Cine, Videos

Alice Guy Blaché: la primera cineasta de la historia

Alice Guy Blaché. VoxBox.

Alice Guy Blaché, al igual que George Méliès, utilizó algunos de los primeros efectos especiales para la realización de sus filmes, incluyendo la doble exposición o el uso de máscaras.

Cine.- Alice Guy-Blaché (1873-1968) fue la primera mujer cineasta de la historia. Fue una visionaria que experimentó con el cine cuando este estaba dando sus primeros pasos. De 1896 a 1920, ella escribió, dirigió o produjo más de 1,000 películas en Francia y en EE. UU. Solamente una fracción de estas cintas todavía existe.

En 1896 creó uno de los primeros filmes narrativos de la historia: El hada de las coles. A simple vista este filme parece tan solo una linda y amable visión fantástica de la época victoriana, pero El hada de las coles fue hecha cuando sus contemporáneos, Auguste y Louis Lumière, seguían filmando nada más que escenas de la vida diaria. En contraste, el filme de Guy-Blaché luce sorprendentemente original.

Así como su colega George Méliès, utilizó algunos de los primeros efectos especiales para la realización de sus filmes, incluyendo la doble exposición, el uso de máscaras, la reproducción del filme al revés, y el colorear las cintas a mano, además del uso de la música. A veces incluso realizaba filmes con un casting interracial, lo que era inusual para la época.

Guy Blaché fue una de las pioneras en el uso de grabaciones de audio, en conjunto con las imágenes en pantalla. Utilizó el sistema llamado cronófono, un sistema de sensores que inventó el ingeniero e industrialista francés Léon Gaumont. El aparato, precursor del gramófono, grababa sonidos. Esto se combinaba con los actores moviendo los labios en conjunto con la grabación. Ella utilizaba esta tecnología para hacer phonoescenas, el equivalente al video musical de estos tiempos.

La cineasta filmó phonoescenas para una gran parte de las celebridades de la Bella Época en Francia.

En 1906 dirigió un filme de alto presupuesto: El nacimiento, la vida y la muerte de Cristo. Fue una de las primeras épicas bíblicas hechas para la pantalla de plata, con la participación de más de 300 extras.

En 1907 Alice Guy se casó con Herbert Blanché. Se mudaron a EE. UU. y en 1910 fundaron la Compañía Solax, en Fort Lee, Nueva Jersey. Así, Guy-Blaché se convirtió en una de las primeras mujeres en administrar su propio Estudio. Solax fue el estudio más grande EE. UU. antes de Hollywood.

Guy-Blaché siguió haciendo películas para una audiencia que crecía rápidamente. Películas de guerra, dramas familiares, y claro, películas románticas.

En 1912 produjo y dirigió el primer filme con un casting enteramente afroamericano. Se trataba de una comedia que retrataba familias de la clase media afroamericana, sin un dejo de prejuicios o estereotipos, en contraste con El nacimiento de una nación, el filme evidentemente racista de D. W. Griffith que se estrenó 3 años después.

Guy-Blaché dirigió su última película en 1920. Se divorció en 1922, acción que la obligó a subastar su estudio, alegando su bancarrota.

Después regresó a Francia y nunca volvió a hacer otro filme. Aun así, sus contribuciones en los primeros días del séptimo arte impactaron a la industria de manera significativa.

VoxBox.-

Previous ArticleNext Article

1 Comment

  1. Pingback: VoxBox

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *