debate y más de dos años de tramitación, ahora solo queda la votación en la Cámara de Diputados. A cuatro meses de las elecciones que elegirán a su sucesor, Bachelet resolvió ponerle “suma urgencia” al documento, para asegurar su tramitación antes de que culmine su mandato en marzo de 2018.

Discusión al límite

El debate mantuvo el tono polémico y polarizado que tuvo desde su llegada al Congreso. “Es un acto de crueldad no permitir que las mujeres decidan. Soy partidario de que siempre una mujer pueda decidir sobre su vida”, dijo el senador oficialista Guido Girardi.

Durante la discusión, activistas religiosos debieron ser desalojados del recinto por la Policía, al interrumpir la discusión con gritos contrarios a la despenalización del aborto.

La senadora derechista Ena Von Baer dijo: “El niño que está por nacer no es una cosa, es un ser humano y tiene los mismos derechos y dignidad de la madre”. La derecha opositora anunció que enviará el proyecto a revisión del Tribunal Constitucional, al considerar que vulnera la protección del niño que está por nacer.

Antecedentes

En Chile oficialmente se registran unos 30,000 abortos provocados o espontáneos, pero se baraja que las interrupciones clandestinas podrían estar cerca de las 160,000. Hasta 1989 y por más de 50 años, el aborto estuvo permitido en Chile en casos de peligro para la madre o inviabilidad del feto. Pero antes de dejar el poder, el exdictador Augusto Pinochet (1973-1990) lo prohibió.

El proyecto fue enviado al Congreso por la presidenta en enero de 2015.

Hasta 1989 y por más de 50 años, el aborto estuvo permitido en Chile en casos de peligro de vida para la madre o inviabilidad del feto. Pero antes de dejar el poder, el exdictador Augusto Pinochet (1973-1990) lo prohibió, manteniéndose esa decisión inalterada durante más de dos décadas.

La prohibición dejó a Chile en la escueta lista de países que no permite el aborto en ningún caso.

VoxBox.-

Series que terminaron con dignidad

Series. VoxBox.

Hay algunas series que brillan con sus finales y que nos hacen pasar el trago amargo del adiós con grandilocuencia.

Detalles.- Siempre es triste cuando una serie se termina. De alguna forma, los espectadores lo sentimos como una pérdida. Perdemos esa historia que nos entretenía, esos personajes que amábamos u odiábamos o, aunque sea, esos minutos en los que nos olvidábamos de todo para entrar en nuestra serie del momento.

Hay algunas series que brillan con sus finales, que nos hacen pasar el trago amargo del adiós con grandilocuencia y que muestran dignidad y saben cuándo retirarse.

Hannibal

Debo ser honesto: cuando me enteré que Hannibal iba a terminar, me afectó. La creación de Bryan Fuller era para mí una obra maestra y no podía comprender cómo la sacaban del aire. No poder disfrutar más temporadas al inigualable Mads Mikkelsen en la piel del terrible Hannibal Lecter me parecía un pecado. Sin embargo, el final llegó y no pude hacer más que aplaudirlo de pie.

La belleza fotográfica del episodio, la brutalidad, la sensualidad de cada minuto de ese final fueron una verdadera obra de arte. Contar, además, con un tema inédito de Siouxsie and The Banshees para cerrar el episodio, con esa incógnita que nos deja el maravilloso personaje de Gillian Anderson, la gran Bedelia Du Maurier, fue un broche de oro para una serie que se caracterizó por su excelencia.

Penny Dreadful

Penny Dreadful fue para mí una serie que creció con el tiempo. En sus escasas temporadas, logró pasar de ser una serie liviana con elementos de terror a una gran obra dramática que nos llenaba el pecho de amor a los amantes de la literatura.

Su tercera y última temporada fue una belleza, donde los personajes secundarios cobraron una relevancia insospechada y sus historias se tornaron, tal vez, hasta más interesantes que las de los protagonistas Eva Green y Josh Hartnett. ¿O alguien me va a negar que la actuación de Rory Kinnear como John Clare no fue una de las cosas más bellas e intensas de la serie? ¿O que la historia de amor frustrado entre Victor Frankestein y Lily no les rompía el corazón episodio tras episodio?

Penny Dreadful terminó antes de entrar en decadencia. Su final, oscuro, trágico, fue una despedida en su mejor momento para dejarnos a los fans satisfechos de haber entrado en ese mundo donde los personajes literarios del terror cobraban vida.

Black Sails

Black Sails es para mí una de las series menos valoradas de los últimos años. Y eso me parece completamente injusto. Está bien, quizás su primera temporada fue un poco lenta y le tomó demasiado tiempo desarrollar a los personajes, pero… ¡Cuánto creció esta serie con el correr de las temporadas!

Nacida como una suerte de precuela al libro de Stevenson, Black Sails termina justo cuando aparece la famosa isla del tesoro Skeleton Island. Sus últimos episodios, cargados de acción, salvajismo e intriga son absolutamente increíbles. Los personajes sacan todos los ases bajo sus mangas, cada uno luchando por su propio objetivo, enfrentándose, superponiéndose, aliándose.

Black Sails terminó antes de tornarse repetitiva, dignamente. Antes de estirar demasiado la trama, faltándole el respeto al libro en el que se inspira. Nos dejó a todos sus fans encantados y dispuestos a recomendarla cada vez que podamos.

The Killing

¿Qué sería de nosotros sin Netflix? ¿Alguna vez se lo preguntaron? Tenemos mucho para agradecerle. Sin duda, una de esas cosas es haberle dado una temporada final a The Killing. ¡Y qué temporada! Opresiva, oscura, breve pero contundente. Fiel a las temporadas anteriores, con sus colores apagados, su lluvia, su humo de cigarrillo, y absolutamente necesaria para dar un cierre.

El final de The Killing fue un regalo maravilloso. Un rayo de sol en esos cielos eternamente nublados de Seattle. El diálogo final entre Sarah Linden y Stephen Holder, con esas medias sonrisas, es de esos que nunca voy a olvidar.

My Mad Fat Diary

¿Cuánto más podíamos hacer sufrir a la pobre Rae antes de dejarla ir? No mucho más, ¿no les parece? La adolescencia es difícil, pero en algún momento se termina. Y por eso, aunque extraño muchísimo a los personajes de esta serie (tanto que la he vuelto a ver un par de veces, debo confesar), creo que su final fue justo.

Alargar el melodrama de la adolescencia le hubiera quitado seriedad a los temas realmente importantes que se trataban en esta serie: la salud mental, la sexualidad, la amistad, la familia, etc. Rae tenía que ser capaz de abrir sus alas y volar, aunque eso significara que ya no la volviéramos a ver.

Please Like Me

En algún rincón de mi corazón, creo que Please Like Me y My Mad Fat Diary son parte de un mismo universo. Y los mismos argumentos que hicieron hermoso el final de My Mad Fat Diary, sirven para Please Like Me. ¿Cuánto más podía Josh seguir sufriendo, contándonos acerca de sus desventuras sexuales con su humor siempre ácido? ¿Cuánto más podía prolongarse esta serie sin convertirse en una burla sobre esos temas que supo tratar tan bien? Porque aquí también la salud mental y la sexualidad y la independencia fueron temas que se trataron de forma divertida, sensible y maravillosa.

Además, su final fue como su comienzo repentino, cotidiano, con tintes de ese patetismo que caracteriza a Josh y a Tom desde un primer momento. Please Like Me terminó en armonía con su propia identidad, manteniéndose fiel a su esencia.

Dexter

Lo reconozco, me llevó algunos años amigarme con el final de Dexter. Es que cuando una serie te acompaña durante tantos años, siempre es más difícil decir adiós sin sentirse un poco abandonado. Sobre todo cuando ese final es tan trágico como el de Dexter.

Pero luego, volviendo a ver de a poco la serie, con atención más clínica, con menos olvidos entre temporada y temporada, me di cuenta de que la construcción del final de Dexter fue anunciada desde sus primeras temporadas. Dexter sabe cuál va a ser su final desde el principio. Se ilusiona temporada tras temporada creyendo que puede cambiar su destino, pero eso no hubiera sido realista. La justicia y la tragedia en algún momento tienen que alcanzar a un asesino serial.

Una vez que fui capaz de volver a ver la serie y echarle esa nueva luz al final. Me pareció una obra maestra, ya que, por más anunciado que había sido, todos nos convencimos de que Dexter Morgan se merecía un final feliz. Pero era imposible. Y esa decisión de no darle al espectador lo que desea, porque va en contra de la narrativa principal, me parece un recurso sumamente digno y fiel a la serie que tantos supimos amar.

VoxBox.-

VoxBox: el Playground camboyano

VoxBox. VoxBox.

VoxBox anhela convertirse en una revista cultural, apegada al concepto más holístico posible de “cultura”, que sea competitiva con los temas del momento.

Opinión.- VoxBox nació en la mente de la editora en jefe con la idea —un tanto poética— de convertirse en una caja de resonancia sobre los temas que a la gente le importan, pero —hay que agregar— también sobre aquellas agendas que son importantes, aunque a los públicos no les gusten.

Diciéndolo de otra forma: VoxBox anhela convertirse en una revista cultural, apegada al concepto más holístico posible de “cultura”, que sea competitiva con los temas del momento y que, al mismo tiempo, sea un espacio donde converjan distintas voces, desde las más utilitarias hasta las más incómodas: decir libremente, por ejemplo, que el sexo oral sigue siendo un gusto adquirido o que Beyoncé anunció que estaba esperando gemelos. Contar que Venezuela vive una crisis y que Cristiano Ronaldo utiliza vientres de alquiler, porque se le pega la gana y tiene el oro para permitírselo. Procrastinar con estilo, cultura pop que sí da gusto.

VoxBox tampoco pretende hacer periodismo, así que no se ofendan los colegas.

Un año después, aquellas pretensiones inocentes se han vuelto más cabronas: los públicos son, en efecto, impredecibles (cómo se extrañan aquellos años gloriosos en los que la dictadura de la Aguja Hipodérmica nos remitía a un individuo que no existía y, en cambio, había una masa amorfa y homogénea). A la gente no le gusta leer párrafos demasiado grandes (hoy se aguantan este) y, sobre todo, hay temas que se deben agarrar con guantes de seda, porque Internet es tan grande y las posibilidades de toparte con una persona con una infancia jodida es muy alta: estos son los tipos que tienden a ofenderse por cada idiotez, los que te acusan de ser demasiado subjetivo en un artículo de opinión (¿?), los que te ponen la etiqueta de “Marvelita” porque no te gustó la Mujer Maravilla o los que te solicitan de la forma más repugnante posible que quites la bandera del Orgullo LGBTI de tu perfil, porque a ellos se les antoja.

Quiérase o no, todos esos detalles, sumados a un sinnúmero de pequeños triunfos y fracasos, terminan marcando para bien o mal el rumbo de cualquier intento de publicación.

En un año, VoxBox pasó de ser el Playground camboyano a ser una revista en vías de desarrollo al mejor estilo centroamericano: con más errores que aciertos, pero sin dar marcha atrás.

Ahora la revista habla más de Selena Gomez y páginas para adultos que de feminismo y de problemas sociales del continente, pero eso es solo para atraerlos a ustedes, queridos lectores. Tal vez en una de esas se dan cuenta que en el mundo (y en Internet) hay espacio para todos y en una de esas, teniendo mucha suerte, terminan comprendiendo que la diversidad es hermosa porque es real e ineludible.

Y salud por este año.

VoxBox.-

Costa Rica y Nicaragua: la batalla legal por el territorio

Costa Rica y Nicaragua. VoxBox.

La Corte había ordenado a Nicaragua pagar una indemnización a su vecino por daños causados, pero los dos países nunca lograron ponerse de acuerdo sobre el monto a pagar.

Noticias.- Costa Rica y Nicaragua se enfrentarán hasta el 13 de julio ante la Corte Internacional de Justicia, cuya sede se encuentra en La Haya, Holanda, que deberá determinar fronteras terrestres y marítimas entre los dos países que se encuentran empantanados en un áspero conflicto fronterizo.

Los costarricenses han sido los primeros en expresar sus dolencias ante la Corte —presidida por el juez Rony Abraham— y denuncian la posición “irrealista y disconforme con el derecho internacional” de Nicaragua.

El diferendo tiene que ver con las fronteras marítimas en el Caribe al este, en el océano Pacífico al oeste y con una frontera terrestre en la parte septentrional de Isla Portillos.

“Desde hace 40 años, Costa Rica ha logrado solucionar sus problemas de fronteras marítimas con todos sus vecinos, salvo con Nicaragua”, dijo Sergio Ugalde, embajador de Costa Rica en los Países Bajos.

La Corte Internacional de Justicia había estatuido en 2015 sobre otro diferendo entre los dos países centroamericanos sobre un pequeño territorio fronterizo llamado Isla Calero, y reconoció la soberanía de Costa Rica.

La Corte había ordenado a Nicaragua pagar una indemnización a su vecino por daños causados, pero los dos países nunca lograron ponerse de acuerdo sobre el monto a pagar. Costa Rica había recurrido entonces de nuevo a la Corte para que definiera ese monto, que será examinado durante las próximas audiencias.

Costa Rica acusa a Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia de intentar causarle una “mutilación de su territorio”.

De los dos casos, el de la delimitación marítima es el más relevante porque, según Costa Rica, el país vecino ha ofrecido a empresas internacionales zonas que no le corresponderían para explotaciones petroleras.

Las vistas continuarán mañana con los abogados de Costa Rica y seguirán el jueves con la intervención de la delegación de Nicaragua, que tendrá dos días para responder.

La semana próxima ambas partes tendrán la oportunidad de una segunda ronda de argumentos orales y después los jueces se retirarán a deliberar por un periodo indeterminado, pero que se espera que sea de varios meses.

VoxBox.-