Ricardo Corea

Forma de vida basada en cafeína, series y películas. Escribir era lo mío hasta que me comenzaron a pagar por hacerlo. Un día adopté a un gato que resultó ser una galleta.

Chile, a punto de despenalizar el aborto en tres causales

Chile. VoxBox.

En Chile oficialmente se registran unos 30,000 abortos provocados o espontáneos, pero se baraja que las interrupciones clandestinas podrían estar cerca de las 160,000.

Noticias.- El senado de Chile aprobó en el miércoles por la madrugada el proyecto de ley que despenaliza el aborto en caso de riesgo de vida de la madre, inviabilidad fetal y violación. La iniciativa legislativa impulsada por la presidenta Michelle Bachelet está a un paso de convertirse en ley.

Tras horas de tenso debate y más de dos años de tramitación, ahora solo queda la votación en la Cámara de Diputados. A cuatro meses de las elecciones que elegirán a su sucesor, Bachelet resolvió ponerle “suma urgencia” al documento, para asegurar su tramitación antes de que culmine su mandato en marzo de 2018.

Discusión al límite

El debate mantuvo el tono polémico y polarizado que tuvo desde su llegada al Congreso. “Es un acto de crueldad no permitir que las mujeres decidan. Soy partidario de que siempre una mujer pueda decidir sobre su vida”, dijo el senador oficialista Guido Girardi.

Durante la discusión, activistas religiosos debieron ser desalojados del recinto por la Policía, al interrumpir la discusión con gritos contrarios a la despenalización del aborto.

La senadora derechista Ena Von Baer dijo: “El niño que está por nacer no es una cosa, es un ser humano y tiene los mismos derechos y dignidad de la madre”. La derecha opositora anunció que enviará el proyecto a revisión del Tribunal Constitucional, al considerar que vulnera la protección del niño que está por nacer.

Antecedentes

En Chile oficialmente se registran unos 30,000 abortos provocados o espontáneos, pero se baraja que las interrupciones clandestinas podrían estar cerca de las 160,000. Hasta 1989 y por más de 50 años, el aborto estuvo permitido en Chile en casos de peligro para la madre o inviabilidad del feto. Pero antes de dejar el poder, el exdictador Augusto Pinochet (1973-1990) lo prohibió.

El proyecto fue enviado al Congreso por la presidenta en enero de 2015.

Hasta 1989 y por más de 50 años, el aborto estuvo permitido en Chile en casos de peligro de vida para la madre o inviabilidad del feto. Pero antes de dejar el poder, el exdictador Augusto Pinochet (1973-1990) lo prohibió, manteniéndose esa decisión inalterada durante más de dos décadas.

La prohibición dejó a Chile en la escueta lista de países que no permite el aborto en ningún caso.

VoxBox.-

Series que terminaron con dignidad

Series. VoxBox.

Hay algunas series que brillan con sus finales y que nos hacen pasar el trago amargo del adiós con grandilocuencia.

Detalles.- Siempre es triste cuando una serie se termina. De alguna forma, los espectadores lo sentimos como una pérdida. Perdemos esa historia que nos entretenía, esos personajes que amábamos u odiábamos o, aunque sea, esos minutos en los que nos olvidábamos de todo para entrar en nuestra serie del momento.

Hay algunas series que brillan con sus finales, que nos hacen pasar el trago amargo del adiós con grandilocuencia y que muestran dignidad y saben cuándo retirarse.

Hannibal

Debo ser honesto: cuando me enteré que Hannibal iba a terminar, me afectó. La creación de Bryan Fuller era para mí una obra maestra y no podía comprender cómo la sacaban del aire. No poder disfrutar más temporadas al inigualable Mads Mikkelsen en la piel del terrible Hannibal Lecter me parecía un pecado. Sin embargo, el final llegó y no pude hacer más que aplaudirlo de pie.

La belleza fotográfica del episodio, la brutalidad, la sensualidad de cada minuto de ese final fueron una verdadera obra de arte. Contar, además, con un tema inédito de Siouxsie and The Banshees para cerrar el episodio, con esa incógnita que nos deja el maravilloso personaje de Gillian Anderson, la gran Bedelia Du Maurier, fue un broche de oro para una serie que se caracterizó por su excelencia.

Penny Dreadful

Penny Dreadful fue para mí una serie que creció con el tiempo. En sus escasas temporadas, logró pasar de ser una serie liviana con elementos de terror a una gran obra dramática que nos llenaba el pecho de amor a los amantes de la literatura.

Su tercera y última temporada fue una belleza, donde los personajes secundarios cobraron una relevancia insospechada y sus historias se tornaron, tal vez, hasta más interesantes que las de los protagonistas Eva Green y Josh Hartnett. ¿O alguien me va a negar que la actuación de Rory Kinnear como John Clare no fue una de las cosas más bellas e intensas de la serie? ¿O que la historia de amor frustrado entre Victor Frankestein y Lily no les rompía el corazón episodio tras episodio?

Penny Dreadful terminó antes de entrar en decadencia. Su final, oscuro, trágico, fue una despedida en su mejor momento para dejarnos a los fans satisfechos de haber entrado en ese mundo donde los personajes literarios del terror cobraban vida.

Black Sails

Black Sails es para mí una de las series menos valoradas de los últimos años. Y eso me parece completamente injusto. Está bien, quizás su primera temporada fue un poco lenta y le tomó demasiado tiempo desarrollar a los personajes, pero… ¡Cuánto creció esta serie con el correr de las temporadas!

Nacida como una suerte de precuela al libro de Stevenson, Black Sails termina justo cuando aparece la famosa isla del tesoro Skeleton Island. Sus últimos episodios, cargados de acción, salvajismo e intriga son absolutamente increíbles. Los personajes sacan todos los ases bajo sus mangas, cada uno luchando por su propio objetivo, enfrentándose, superponiéndose, aliándose.

Black Sails terminó antes de tornarse repetitiva, dignamente. Antes de estirar demasiado la trama, faltándole el respeto al libro en el que se inspira. Nos dejó a todos sus fans encantados y dispuestos a recomendarla cada vez que podamos.

The Killing

¿Qué sería de nosotros sin Netflix? ¿Alguna vez se lo preguntaron? Tenemos mucho para agradecerle. Sin duda, una de esas cosas es haberle dado una temporada final a The Killing. ¡Y qué temporada! Opresiva, oscura, breve pero contundente. Fiel a las temporadas anteriores, con sus colores apagados, su lluvia, su humo de cigarrillo, y absolutamente necesaria para dar un cierre.

El final de The Killing fue un regalo maravilloso. Un rayo de sol en esos cielos eternamente nublados de Seattle. El diálogo final entre Sarah Linden y Stephen Holder, con esas medias sonrisas, es de esos que nunca voy a olvidar.

My Mad Fat Diary

¿Cuánto más podíamos hacer sufrir a la pobre Rae antes de dejarla ir? No mucho más, ¿no les parece? La adolescencia es difícil, pero en algún momento se termina. Y por eso, aunque extraño muchísimo a los personajes de esta serie (tanto que la he vuelto a ver un par de veces, debo confesar), creo que su final fue justo.

Alargar el melodrama de la adolescencia le hubiera quitado seriedad a los temas realmente importantes que se trataban en esta serie: la salud mental, la sexualidad, la amistad, la familia, etc. Rae tenía que ser capaz de abrir sus alas y volar, aunque eso significara que ya no la volviéramos a ver.

Please Like Me

En algún rincón de mi corazón, creo que Please Like Me y My Mad Fat Diary son parte de un mismo universo. Y los mismos argumentos que hicieron hermoso el final de My Mad Fat Diary, sirven para Please Like Me. ¿Cuánto más podía Josh seguir sufriendo, contándonos acerca de sus desventuras sexuales con su humor siempre ácido? ¿Cuánto más podía prolongarse esta serie sin convertirse en una burla sobre esos temas que supo tratar tan bien? Porque aquí también la salud mental y la sexualidad y la independencia fueron temas que se trataron de forma divertida, sensible y maravillosa.

Además, su final fue como su comienzo repentino, cotidiano, con tintes de ese patetismo que caracteriza a Josh y a Tom desde un primer momento. Please Like Me terminó en armonía con su propia identidad, manteniéndose fiel a su esencia.

Dexter

Lo reconozco, me llevó algunos años amigarme con el final de Dexter. Es que cuando una serie te acompaña durante tantos años, siempre es más difícil decir adiós sin sentirse un poco abandonado. Sobre todo cuando ese final es tan trágico como el de Dexter.

Pero luego, volviendo a ver de a poco la serie, con atención más clínica, con menos olvidos entre temporada y temporada, me di cuenta de que la construcción del final de Dexter fue anunciada desde sus primeras temporadas. Dexter sabe cuál va a ser su final desde el principio. Se ilusiona temporada tras temporada creyendo que puede cambiar su destino, pero eso no hubiera sido realista. La justicia y la tragedia en algún momento tienen que alcanzar a un asesino serial.

Una vez que fui capaz de volver a ver la serie y echarle esa nueva luz al final. Me pareció una obra maestra, ya que, por más anunciado que había sido, todos nos convencimos de que Dexter Morgan se merecía un final feliz. Pero era imposible. Y esa decisión de no darle al espectador lo que desea, porque va en contra de la narrativa principal, me parece un recurso sumamente digno y fiel a la serie que tantos supimos amar.

VoxBox.-

VoxBox: el Playground camboyano

VoxBox. VoxBox.

VoxBox anhela convertirse en una revista cultural, apegada al concepto más holístico posible de “cultura”, que sea competitiva con los temas del momento.

Opinión.- VoxBox nació en la mente de la editora en jefe con la idea —un tanto poética— de convertirse en una caja de resonancia sobre los temas que a la gente le importan, pero —hay que agregar— también sobre aquellas agendas que son importantes, aunque a los públicos no les gusten.

Diciéndolo de otra forma: VoxBox anhela convertirse en una revista cultural, apegada al concepto más holístico posible de “cultura”, que sea competitiva con los temas del momento y que, al mismo tiempo, sea un espacio donde converjan distintas voces, desde las más utilitarias hasta las más incómodas: decir libremente, por ejemplo, que el sexo oral sigue siendo un gusto adquirido o que Beyoncé anunció que estaba esperando gemelos. Contar que Venezuela vive una crisis y que Cristiano Ronaldo utiliza vientres de alquiler, porque se le pega la gana y tiene el oro para permitírselo. Procrastinar con estilo, cultura pop que sí da gusto.

VoxBox tampoco pretende hacer periodismo, así que no se ofendan los colegas.

Un año después, aquellas pretensiones inocentes se han vuelto más cabronas: los públicos son, en efecto, impredecibles (cómo se extrañan aquellos años gloriosos en los que la dictadura de la Aguja Hipodérmica nos remitía a un individuo que no existía y, en cambio, había una masa amorfa y homogénea). A la gente no le gusta leer párrafos demasiado grandes (hoy se aguantan este) y, sobre todo, hay temas que se deben agarrar con guantes de seda, porque Internet es tan grande y las posibilidades de toparte con una persona con una infancia jodida es muy alta: estos son los tipos que tienden a ofenderse por cada idiotez, los que te acusan de ser demasiado subjetivo en un artículo de opinión (¿?), los que te ponen la etiqueta de “Marvelita” porque no te gustó la Mujer Maravilla o los que te solicitan de la forma más repugnante posible que quites la bandera del Orgullo LGBTI de tu perfil, porque a ellos se les antoja.

Quiérase o no, todos esos detalles, sumados a un sinnúmero de pequeños triunfos y fracasos, terminan marcando para bien o mal el rumbo de cualquier intento de publicación.

En un año, VoxBox pasó de ser el Playground camboyano a ser una revista en vías de desarrollo al mejor estilo centroamericano: con más errores que aciertos, pero sin dar marcha atrás.

Ahora la revista habla más de Selena Gomez y páginas para adultos que de feminismo y de problemas sociales del continente, pero eso es solo para atraerlos a ustedes, queridos lectores. Tal vez en una de esas se dan cuenta que en el mundo (y en Internet) hay espacio para todos y en una de esas, teniendo mucha suerte, terminan comprendiendo que la diversidad es hermosa porque es real e ineludible.

Y salud por este año.

VoxBox.-

Costa Rica y Nicaragua: la batalla legal por el territorio

Costa Rica y Nicaragua. VoxBox.

La Corte había ordenado a Nicaragua pagar una indemnización a su vecino por daños causados, pero los dos países nunca lograron ponerse de acuerdo sobre el monto a pagar.

Noticias.- Costa Rica y Nicaragua se enfrentarán hasta el 13 de julio ante la Corte Internacional de Justicia, cuya sede se encuentra en La Haya, Holanda, que deberá determinar fronteras terrestres y marítimas entre los dos países que se encuentran empantanados en un áspero conflicto fronterizo.

Los costarricenses han sido los primeros en expresar sus dolencias ante la Corte —presidida por el juez Rony Abraham— y denuncian la posición “irrealista y disconforme con el derecho internacional” de Nicaragua.

El diferendo tiene que ver con las fronteras marítimas en el Caribe al este, en el océano Pacífico al oeste y con una frontera terrestre en la parte septentrional de Isla Portillos.

“Desde hace 40 años, Costa Rica ha logrado solucionar sus problemas de fronteras marítimas con todos sus vecinos, salvo con Nicaragua”, dijo Sergio Ugalde, embajador de Costa Rica en los Países Bajos.

La Corte Internacional de Justicia había estatuido en 2015 sobre otro diferendo entre los dos países centroamericanos sobre un pequeño territorio fronterizo llamado Isla Calero, y reconoció la soberanía de Costa Rica.

La Corte había ordenado a Nicaragua pagar una indemnización a su vecino por daños causados, pero los dos países nunca lograron ponerse de acuerdo sobre el monto a pagar. Costa Rica había recurrido entonces de nuevo a la Corte para que definiera ese monto, que será examinado durante las próximas audiencias.

Costa Rica acusa a Nicaragua ante la Corte Internacional de Justicia de intentar causarle una “mutilación de su territorio”.

De los dos casos, el de la delimitación marítima es el más relevante porque, según Costa Rica, el país vecino ha ofrecido a empresas internacionales zonas que no le corresponderían para explotaciones petroleras.

Las vistas continuarán mañana con los abogados de Costa Rica y seguirán el jueves con la intervención de la delegación de Nicaragua, que tendrá dos días para responder.

La semana próxima ambas partes tendrán la oportunidad de una segunda ronda de argumentos orales y después los jueces se retirarán a deliberar por un periodo indeterminado, pero que se espera que sea de varios meses.

VoxBox.-

El insaciable amor de Tiananmen

Tiananmen. VoxBox.

Tiananmen es una banda guatemalteca que inició su recorrido allá por 1993, siendo entonces la única banda de New Wave de Guatemala: te presentamos la historia de esta banda y su más reciente producción, llamada Receptor.

Música.- Tiananmen es una banda guatemalteca que inició su recorrido allá por 1993, siendo entonces la única banda de New Wave de Guatemala. Está conformada por Juan Carlos Rojas (voz y teclados), Luis Fernando Rojas (Guitarra) y el Tula (Bajo).

Aquí nos adentramos un poco en la propuesta de esta interesante banda. Con una trayectoria de más de 20 años, que los han llevado a participar en el cine y a romper barreras geográficas, algo de las que muy pocas bandas centroamericanas pueden presumir.

 

Pequeña gran biografía

En 1994 sale al mercado MU, el primer trabajo de estudio, el cual los llevó a tocar por varios lugares del país. Algunos de los singles que se desprendieron del álbum son Como un animal, La taza y Lemuria.

Ese mismo año se realizó el festival de música Libertad de Expresión Ya, que reunió a 18 grupos musicales y se realizó en La Plaza de Toros, de la ciudad de Guatemala. Fue el inicio de un largo camino por recorrer.

En el año 1995 se edita una recopilación de varias bandas centroamericana, llamado Fragmentos de conciencia, donde se encuentran los sencillos La taza y Como un animal.

En 1998 Tiannmen ingresa al estudio a trabajar en su primer EP Dios salve a la reina, del cual se desprende el sencillo Así de fácil, logrando un éxito que muy pocas bandas centroamericanas han conseguido: el video de esta canción apareció en MTV Latinoamérica, en el programa Raizonica. También surgen de este disco los temas El lado oscuro y ¿Por qué lo hiciste?

Cine, nuevos mercados y nuevos horizontes

Después de esta hoja de vida con tendencia al alza, la banda decidió tomar un largo receso de 10 años, entre 2000 y 2010. En este año reaparecen en la escena, con un nuevo EP llamado Touche, del cual se desprenden dos singles: Pictures Son The Wall e IGBA (It’s Going To Be Alright), con los cuales se permiten adentrarse a otro mercado: el anglosajón.

En el año 2012 alcanzan un nuevo hito: tres de los temas de la banda son utilizados para el soundtrack de una película llamada El sol tiene manchas.

En este mismo año publican Emisor. Este disco abre nuevos horizontes: suena en diferentes países como Perú, El Salvador, Costa Rica, en Los Ángeles, California, en radio Centro América, y en WOA FM 99, en la India y Dubái.

Receptor: lo último y más complejo

En 2015 vuelven al estudio para trabajar en su más reciente producción: Receptor, que fue presentado a inicios de este mes.

En una entrevista que la banda concedió al periódico guatemalteco Siglo 21, hablan sobre esta producción:

Es nuestro álbum más grande y ambicioso hasta el momento, ya que participaron muchas personas en el proceso creativo del álbum y donde usamos sonidos, samplers y creamos una nueva dinámica de sonidos. Elegimos 12 temas para este álbum. Ha sido hasta el momento el álbum más esmerado en ser producido, pues nos llevo casi dos años terminarlo y de último incluimos una canción que se compuso en último momento, ya que nos identificamos con ella. A diferencia de nuestros trabajos anteriores, la presencia de las guitarras y bajos eléctricos se presentan con mucho más detalle, en ciertas estructuras con protagonismo de cada instrumento en el momento oportuno y los sintetizadores con melodías mucho más dramáticas y acordes, que se mezclan con las letras de las canciones para poder transmitir el mensaje en el momento exacto.

El sitio web Brubrujo resume este álbum como “lúgubre y nocturno”. Pero no taciturno, aclaran, porque, dice, hay luminosidad contrapuesta dentro del mismo. “¿Es Receptor un disco indispensable o imprescindible en su biblioteca musical? Definitivamente sí”, concluye la reseña.

En VoxBox esperamos poder seguir escuchando y dándote a conocer más de la propuesta de esta banda.

VoxBox.-

Nos engañaron: “Wonder Woman” en realidad es mediocre

Wonder Woman crítica. VoxBox.

Wonder Woman se ha estrenado hace un par de días en el mundo y ya desde antes había sido catalogada como la mejor del Universo DC. ¿Será tan buena?

Opinión.- La crítica especializada catalogó a Wonder Woman como la mejor producción del Universo DC hasta la fecha. Está claro que lo es, pero solo porque las demás películas han sido un desperdicio casi total.

Wonder Woman en realidad es una película argumentalmente mediocre, aunque con un inicio prometedor.

Porque sí, los primeros minutos son bastante buenos: te cuentan la historia de las amazonas, la historia de los dioses —utilizan un recurso visual muy bello— y cómo es la vida de estas guerras en Themyscira, y en especial de la princesa Diana.

Pero luego las cosas comienzan poco a poco a perder sentido. En específico desde que la princesa Diana decide largarse con Steve Trevor —interpretado por Chris Pine— para detener a Ares, el dios de la guerra.

Aquí comienzan los spoilers

Aquí hay varios puntos que me parece interesante discutir seriamente con todos ustedes:

  1. ¿Por qué Diana hace tantas preguntas ingenuas sobre los humanos a Steve si, según ella misma reconoce, ha crecido estudiando muchos idiomas y leyendo lo que los filósofos griegos antiguos han escrito sobre el placer y las relaciones humanas? Entiendo que tenga curiosidad, pero esos diálogos la hacen ver como una quinceañera que no sabe nada de nada.
  2. Diana, desde aquel viaje en el barco con Steve, deja claro que para obtener placer no hacen falta los hombres. Lo dice claro y contundente… pero ¿una hora de película después decide acostarse con él?
  3. ¿Por qué carajos nadie quiso decirle a Diana que ella era la matadioses desde el inicio? Literal, la dejaron irse a pelear con el dios de la guerra sin tener toda la información. Eso no se hace.
  4. Esa historia de amor era totalmente innecesaria.
  5. INNECESARIA y completamente mal lograda. ¿Qué ganaron con eso?
  6. Y precisamente sobre eso: Diana es una princesa guerrera amazona que pasó toda su vida escuchando historias de Zeus y Ares, y anhelando con toda su fuerza enfrentarse contra este último para que por fin haya paz en la Tierra. Desafió a su madre, la reina, para poder entrenar con su tía la guerra —Robin Wright, te amamos eternamente— y volverse la más fuerte de su raza. Pero justo cuando está perdiendo contra Ares, se ve cómo la atribulada princesa saca fuerzas de ¿los recuerdos de Steve, el militar que tenía dos días de conocer? ¿No se le ocurrió pensar en, no sé, su madre la reina, en sus compañeras guerreras, en su tía muerta para protegerla? No. La fuerza vino de pensar en el hombre de ojazos azules. Mjm.
  7. ¿Por qué Steve Trevor se inmola como héroe? ¿Tanto le molestaba que una mujer le robara protagonismo heroico a un hombre? Maldito infeliz.
  8. Hubo un momento importante: Wonder Woman cree haber acabado con Ares y se da cuenta que la guerra sigue. En ese preciso momento, ella concluye que la maldad del ser humano no es movida por un dios, sino que es parte de la naturaleza de esos seres despreciables. Steve aparece en escena y se lo termina de confirmar. Hasta ahí, me parece que la película llevaba un hilo filosófico interesante, hasta que aparece el verdadero Ares y lo arruina todo. Una batalla épica después —no lo digo con sarcasmo, fue épica— el verdadero dios de la guerra es derrotado y milagrosamente la guerra ha terminado. ¿Por qué botaron tan fácilmente lo poco bueno que habían alcanzado?
  9. Le dedicaron demasiado tiempo al tema del outfit: pudieron ahorrarse como 20 innecesarios minutos de estar viendo a Gal Gadot en distintos trajes. (Porque sí, la película es innecesariamente larga).
  10. El hecho de que Wonder Woman sea la primera gran película de superhéroes dirigida por una mujer, se nota en formas muy sutiles: aunque el atuendo de Gal Gadot es bastante “sexi”, la cámara nunca tiene una mirada lasciva o se queda en un lugar gratuitamente. Aún así, le hizo falta mucho para considerarse una historia equiparable con sus pares masculinos. Pero es un pequeño gran triunfo.

¿Algún otro punto que quieran agregar?

VoxBox.-

Ha terminado su acto: creo que no volverá jamás

Chris Cornell. VoxBox.

No lloro a Chris Cornell: nunca he sido fanático de él, nunca he seguido su trayectoria, ni coreado sus emblemáticas canciones.

Opinión.- Yo nací un par de años antes que muriera el grunge. Cuando Cobain se decidió desajustarse el cerebro con una escopeta yo solo tenía 2 años. Llegué a ese gran momento del rock demasiado tarde.

Nunca fui gran fan de Soundgarden. Disfruté y sigo disfrutando de cuando en cuando del  Out of Exile de Audioslave. Los solos de Morello me parecieron —y me siguen pareciendo— una experiencia inigualable.

No lloro a Cornell: nunca he sido fanático de él, nunca he seguido su trayectoria, ni coreado sus emblemáticas canciones. Desconozco por completo qué lo pudo llevar al suicidio, y sin embargo creo con sinceraridad que el mundo acaba de perder a un grandioso músico.

Ahora en la mañana leí la noticia de su deceso y en la primera canción que pensé fue en esta de Vicentico (que los medios insisten en decir que era en homenaje a Cerati):

Me perdonan los fans, pero me voy a abstener de poner canciones de Chris Cornell: ya hay suficientes búsquedas en YouTube y Google.

Y aunque no es el rey del rock ‘n’ roll, se ha ganado una entrada VIP al parnaso de los grandes.

¡Larga vida al rock!

VoxBox.-

Baltazar: la mitología multicultural y la destrucción del amor puro

Baltazar. VoxBox.

Baltazar es el extraño nombre de esta extraña banda mexicana. Casi no se encuentra información de ellos en internet, pero son una propuesta musical fresca.

Música.- Baltazar es el extraño nombre de esta extraña banda mexicana. Casi no se encuentra información de ellos en internet: hay muy pocas referencias y la sencillez de su nombre da pie para que se confunda entre otros muchos Baltazares que el buscador registra.

A pesar de eso se pueden encontrar una entrevista, una nota y el canal oficial de la banda. Se trata de una propuesta por demás interesante, he de decirlo.

En la nota del sitio labandaelastica.com se lee el siguiente párrafo: “Juan Pablo Corcuera (Technicolor Fabrics) y los primos Luis Eduardo López y Roberto Agrendano han logrado un EP de alcance cinematográfico: basta con ver los videos de Duele e Imperio, para entender que existe un concepto integral multidisciplinario con mucha atención al detalle”.

Luis Eduardo López asegura en una entrevista para la Noisey de México que lo que le gusta del nombre es que “es un nombre singular. Queríamos quitarle las etiquetas y rostros al proyecto, queríamos que se priorizara la música y que fuera algo singular, que hacemos juntos. Somos los tres haciendo algo.”

Creo que la palabra Baltazar tiene muchas connotaciones míticas y con él, desde una postura contemporánea, buscamos remitirnos a imágenes mitológicas de muchas culturas. Fue como adoptar la ritualidad de varias culturas.

Ahora hablamos del más reciente videoclip de la banda: se llama Lluvia. El video fue dirigido por el talentoso director Jorge G. Camarena, quien ha sido nominado para los Latin Grammy en la categoría de mejor video por Huitzil de Porter (2015), y el cual se encuentra nominado para este año en los Mtv MIAW por dos videos de música (La China, de Porter, y Tarde, de Siddhartha).

Este video, en palabras de la productora Marisol Sahagún, aborda de una forma metafórica la presión que puede tener la indiferencia del mundo sobre una persona. Es la intolerancia representada por un pueblo y por un padre de familia, mostrando las consecuencias que sus acciones causan en una relación romántica. Una mujer es sentenciada a muerte, porque sus creencias y preferencias sexuales no se alinean con las de la sociedad y las diferentes instituciones que la componen. El odio y la falta de compasión se unen para quitarles la luz a dos mujeres, a dos seres humanos y destruir el amor puro.

El ser parte de una sociedad incluyente es poder estar en un lugar en donde no exista la discriminación en ninguna de sus formas. Donde no exista la  discriminación al género, color, preferencia sexual, religión y la falta de compasión  no se pierda.

El mensaje parece claro: no necesitamos compartir las mismas ideologías pero sí respetarnos unos a los otros.

VoxBox.-

“Sense8”: el mundo no le ha reconocido lo suficiente

Sense8. VoxBox.

Sense8 es una serie original de Netflix que fue creada, escrita y producida por las hermanas Wachowski y J. Michael Straczynski.

Opinión.- Sense8 es una serie original de Netflix que fue creada, escrita y producida por las hermanas Wachowski y J. Michael Straczynski.

La primera temporada (de 12 episodios) se estrenó en la plataforma el 5 de junio de 2015. La segunda se estrenó el 23 de diciembre de 2016, en un especial navideño de 2 horas.

El resto de la temporada recién se subió el viernes pasado (5 de mayo de 2017) y la mayor parte de la crítica todavía no se ha pronunciado.

Aunque no soy un crítico profesional, sí vi ya los 11 capítulos de la segunda temporada y me parece que muy pocos han sabido apreciar la calidad de esta serie.

Pero empecemos por donde deberíamos.

Los creadores

Las mentes detrás de todo eso, como dije antes, son las hermanas Wachowski. Se trata de un par de talentosísimas cineastas que le han regalado al mundo obras de culto como Matrix, V de Venganza o Cloud Atlas. A pesar de estos prodigios, Lily y Lana Wachowski se hicieron “célebres” por haber nacido hombres: Andy y Larry fueron sus respectivos nombres.

Por otro lado tenemos también Joseph Straczynski, quien ha sido responsable de crear el guion para la mítica Babylon 5 y ha destacado por su trabajo en los cómics de superhéroes (The Amazing Spider-Man, Doctor Extraño, Los Cuatro Fantásticos y Thor, etc.)

¿De qué trata Sense8?

Voy a permitirme copiar y pegar esta pequeña descripción que se encuentra en Wikipedia:

Sense8 cuenta la historia de ocho extraños (Will, Riley, Capheus, Sun, Lito, Kala, Wolfgang y Nomi) de diferentes culturas y partes del mundo quienes, después de experimentar la trágica muerte de una mujer a través de visiones o sueños, se encuentran mental y emocionalmente conectados.

Aunque el género en el que usualmente se encasilla a esta serie es la ciencia-ficción, podríamos decir que se trata de una ficción en red: la trama literalmente se desenvuelve en 8 lugares completamente distintos del mundo (Estados Unidos, Corea del Sur, India, Kenia, México, Alemania e Islandia), con 8 personajes radicalmente disparejos y experiencias de vida diametralmente opuestas.

Cada una de las 8 historias tiene no solo su propia trama independiente, sino además su propia cadencia: las historias de Capheus y Sun tienen una evolución mucho más clara, mientras que otros personajes que pensabas que se habían quedado atrás, como Kala, se posicionarán a la altura de los demás.

El tema del género

Si partimos de que las hermanas Wachowski han pasado por el proceso de reasignación de sexo y que, quiérase o no, ese debe ser un proceso bastante complejo, es natural que encontremos en Sense8 ese elemento importante de la diversidad sexual: Nomi es una mujer trans y Lito es homosexual.

Cada uno vivirá su drama muy personal y muy distinto al resto, cada uno enfrentará al mundo de la mejor manera y ese se vuelve un elemento discursivo interesante en toda la serie. La diversidad (no solo sexual) es una constante de la humanidad: es hora de aceptarla.

La música, como corresponde a toda gran serie, tiene un papel preponderante. Aquellos que ya vieron al menos la primera temporada recordarán una de las escenas más intensas y hermosas de la historia de las series, que tuvo como protagonista a los 8 sensetes y a esta canción:

La segunda temporada de Sense8

La segunda temporada es una prueba irrefutable de lo contundente que resulta el trabajo de esta grandiosa serie: acción, drama, ciencia-ficción, organizaciones gubernamentales secretas, persecuciones intensas, lágrimas, sexo, romance, un par de decepciones y discursos políticos absolutamente brillantes.

Sense8 lo tiene todo y el mundo no le ha reconocido lo suficiente.

VoxBox.-

El problema no es Arjona, el problema es Egaña

Ricardo Arjona. VoxBox.

El odio a Ricardo Arjona se ha vuelto viral. Como cualquier otra manifestación en esta época, se trata de un desprecio más infundado que otra cosa.

Opinión.- El odio a Ricardo Arjona se ha vuelto viral. Como cualquier otra manifestación en esta época, se trata de un desprecio más infundado que otra cosa. En muy pocas ocasiones he escuchado a alguien dar argumentos sólidos sobre por qué el guatemalteco es un mal músico o un terrible compositor. Pero fuera de esas escasas excepciones, todo lo que escucho es la opinión sinsentido de gente que nunca se ha detenido a escucharlo, a conocer su obra. ¿Cómo pueden odiar algo que no conocen ni siquiera de manera superficial? Eso habrá que dejarlo para otro día. Internet funciona de esa manera y nada ni nadie podrá remediarlo.

Pero no es de eso de lo que hablo acá: gustos aparte, te guste Arjona o no —o te es indiferente— lo que está dando de qué hablar en las últimas horas es la fallida entrevista que tuvo como protagonistas al propio cantautor y al presentador de CNN, Camilo Egaña.

Egaña la cagó. Hay que decirlo. Como presentador de noticias —me rehúso a llamarlo periodista— no es de su competencia dirimir sobre si su invitado es un buen o un mal músico. Sobre todo porque la entrevista, según se le anunció al público e imagino que al propio Arjona, no iba a girar sobre ese tema. ¿Qué clase de entrevistador invita a una persona a su programa para hablar sobre algo y termina yéndose por la tangente? Dos opciones: uno muy novato o uno con muy poco sentido ético.

No conozco la trayectoria de Camilo, pero imagino que no es ningún novato. Así que lo que queda patente es su mala intención.

El tema probablemente no sea tan grave, es cierto. Al final, la música —como el arte en general— puede clasificarse con facilidad como un tema banal, si lo quieren ver así. Podríamos pensar que en el mundo están sucediendo cosas mucho más graves que un simple pleito casi infantil entre dos personas.

Podría concederle al señor Egaña que no se trata de una mala fe en sus preguntas. Pero de todas formas sí se trata de una tremenda mala praxis periodística (sí, terminé usando el término). Pero en algún momento preguntó: “¿Cuántas veces googleas tu nombre?”. En serio, señor Egaña, ¿a dónde quería llegar con esas preguntas? ¿Qué esperaba que sucedería? Quizás pensaba que Arjona iba a validar todos los memes y malos comentarios que se hacen sobre él, admitiría que es un pésimo cantante y anunciaría en su programa, en exclusiva, que se retiraba para siempre de la música, supongo.

Si el tipo le cae mal, si su música le cae mal, pues que no lo invite y ya está. De seguro con el prestigio de CNN conseguiría a cualquier otro para llenar ese espacio.

Y lo grave: ¿cómo podríamos esperar algún grado de objetividad en las noticias que transmite ese presentador o la cadena de noticias que lo acuerpa? Si ni siquiera es capaz de apegarse a las normas más elementales de la ética que su profesión exige, sobre un tema que a nadie afecta en realidad, cómo esperamos que sea más profesional en temas más “serios” como la política.

VoxBox.-