Cultura, Gastronomía, Sexualidad

Afrodisíacos: el alimento del amor

Afrodisíacos. VoxBox

Gastronomía.- Desde tiempos antiguos dos cosas han sido la fuerza impulsora de nuestra especie humana: las ganas de comer y las ganas de co… tener sexo. A partir de estos dos hechos básicos de nuestra existencia, ya que comer es necesario y el perpetuar nuestra huella genética es otra, nuestros antepasados descubrieron con el tiempo que esas dos necesidades (o placeres) pueden combinarse.

Es por esto que a través de los siglos se han afamado alimentos que mejoran nuestro rendimiento sexual, dando paso a los afrodisíacos.

Las comidas afrodisíacas han sido durante mucho tiempo tema de discusión, por el misticismo de los efectos  que estos tienen en el performance de los amantes. No hay ciencia exacta (por no decir que no hay ciencia) y muchos de los platillos que hoy se consideran afrodisíacos son producto del imaginario popular.

Son varios los alimentos  que en forma de caldos, sustancias, extractos, plantas y hierbas, la humanidad ha probado buscando que estos actúen  sobre nuestro sistema nervioso, o en términos más vulgares y silvestres: templar el nervio.

Estos varían de cultura en cultura, pero en general podríamos decir que la asociación viene dada por varios factores.

“Te la comerás de un sentón”.

 

Afrodisíacos por su origen

Los mariscos, la vieja confiable. Probablemente esta relación de potenciador sexual venga de  Afrodita (de ahí, afrodisíaco), diosa del amor, quien nació de la espuma del mar. Crustáceos como los camarones o moluscos, como las ostras o conchas, son los catalizadores del amor por excelencia. Es probable que las ostras, cliché característico de cualquier cena romántica, es la favorita por su similitud con los órganos genitales femeninos (y a veces su textura).

“¿Has visto a un rottweiler tomar agua?”.

Afrodisíacos por asociación o parecido

Por su parecido o remembranza de los órganos reproductores, tanto masculinos como femeninos, es que alimentos como las fresas, los espárragos, el banano, etc., siempre han sido los platillos por excelencia para iniciar el tango horizontal. Cabe decir que muchos de estos alimentos cuentan con químicos que actúan directamente en nuestro sistema endocrino, relajándonos. Estar relajado ayuda bastante para romper el catre un rato…

“Se miraba más grande en la foto”.

Por estimulación sensorial

La canela, la vainilla y el chocolate son los que encabezan las preferencias. El chocolate, por ejemplo, se ha demostrado que eleva nuestros niveles de endorfinas y serotonina, poniéndonos de buen humor. La vainilla se dice que ayuda en la producción de la testosterona y estrógeno, dos hormonas que influyen en la libido de las personas, pero no ha sido demostrado de manera contundente. Pero si huele rico, estás relajado y alegre, ¿por qué no bailar el canchis canchis un rato?

“El sexo solo es sucio si se hace bien”, Woody Allen.

¿Existen realmente alimentos que aumenten el libido?

Con base en la poca investigación que se ha hecho, lamento darles una triste noticia: NO.

Para aumentar el deseo sexual se necesita un cocktail de hormonas (testosterona/estrógeno) y neurotransmisores, como la serotonina o la dopamina. Es por eso que muchos alimentos (como el chocolate) pueden preparar el camino a la lujuria desenfrenada, así como el zinc en las ostras (que influye en la producción de testosterona). Pero para llegar a los orgasmos cósmicos se necesita la combinación de ambas.

Simplemente no existe aquel ingrediente secreto que reúna estas condiciones. No se conocen las Semillas del Ermitaño versión VIAGRA, que te harán sentir como burro en primavera.

Realmente nuestras noches de pasión se pueden mejorar si ejercitamos y le damos un buen mantenimiento a nuestro órgano sexual más grande: El Cerebro. Si logras tener tu cabeza relajada, en sano juicio y en buen estado de ánimo, es muy probable que no tengas que recurrir a la ingesta de criadillas de toro, para no perder la guerra a media batalla.

Una buena comida (de preferencia ligera) ayuda, pero un cerebro desbocado y fantasioso enamora. No está demás poner el ambiente romántico y soltar la rienda a esos deseos.

Como decía Isabel Allende:

 El mejor afrodisíaco es el amor.

 

El fumar puede causar disfunción eréctil.

VoxBox.-

Artículo previoSiguiente artículo
Antropólogo no certificado, chef de fin de semana, sibarita de bajo presupuesto, pero sobre todo amor al buen comer sin caer en esnobismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *