Entretenimiento, Música

Playlist: canciones felices para prevenir el suicidio

Canciones felices. VoxBox.

Música.- Hacer playlists siempre pasa por un criterio muy subjetivo, pero hacer una sobre canciones felices es todo un nuevo nivel de atrevimiento por parte de los científicos de VoxBox.

Así que un par de aclaraciones antes: quisimos mencionar canciones que, en general, se presentan como optimistas, alegres, disfrutables, tanto en sus letras como en la composición musical. De forma general, solo hemos tomado como referencia al pop.

Obviamente disfrutar de ciertas canciones es un asunto muy personal. Probablemente hayan canciones que no necesariamente sean “alegres”, pero que nos conectan con un momento (o una persona) específica y eso nos hace felices.

Así que no nos puteen, y mejor dígannos si nuestra selección les parece incompleta y por qué:

Playlist de canciones felices

Voy a pasármela bien, de Hombres G

Sí, la más obvia de la lista es la primera. La voz inconfundible de David Summers irrumpía en las radios del mundo a finales de la década de los ochenta. Casi un manifiesto de pasárselo bien. Quizás, si no viviste aquellos años, esta canción no te mueva nada. Pero nadie es inmune a tonillo pegadizo de esta pieza y a la rotunda declaración: “Me iré arrastrando a casa con la sonrisa puesta”.

Geografía, de La Oreja de Van Gogh

Una cosa más de amor que de verdadera alegría (como era típico en aquella banda española que nos conquistó hace años). La música es maravillosa, es alegre, luminosa. Pero lo que hace verdaderamente alegre a esta canción es la letra: “Que nuestra patria existe donde estemos tú y yo… que todo estará cerca si cerca estamos los dos”. ¿Cursi? Sí, pero quién dijo que la cursilería no nos viene bien de vez en cuando.

Ella, de Bebe

El estilo combativo de Bebe difícilmente podría considerarse dentro de la categoría de canciones alegres. Aunque este género que va entre lo pop y el rock pesado tiene algo de genial. Pero lo que hace verdaderamente alegre a esta canción es la letra: “Hoy vas a conseguir reírte hasta de ti y ver que lo has logrado”. Eso pone de buen humor a cualquiera.

A quién le importa, de Alaska y Dinarama

Muchos de los nacidos en los noventa conocimos, tristemente, esta canción gracias a un cover que le hizo Thalía. Pero no, la versión original pertenece a esta banda española bastante singular. El sintetizador y la voz de Alaska tienden más a lo depresivo que a lo alegre, pero ¿quién no se sentiría alegre después de gritarle al mundo estas verdades? YO SOY ASÍ, Y ASÍ SEGUIRÉ, NUNCA CAMBIARÉ. Es perfecto para quitarse el estrés.

Triste perro, de Señor Loop

Llegamos a esta canción gracias a uno de nuestros youtubers favoritos: Alvinsch. Quizás sea la menos conocida de esta lista (la banda es panameña), pero es una excelente oportunidad para escucharlos. Esta canción, con su ritmo exquisito, nos pone de buen humor porque nos recuerda algo importante: esto es lo que hacemos, esto es lo que somos.

Casi se me acaba, de Soraya

A Soraya ya la habíamos incluido antes en otra de nuestras listas. Una canción preciosa, muy oportuna cuando se está apunto de tirar la toalla. La felicidad a veces consiste en encontrar razones para seguir adelante. Esta canción nos recuerda que siempre hay razones.

Bailar en la cueva, de Jorge Drexler

De Drexler también ya te hemos hablado en esta otra nota. Directo de su penúltimo disco, extraemos esta canción: perfecta para bailar, para simplemente dejarse llevar por el ritmo, ir en el ritmo, no estar en sino ser el movimiento, y bailar, bailar, bailar…

Sueños, de Diego Torres con Julieta Venegas

La mexicana y el argentino se juntaron para hacer lo que más les gusta: pop de calidad. El video está en el Unplugged de Diego. Venegas fue una de las artistas invitadas a aquel grato concierto, pero quizás fue con la que consiguió uno de los momentos más alegres y bellos del concierto. El infalible acordeón de Julieta y la letra bastante entusiasta consigue contagiarnos…

Vivir con calor, de Adán Jodorowsky y Natalia Lafourcade

Con un sonido que podríamos definir como latinoamericano, este dueto nos trae una letra que nos recuerda nuestras raíces, de nuestra tierra. “Nada es más hermoso que vivir con valor”, nos recuerdan estos dos.

Hombre araña, de Standstill

Al igual que con Sr. Loop, esta banda española quizás no te suene demasiado (pero háganse un favor y busquen más de ellos). Por lo general, Standstill no interpreta canciones felices, pero en esta ocasión hicieron un tributo muy sentido a una de las etapas más lindas del ser humano: la niñez.

¿Qué otras canciones felices agregarían?

 VoxBox.-

Artículo previoSiguiente artículo
Dando de qué hablar. Procrastinadores, bienvenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *