Detalles

Los centroamericanos somos corruptos

Centroamericanos somos corruptos. VoxBox.

Un reciente informe del sitio Transparencia Internacional ha venido a revelarnos lo que no hemos querido ver: los centroamericanos somos corruptos.

Detalles.- Este día varios medios regionales han hecho eco del informe de Transparencia Internacional, llamado Personas y corrupción en América Latina y el Caribe, que viene a confirmar lo que ya imaginábamos: los centroamericanos somos corruptos.

Refiriéndose al mismo estudio, el periódico salvadoreño La Prensa Gráfica escribía esto: “Al menos tres de cada 10 salvadoreños aceptaron haber pagado sobornos en los últimos 12 meses, en servicios públicos básicos”.

Por otro lado, La Prensa de Nicaragua andaba sacando conclusiones similares: “Tres de cada diez personas aceptó haber pagado sobornos a algún funcionario de una institución pública, en los últimos 12 meses”.

Este informe mide el índice de percepción de la corrupción en América Latina y el Caribe.

Por supuesto que estos datos pueden estar sometidos a escrutinio y podrían incluso estar equivocados.

Después de entrevistar a más de 22,000 personas en 20 países de la región, se concluye en el informe que la percepción generalizada es que estas prácticas están en aumento y que los gobiernos no las combaten con determinación.

Perspectiva regional

Uno de cada tres latinoamericanos pagó sobornos en los últimos 12 meses. Los datos resaltan la corrupción en México, República Dominicana y Perú.

México es el país donde más encuestados aseguran haber pagado sobornos en el período de estudio, con un 51 % de los interrogados, seguido por República Dominicana (46 %), Perú (39 %), Venezuela (38 %) y Panamá (38 %).

En el extremo contrario de la región se encuentran Trinidad y Tobago (6 %), Brasil (11 %), Argentina (16 %), Jamaica (21 %) Chile (22 %), Uruguay (22 %), Paraguay (23 %) y Costa Rica (24 %).

Entre ambos grupos se encuentran Honduras (33 %), El Salvador (31 %), Nicaragua (30 %), Colombia (30 %), Guatemala (28 %), Ecuador (28 %) y Bolivia (28 %).

La paradoja centroamericana

Resulta interesante saber que los países en los que más personas aceptaron haber dado algún tipo de soborno sean los mismos que perciben que el Gobierno no hace nada por solucionar la corrupción a gran escala.

Es gracioso si lo piensan, ¿no es cierto?

Porque al final la corrupción, como seguramente lo habrán apuntado muchos otros, es un círculo vicioso: nos quejamos de la corrupción de quienes nos gobiernan, pero no dudamos un segundo en dar sobornos, aun cuando sea para cosas como salud.

Lo que tenemos entonces no son prácticas aisladas, sino una cultura que nos salpica a todos.

No se trata solamente de manifestarse contra la corrupción de los políticos y dirigentes de nuestros países, sino además establecer las pautas para comenzar a modificar nuestro propio comportamiento.

Vernos como realmente somos: corruptos, aunque nos duela.

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *