Detalles, Videos

El fenómeno astrofísico que cambiará nuestra idea del universo

Astrofisico. VoxBox.

Detalles.- Es posible que el término astrofísico “kilonova” sea desconocido para ti, querido lector. Pero no te preocupes, para nosotros también.

No sabemos en qué consiste exactamente, pero varios medios de todo el mundo reportan que se trata del descubrimiento científico del año.

Así que tratemos de explicarlo

El kilonova es una supernova “especial” resultante del choque entre estrellas de neutrones. Pero ese no es el descubrimiento: astrónomos alrededor del mundo descubrieron recientemente una kilonova, por primera vez, mediante la detección de ondas gravitacionales.

El descubrimiento sucedió el 17 de agosto de 2017 a las 8:41 a. m., cuando los observatorios LIGO y Virgo detectaron de forma casi simultánea señales provenientes del espacio, en forma ondas gravitacionales.

Pero además, el telescopio Fermi, actualmente en órbita alrededor de la Tierra, detectó una ráfaga de rayos gamma, lo cual coincidía con una teoría que debió esperar décadas para comprobarse: que el choque de estrellas de neutrones producían ondas gravitacionales y además rayos gamma.

Pongamos un ejemplo

A ver si no nos perdemos nosotros.

Imaginémonos lanzando una piedra a una fuente: en el lugar donde esta cae aparecen unas ondas que se ven en la superficie del agua.

Esto ocurre con las ondas gravitacionales, las explosiones, colisiones u otros eventos violentos del cosmos que producen ondulaciones electromagnéticas en el espacio-tiempo, que se propagan como “ecos” y que ahora podemos detectar aunque estemos lejísimos.

Su detección es importante, porque nos da más información acerca de los fenómenos explosivos que el universo posee. Si “oímos” las débiles ondas que se propagan podemos entender más acerca de las perturbaciones que las provocaron.

Por la onda podemos estimar la distancia entre la piedra y la fuente, la masa aproximada que tenía al caer y determinar la zona en la que podría haber caído. Por este motivo, por poder observar a las ondas gravitacionales y al mismo tiempo tener señales ópticas con los telescopios, han denominado a este hito el inicio de la astronomía multimensajero o multimensaje, y se considera un avance sin precedentes en el campo.

Entre la onda (la piedra arrojada al estanque) y la señal óptica (las ondulaciones), tuvimos tiempo de avisar a todos los telescopios que poseemos. Según lo que vimos, los expertos calculan que las estrellas tenían un diámetro de cerca de 20 kilómetros y una masa equivalente a 1.1 o 1.6 soles.

Usamos todos los rayos posibles para verlas: de rayos X, ultravioleta, óptico, de infrarrojos, de radio… Los expertos describen esto como “combinar los sentidos” para tener el plano más concreto posible de lo ocurrido.

¿Qué hemos descubierto?

Así, con estos datos, los astrónomos están intentando hacer medidas para comprender a qué velocidad se expande el universo con base en la velocidad con la que se mueven las ondas.

También ha permitido establecer una relación entre este tipo de eventos y la producción de elementos químicos. Parece ser, como ya predijo Einstein, que tras la fusión se dispersaron especies químicas a una quinta parte de la velocidad de la luz.

Todo apunta a que estas explosiones son las “fábricas” de los elementos químicos pesados que conocemos, como el oro y el platino.

En resumen, al observar este fenómeno pudimos conseguir las confirmaciones más avanzadas de toda nuestra historia sobre cómo el universo funciona.

Tan sencillo como eso.

VoxBox.-

Artículo previoSiguiente artículo
Antisistematizar es una forma de vida, es ir en contra del sistema, rompiendo moldes y atreviéndonos a hablar de temas que nos importan, como la política, la sexualidad, la cultura, la música y todo aquello que nos libera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *