Detalles

Anillo de Fuego: la zona apocalíptica

Anillo de fuego. VoxBox.

No, no es ningún invento de internet: el Anillo de Fuego es una larga zona que rodea el océano Pacífico y que registra una altísima actividad sísmica y volcánica.

Detalles.- Alrededor de las 12:20 p. m. se registró el sismo de magnitud de 7.1 grados Richter en la Ciudad de México, causando pánico en los ciudadanos y cuyo epicentro fue Chiautla, Puebla. Tras el temblor, que también sacudió a la ciudad de Puebla, el volcán Popocatépetl localizado en San Nicolás de los Ranchos, Puebla, hizo erupción.

Así es, la naturaleza ha estado “castigando” (va entre comillas, porque en un sentido estricto la naturaleza no castiga a nadie) a nuestra región desde hace varias semanas: huracanes, terremotos, tifones y, para coronar, una erupción volcánica. Todo un escenario apocalíptico ideal para cultivar miles de teorías falsas y charlatanes aprovechados.

Las redes sociales se inundan de todo tipo de información, y entre tantos mensajes (a veces confusos), se habla en particular del Anillo de Fuego y la razón de que nuestra región tiemble tanto.

Para los más doctos, este término no es nuevo ni carece de significado. Pero para el resto de mortales, permítannos ahorrarles una búsqueda en Google con esta breve explicación.

Alta actividad sísmica

El Anillo de Fuego es una larga zona que rodea el océano Pacífico y que registra una altísima actividad sísmica, y volcánica.

Se extiende por más de 40,000 kilómetros que van desde Nueva Zelanda hasta la Costa Oeste de Sudamérica, a través de las Costas del Este de Asia y Alaska y las del Noreste de Norteamérica y Centroamérica.

Marca los bordes de la placa del Pacífico y de otras pequeñas placas tectónicas que forman la corteza terrestre.

Así se formó

Su creación fue consecuencia del movimiento de las placas tectónicas.

La litosfera de la Tierra (que es la capa externa y rígida de la Tierra) está dividida en grandes secciones de unos 80 kilómetros de espesor (estas secciones son las placas tectónicas).

Las placas encajan entre sí, pero no están completamente unidas, pues se mueven como resultado de procesos internos del planeta que suceden a miles de kilómetros debajo de la superficie terrestre.

Mientras las capas se mueven encima del manto es común que choquen y se separen. A veces suelen hundirse unas debajo de otras.

Mientras esto sucede, en los bordes de las placas se produce intensa actividad geológica y se generan zonas particularmente activas.

Los terremotos son causados por la acumulación de energía entre las placas y son comunes en los países situados a lo largo de la zona.

Así que la intensa actividad sísmica no es gratuita

El Cinturón de Fuego del Pacífico concentra un 75 % de los volcanes activos del mundo, y en él se produce hasta el 90 % de los terremotos.

Lastimosamente no hay nada que podamos hacer para evitar como humanos estas actividades que se dan en las entrañas de nuestro planeta. Lo que nos queda es estar bien informados de las posibilidades de que estos desastres naturales ocurran. Informados y preparados para cualquier eventualidad.

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

2 Comments

  1. Pingback: VoxBox
  2. Pingback: VoxBox

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *