Cine, Videos

Grandes mentiras: estas películas no están basadas en hechos reales

Basadas en hechos reales. VoxBox.

No hay mejor enganche para ver una película que decir que están basadas en hechos reales. Pero algunas veces pueden ser exageraciones o simples mentiras.

Cine.- No es tan extraño que una película se vuelve más popular cuando dicen que está basada en hechos reales, porque la esencia del cine —al igual que gran parte del arte— tiene que ver con la identificación. Y qué mejor manera podría existir de generar el proceso de catarsis, si de entrada nos convencen de que lo que viene se trata de un hecho que sucedió en la vida real.

Sin embargo, no todo es como lo pintan y Hollywood es experto en lucrarse a través de la fantasía. Estas son algunas películas que supuestamente estaban basadas en hechos reales y era mentira.

The Perfect Storm

La película, protagonizada por George Clooney, Mark Wahlberg, Diane Lane y John C. Reilly, cuenta la “verdadera historia” de la tripulación del Andrea Gail, un barco de pesca que quedó atrapado en una tormenta masiva en 1991, apodada The Perfect Storm, y nunca regresó. A pesar de que los personajes llevan los mismos nombres de la tripulación, lo único real es que al igual que el Andrea Gail, la embarcación de la película nunca regresó. Todo lo demás son fantasías extraídas del libro de Sebastián Junger, que lleva el mismo nombre de la cinta.

Hidalgo

Viggo Mortensen interpreta a Frank Hopkins, un jinete estadounidense que se convirtió en leyenda por sus hazañas en el siglo XIX. Los historiadores mostraron su reticencia ante la idea de que, según la película, Hopkins era de ascendencia india, pero lo más cumbre es que la trama principal de la historia (el viajero atravesando 3,000 millas del desierto de Arabia) nunca ocurrió.

Open Water

En una cinta donde los dos protagonistas y únicos testigos del suceso terminan devorados por tiburones, ¿cómo podríamos pensar que se trata de una historia real? Es cierto, existe el caso de una pareja de buceadores, Tom y Eileen Lonergan, que en una de sus inmersiones a mar abierto desaparecieron. Pero todo lo demás es fantasía.

A Beautiful Mind

Russell Crowe interpreta al brillante John Forbes Nash. La diferencia elemental entre esta obra de ficción y la realidad es que gran parte de la película esta basada en las alucinaciones de personaje principal, cuando a decir verdad, Forbes Nash nunca experimentó ni un episodio similar en toda su vida.

Fargo

Quienes han visto esta cinta recordarán el letrero del principio con la inscripción: “Esta es una historia real. Los eventos descritos en esta película se llevaron a cabo en Minnesota, en 1987. A petición de los sobrevivientes, los nombres han sido cambiados”. Y, sin embargo, Fargo es enteramente ficticia de principio a fin, y es simplemente una mezcolanza de crímenes de la vida real que tuvieron lugar en Dakota del Norte.

La masacre de Texas

La película esta libremente inspirada en algunas escenas del asesino en serie Ed Gein, pero la trama en realidad es totalmente ficticia. El director Tobe Hooper se varió del cartel “basada en una historia real”, para recaudar USD 30 millones.

The Strangers

Esta fue una historia real, pero en la imaginación de su director. Bryan Bertino nos cuenta: “Cuando era niño, vivía en una casa en una calle en el medio de la nada… Una noche, mientras que nuestros padres estaban fuera, alguien llamó a la puerta principal y mi pequeña hermana contestó. En la puerta había algunas personas preguntando por alguien que no vivía allí. Nos dimos cuenta más tarde que estas personas estaban llamando a las puertas en la zona y, si no había nadie en casa, irrumpían en las casas”. Así fue como nació la idea de la película, en la que extraños maniáticos enmascarados irrumpen en una casa.

Corazón valiente

Se supone que esta película cuenta la historia de William Wallace, un luchador por la libertad que junto a su pueblo se alzó contra el mal Inglés en la Escocia del siglo XIII. Lo único real acá es el nombre del personaje interpretado por Mel Gibson. La trama, las batallas y el resto de personajes son producto de la gran imaginación del guionista Randall Wallace.

Flight

El guionista John Gatins se inspiró en el accidente del vuelo 261 de Alaska Airlines en el año 2000, pero las diferencias son notables. En la película, para evitar chocar el avión, el piloto (Denzel Washington) debe volar al revés con el fin de estabilizarlo. Nada más inverosímil que eso. Cuando el avión se derrumba, solo seis personas mueren. En la vida real, cuando el Alaska Airlines vuelo 261 se estrelló nadie sobrevivió.

En busca de la felicidad

Para decepción de muchos, la historia no es del todo real. Will Smith interpreta al hombre de la vida real Will Gardener, un buen tipo, pero en realidad él no trataba tan bien a su hijo (era un padre ausente), no buscaba luchar por su esposa, dado que vivía con su amante, y además había sido acusado de incumplimiento de leyes en estacionamientos y de golpear a su mujer. Todo esto antes de conseguir el prestigioso trabajo.

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *