Fotografías, Tips

Estas son las tumbas más visitadas del mundo

Los seres humanos tenemos una relación de amor-odio con la muerte; por ello, estas son las tumbas más visitadas.

Tips.- Algunas tumbas se han convertido en lugares de obligada visita para muchos y los cementerios que las acogen reciben miles de visitas cada día.

Los seres humanos tenemos una relación de amor-odio con las muertes y las tumbas. En general, los cementerios son lugares que suscitan más miedo que veneración, pero estos son casos que rompen las reglas:

La tumba de Elvis Presley

Elvis Presley murió de una sobredosis de medicamentos en agosto de 1977 y fue enterrado por primera vez en un mausoleo en el cementerio de Forest Hills, en Memphis, Tennessee (EE. UU.). Más tarde, sus restos fueron trasladados a Graceland —la mítica mansión donde vivió el cantante—, debido a un intento frustrado de robo. 600,000 personas al año visitan los restos de Elvis, contribuyendo con casi USD 150 millones a la economía de la ciudad.

La tumba de Bruce Lee

La tumba del gurú de artes marciales, del mejor maestro de Kung Fu de todos los tiempos, Bruce Lee, sigue teniendo un gran éxito en el mundo de los vivos, pues sus fans se agolpan en el cementerio Lakeview de Capitol Hill, de Seattle (EE. UU.), para presentarle sus respetos. El cementerio atrae a personas de todo el mundo, incluyendo a tres mongoles que caminaron 3,700 millas para honrar a Lee en el aniversario de su nacimiento. Bruce Lee descansa al lado de su hijo Brandon, que murió tras recibir accidentalmente una bala en el rodaje de la película The Crow.

La tumba de Shakespeare

Una de las sepulturas más visitadas es la de William Shakespeare (1564 a 1616), el escritor de lengua inglesa más famoso de la historia. Su trabajo ha sido estudiado y traducido a más idiomas que cualquier otro trabajo impreso, excepto la Biblia. La tumba de Shakespeare se encuentra en Stratford-upon-Avon, en Warwickshire, Inglaterra, en el cementerio de la Santísima Trinidad. Su tumba está cubierta por una piedra plana, que lleva un epitafio que se cree que fue escrito por él mismo.

La tumba de Michael Jackson

La tumba de Michael Jackson (1958-2009) también es una de las más visitadas del mundo. Sus restos se encuentran en el cementerio Forest Lawn Memorial Park, Los Ángeles, California (EE. UU.), tras un laberinto de varios pasillos. El mausoleo, que está hecho de mármol, costó cerca de USD 855,000. El ataúd de Jackson también fue todo un lujo, pues se fabricó en oro y plata.

La tumba de Oscar Wilde

Oscar Wilde (1854-1900) descansa en el cementerio Pere Lachaise de París (Francia) desde su muerte, pero debido al enorme flujo de turistas que pasan a visitar sus restos (y de los besos con carmín que las féminas dejaban en su lápida desde 1999), el espacio tuvo que ser renovado y la tumba del autor de El retrato de Dorian Grey se cubrió con un cristal de dos metros, para evitar la inmortalización de tanto besuqueo internacional (al menos en la propia tumba).

La tumba de Mark Twain

Samuel L. Clemens (más conocido por seudónimo de Mark Twain), que escribió la gran novela de Las aventuras de Huckleberry Finn, descansa en el cementerio de Woodlawn en Elmira, Nueva York (EE. UU.), donde las señales dirigen el tráfico al lugar de descanso final que Mark Twain eligió para él y su familia. El superintendente del cementerio, Thomas Henegar, dice que estima que entre 2,000 y 3,000 visitantes al año visitan Mark Twain, 175 años después de su nacimiento.

La tumba de Frank Sinatra

Otro cementerio con goteo masivo de turistas es el Desert Memorial Park en Cathedral City de California (EE. UU), lugar donde se encuentra la tumba del cantante y actor Frank Sinatra (1915-1998). Sinatra, o La Voz, fue enterrado con una botella de whisky y un paquete de cigarrillos. En su lápida puede leerse: “Lo mejor está por venir”.

La tumba de Marilyn Monroe

Marilyn Monroe (1926-1962) fue el símbolo icónico femenino de los sesenta y su estela de símbolo sexual de la época continúa hasta el día de hoy. De ahí que su tumba sea de las más visitadas del mundo. Se encuentra en el cementerio Westwood Village Memorial Park, de Los Ángeles, California (EE. UU.), donde también descansan los restos de otras celebridades como Dean Martin, Truman Capote y Dona Reed.

La tumba de Jim Morrison

De todas las tumbas más populares para visitar, la tumba de Jim Morrison, que murió en París el 3 de julio de 1971, es un tributo a su influyente vida como talento de música, como leyenda. La tumba de Jim Morrison se encuentra en el cementerio de Pere-Lachaise, en París (Francia). Si bien es cierto que muchos otros artistas famosos e incluso escritores también están enterrados allí (Edith Piaf, Max Ernst…), la tumba de la estrella de rock estadounidense es la zona más visitada del cementerio. El personal del cementerio suele tener que lidiar con homenajes no autorizados por parte de los fans.

La tumba de Abraham Lincoln

En la localidad de Springfield se encuentra la tumba de Abraham Lincoln (1809-1865), concretamente en el cementerio Oak Ridge de Springfield, Illinois (EE. UU.). De todos los puntos del planeta surgen turistas para acudir en silencio a recordar al presidente 16.º de los Estados Unidos y uno de los más recordados por liderar al país norteño durante la Guerra de Secesión, la abolición de la esclavitud y la modernización de la economía.

La tumba de Napoléon Bonaparte

La tumba de Napoleón (1769-1821) se encuentra bajo una cripta circular situada bajo la gran cúpula de la iglesia de Los Inválidos de París (Francia). El ataúd fue realizado en un pórfido rojo importado de Rusia y puesto sobre una base de granito verde de Vosges, rodeado de laureles y varias inscripciones para recordar sus victorias. Como curiosidad, durante su funeral sonó el Réquiem de Mozart.

La tumba de Edgar Allan Poe

El genio de los cuentos de terror Edgar Allan Poe (1809-1849) descansa en el cementerio Westminster Hall and Burying Ground de Baltimore, Maryland (EE. UU.). Como curiosidad, cada 19 de enero, durante varias décadas, después de la medianoche, un hombre con abrigo largo dejaba tres rosas y una botella de coñac a la mitad junto a su tumba, como conmemoración a la fecha de su nacimiento, el 19 de enero de 1809.

La tumba de Karl Marx

Los líderes políticos, como el caso de JFK o Abraham Lincoln, son los más escogidos para visitar sus restos. Así, Karl Marx (1818-1883), filósofo, economista y militante comunista, creador del Manifiesto del Partido Comunista y El Capital, no iba a ser menos. La tumba del líder del marxismo se encuentra en el bello cementerio de Highgate, en Londres (Reino Unido).

La tumba de John F. Kennedy

Los restos del 35.º presidente de Estados Unidos, John Fitzgerald Kennedy (1917-1963), se encuentran en el cementerio nacional de Arlington, en el Condado de Arlington, Virginia (EE. UU.). Al lado de la tumba se encuentra el monumento conmemorativo llamado la “llama eterna”. La tumba de JFK está alineada con el Monumento a Lincoln, cruzando el Puente Memorial de Arlington.

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *