Sexualidad

¿Hombres multiorgásmicos? Sí, es completamente posible

Multiorgásmicos. VoxBox.

Sexualidad.- La sexualidad humana siempre ha sido un tema bastante complejo, incluso si quitásemos toda la suciedad de la moral de turno y el purismo imberbe: el tema es biológica y psicológicamente extenso.

Uno de los temas por exponer es el de la capacidad de los seres humanos a presentar varios orgasmos durante la actividad sexual.

Se ha expuesto que las mujeres son multiorgásmicas debido al poco tiempo de refracción que posee su órgano femenino. La situación cambia con los hombres, siendo menos estudiados.

De hecho, siempre que se habla de orgasmos múltiples, pensamos que solo las mujeres son capaces de alcanzarlos, pero el hombre puede eyacular varias veces durante el coito sin perder la erección.

Por ejemplo, la mayoría de los adolescentes pueden tener su segundo orgasmo inmediatamente después del primero, y un tercio de los jóvenes pueden tener cinco orgasmos uno detrás del otro. Igualmente los hombres, en la década de los 30 años, también pueden tener los mismos resultados. Algunos pueden llegar al orgasmo sin eyacular y, por tanto, sin perder la erección.

Estudios realizados en EE. UU. en los años ochenta, por el doctor William Hartarm y su colega Marilyn Fithian, revelaron la existencia de esta capacidad masculina. Con su máquina medidora de orgasmos, descubrieron que el 12 %, del total de los 282 voluntarios investigados, eran multiorgásmicos, al igual que las mujeres. Estos hombres disfrutaron de una media de entre tres y cinco orgasmos antes de eyacular.

S=EX²

El científico catalán, Pere Estupinyà, en su libro de 2013, S=EX², hace un apartado en el que confiesa descubrir su potencial como multiorgásmico, narrando el momento en el que se adentró en la tradición india del tantra o tantrismo

Las relaciones que deciden aplicar el método tántrico en sus vidas tienen sesiones de sexo duraderas, de alrededor de dos horas o más. Su objetivo o finalidad no es tener muchos orgasmos, sino ir acumulando esta energía sexual, prolongando el momento para que, si deciden llegar al clímax final, este tenga mucho poder y sea una especie de liberación. Cuando deciden no culminar, la energía se esparce por el cuerpo, dejando una sensación de gran vitalidad.

¿Esto qué tiene que ver con ser hombres multiorgásmicos?

Esta energía contenida se mantiene de manera intensa justo antes de sentir el orgasmo, y lo que no saben los hombres es que, posiblemente, ya sean multiorgásmicos.

Esto se nota en lo que el escritor se refiere a “el punto de no retorno”, que es cuando los hombres alcanzan un nivel máximo de sensibilidad genital y se siente muy cercano el orgasmo, por más de que se trate de evitar: ese es el momento clave.

Por más de que se inventen artimañas como pensar en otras cosas, es algo casi inevitable. Lo que se propone es aprender a controlar los músculos pélvicos que son responsables de la eyaculación.

Una sugerencia es enfocar la energía sexual en el resto del cuerpo y no en los genitales. Los orgasmos que no tienen eyaculación son menos intensos, el cuerpo queda en un estado de mayor sensibilidad y la erección no se pierde ni merma, se sigue como renovando y el orgasmo final se experimenta con más intensidad y placer.

¿Has tenido alguna experiencia parecida?

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *