Política, Violencia de Género

Karla Turcios: el asesinato que nos mata a todos

Karla Turcios. VoxBox.

Violencia de Género – El Salvador volvió a matar una de sus hijas: la periodista Karla Turcios fue asesinada.

ACTUALIZACIÓN:

Anoche fue capturado Mario Huezo, compañero de vida de Karla, según las autoridades hay pruebas que la asesinó en la vivienda y luego trasladó el cadáver y lo abandonó en Santa Rosa Guachipilín, hay indicios de que habría llevado al hijo de ambos en el momento del traslado.

_____________________

Es detestable tener que dar este tipo de información, pero es lo que ha ocurrido.

Esto es lo que sabemos hasta ahora sobre este caso.

La periodista Karla Lisseth Turcios fue encontrada muerta este domingo, después de haber sido reportada como desaparecida el sábado. Turcios laboraba para el periódico La Prensa Gráfica, específicamente en El Economista.

Fue la Policía Nacional Civil la que confirmó el domingo, que un cadáver encontrado en el departamento de Santa Ana era Karla Lisseth Turcios, de 33 años. Mario Huezo, el esposo de la periodista, reconoció el cadáver.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), la muerte fue por estrangulación. El cadáver fue encontrado con dos bolsas plásticas en la cabeza y una prenda de ropa íntima que no era de ella. Presentaba traumas en el rostro, el cuello y hematomas en el labio inferior.

Los sucesos conocidos

Huezo aseguró que a las 12:30 del mediodía del sábado salió con el hijo de ambos a hacer mandados y dejó a Karla todavía con ropa de dormir, pues estaba cansada.

Se tardaron aproximadamente una hora y media, y cuando volvieron ya no la encontraron. Esto despertó la sospecha de Huezo. Le escribió, le llamó, pero no obtuvo respuesta. En la casa encontraron la ropa de dormir de Turcios y había indicios de que tomó un baño.

En la misma casa reside el papá de Turcios. A las 8:00 de la noche encontraron una nota.

“Adiós a su hija lic p-rro”.

El esposo y el padre de Karla acudieron a interponer la denuncia, el domingo durante la mañana, a la Subdivisión de Investigaciones.

Los detalles aportados por la Policía

En la vivienda no se encontraron signos de violencia que indiquen que Karla haya sido privada de libertad en su lugar de residencia. Por otro lado, la nota amenazante fue encontrada en el garaje de la casa y no se ha determinado la hora exacta de su hallazgo. Sus familiares dijeron que fue cerca de las 8 p. m., durante el sábado por la noche.

Sobre el cadáver se sabe que no hay lesiones de arma de fuego, sino que solo signos de estrangulamiento, al menos a simple vista. Los resultados preliminares establecieron que, para cuando se encontró el cadáver de Karla (6 p. m.), ya tenía entre seis y ocho horas de fallecida. Esto, por supuesto, puede todavía variar cuando se tenga el informe final de Medicina Legal.

Sin embargo, este detalle de la hora, de confirmarse, podría dar pistas de los asesinos de Karla, ya que se fijaría el momento del asesinato entre 10 de la mañana y las 12 del mediodía del sábado, lo que sería contradictorio con la versión de los familiares.

Según las autoridades, el asesinato no fue cometido por la condición de periodista de Turcios, ni como un hecho en contra de este medio de comunicación.

Las teorías que se tenían sobre el asesinato

Las investigaciones de la Policía se basaban en tres hipótesis.

La primera, la que todavía se considera como la más fuerte, se refiere a posibles problemas familiares que pudo haber tenido la periodista.

La segunda tiene que ver con una declaración del esposo de Turcios: supuestamente su suegro tuvo problemas con un hombre que ofrecía plazas en la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Él le entregó los currículums de Turcios y Huezo, y días después se dieron cuenta de que el hombre era un estafador. El padre de Karla lo amenazó.

La tercera y con menos fuerza que las anteriores, sería la participación de pandillas.

Las reacciones sobre el asesinato de Karla Turcios

No se trata de que darle más prioridad a algunos asesinatos por sobre otros, como han comentado en las últimas horas una cantidad apabullante de personas. No se trata de que el asesinato de Karla importe más que el de un campesino o un empleado anónimo.

Nada de eso.

Pero es lógico que Karla, por moverse en un medio laboral como el periodismo, tenga colegas con un micrófono más potente.

Por ejemplo, periodistas salvadoreños de la diáspora (que están fuera del país) se han manifestado contra el asesinato de Karla Turcios de esta forma:

Claro, hoy todos lloramos de coraje y desconsuelo por la pérdida de Karla Turcios. Pero en esas lágrimas también se cuelan todas las demás víctimas. También lloramos por las agentes Carla y Lorena, por Lilian, por Rosa y por todas las demás.

No se trata de darle más visibilidad a unos casos por sobre otros. Se trata de que todos estos asesinatos nos matan a todos un poco. Que la falta de justicia nos hace más daño del que sospechamos. Se trata de denunciar a los que ostentan el poder: no están haciendo lo suficiente.

Ciertamente, este caso de nuevo nos ha puesto a reflexionar sobre los estragos de la violencia intrafamiliar, donde la mayoría de ocasiones es la mujer quien se lleva la peor parte.

VoxBox.-

Artículo previoSiguiente artículo
Antisistematizar es una forma de vida, es ir en contra del sistema, rompiendo moldes y atreviéndonos a hablar de temas que nos importan, como la política, la sexualidad, la cultura, la música y todo aquello que nos libera.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *