Música, Videos

Top 15: Canciones para comunistas de redes sociales

Comunistas. VoxBox.

Porque todos hemos tenido nuestra etapa de pseudorevolucionarios, de chairos o mamertos, como gusten llamarlo. Aquí dejamos esta lista de canciones que nos llenan de orgullo proletario.

Música.- Progres, chairos, mamertos, pseudorevolucionarios, antisistemas de restaurante, comunistas de centros comerciales: no importa cómo los llames. Todos conocemos a uno que siempre busca plantear una cómoda oposición al sistema actual que rige al mundo.

Pero no nos tomen a mal, porque en el fondo casi todos padecemos de esa enfermedad extraña de querer curar al mundo, pero sin dejar de ser parte de la enfermedad.

Para todos los que alguna vez tuvimos el ideal de cambiar al mundo (¡ternuritas!) desde nuestra cuenta en Twitter, y para todos los que nos emocionamos cuando alguien se atreve a cantar lo mal que está el mundo, para todos, es este top.

¡Revolución o muerte!

15. Gimme tha Power, de Molotov

Cómo no, mi gente, cómo íbamos a comenzar esta lista que busca derrotar al sistema con la canción de hastío clasemediero por excelencia. No se sienta mal, dele volumen y cántela. Sabemos que, como nosotros, se la saben completita.

14. Frijolero, de Molotov

Bueno, ya que estamos en estas, pasemos a la siguiente canción chaira (término acuñado por los hermanos mexicanos) por excelencia. Una canción que parece haber rejuvenecido con la llegada de Trump a la silla presidencial más importante de Babilonia.

13. La carencia, de Panteón Rococó

Un fantasma recorre el cuerpo de los progres: el fantasma del ska. ¿Quién dice que no se puede hacer conciencia social mientras se disfruta de una merecida bailada?

12. Matador, de Los Fabulosos Cadillacs

Todos conocemos el ritmo, todos hemos intentado imitarlo con nuestras palmadas azotando alguna superficie. No conocemos de quién habla exactamente esta canción, pero sin duda era un revolucionario con todas las credenciales, igual que nosotros los que la cantamos.

11. Mal bicho, de Los Fabulosos Cadillacs

Esta canción trae consigo una profundidad semántica que solo los más revolucionarios somos capaces de comprender, así que si no entiendes por qué está aquí, debes de ser un maldito reformista.

10. Latinoamérica, de Calle 13

Podríamos decir, sin temor a equivocarnos, que Calle 13 es el gran heredero de Molotov en el imaginario progre. “Mano de obra campesina para tu consumo. Frente de frío en el medio del verano. El amor en los tiempos del cólera, mi hermano”. Imposible no henchir el pecho con fervor revolucionario, con esas referencias literarias latinoamericanas.

9. Alto al fuego, de Alux Nahual

Y nos vamos directo a Guatemala. Esta vez se trata de una banda no tan conocida internacionalmente, pero para los guerrilleros tardíos de Centroamérica esta canción es una oda al martillo y a la hoz que tanto amamos.

8. Si el norte fuera el sur, de Ricardo Arjona

Sabemos que todo pseudorevolucionario es por descontado un pseudointelectual. Sabemos, además, que a este último espécimen le resulta traumático que le mencionen al guatemalteco, pero seamos honestos: los versos que componen esta canción alguna vez avivaron la llama de la revolución. Si la deuda externa le robó la primavera, cántela:

7. Latinoamérica, de Reincidentes

¿Quién dice que las grandes revoluciones no pueden llevar un buen rock? Estos españoles le cantaron a la liberación del pueblo contra la opresión del “gran vecino cerdo asesino”. Y eso que no habían visto a Donald Trump.

6. América Latina ¡Libre!, de Ska-P

Hermano peruano, hermano colombiano, hermanos latinoamericanos: esta canción (también de unos españoles) nos recuerda que con nuestra sangre hicimos la revolución… tal vez no tanto con nuestra sangre como con nuestros tuits, pero se entiende la idea.

5. ¿Dónde están los ladrones?, de Shakira

A ver, camaradas, no se enojen con nosotros. La Shakira que hizo dueto con Maluma no tiene nada que ver con la Shakira de ¿Dónde están los ladrones? Para la generación que conoció a aquella rockerita antisistema, saben que esta canción es importante en su conciencia de clases.

4. Las casas de cartón, de Los Guaraguaos

Clásico de clásicos: “Viene bajando el obrero, casi arrastrando sus pasos por el peso del sufrir”. Marx llora de felicidad cada vez que uno de sus seguidores entona esta canción.

3. Huracán, de Pedro Aznar

“Pero lo que ellos no saben, lo que no sabrán jamás es que aquí en nuestra tierra, de la montaña hasta el mar, sopla una brisa ligera que va a volverse huracán”. Aznar hace este poema/canción para recordarnos que esa brisa canción es el comunismo que un día triunfará.

2. Somos Sur, de Anna Tijoux

Esta canción es más nueva, y muchos comunistoides de hueso colorado no la reconocerán, pero las nuevas generaciones proletarias ya las aceptamos como un himno más de nuestra lucha.

1. Sr. cobranza, de Bersuit Vergarabat

¡Adiós el muro, Estalinista! Los demócratas de mierda y los forros pacifistas: Señor Cobranza, como lo señala algún camarada en Youtube, debería ser el himno oficial de Latinoamérica (por favor, ténganlo en cuenta cuando triunfe la revolución en la Patria Grande)

BONUS TRACK SOCIALISTA: Los dinosaurios, de Charly García

Esta canción la metimos, porque se nos pegó la gana y no por una razón estrictamente revolucionaria, debemos admitirlo. Pero es que a Charly García no lo podíamos dejar de lado, sobre todo con esta canción que tiene un mensaje claro pero encriptado, para que la burguesía no la comprenda. Los Dinosaurios VAN a desaparecer, ergo gobernará la dictadura del proletariado. Gracias, camarada.

BONUS TRACK COMUNISTA: Amor prohibido, de Selena

Una canción que haría sonrojar al mismísimo Karl Marx. La conciencia de clase expuesta de forma magistral por la camarada Selena no tiene desperdicio. Una crítica profunda al sistema capitalista, a la represión de la superestructura encabezada férreamente por la burguesía voraz contra el glorioso pueblo, y un señalamiento enfático y clarividente hacia el patriarcado opresor de las causas feministas. Selena no dejó cabo suelto con esta obra de arte.

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *