Opinión

Iván se queda: Jimmy a tribunales

Guatemala/VoxBox

Opinión.- Guatemala ha sufrido varios altibajos en los últimos años. Y aunque pareciera en estos momentos una Guatemala inestable, dentro de su caos, ha surgido un país más honesto y justo.

No, Guatemala no es un país aspiracional ni mucho menos es un país seguro. Pero hay algo que envidiarle a este país que desde 2015 no es el mismo.

A pesar de la indiferencia que caracteriza a los centroamericanos, los guatemaltecos están hastiados de la corrupción, de los políticos que buscan intereses personales y de este círculo vicioso del sistema que permite que la corrupción siga funcionando.

Jimmy Morales ha sido un presidente con muy poca fuerza y poder en el gobierno. Aunque lo compensaba y —me atrevo a decir— que los guatemaltecos votaron por él, porque parecía ser el menos corrupto de entre todos los candidatos. No se podía pensar en que Jimmy tenía algún plan maestro o alguna de red de corrupción como La Línea, porque era —y quizás todavía lo es— un don nadie.

Esta semana leí una frase interesante: si elegís a un payaso de presidente, espera un circo. Así ha sido Jimmy: desde sus inicios ha tenido críticas por sus familiares, que han sido relacionados con fraudes fiscales. Pero lo que nadie sabía era que la corrupción relacionada con Jimmy había empezado desde mucho antes. Tiempo atrás en las campañas, para las elecciones de 2015.

Su campaña fue patrocinada a cambio de favores. Helicópteros, estadías en hoteles para reuniones, spots televisivos, vallas, etc., a cambio de que cuando fuera presidente les diera contratos millonarios a las empresas que lo apoyaron (siendo lógicamente ilegal y un conflicto de intereses personales) cometiendo un delito.

Además, el partido FCN (Frente de Convergencia Nacional) no presentó el detalle del presupuesto utilizado para la campaña del actual presidente, Jimmy Morales, siendo los fondos de dudosa procedencia y irrespetando un mandato del TSE.

Los asesores de Jimmy no han sido muy astutos. La CICIG, que ha tomado bastante relevancia contra la lucha de la impunidad en Guatemala, ya tenían una investigación en proceso para poner en antejuicio al presidente. Los rumores corrieron y se esperaba que Jimmy actuara expulsando a Iván Velazquez, el comisionado internacional de Colombia.

Dicho y hecho. El domingo 27, a las 6 a. m., un video del presidente declarando a Iván una persona non grata para el país y pidiendo su expulsión inmediata del mismo.

Esto es risible, ya que días después aquí estamos conociendo la resolución de la Corte de Constitucionalidad, donde ha detenido en su totalidad la petición y expulsión del comisionado Velázquez.

Jimmy es presidente de un país donde no tiene poder. Y su petición de expulsar al comisionado solo demuestra su falta de valor y honestidad, haciendo más obvio que trata de evitar la investigación.

Lo increíble es que el domingo Guatemala parecía regresar 2015. Tener esa voz que hizo que Otto Pérez renunciara al cargo de presidente. Varios ministros renunciaron a su cargo en símbolo de protesta y rechazo a la decisión y gobierno de Morales. Entre ellos un canciller, el ministro de aeropuertos y transporte, la ministra de salud, entre otros.

Los guatemaltecos salieron a protestar y a exigir que en Guatemala ya no se acepta ni un tanto de corrupción. Porque están de aquellos que dirán que esto, de Jimmy, no es nada comparado con lo que hicieron La Línea. Es una mentirita blanca. Pues no: Jimmy a tribunales. Los guatemaltecos se han rehusado a ceder el poder a otro corrupto más, a alguien que vele por sus propios intereses y no sea honesto.

El país se movilizó increíblemente en días, para lograr que la impunidad no tuviera cabida en Guatemala.

Iván se queda. Se queda, porque Guatemala necesita estas comisiones internacionales que le ayuden a salir de este hoyo de corrupción y políticos de mentiras que no aportan nada.

No quieren payasos de presidentes, quieren a alguien comprometido con el país y con lo que Guatemala representa.

Jimmy, a tribunales. Este show de circo se acabó.

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Pingback: VoxBox

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *