Detalles, Videos

El Gobierno les paga a estos youtubers para que consuman droga

Drugslab. VoxBox.

Drugslab se emite como una extensión del programa de televisión Spuiten en Slikken (“Dispara y traga”), producido por la organización pública de televisión holandesa BNN.

Detalles.- Suena música new age. Una joven rubia en pijama prende un encendedor y le da cuatro caladas a una pipa transparente. El vapor llena el compartimento, después sus pulmones y, al final, lo expulsa al aire.

La sustancia es DMT, un compuesto que se encuentra de manera natural en las plantas y que se dice que segrega el cuerpo cuando vives una experiencia cercana a la muerte.

La mujer se relaja en el puf, cierra los ojos y empieza a alucinar. Varios minutos más tarde, abre los ojos de nuevo, sonríe y le habla a su compañero de unos “hombrecitos con sombreros puntiagudos”, antes de hacer un dibujo de gatos rosas y azules.

La mujer se llama Nellie, el compañero es Rens, y juntos con su amigo Bastiaan dirigen un programa de YouTube llamado Drugslab. Cada episodio dura unos 15 minutos, y en ellos aparece uno de los tres probando una droga diferente cada semana.

Algunos de los mejores momentos incluyen a Nellie llorando por lo adorable que le parece un oso de peluche, mientras está alucinando con la 2C-B, una droga psicodélica parecida a la MDMA. Da su descripción a Bastiaan de una sensación “como de pequeños hormigueos en la vagina”, y Rens partiéndose de la risa por la similitud entre los guantes de boxeo y las pinzas de las langostas, mientras se tambalea bajo los efectos de la ketamina.

Y sí, esto lo paga el gobierno holandés.

Drugslab se emite como una extensión del programa de televisión Spuiten en Slikken (“Dispara y traga”), producido por la organización pública de televisión holandesa BNN.

A pesar de que solo existe desde hace nueve meses, Drugslab cuenta con más de 430,000 suscriptores y más de 16 millones de visitas. Su intención, según la biografía de YouTube, es “tomar las drogas que quieren que probemos. Lo hacemos en nombre de la ciencia, para que puedan ver los efectos de las drogas en el cuerpo humano”.

El objetivo que tienen en mente es la reducción de riesgos, con factores como el monitoreo del ritmo cardíaco y consejos sobre la dosificación, para encontrar el equilibrio entre una gran sonrisa con los ojos abiertos de par en par y los ojos en blanco con mirada vidriosa. También hace hincapié en los bajones, y filman horas y horas de epílogo después de cada experiencia y, de vez en cuando, aparecen Rens, Bastiaan o Nellie en un estado de inestabilidad emocional.

“Conocer los riesgos y tener conocimientos generales sobre las drogas es muy importante”, afirma Nellie. “En el pasado aprendí que si la gente joven quiere experimentar con drogas, lo hará. Pero eso no significa que quieran convertirse en drogadictos ni envenenarse. Mi esperanza es crear una manera de ver las drogas que sea abierta, honesta e inteligente: no hay que apartar la vista del problema, sino hablar de él”, agregó.

Drugslab llega en un momento en el que la necesidad de recibir información sensata en casa se encuentra en un máximo histórico. La pureza de la cocaína y la heroína de la calle ha alcanzado niveles entre el 43 % y el 74 % en 2016, mientras que en 2010 estaba por debajo de 20 %. La pureza y la cantidad de MDMA presente en el éxtasis también ha aumentado, y fue causa de la muerte de 57 personas en 2015.

Los canabinoides sintéticos están causando el caos entre las poblaciones más vulnerables en las calles y las cárceles. De hecho, con 3,674 muertes causadas por las drogas ese año —un récord en el Reino Unido que nadie quería conseguir—, se podría decir que la necesidad de educar a la gente sobre cómo usar las drogas de la manera más segura posible se ha convertido en un asunto nacional, y quizás, incluso, mundial.

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *