Detalles, Videos

Mauricio Funes: primer expresidente salvadoreño condenado por corrupción

Mauricio Funes. VoxBox.

Detalles.- Hoy toca hablar nuevamente de El Salvador, pero esta vez digamos que es algo positivo: un juzgado declaró al expresidente Mauricio Funes, y a su hijo Diego Funes Cañas, responsables de enriquecimiento ilícito.

Funes se encuentra asilado en Nicaragua desde septiembre del año pasado. Su salida del país coincidió con una serie de allanamientos que dirigió la Fiscalía General de su país, en varias de sus residencias. Los fiscales comenzaron a investigar al exmandatario por delitos de corrupción.

El Salvador, sin embargo, no está solo en los casos de corrupción: todos los países centroamericanos adolecen de, por lo menos, un caso de este tipo en su historia reciente.

Otros casos de corrupción en El Salvador

Uno de los casos más escandalosos ha sido el del expresidente Francisco Flores, fallecido el 30 de enero de 2016, luego de guardar prisión por el desvío de USD 15 millones donados por Taiwán, para ayudar a las víctimas de los terremotos de 2001.

También están los casos de Elías Antonio Saca, también expresidente del país y que actualmente está en prisión por lavado de dinero, agrupaciones ilícitas y peculado (apropiarse de dinero del Estado).

La sentencia contra Mauricio Funes

Según la resolución de la Cámara Segunda de lo Civil, el exmandatario debe devolver USD 206,665 y su hijo Diego USD 212,484.

Al ser un proceso civil, no hay orden de prisión. En caso de que no devuelva el dinero, le pueden abrir proceso por extinción de dominio.

Los gastos

La revista salvadoreña Factum publicó, en 2016, que cuando Funes aún era presidente de El Salvador gastó USD 10,000 en solo dos días, en la tienda Ferragamo de Bal Harbour, Miami, Estados Unidos.

“Esto correspondía a entre 6 y 10 zapatos, dependiendo del costo por cada par, que, según el catálogo online, va de los 695 a los 1 mil 900 dólares”, aseguraron los periodistas encargados de la nota.

La reacción de Funes

Funes se pronunció en su trinchera en Twitter, aduciendo que la condena era “injusta y arbitraria” y que “no se puede condenar a imputados que no sustrajeron dineros del Estado”. Apelará la sentencia, asegura.

Añadió en un segundo tuit que el dinero proviene de una fuente que “no es una hacienda pública”.

“Tampoco es justo que mi hijo, que no fue funcionario, le pague al Estado”, dijo.

Seducidos por el poder

El expresidente salvadoreño es el primero en ser condenado por un tribunal civil, en la historia reciente salvadoreña. Sin duda, un gran paso para las democracias centroamericanas.

Su caso no ha pasado desapercibido para nadie, ni siquiera para Chumel Torres y su programa en HBO:

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *