Tecnología

El nuevo iPhone 8 resultó ser un iPhone… ¿Demasiado aburrido?

iPhone 8. VoxBox.

Posiblemente lo más atractivo del nuevo iPhone 8 sea la inclusión de la tecnología de realidad aumentada.

Tecnología.- Apple presentó el pasado mes de septiembre sus modelos convencionales del iPhone (8 y 8 plus) y además su modelo especial por el décimo aniversario del lanzamiento del primer iPhone (el iPhone X), el cual presentaba muchas novedades interesantes.

Sin embargo, el iPhone X no iba a sustituir al modelo convencional que presentan cada año —al menos no por ahora—, por lo que el nuevo iPhone 8 era el modelo para los más conservadores fans de Apple, pero al parecer lo hicieron demasiado conservador.

El nuevo iPhone 8 es básicamente un iPhone 7 con algunos detalles menores en apariencia

En el diseño los modelos del año pasado y de este no son muy diferentes: mismo tamaño, prácticamente misma pantalla, básicamente la misma cámara, mismos sensores… todo es casi calcado.

Los únicos cambios un poco más perceptibles son: la inclusión de vidrio (en el iPhone 7 era metal), lo que le da un acabado más brillante, un poco más de resistencia y la evolución hacia la carga inalámbrica como alternativa, tecnología que por cierto ya existía desde hace unos años.

El aspecto que más cambios presenta es el hardware en el cual Apple se ha esforzado en mejorar la potencia y rendimiento de su nuevo modelo –así como lo hacen año tras año– pero básicamente esa es la gran diferencia.

El nuevo procesador hace al iPhone 8 un 70 % más eficiente que el de la generación anterior, así como un 30 % más potente en gráficos.

Posiblemente lo más atractivo sea la inclusión de la tecnología de realidad aumentada, lo cual podría tener un mercado muy importante en unos tres años. A pesar de que actualmente esta tecnología no tiene muchas aplicaciones, se agradece la propuesta.

Este continuismo se ha reflejado en las ventas del mismo. Algunos reportes muestran que las típicas filas en las tiendas de Apple para comprar el nuevo iPhone se han reducido a la mitad, en comparación con el año pasado. Hasta ahora el modelo 8 plus es el que está teniendo más ventas, pues lógicamente dentro de lo convencional es el que más ha cambiado (doble cámara, mayor resolución…).

Es cierto que el iPhone 8 mejora ciertos aspectos puntuales pero importantes; sin embargo, la mayoría de los cambios son imperceptibles para la gran mayoría de los usuarios.

Conclusiones

Apple ha mostrado las 2 caras de la moneda este año: por un lado más que una nueva generación, ha mejorado la anterior con el iPhone 8 en una presentación igual a la de cada año, por lo que tal vez este iPhone debió ser el 7S y no el 8. Y por otro lado se presenta el iPhone X, una apuesta riesgosa pero mucho más interesante y que podría significar la recuperación del mercado que Android le ha quitado al iPhone año tras año.

VoxBox.-

Artículo previoSiguiente artículo
David Roberty
Ingeniero, amante de la investigación, el desarrollo industrial y el mundo tecnológico. Una buena idea siempre debe estar acompañada de una buena redacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *