Música

Ayotzinapa: 3 años de recuerdos dolorosos

Ayotzinapa. VoxBox.

Los padres de los jóvenes de Ayotzinapa que estudiaban para ser maestros han seguido una ardua lucha para esclarecer la masacre: han recorrido barrancos, zanjas y morgues.

Opinión.- Hace exactamente 36 meses desaparecieron 43 jóvenes de Ayotzinapa. Solo uno ha logrado ser identificado y declarado muerto y los restantes 42 son aún un recuerdo doloroso, una causa angustiosa, una pregunta sin respuesta.

¿Dónde están los normalistas?

Esto pasó en México, pero esto puede pasar en cualquier país de Latinoamérica; Honduras, El Salvador, Chile, Colombia, Venezuela, todos esos países tiene en común algo con México: el alto índice de desaparecidos por diversas causas.

Pero el caso de Ayotzinapa es peculiar. Esta masacre ha enlodado al Gobierno mexicano y ha puesto al país en el ojo al sistema judicial, que a esta fecha no ha enjuiciado a nadie y no ha declarado a ningún culpable.

Treinta y seis meses de búsqueda de jóvenes en delegaciones policiales, hospitales, en morgues. Luego búsqueda de cadáveres, de testigos y de culpables. Treinta y seis meses de búsqueda de justicia y de esperanza, de vida.

Los padres de los jóvenes que estudiaban para ser maestros han seguido una ardua lucha para esclarecer la masacre. Han recorrido barrancos, zanjas y morgues, cárceles y hospitales. Han recorrido el país entero. Mucha gente los ha apoyado desde redes sociales. Epigmenio Ibarra, productor de televisión mexicano, durante cada noche, desde hace tres años, hace un recuento de los nombres de las víctimas de este evento atroz, junto a otros casos de muerte y desaparición forzosa por parte de las fuerzas armadas del país.

A esta iniciativa se han sumado actores, artistas y la población que aún lucha por condiciones justas, donde se puedan expresar libremente opiniones opuestas a las del gobierno.

Cuarenta y tres jóvenes no están con sus familias desde hace tres años. En esos tres años casi nada ha cambiado en México y tampoco en el resto de Latinoamérica, donde a diario siguen desapareciendo jóvenes en manos de la delincuencia, del narcotráfico o del gobierno, haciendo cada vez más difícil seguir luchado por un mundo más justo, un lugar dónde manifestarse. Decir que no se está de acuerdo con el sistema solo te lleva a la muerte, a la exclusión social o al ridículo.

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *