Corrupción, Política

Cuatro mujeres políticas corruptas de Centroamérica

Mujeres políticas corruptas de Centroamérica. VoxBox.

Detalles.- Marzo es el mes ideal para hablar sobre las mujeres, y por eso esta vez te traemos un listado de 4 mujeres políticas corruptas de Centroamérica.

Ya sabemos que aquí va a comenzar la controversia: que por qué no mejor no nos enfocamos en las cosas buenas, que por qué no destacamos los aspectos positivos y una larga lista de sugerencias que no vamos a seguir.

Ya habrá tiempo para que reivindiquemos a las mujeres que hicieron grandes aportes a la humanidad (aunque eso ya lo hemos hecho antes y puedes ver algunas de ellas aquí, aquí o aquí).

Grandes mujeres que gobernaron el mundo en secreto

El tema que nos ocupa ahora viene por una sola razón: estamos viviendo tiempos de elecciones, y muchas candidatas a diferentes cargos públicos han basado toda su campaña en la simple y llana idea de que “son mujeres”, como si eso significara algo en la administración pública.

En la historia política del mundo han existido grandísimas mujeres que han liderado países o pueblos con una maestría absoluta, pero no nos engañemos: también las ha habido corruptas.

4 mujeres políticas corruptas de Centroamérica

Rosa Elena Bonilla, ex primera dama (Honduras)

La esposa del expresidente de dudosa procedencia hondureño Porfirio Lobo fue capturada por un caso de corrupción.

De acuerdo con la información recogida por La Nación, se le acusa de haber traspasado dinero de una cuenta bancaria de un programa social, a una particular suya por unos 12 millones de lempiras (unos USD 506,000), cuando faltaban cuatro días de que concluyera el mandato de su esposo.

Roxana Baldetti, exvicepresidenta (Guatemala) 

Baldetti fue especialmente célebre hace unos años, por formar parte importante del equipo intelectual detrás del Caso de la Línea en su país: un proceso judicial por corrupción que arrancó el 16 de abril de 2015, cuando la CICIG involucró a varios altos funcionarios del gobierno del general retirado Otto Pérez Molina, en una sofisticada red de contrabando en las aduanas.

La presión social que los guatemaltecos expresaron en las calles en contra de Pérez Molina y Baldetti llegó a límites insospechados, y logró que ambos renunciaran a sus cargos para enfrentar a la justicia.

Ana Vilma de Escobar, exvicepresidenta (El Salvador)

Aunque las pruebas no lograron llegar a buen puerto judicial, De Escobar estuvo involucrada en un caso de sobresueldo mensual, mientras fungía como vice del entonces presidente Elías Antonio Saca González (de quien te hablamos en esta nota). Ana Vilma Albanés de Escobar, según los datos que se manejaron en aquel momento, cobraba USD 10,000 mensuales extra a su salario.

Rosario Murillo, vicepresidenta y primera dama (Nicaragua)

Al igual que con el caso de Ana Vilma, aquí tampoco hay nada judicializado, pero eso no quita que la poetisa y bienamada lidereza suprema de la revolución nicaragüense esté llevando la corrupción a otro nivel.

Rosario Murillo pasó de ser la primera dama, a constituir una auténtica dinastía dictatorial, al ser nombrada por su esposo, el presidente Daniel Ortega, como su compañera de fórmula en el oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), de cara a las elecciones generales de noviembre del 2016. ¿Se imaginan una forma de corrupción más grande que esa?

Daniel Ortega abusó sexualmente de su hijastra por 20 años

VoxBox.-

Artículo previoSiguiente artículo
Antisistematizar es una forma de vida, es ir en contra del sistema, rompiendo moldes y atreviéndonos a hablar de temas que nos importan, como la política, la sexualidad, la cultura, la música y todo aquello que nos libera.

1 Comment

  1. Pingback: VoxBox

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *