Política, Violencia de Género

Ver, oír y callar: el mediático regreso de un agresor sexual

Agresor sexual. VoxBox.

Opinión.- El titular de esta nota no se refiere al dicho usado por pandilleros en sus territorios, para evitar que sus vecinos denuncien sus delitos: no. Es la actitud con la que el Estado y los medios de comunicación salvadoreños pretenden que la sociedad tome el tema de agresores y violadores sexuales.

El lunes pasado, Max González, conocido como Gordo Max, regresó a los micrófonos de Vox FM, una de las radioemisoras más populares de El Salvador. Hace un año, esta revista les contó por qué estaba detenido: así es, se le acusaba de pagar por tener sexo con menores de edad.

Ayer alguien me preguntaba qué opinaba sobre el hecho de su regreso a la vida pública. Fui clara y sencilla: no estoy de acuerdo. Por supuesto, la mala gente soy yo, porque al pobre hombre no se le encontró culpable y tiene derecho de rehacer su vida. ¡Qué tonta fui!

Vamos en orden.

Lo primero que quiero recordarles es que a este hombre no se le encontró inocente del delito que se le acusaba, sino que él fue sobreseído porque la fiscalía no fue capaz de plantear un buen caso. Una víctima fue desaparecida y nadie sabe de ella, seguramente está muerta, como tantos desaparecidos en este país. Ahora bien, si usted es un poco pensante, y está claro que el sistema judicial es corrupto, debe estar consciente también que el dinero y el ser un personaje público pesan. Junto a Max González también fueron arrestados otros tres hombres, entre ellos uno de apellido Regalado, uno de los grandes financistas del partido de ultraderecha ARENA (Alianza Republicana Nacionalista).

El hecho de que Max González regrese a una radioemisora, luego de salir de prisión, es una clara afrenta. Los medios y el sistema judicial nos lo dicen claro: vean, oigan y cállense, acá podemos hacer lo que nos pegue la gana. Acá, cualquiera puede cometer un delito, ejercer violencia y no pasa nada, acá hay impunidad.

¿Todo por qué? Porque la justicia nunca va a dar importancia al testimonio de una menor de edad que fue prostituida desde los 13 años, que fue infectada de Papiloma Humano y que tuvo hijos que no supo a ciencia cierta quién fue el padre, de cualquiera de los 30 hombres que atendía a diario. Lo que importa es que estos pobres hombres que no fueron vencidos en juicio sigan con sus vidas. Pobrecitos.

La radioestación no solo ha dado empleo a un predador sexual que no ocultaba sus gustos previo a su captura, sino que además piensa que son tan importantes que su audiencia no bajará, que no se verán afectados, y que además, un periódico nacional debe hacer un reportaje del regreso triunfal del pobre hombre que ha atravesado una prueba de dios.

Quisiera saber si alguno de sus colegas, mujeres, sobre todo, dejarían a sus hijas al cuido de un hombre como estos que han superado la prueba divina.

La persona que me preguntó mi opinión sobre este caso me dijo también que le parecía injusto que se le juzgue en redes sociales. Podrías decirme, amigo mío, ¿dónde podemos protestar de manera que no se te incomode? Verás, en los juzgados no se puede. No se ha podido y tristemente al parecer nunca se podrá.

Siendo racional, creo que el Estado le debe mucho aún a las víctimas de agresión y violencia sexual. En países desarrollados, las personas que son sospechosas o acusadas de este tipo de delitos quedan registradas: deben informar su lugar de residencia y sus trabajos no pueden estar ligados a cargos o figuras públicas, como tampoco dedicarse a carreras relacionadas con menores de edad.

Acá no: regresan a la radio, a contestar los mensajes de WhatsApp que envían menores de edad.

VoxBox.-

Artículo previoSiguiente artículo
Mujer que disfruta la lectura, el sexo y la mezcla de ambas. Abiertamente bisexual y sin compromisos más que con el amante de turno.

2 Comments

  1. Si bien concuerdo en que el delito de pago por relaciones sexuales con menores de edad es reprochable y deberia castigarse con una rigurosa pena de prision, y aunque ante el escrutinio publico pareciera que el gordo max es culpable porque en las redes se encuentran diversos indicios de que asi es, a mi parecer lo que es necesario es que la fiscalia tenga fiscales capaces que puedan armar un caso juzgable y comprobable, porque a pesar de q tambien concuerdo en que en el sistema judicial existe la corrupcion, es un error generalizar esa situacion, dar por sentado que todos los jueces y juezas son corruptos por el hecho de que no sentencian a favor de nuestros intereses o lo que consideramos correcto, ya que personalmente no puedo dar una opinion objetiva si desconozco el contenido del expediente judicial, si efectivamente se pusieron frente al juez las pruebas idoneas que le permitieran decidir sobre la vida de un ser humano y condenarlo a pasar años en la carcel, o si por el contrario, las pruebas tuvieron una validez y eficacia tal que lo mas sensato era sobreseerlo, dado que los jueces no pueden fundamentar sus sentencias con base a meras especulaciones, chambres o corazonadas, ya que lo que esta en juego es sumamente delicado. Repito, si el gordo max es culpable y esa culpabilidad se hubiera comprobado en juicio, deberia estar pagando en la carcel con todos los años que ese delito amerita y si aun asi se le hubiese sobreseido o declarado inocente, entonces efectivamente el juez que conocio del caso es corrupto, pero hasta el momento tanto para mi como para la autora de esta nota y todo cibernauta que lo condena es un misterio. Ojala pague de alguna u otra forma si es culpable, pero para hacerlo pagar mediante lo q dicta la ley es necesario armar un caso concreto y perseguir la corrupcion del organo judicial cuando lo amerite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *