Noticias

«Un paso histórico»: Senado de México aprueba el uso medicinal del cannabis

Con 98 votos a favor, siete en contra y una abstención, el Senado de México aprobó este martes el uso de la marihuana con fines medicinales.

La disposición pasa ahora a la Cámara de Diputados, que deberá discutir, modificar o aprobar el proyecto.

El proyecto aprobado en el Senado faculta a la Secretaría de Salud para que diseñe y ejecute las políticas públicas para regular el uso de los productos medicinales derivados del cannabis, según el legislativo mexicano.

No se castigará la siembra, cultivo o cosecha de plantas de marihuana cuando esas actividades tengan como finalidad temas médicos o científicos y estén apegados a la legislación que emita la Secretaría de Salud, agrega el documento del Senado.

El senador Francisco Salvador López Brito, presidente de la Comisión de Salud, explicó que una vez finalice la etapa de investigación científica para la implementación de los productos medicinales de marihuana, se permitiría la producción nacional.

«Se ha demostrado que el uso terapéutico de esta planta puede coadyuvar en el tratamiento de 40 distintas enfermedades», dijo el senador López Brito.

Sustancias como la nabilona (un cannabinoide sintético) y el cáñamo, que se consideraban como un “grave problema” para la salud pública, serán reguladas como parte de los nuevos cambios en la legislación.

El pasado mes de abril, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo que propondría al Congreso que se aumente de 5 a 28 gramos la cantidad de marihuana que las personas pueden portar de manera legal.

 

En ese entonces el secretario de Salud de México, José Narro, dijo que el cambio de enfoque permitirá que se deje de criminalizar al consumidor y privilegiar la salud por encima de otros intereses, según Narro.

La senadora Cristina Díaz Salazar, del Partido Revolucionario Institucional —al que pertenece el presidente Enrique Peña Nieto_, dijo que la medida busca solucionar las necesidades urgentes de los mexicanos que no pueden tener acceso a las medicinas hechas a base de cannabis.

Lo llamó “un paso histórico”, se indicó en el texto.

Algunos legisladores argumentaron que el proyecto de ley no va lo suficientemente lejos porque no cubre el cultivo individual de la marihuana, otros narcóticos tales como la pasta de opio y la amapola, o asuntos más amplios como la guerra contra las drogas.

El senador Armando Ríos Piter, del partido izquierdista PRD, votó en favor del “no”. Reconoció que la legislación beneficiaría a los pacientes que padecen algunas enfermedades crónicas, pero la consideró un logro “pequeñito” que no logra atender “el fracaso de la política de combate al crimen organizado”.

“Celebrar que estamos haciendo un cambio en materia de marihuana es vernos la cara a todos a estas alturas del partido”, afirmó Ríos Piter.

En la década desde que el entonces presidente Felipe Calderón lanzó una ofensiva militar contra los cárteles del narcotráfico en México, más de 100.000 personas han muerto y unas 30.000 más han desaparecido.

Desde el año pasado, el gobierno mexicano comenzó a conceder permisos en los que autoriza que algunos pacientes importen productos terapéuticos de marihuana. También ha despenalizado el consumo de pequeñas cantidades de la hierba y emitió varios permisos para que la gente la cultive para consumo personal. Sin embargo, dichos permisos sólo han abarcado a los individuos específicos involucrados, y no son leyes aplicables a toda la sociedad mexicana.

El consumo recreativo de la marihuana sigue siendo ilegal, a pesar de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación autorizó en noviembre el uso y cultivo de marihuana con fines de autoconsumo y recreativo a cuatro personas que lo solicitaron.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *